Tag Archive for José Rafael Martínez Pina

Reseña: El columpio negro, de Lluís Rueda

Una enfermedad degenerativa mantiene a Katsina Hogwood recluida en un misterioso edificio, en el cual vive con su marido Efrén Sistare (artista holográfico) y una terapeuta llamada Minnie. Algunas circunstancias extraordinarias, como relojes que aparecen y desaparecen o una joven japonesa que se desliza entre el mundo de los vivos y de los muertos le hacen sospechar que, en el exterior, existe otra realidad que todos parecen querer negarle.

Ambientada en la China del siglo XXII, la historia que se nos narra en El columpio negro intercala las numerosas incógnitas que rodean a la reclusa Katsina, que derivará en una peculiar odisea tras la cual aguardan las respuestas que anhela, con una trepidante persecución de cierto androide descontrolado por parte de la cazadora de sintéticos Arizona Risso. Y todo ello en la oscura y opresiva ACRAN, una megalópolis que goza de cierta independencia ante el gobierno chino.

El columpio negro no es una novela de lectura fácil. La cantidad de conceptos que maneja Lluís Rueda, unidos a una trama sumamente compleja que se mueve entre el presente y el pasado, entre lo real y lo imaginado, hacen que nos encontremos ante un libro que exige del lector una atención muy superior a lo que suele ser habitual. En una historia donde nada es lo que parece, ambientada en un mundo plagado de elementos surgidos de la imaginación de su creador, es fácil perder el hilo argumental.

También contribuye a la complejidad de la obra que nos ocupa el estilo literario de Rueda, que oscila entre la descripción fría de los acontecimientos y una suerte de  prosa poética plagada de sugerentes imágenes. Diversos elementos que se conjugan para dar forma a una novela exigente que no permite una lectura ágil.

Crítico cinematográfico y guionista, Lluís Rueda es co-autor del ensayo Monstruos Eléctricos. El Horror y la Ciencia Ficción en la Universal. Ha colaborado en la revista de cine Travelling, los fanzines Data y Amazing Monsters, el magazín Freek! y el diario La República.es. El columpio negro es su primera y ambiciosa novela, la cual tiene un claro referente en Blade Runner, la obra maestra que dirigió Ridley Scott adaptando el clásico de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Una novela densa, de una riqueza temática apabullante, que disfrutarán los amantes de la vertiente más hard de la ciencia ficción, pero que quizá resulte demasiado complicada para quienes busquen simple y pura evasión en una narración de género especulativo.

Reseña: ¡Abajo el colejio!, de Geoffrey Willans y Ronald Searle

¿Os suena Manolito Gafotas? ¿Y el Pequeño Nicolás? Probablemente os resulten familiares las creaciones de Elvira Lindo (con Emilio Urberuaga) y de René Goscinny (con Jean-Jacques Sempé), siempre disponibles en la sección juvenil de cualquier librería que se precie. Ahora bien: ¿conocéis a Nigel Molesworth? ¿No? Bueno, ese era también mi caso hasta hace bien poco. Concretamente, hasta el momento en el que llegó a mis manos ¡Abajo el colejio!

Molesworth estudia (bueno, es un decir) en un típico internado inglés, el Colegio de San Custodio. Se trata de un lugar son solera, instalaciones que dejan mucho que desear, un cuerpo docente que debe lidiar con unos alumnos más parecidos a pequeñas bestias que a personas, y un director amante de disciplinar a base de varazos a sus revoltosos pupilos.

Consciente de la numerosas dificultades derivadas de vivir en un entorno tan hostil, el joven Nigel ha consagrado parte del tiempo que debería haber dedicado a labores más ingratas (como estudiar, por ejemplo) a redactar una suerte de manual de supervivencia para estudiantes internos. Así, en ¡Abajo el colejio!, encontraremos minuciosas descripciones de profesores, asignaturas, varas de azotar y bazofia incomestible servida en el comedor, junto con un buen número de útiles consejos para eludir castigos o conseguir escaquearse de tal o cual clase. Todo ello voluntariosamente escrito (con suficientes faltas de ortografía como para provocar seis infartos consecutivos a cualquier profesor de Lengua) e ilustrado por el señor Molesworth en persona.

Por supuesto, no todo lo expuesto en el anterior párrafo es cierto. Los verdaderos artífices de esta pequeña joya del humor satírico son el escritor Geoffrey Willans y el extraordinario dibujante Ronald Searle. Ambos iniciaron en 1953 una exitosa colaboración que se truncó con la prematura muerte de Willans en 1958, y que se completa con How to be Topp, Whizz for Atomms y Back in the Jug Agane. Texto e ilustraciones se complementan a la perfección, y consiguen arrancar unas cuantas carcajadas al tiempo que denuncian el estado en que se encontraba en su día una de las instituciones británicas más tradicionales.

Impedimenta continúa ofreciéndonos obras arriesgadas, poco comerciales en teoría, pero de una calidad fuera de toda duda. Y, una vez, más, merece mención especial el traductor del volumen que nos ocupa: Jon Bilbao. Tras haber leído parte del libro en inglés, me quito el sombrero ante la admirable habilidad con la que Bilbao ha conseguido adaptar al castellano la peculiar manera de escribir de Nigel Molesworth.

Un libro recomendable para los amantes del mejor humor inglés (con un sutil tono crítico) y de las buenas caricaturas. Una breve obra maestra, en definitiva, cuyas continuaciones espero poder leer pronto.

Reseña: La escandalosa señorita Pilgrim, de Frederica Sagor Maas

Como buen apasionado al cine clásico que soy, procuro hacerme con cualquier libro que describa aquellos años dorados de las películas mudas y los inicios del sonoro, cuando el mundo que se ofrecía a los espectadores en la gran pantalla se plasmaba en glorioso blanco y negro. Por ello, quise encargarme de reseñar La escandalosa señorita Pilgrim tan pronto como tuve noticia de su publicación. Y debo decir que leer este libro ha resultado ser una experiencia inolvidable.

Frederica Sagor Maas llegó a Hollywood con apenas veintitrés años y la aspiración de llegar a ser una guionista de éxito. Aunque consiguió su objetivo y logró que algunas de sus historias se convirtieran en películas taquilleras, pronto le resultó evidente que escribir para los estudios cinematográficos no era una tarea fácil, ya que tuvo que lidiar con la falta de respeto hacia sus ideas, con el robo habitual del mérito que merecía por las mismas y con los celos, envidias y abusos de poder de un buen número de ejecutivos tan cortos de entendederas como carentes de escrúpulos. Así, tras luchar (sola al principio, con su marido después) por abrirse camino por terrenos tan traicioneros, y acabar arruinada, una desengañada Frederica abandonó la industria del cine  un par de décadas después de llegar a la misma cargada de ilusión. Como equipaje se llevaría frustraciones y desencantos, pero también un buen número de anécdotas sobre una época fascinante, las cuales conforman el núcleo de esta obra autobiográfica.

Uno de los aspectos más impactantes de esta maravillosa obra es la edad que tenía su autora cuando la convencieron para que la redactara: ni más ni menos que noventa y nueve años. Una edad que nadie adivinaría al leer la historia de esta mujer sorprendente, valiente, humilde y generosa. Una narración deliciosa que nos permite atisbar los entresijos de un mundo glamuroso en apariencia, pero que cobijaba a toda suerte de crueles depredadores dispuestos a cualquier cosa con tal de medrar en él. Gracias a la portentosa memoria de Frederica Sagor, podemos emprender un viaje a otro tiempo y contemplar los inicios de una industria que, a pesar de las décadas transcurridas, sigue conservando tanto su capacidad para maravillar como esa naturaleza ambivalente, capaz de encumbrar y derribar ídolos con una facilidad pasmosa.

La escandalosa señorita Pilgrim es una obra que recomiendo a todo tipo de lectores por lo interesante que resulta su lectura, y por el modo en el cual la sencilla y elegante prosa de su autora atrapa desde la primera página. No obstante, no debería perdérsela ningún lector a quien le interesen los años dorados de Hollywood, ya que estoy convencido de que disfrutará enormemente cuando descubra la cantidad de personalidades relevantes que se cruzaron en el camino de Frederica Sagor.

Reseña: Gangster Squad. Brigada de élite, de Paul Lieberman

Los gángsteres siempre nos han fascinado, ya sea en libros, en películas o en series televisivas. Algunos de los criminales más famosos de todos los tiempos se localizan en los Estados Unidos, nación en la cual prosperaron principalmente a partir de la oportunidad de oro que supuso la prohibición de venta de alcohol. Normalmente asociamos el crimen organizado a Chicago, Las Vegas y Nueva York principalmente, pero no hay que olvidar que ciudades como Los Ángeles también fueron base de operaciones de personajes tan peligrosos como Mickey Cohen.

Puesto que los gángsteres solían ser gente despiadada, en la soleada urbe californiana pronto se hizo evidente que, para combatirles, era necesario recurrir a un tipo muy especial de policías. Hombres duros, insobornables, capaces de vulnerar las leyes que defendían si ello les permitía atrapar o eliminar a algún criminal. Así surgió el Gangster Squad, la brigada de élite cuyo objetivo primordial era limpiar Los Ángeles de elementos indeseables.

Paul Lieberman, un afamado periodista ganador de varios premios (entre los que destacan dos Pulitzer compartidos), ha dedicado casi una década a investigar el turbulento periodo vivido en la populosa ciudad norteamericana entre los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo. Tras entrevistarse con un buen número de supervivientes de aquella época, y bucear por hemerotecas y archivos diversos, Lieberman ha dado forma a Gangster Squad. Brigada de élite, un volumen a caballo entre la crónica histórica y la novela negra que podemos encontrar editado tanto por Suma de Letras como por Punto de Lectura.

Nos hallamos ante un libro fascinante, que hilvana escenas protagonizadas por policías y criminales, tanto por separado como enfrentados, al tiempo que nos proporciona detalles biográficos de sus actores principales. Todo ello sazonado con citas de periódicos, transcripciones de interrogatorios y demás elementos que contribuyen a dotar de verosimilitud a una historia absolutamente real. El estilo sobrio y directo de Lieberman, exento de virtuosismos literarios, facilita la lectura de una historia tan interesante como entretenida.

Todavía puede verse en los cines españoles la película (protagonizada, entre otros, por Sean Penn y Josh Brolin) que adapta el libro que nos ocupa, filme cuyo visionado debería ir precedido de la lectura de la obra en la cual se basa. Un libro altamente recomendable que disfrutarán enormemente quienes gusten de novelas y/o películas como Los intocables de Eliot Ness, L. A. Confidential o La brigada del sombrero (en las dos últimas aparecen grupos de policías muy similares al retratado en Gangster Squad, por cierto).

Reseña: Tormenta, de Jim Butcher

Harry Blackstone Copperfield Dresden es un mago que ejerce como investigador privado. Con continuos problemas económicos y un pasado turbulento, el hechicero afincado en Chicago colabora de vez en cuando con el departamento de policía local, que recurre a él cuando se comete algún crimen en el cual se aprecian elementos sobrenaturales.

En Tormenta, Dresden investigará unos brutales asesinatos que han sumido en el desconcierto a las fuerzas de la ley, al tiempo que trata de localizar al esposo desaparecido de una mujer que parece ocultar más de lo que revela. Y ha de llevar a cabo ambas tareas intentando sobrevivir a amenazas de todo tipo que tratan de poner fin a su vida. Sin olvidarse de tener una cita, intentar demostrar que es inocente de los crímenes que él mismo está investigando y, por supuesto, dar de comer a su gato.

Jim Butcher se dio a conocer con Tormenta, la primera novela de la Saga de Harry Dresden, en el año 2000. Desde entonces, además de haber firmado otras trece entregas de la serie (hasta la fecha), ha tenido tiempo de escribir los seis volúmenes que conforman su otra obra magna: Codex Alera. Nos encontramos, pues, ante un autor tremendamente prolífico que, afortunadamente, es muy bueno en su oficio.

En poco más de trescientas entretenidísimas páginas, Butcher se las arregla para dar vida a un personaje carismático e interesante como pocos, dotándole de un pasado enigmático que se nos ofrece con cuentagotas, de modo que consigue que deseemos saber más del bueno de  Harry Dresden. También da forma a un entorno sugerente, y lo puebla con numerosos aliados y enemigos del protagonista, los cuales darán sin duda abundante juego en posteriores entregas de la saga.

Ejemplos paradigmáticos de lo que se ha venido a denominar “fantasía urbana”, las novelas protagonizadas por Harry Dresden gozan de un éxito tremendo, tanto en Estados Unidos como en nuestro país, donde llevan años siendo publicadas con regularidad por La Factoría de Ideas. Existe incluso una adaptación en forma de serie televisiva de trece episodios que fue emitida hace años por Cuatro, aunque la misma se aleja un tanto de lo que podemos leer en los libros de Butcher.

En resumidas cuentas, la reciente reedición de Tormenta en formato bolsillo supone una oportunidad de oro para que quien todavía no conozca el genial universo por el que se mueve Harry Dresden pueda ser partícipe de sus extraordinarias aventuras. En la novela aguarda al lector un toque de clásica novela negra, bien mezclado con una buena dosis de magia y un punto de humor servido por la cínica voz narrativa de su protagonista. Una combinación absolutamente irresistible.

Reseña: Mañana lo dejo, de Gilles Legardinier

Julie ronda la treintena, y se halla francamente insatisfecha con su situación vital. Abandonó sus estudios para consagrarse a un novio egocéntrico e inmaduro y ahora, tras el fin de la relación, trabaja en un banco en el cual apenas la valoran, mientras sueña con encontrar a alguien con quien compartir su vida.

El día en que un nuevo vecino se muda a su edificio, Julie se obsesiona con conocer a tan esquivo desconocido y, cuando finalmente conoce a atractivo y misterioso Ricardo Patatras, todo comenzará a cambiar. Dejará su empleo y empezará a trabajar en la panadería de su barrio; recibirá el encargo de ocuparse del pequeño huerto secreto (e ilegal) que mantiene una anciana vecina aquejada de cáncer; y, sobre todo, se esforzará por descubrir los secretos que oculta celosamente el hombre del cual se ha enamorado perdidamente.

No suelo leer novelas románticas, lo admito (salvo las de Jane Austen, que releo constantemente y no dejan de maravillarme). Por lo tanto, he de decir  que me enfrenté a la lectura de Mañana lo dejo con ciertas reservas. No obstante, Gilles Legardinier apenas necesitó unas pocas líneas para captar mi atención y sumergirme en una historia enternecedora, llena de humor, narrada por una encantadora joven de la que confieso que no he podido evitar enamorarme un poco.

Y es que Julie es una mujer insegura, soñadora, obsesiva, tremendamente humana y, ante todo, una buena persona. Capaz tanto de dedicar su escaso tiempo libre a alegrar los últimos días de una anciana solitaria como de idear complejos planes para permitir que un amigo haga realidad el sueño de toda una vida, la protagonista de Mañana lo dejo no tolera las injusticias, siempre está dispuesta a echar una mano a quien lo necesite y no duda en cometer arriesgadas locuras por amor.

Resulta sorprendente que un autor conocido en Francia por sus novelas juveniles, y que incluso ha ganado un premio a la mejor novela policíaca del año con L’exil des anges, haya podido escribir una obra como la que nos ocupa, narrada con una voz femenina tremendamente convincente. Todo un ejemplo de versatilidad literaria, desde luego.

Mañana lo dejo es una novela deliciosa, vital y optimista. Un canto a la amistad y al amor que en ningún momento se torna empalagoso, y que se lee con una sonrisa permanente en los labios. Estoy convencido de que cualquier lector que le de una oportunidad a esta primera obra de Gilles Legardinier publicada en España, acabará fascinado por ella y deseará mudarse al encantador barrio en el cual habitan sus maravillosos personajes.

Reseña: Los viajes de Tuf, de George R. R. Martin

Al observar la vistosa portada que puede contemplarse junto a estas líneas, dominada por un aguerrido caballero de brillante armadura, sería lógico aventurar que nos encontramos ante una obra épica, histórica o de fantasía. Sin embargo, Los viajes de Tuf es un libro de ciencia ficción. “Ah, entonces no me interesa”, podría pensar un hipotético lector. Y haría muy mal, ya que se trata de una excelente antología protagonizada por un personaje irrepetible que merece un lugar destacado en el panteón de grandes figuras del género.

Haviland Tuf es alto y corpulento, carece de pelo y disfruta con la comida vegetariana, la buena cerveza y la compañía de sus gatos. Además de ser una persona íntegra y honrada, se expresa con un vocabulario exquisito y recargado que, en ocasiones, llega a enervar a sus interlocutores. Mercader de profesión, el destino tiene a bien regalarle la posesión de una inmensa nave espacial, el Arca, la cual alberga en su interior una enorme reserva genética. Así, asumiendo el papel de los antiguos miembros del Cuerpo de Ingeniería Ecológica de la Vieja Tierra, desaparecido hace un milenio, Tuf se dedicará a recorrer el universo ofreciendo sus variopintos servicios a cualquier mundo en apuros. A un precio justo, por supuesto.

Con la idea de Ingeniería Ecológica, Martin concibió una base argumental equiparable a hallazgos narrativos tan ingeniosos como la Psicohistoria de Asimov. El ilimitado potencial del Arca, capaz de generar cualquier tipo imaginable de vida animal o vegetal, convierte a Tuf en una suerte de dios omnipotente que, por fortuna, carece de toda maldad. Da igual si accede a clonar feroces criaturas destinadas a cruentas luchas en una arena heredera de los circos romanos, o si responde a la petición de ayuda de un mundo superpoblado al borde de la desnutrición: las decisiones de Haviland Tuf siempre obedecen a un rígido código moral e, inevitablemente, conllevan inesperadas repercusiones que toman por sorpresa a sus clientes.

George R. R. Martin, quien creo no necesita presentación a estas alturas, demuestra una vez más en Los viajes de Tuf una soberbia habilidad para forjar historias que atrapan desde la primera hasta la última línea. Con verdadera maestría es capaz de tratar temas tan controvertidos como el control de la natalidad, la crueldad con los animales o el nefasto poder de la religión, y logra hacerlo de manera sutil y francamente entretenida.

Todo un clásico de la ciencia ficción, esta novela formada mediante la unión de siete relatos (alguno podría considerarse novela corta) con el mismo hilo conductor,  publicada por primera vez en 1986, es una obra excepcional equiparable a lo mejor del ya mencionado Asimov o del gran Jack Vance, influencia decisiva para la escritura de estas historias. Un volumen imprescincible cuyo mensaje ecologista sigue plenamente vigente en la actualidad.

Reseña: El teatro de los prodigios, de Ramón Merino

Siempre que me dispongo a leer una colección de relatos, suelo hacerlo con el convencimiento de que encontraré alguna historia decepcionante, probablemente varias entretenidas y, con suerte, quizá una o dos narraciones que destaquen sobre las demás y permanezcan vivas en mi caótica memoria. Lo que no resulta habitual es terminar la antología con la maravillosa sensación de haber disfrutado con un volumen redondo, compuesto por pequeñas obras maestras que convierten en una tarea imposible denominar a una de ellas como “la mejor”.

Me agrada poder afirmar que leer El teatro de los prodigios me ha hecho experimentar tan esquiva sensación. Ramón Merino Collado derrocha calidad y buen hacer en cada uno de los nueve relatos que integran esta extraordinaria selección, y demuestra que es capaz de tocar con excelentes resultados géneros tan dispares como el terror o la ciencia ficción, ofreciéndonos también obras de difícil clasificación, sumamente originales y altamente disfrutables.

En Si en la noche un extraño seremos testigos de lo mucho que es capaz de cambiar un hombre por amor, y en Los libros un anciano librero se enfrenta a quienes tratan de arrebatarle su tienda con una ayuda inesperada. Negro caldo primigenio relata los pormenores del caso más extraño al que se ha enfrentado nunca un detective privado, mientras que en Círculos una peculiar pareja realiza un viaje con final incierto. En La luna roja un grupo de personas con diversas habilidades se unen para obedecer al dictado de sus extraños sueños, como extrañas son las obras pictóricas que surgen de los atormentados pinceles de un artista frustrado en la muy barkeriana Los arquitectos del infierno. Y en Quédese su Armagedón, la humanidad se une para hacer frente al Apocalipsis narrado por San Juan. Finalmente, en Magna Veritas un sacerdote viaja a un remoto planeta con afán evangelizador, y acabará realizando un descubrimiento que dará un giro radical a su existencia, y en El verso que me dio el viento una mujer desengañada se convertirá en el objeto amoroso del más sorprendente de los amantes.

Como ya he comentado anteriormente, no me veo capaz de situar a ninguna de las historias de Ramón Merino por encima de las demás, ya que todas son pequeñas delicias que satisfarán a los paladares más selectos. El teatro de los prodigios es un libro repleto de maravillas, paradojas, pequeños y grandes dramas, sorpresas y, sobre todo, talento a raudales. Una antología imprescindible que ya ocupa un lugar destacado en mis abarrotadas estanterías.

Reseña: Contrebia Leucade, de Agustín Tejada

El general romano Quinto Sertorio, tras rebelarse contra Sila, pretende convertirse en dueño y señor de la península ibérica. No obstante, cuando solicita la adhesión de los habitantes de Contrebia Leucade, la Ciudad Blanca, estos se niegan a unirse a él y optan por mantenerse fieles a Roma. Tal decisión acarreará un sangriento y prolongado asedio, ya que el bastión celtíbero resulta prácticamente inexpugnable, y sus moradores están dispuestos a plantar cara a los renegados, aunque hacerlo les cueste la vida.

A través de los ojos del joven Kalaitos, hijo del hombre más poderoso de la ciudad, asistiremos a las intrigas internas que amenazan con dividir a la población de Contrebia Leucade, y a los violentos combates que enfrentarán a los defensores de esta contra esa invencible máquina de guerra llamada legión romana. Todo ello mientras los sitiados aguardan la llegada del gran Cneo Pompeyo, sin cuyo auxilio quizá ni siquiera los gruesos muros de la ciudad y el valor de sus guerreros puedan evitar su caída.

En Contrebia Leucade, Agustín Tejada narra lo acontecido en el año 77 a. C. en la ciudad homónima, cuyas ruinas todavía se conservan al sureste de La Rioja. Tomando como base las referencias plamadas por historiadores como Tito Livio, Tejada retoma la tradición de novelar hechos históricos reales para dar forma a una novela extraordinaria, cuya lectura nos sumerge en un mundo poblado por personajes dotados de gran carisma e intensas pasiones.

Intenso es el odio que siente Ambón, el padre de Kalaitos, por su viejo enemigo Sertorio. Apasionado es el amor que ha hecho presa en el corazón de mismo Kalaitos, y que le llevará a cometer verdaderas locuras con tal de ganarse el favor de su adorada Stena. E intensa también es la oposición constante que el brujo Bilinos, partidario de la rendición de la ciudad al general rebelde, ejerce contra un Ambón al que desprecia y pretende derrocar de su posición privilegiada en la urbe.

La habilidad necesaria para convertir un hecho histórico (relevante pero escasamente documentado) en una novela tan fascinante como Contrebia Leucade no está al alcance de cualquiera. Sin embargo, Agustín Tejada se vale de su prosa ágil y vigorosa para crear un impresionante fresco en el cual los hechos y la ficción se entretejen y dan como resultado una narración cuya lectura resulta tan amena como enriquecedora.

Nos encontramos, en definitiva, ante una nueva novela imprescindible editada con su habitual buen hacer por Pàmies (editorial a la cual debemos agradecer su continuada apuesta por los autores de narrativa histórica patrios, y que no deja de regalarnos obras de una calidad más que notable). Un libro que apasionará a todo lector aficionado a las novelas que dan vida a nuestra riquísima Historia a través de los avatares de unos personajes que, a pesar de la tremenda distancia temporal, no son tan distintos a nosotros mismos.

Reseña: El sueño de los muertos, de Virginia Pérez de la Puente

El rey Tearate II de Novana agoniza tras sufrir un ataque cuyo responsable último permanece en las sombras. Su hijo y heredero, el príncipe Danekal, se enfrenta reticente al momento en el que deberá suceder a su padre, mientras su madre intenta que asuma su destino y se ocupe de los problemas del reino: la firma de un tratado que aportará efectivos militares al vecino reino de Phanobia, las intrigas cortesanas de algunos nobles que conspiran para arrebatarle el trono y, lo más preocupante de todo, la inesperada invasión de Novana por parte de una alianza de guerreros de beligerantes naciones cercanas.

Paralelamente, asistiremos al desarrollo de dos historias que guardan relación con lo que sucede en el reino de Danekal. Por un lado, en el misterioso e indefinido Lugar, un joven llamado Kal lleva una década como sufriente esclavo al servicio de su Melliza, una mujer que le utiliza para acceder a una antigua energía mágica denominada Shah. Por otro lado, la secta berenita se ha alzado en Phanobia y, bajo el liderazgo de su poderoso líder Vantar, se extenderá como una sangrienta epidemia que amenazará a la integridad de la nación.

Tras concluir la lectura de El sueño de los muertos, he visto reforzado mi convencimiento de que existe en España una narrativa fantástica capaz de plantar cara con toda dignidad a la procedente del ámbito anglosajón. Virginia Pérez de la Puente combina elementos reconocibles, comunes a tantas obras del género, con sorprendentes y originales apuntes personales. Todo lo relacionado con la Shah y el vínculo entre Mellizo y Melliza, por ejemplo, dota a su obra de una serie de matices que la enriquecen y la sitúan, en mi opinión, por encima de la media apreciable en buen número de novelas de temática similar.

A lo anterior cabe añadir la habilidad de la escritora para dar vida a personajes dotados de un carisma arrollador, con una personalidad fascinante y cierta tendencia a sorprendernos según avanza la historia. Por ejemplo, el príncipe Danekal, impetuoso, irresponsable y malhablado, despierta de inmediato las simpatías del lector, y su evolución a lo largo de la novela ilustra a la perfección el talento de Virginia Pérez a la hora de modelar a sus protagonistas.

Y no quisiera olvidarme de mencionar algo que, por evidente que pueda parecer, se echa de menos con frecuencia en las obras de numerosos escritores noveles: la autora de El sueño de los muertos sabe escribir. Y muy bien, por cierto. Acostumbrado a las carencias apreciables en determinadas obras de gran (e incomprensible) éxito editorial, resulta sumamente agradable encontrarse con un libro escrito con una prosa vigorosa, tan amena en las descripciones como aguda en los diálogos.

Ambientada en el mismo universo que La elegida de la Muerte (primera novela de la autora madrileña), El sueño de los muertos ofrece magia, épica, intrigas palaciegas, personajes inolvidables y numerosas sorpresas. Un combinado sumamente atractivo que satisfará a lectores de fantasía “adulta” en la línea de George R. R. Martin o Joe Abercrombie. Un título, en suma, que estoy seguro de que figurará en lugar destacado en futuras listas de las mejores obras publicadas en 2013.