Reseña: Yūrei. Los Fantasmas de Japón, de Zack Davisson

Nuestro autor comenzará este ensayo relatando su propia historia personal de cuando vivía con su mujer en una casa encantada en Osaka. Sus vecinos les advirtieron con estas terribles palabras: Aquí hay un yūrei… Aunque Zack Davisson desde pequeño ya se sentía atraído por el mundo paranormal, fue a partir de esa vivencia que decidió investigar el origen de los fantasmas japoneses también llamados Yūrei, combinando respeto e interés por la tradición japonesa. Él cree que todo tiene un alma y ésta debe ser respetada. ¿Quién no ama una buena historia de fantasmas? Davisson no sólo nos da eso, también una mirada sobre la identidad cultural.

La palabra Yūrei está construida de dos kanji: “Yu”, que significa tenue o pálido y “-rei”, que significa espíritu. Ellos no son espíritus tristes por su muerte, es venganza lo que les trae de vuelta, no el amor por aquellos que han dejado atrás. Quieren hacer daño, incluso llegan a formar parte de la vida de las personas influyendo sobre ellos según han sido tratados en vida. Tienen raíces profundas en la tradición cultural. Para la gran mayoría de japoneses son reales. La forma en que Davisson describe la diferencia entre fantasmas occidentales y orientales es muy interesante. Narra de los espíritus occidentales como más pasivos, deslizándose de un lado a otro entre mundos. Los espíritus japoneses no son tan pacíficos, se enganchan a las personas o incluso a sus descendientes, creando horror y angustia entre ambos mundos. Ellos deben ser tratados con precaución, respetados y ser evitados siempre que sea posible.

En este magnífico ensayo investiga con tanta atención los detalles, que su trabajo es un activo para aquellos que buscan más información sobre este fascinante estudio de lo sobrenatural japonés. Detalla las diferencias, similitudes y conexiones entre los tipos de Yūrei y cómo aparecen en la historia, la literatura, el arte y el cine, tanto en el pasado como en el presente y su propagación por Occidente. Para ello aportará documentos históricos, leyendas, obras de la literatura japonesa donde participó igualmente la literatura china. Tampoco faltarán películas contemporáneas de terror, teatro Noh y Kabuki y tradición oral. Aquí presenta la historia única y muy completa del Yūrei en la tradición japonesa, de lo que son capaces de hacer y la manera de apaciguarlos.

Ya hacia el final del libro os encontrareis una selección de relatos Kaidan, cuentos sobre lo extraño y lo místico. Con alguno de ellos terminaréis de entender este magnífico ensayo. Aunque si bien el horror es evidente, también hay belleza y humor. Una amplia gama de emociones capturadas en cada ilustración hace que las imágenes sean dignas de ser exhibidas. Independientemente de dónde terminemos después de la muerte, este libro os apasionará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *