Tag Archive for Soraya Murillo

Reseña: La Curación, de Miguel Córdoba

lacuracionPrimero elogiar el prólogo que hizo el escritor Darío Vilas. Tiene razón en su escrito cuando te advierte sobre la historia: mucha parte quedará dentro de ti.

¿Puede Jeremi Heinz crear una rata con sus pensamientos para justificar su miserable vida? En la historia que vais a leer sí, porque se basara en el absurdo, describiendo situaciones demenciales y fuera de lo común. Magie nació con un hilo negro atado al dedo anular de su mano izquierda, solo ella y “gente especial” puede verlo. También tiene visones premonitorias, ve muertos, ángeles y demonios. Al igual que Jeremi, aprenderá que su mente es poderosa. De entre todos los muertos, con quien más amistad tendrá es con un fantasma que se escondió dentro de una lavadora. Mientras tanto en una base secreta en Nebraska, Dios es una niña de nueve años con una grave depresión. Este sería un resumen sencillo del libro que vais a leer, pero a Magie (su nombre francés significa magia) la veremos nacer y llegar a una edad adulta…

Lo dislocado toma posesión de la realidad, como si no pasara nada. Nuestra protagonista tiene familia, madre, padre, hermana, y con algunos de ellos entenderemos la forma de vivir americana, buscándose la vida de estado en estado. Cualquier empleo por miserable que sea, es bueno. Un simple dólar en la mano es comida. Vale, ella hablará con muertos, incluso con un árbol llamado Gryfino, pero también sufrirá las burlas en el colegio por ser una niña obesa y diferente. Conocerá el racismo hacia su único amigo de raza negra, entenderá muy pronto que la vida es una putada continua. Pero que a veces las cosas salen bien y son esos momentos los que hay que aprovechar. No hay que rendirse, total el final ya nos lo sabemos. Tenemos en sí dos historias que seguir: la de Magie según va creciendo y lo que el destino le tiene preparado y Dios que desea ponerle fin a todo.

Esta parte de Dios es muy interesante, al menos para mí como cristiana. Los dioses siempre han sido creados por los hombres, cuando no nos interesaban más, los dejábamos en el olvido. Si los creábamos a ellos, ¿quién nos ha creado a nosotros? ¿Qué pasaría si ese Dios de repente se cansara y quisiera olvidarnos? ¿Dónde van los muertos si Dios no los recuerda? Hay máscaras que son más sinceras que los rostros que ocultan. Magie eso lo sabrá muy pronto, muchos en sí ya hemos pasado por eso en alguna ocasión. Por que esta novela por muy disparatada que sea, por mucha locura que contenga, por tanta magia que la envuelva, nunca abandona lo real. Sentimientos, miedos, soledad y sobre todo, sueños. Una amalgama increíble escrita de forma inmejorable con un vocabulario que hacía años no leía. Palabras cultivadas buscando enriquecer una historia ya de por sí maravillosa. Siempre con ese terror surrealista, con referencias a libros, películas, canciones para dejarnos siempre en el suelo que pisamos y que sea su protagonista la que cree mundos, cosas, animales, que se vuelvan reales para ella continuar su camino. Algo que en cierto modo hacemos muchos para seguir viviendo.

Todas sus visiones serán hechos que han ocurrido en realidad, será una manera de viajar en el tiempo con ella para tal vez comprender lo que no queremos entender. Coches de segunda mano donde dormir, hormigas gigantes que le indican el camino a seguir, oportunidades que pasan de largo, momentos que se pierden para siempre. Una historia que sé que os emocionará, un autor que quiso, entre mundos mágicos y horrores, que vierais lo vulnerable que es la vida. Pero Dios es una niña de nueve años que quiere poner fin a todo. También un niño imaginario que de vez en cuando advierte a Magie: Cuando Dios olvide a sus hijos, debes de ir a Nebraska a recoger los trozos de tus sueños rotos.

Así que poneos cómodos tenéis algo muy hermoso que leer. Una historia llena de esperanza donde a los olvidados todavía nos queda una oportunidad.

Reseña: Los Perros Duros No Bailan, de Arturo Pérez-Reverte

losperrosdurosnohablanCuando me llegó el libro (regalo de un amigo) lo primero que hice fue escribirle un privado preguntándole “¿Voy a sufrir leyéndolo?” Soy una gran amante de los animales, sé que las personas deben tener prioridad, pero muchas veces se buscan sus propios problemas, los animales no, ellos sufren por lo que les hicieron otros. Al ver la portada con ese perro mirando, pensé no lo voy a leer si voy a pasarlo mal. No quería terminar hecha una magdalena. Mi amigo me respondió que no era de sufrir. Una hermosa historia, te gustará. Así que me puse a ello.

Para empezar, comentaré por si hay algún despistado que el título es en sí un homenaje a la novela Los tipos duros no bailan, de Norman Mailer. Narrado en primera persona nuestro perro protagonista llamado Negro (un perro mezcla de mastín español y fila brasileño) nos contará, bueno sería mejor poner, nos ladrará; en lenguaje humano toda la novela. Dos de sus mejores amigos perrunos (Teo y Boris el Guapo) han desaparecido, nunca llegaron a sus casas. Negro es ya perro viejo curtido en desolladeros donde fue luchador en peleas de perros. Se teme lo peor. Todavía no logró expulsar sus propios demonios. Hay momentos en los que muerde el aire recordando tiempos que no logra olvidar.  En sí lo veremos como un ex-boxeador: los mismos síntomas de cansancio y pérdidas de memoria. Desoyendo consejos de otro de sus buenos amigos perrunos llamado Agilulfo, perro filosofador por lo que aprendió junto a su amo amigo de los libros, decide ir en busca de ellos.

Una novela negra con perros como protagonistas. Sabremos de lealtad, no conozco nada más leal que un perro, ese animal que nunca te traiciona ni te abandona, irá contigo hasta el fin del mundo.  Su compañerismo, sus códigos de honor como animales gregarios. Recordemos que estamos ante la pluma de Pérez-Reverte, si conocéis sus obras no vais a poder evitar ver a Alatriste en Negro con esa valentía, sus luchas en la vida, ese amigo de sus amigos, aunque también he de decir que le vi un poco de Falcó en el modo de relatar el carácter de las perras. Esto os encantará, yo lo disfruté a rabiar.

Mientras busca a sus amigos (siempre prudente con el miedo en el cuerpo de no ser atrapado por la perrera) se encontrará por el camino otros perros, entre ellos unos neo-nazis con muy malas pulgas y un perro de la raza teckel llamado Mórtimer… Por favor, ese chucho es una pasada. Escuchará historias ya conocidas por todos, de abandonos, intentos de ahorcamiento por parte de sus antiguos amos … Al principio dije que tenía miedo de sufrir, y no, no se sufre. Si hubiera sido así, no hubiera podido leerlo. Pero la parte de las luchas de perros sí me provocó un nudo en el estómago. Todo lo que sabemos que es real, acaba mordiendo fuerte. Esos trozos los leí con tristeza y apesadumbrada. Una historia tan hermosa, autentica, llena de amistad y lealtad; con Negro haciendo cierto el dicho «Un buen amigo es aquel que te ladra y tú respondes, ¿dónde quieres que lo enterremos?».

Un final muy certero que deja una sonrisa en rostro y en el alma. Os la recomiendo. 

Reseña: El Mandala 37, de Marc Laidlaw

elmandala37Aleister Crowley (un influyente ocultista, místico, alquimista, escritor, poeta, pintor y mago ceremonial inglés) dijo sobre el significado astral del número 37 que dicho número resuena en una dimensión trascendente de estabilidad forzosa, como si se usara para mantener a raya el caos…

Todo empezará en una exposición en Tuol Sleng (lo que fue el centro de interrogatorios de los jemeres rojos en Camboya entre 1975-1979) de donde desaparecerán unos enigmaticos mandalas. Años más tarde, cuando Derek Crowe, el charlatán de la Nueva Era, aprende los secretos de los mandalas, ve la oportunidad de obtener dinero fácil escribiendo sobre ello. En una presentación de su libro conocerá a un extraño matrimonio, Michael Renzler y Leonore. Lo que no saben es que él guarda un secreto inconfesable, una mentira que cambiará sus vidas para siempre.

Una historia de misterio, terror, incluso yo diría que mística con un punto de ocultismo. El terror está ahí. Lo lees. Lo sientes. Sabes de qué se trata. Un terror muy lovecraftiano, el mal durmiente del cosmos hasta que alguien lo despierta, pero, zas, de repente desaparece y la novela se vuelve espiritual rozando lo religioso; pasando del miedo a lo desconocido con una prosa evocadora.

Junto a la vida de los personajes y cómo se conocieron, el autor nos introducirá en el mundo del ocultismo, en títulos de libros de magia negra, en altares y ceremonias, ritos que atraerán lo oculto. Pasaremos entonces de la tranquilidad del momento a lo que estará por llegar. No es un terror seguido que te deja clavado a la página, aquí lo sentirás en todo momento en el ambiente que te va acercando al clímax. Treinta y siete ideogramas que nos arrastrarán, junto a los protagonistas, hacia lo inexplorado.

Ese terror que nos advierte de no adentrarnos en aquello que desconocemos. Un pasado que regresará desde la ciudad de Camboya, piel humana arrancada, mandalas que nada tienen que ver con lo que conocemos de los budistas. Entre sesiones de hipnosis y trozos oníricos el autor nos irá llevando al desenlace de una de las novelas más raras que he leído nunca. Un horror visionario que en su día nos advirtió Lovecraft, ahora regresa de la mano de Marc Laidlaw. Criaturas indescriptibles, hambrientas de eones en el tiempo…

Escrito estilo pulp, sabiendo condensar el terror dejando un final poderoso. Con otros personajes que parecen secundarios, pero en realidad no lo son. Apareciendo de nuevo para poder cerrar de forma convincente la trama. Desde luego, y eso sí os lo puedo advertir, cuando terminéis de leerla ya no veréis los mandalas de la misma manera. Lovecraft estaría encantado de leer algo así. De ver de nuevo a los humanos esclavizados por fuerzas dormidas que despertaron tiempo atrás.

Reseña: Cuentos de Hadas Japoneses, de Grace James

cuentos-de-hadas-japonesesGrace James (1882-1964) fue una célebre escritora inglesa de cuentos infantiles. Hija de un oficial británico enviado a Japón y nacida en Tokio, vivió allí parte de su infancia hasta los doce años que regresó a Inglaterra. Se especializó en cuentos del folklore japonés. Cuentos de Hadas Japoneses, se publicó por primera vez en 1910 y constituye la obra completa de sus cuentos de tradición nipona.

Según un antiguo mito chino, en la luna habita un anciano llamado Yuelao que conecta a las personas a través de hebras. Los japoneses creen que un hilo rojo enlaza a dos personas no pudiendo romperlo, ya que es un vínculo que los une de por vida. En los cuentos que vais a leer aquí encontraréis personajes tanto de China como de Japón y al igual que esa leyenda  también comparten parte de mitología. Treinta y ocho relatos cortos, algunos de no más de tres páginas. Para los japoneses, los símbolos y la metáfora son importantes, esa advertencia para ser amable y tomar buenas decisiones… o sufrir las consecuencias. Podríamos decir que los cuentos occidentales también en parte hacen la misma función, pero hay una gran diferencia: ellos los escriben de otra manera.

La autora sabe qué es el simbolismo asociado a la tradición de cada lugar, lo que cambia, en el caso de Japón, por sus maneras pausadas y sus tradiciones de espíritus. Las creencias primitivas no desaparecieron, sino que se incorporan al budismo chino, origen del sintoísmo. Otra característica que los hace diferentes respecto a otras culturas es, que son cuentos llenos de magia entrantes en el mundo desconocido. Algunos provienen de la religión “shinto”, una religión que se pierde en la noche de los tiempos con un gran respeto hacia la naturaleza. Debéis de entender que vais a leer relatos muy antiguos de un Japón muy conservador.

Grace James nos lleva de vuelta a lugares mágicos donde lo sobrenatural se unirá con la muerte y las maldiciones. Pero en todo momento sentiremos estos cuentos más humanos que fantásticos. Narrados de forma sencilla, sin perder en ningún momento la poética japonesa, acompañados muchos de ellos por trozos de bonitas canciones; sabréis de seres mitológicos, hermosas damas, forasteros misteriosos… comprenderéis los valores del amor y el honor.

«…Sin embargo, nunca cesaba en su labor porque tenía miedo, ya que en cierta ocasión había escuchado el siguiente dicho: Una gran pena se cernirá sobre la Dama Tejedora si abandona su telar…».

Cuentos que os harán soñar, llorar y temer. De todos aprenderéis una lección para la vida, historias no abandonadas a que se perdieran narrándose generación tras generación. Yo, destacaría el llamado La Campana Dôjôji, por ser el más terrorífico. En esta maravillosa edición de Satori Ediciones encontraréis notas a pie de página para entender comidas, dioses… y al final del libro, un fantástico glosario. Pero si hay que destacar algo aparte de los cuentos, son las cuarenta bellísimas láminas ilustradas de Warwick Goble, ilustrador inglés experto en acuarela, cuyas técnicas aprendió de artistas japoneses.

No puedo hacer otra cosa que ensalzar este libro de mitos de la tierra del Sol Naciente. Se escribió para ser leído con tranquilidad, sin prisas, disfrutando y entendiéndolo. Sé que muchas de estas historias permanecerán en vuestra memoria como quedaron en la mía, y al contarlas sin querer seréis ese lazo que hará que sigan narrándose en hermosas noches estrelladas o en frías noches de invierno al lado de un buen fuego. Quién sabe cuántas generaciones, y más gracias a vosotros amigos lectores, seguirán contando estos cuentos para no ser olvidados.

Reseña: La Sombra Fuera del Tiempo, de H.P. Lovecraft

lasombrafueradeltiempoHoward Phillips Lovecraft. Providence, Rhode Island, 20 de agosto de 1890 – 15 de marzo de 1937, fue un escritor estadounidense, autor de novelas y relatos de terror y ciencia ficción, que se alejó (por así llamarlo) de los libros terroríficos que por entonces se leían tipo fantasmas, apariciones, vampiros… para traernos un terror que venía del espacio, aunque yo destacaría también su fobia hacia el mar.

La Sombra Fuera del Tiempo cuenta la historia de Nathaniel Wingate Peaslee. Un profesor de economía y política en la Universidad de Miskatonic. Una mañana sufrirá un extraño desmayo que cambiará su vida para siempre. Llegarán las pesadillas y visiones (curiosamente nuestro autor Lovecraft padeció de eso desde niño) donde el horror de antiguas leyendas le harían comprender que existe un mundo prehumano más allá de los eones del tiempo de la vida en la Tierra. Años en los que llegaron las criaturas de las estrellas, la gran raza tan antigua como el cosmos… Veintidós años después, Nathaniel Wingate se encuentra escribiendo lo que él cree fueron sus vivencias, ahora montado en el barco que lo lleva de vuelta a casa. Después de haber explorado un lugar imposible ubicado en un paraje arenoso de Australia.

Estamos ante un relato largo de horror cósmico de los últimos que escribió antes de morir. Los lectores más o menos conocemos su estilo a la hora de narrar, lento, muchas repeticiones, cargando adjetivos hasta la saciedad, por lo tanto, creo que vais a valorar la magnífica traducción que se hizo en esta edición que publicó la editorial Fábulas de Albión. Podemos dividir este relato en dos partes. La primera en la que el protagonista sufre visiones y pesadillas, con lo cual el autor nos introduce en un relato de terror y ciencia ficción donde va hacer aparición la Gran Raza de Yith.

En la segunda nos internará en lo que será la exploración en Australia, de un lugar que de existir entraríamos en una locura sin fin. Escrito al estilo que hizo a su autor tan famoso introduciendo elementos fantásticos en sus escenarios no sólo en forma de criaturas sino de fenómenos que violan las leyes físicas, y siempre llevando a sus personajes principales al límite de su cordura, y no volviendo a ser nunca más lo que fueron. Lovecraft usa la primera persona para implicar más al lector en los momentos álgidos del relato, lo cual una vez más es un acierto.

Un relato que os gustará. Cuentan que fue incapaz de pasarlo a máquina por el horror que a él mismo le producía lo que había escrito. Personalmente Lovecraft, es un autor que nunca me deja indiferente. Sus escritos siempre me han producido el mismo temor que las pinturas de El Bosco. ¿Vieron en realidad esas criaturas que describe o pintaron? ¿Pudieron ellos acceder de alguna forma en su subconsciente a otros mundos para nosotros desconocidos? Si en verdad todo eso existe en algún otro plano, Dios quiera que nunca lleguemos a verlo…

La Sombra Fuera del Tiempo, uno de los mejores relatos de Lovecraft que os recomiendo leer.

Reseña: Las Casas de los Rusos, de Robert Aickman

lacasadelosrusosRobert Fordyce Aickman (27 de junio de 1914 – 26 de febrero de 1981), escritor inglés de ficción y no ficción, conocido sobre todo por sus relatos cortos del género sobrenatural.

Siempre nos ha asustado lo desconocido. Antes de que supiéramos que el mundo era redondo, temíamos el horizonte. Los espíritus son algo que la ciencia aún no ha podido probar. Seguimos sin entender, no podemos cuantificar todavía almas y fantasmas. Estoy segura que cuando lo hagamos dejaremos de temerles. En una ocasión el escritor americano John Passarella me dijo: «Incluso aquellos que no creen realmente en el mundo paranormal, están dispuestos a dudar dentro de su incredulidad por el bien de una buena historia. No tenemos todas las respuestas sobre nuestro mundo, por lo que dejamos una puerta abierta a escenarios de “qué pasaría sí…” E incluso aquellos que creen en algo “más allá” de lo normal, reconocen que la ficción es hacer creer. De modo que en algún nivel, todos simplemente queremos una buena historia. Como lector, quieres que esa historia siga su propia lógica interna para mantener viva la ilusión».

Nuestro autor Robert Aickman narra en este libro seis historias que van desde lo sobrenatural, extraño hacia un undo fantástico. En sus personajes intenta siempre sobresaltar un rasgo para singularizarlos. Otra cosa que destacaría de su forma de escribir es que siempre deja el final abierto en sus tramas. Aickman, en este caso, digamos que se asocia con el lector para crear una historia. El escritor deja los huecos y los espacios para que el lector los complete. Cada historia será entonces tan individual como la persona que la lea, llenando los vacíos. A mi entender, una manera más íntima de contar una historia, dejando al escritor y al lector vulnerables teniendo que fiarse el uno en el otro.

La antología comienza con una verdadera joya literaria, el relato que más me gusto. La Tolvanera. Un trabajador del Comité Paranormal nos relata una historia de una casa estilo gótico conocida como Clamber Court donde viven las hermanas Brakespear. No falta ningún detalle sobre esa clase de mansiones, siempre oscuras y silenciosas, menos cuando una de las hermanas toca el piano. Nuestro protagonista vive en la incertidumbre por un extraño polvo que parece cubrir los muebles de la casa. Un polvo denso, anormal, pero que no es capaz de mantener las huellas de alguien que habite allí dentro.

Sigue el relato que da título al libro. La Casa de los Rusos. Otra maravilla escrita que empieza en una taberna con un viejo contando una increíble historia que vivió siendo joven en Finlandia. En una de las islas, un hecho del pasado abre las puertas al más allá para ser vivido de nuevo. Estamos ante otra historia de fantasmas, pero esta vez con un recuerdo sangriento.

No más resistente que una flor, es el título del tercer cuento. Un matrimonio en el cual ella se somete a un misterioso tratamiento de belleza (este punto me dejó muy fría, ya que no se explica nada de dicho tratamiento). A raíz de ese cambio, ella provocará en su marido cierto horror e incertidumbre de lo que en realidad le ocurre a su mujer. De todos los relatos el que encontré más flojo.

Llegamos a otra joya inolvidable, el titulado Ravissante.  Un relato que tiene de todo desde un aquelarre con sexo a cierta dosis de fetichismo, posesiones infernales, un perro que en realidad es otra cosa… y pinturas. Un pintor sin éxito en Bruselas conocerá a la viuda Madame A, comenzando una historia de seducción y posesión diabólica. Uno de los cuentos donde el autor deja más camino para que vuestra mente rellene. El más Aickman, diría yo.

Terminamos con Las Manchas. Stephen, un funcionario que acaba de enviudar, busca refugio en los páramos del norte de Inglaterra. En uno de sus paseos conocerá a Nell, una joven de la que nada más verla se enamorará. Pero en los páramos nada es lo que parece… La historia más de tipo fantástico de todas donde una hermosa mujer puede ser cualquier cosa en esos paisajes ingleses. Triste y sobrecogedora.

Seis relatos, unos de tantísima calidad que hacen sombra a otros que tal vez destacarían fuera de esta antología, pero que junto a esas joyas empalidecen. Una antología que recomiendo para engrandecer vuestra biblioteca.

Reseña: Jagannath, de Karin Tidbech

jagannath-karin-tidbeck-portada«Vengan conmigo, señoras y señores, y los que se cansan de todo el mundo que conocemos, porque tenemos mundos nuevos aquí». Lord Dunsany.

Karin Tidbeck es una autora sueca. Jagannath da título a la antología de trece relatos donde cabe tanto la ciencia ficción, la fantasía y algunos cuentos con ciertos toques macabros. La sensación que tuve con este libro fue sentir que la escritora no pertenecía a nuestro tiempo, no sé, es como si hubiera pasado muchos años ausente y despertara ahora en el siglo equivocado para devolvernos un poco de magia. En la forma en que los dejó escritos acabaremos enfrentándonos a nosotros mismos para que pongamos en una balanza qué hay de cierto y qué parte necesitamos que siga dentro del mundo de la fantasía. ¿Qué deseas creer? ¿Se volvió loca la mujer y se murió en el interior del bosque? O… ¿cómo encontró la forma de cruzar al otro lado, a ese lugar que dicen que no existe? Nos educaron para que nuestras mentes amortigüen toda la actividad real que nos rodea. Todos los días por el bien de nuestra cordura. Pero el ojo de nuestra mente es consciente de esa magia escondida.

Karin Tidbech nos adentrará en historias de ficción y leyendas de unos personajes imposibles, de lugares en los que el tiempo se mide de otra manera, escucharemos los susurros, la risa sutíl y oleremos a bosques frondosos donde el folclore nórdico sigue vivo. Lo que no podemos ver con nuestros ojos, la autora nos lo dejará en palabras para ser leídas. Sin darnos cuenta, lo extraño y lo desconocido se irán fundiendo en lo real con otros lugares en los que el curso del tiempo es independiente. El doctor Franz Hiller terminará enamorándose de un dirigible llamado Beatrice, mientras que Anna Goldberg, hija de un impresor, lo hará de una rotativa. ¿Amores imposibles? Yo no me cuestionaría eso, más bien plantearía si una máquina voladora debe dejar de volar mientras un humano la quiera para él…

Un joven escribe en su diario cartas a su padre muerto, narrándole que regresó al lugar de su infancia cuando su madre seguía con ellos antes de volver al bosque dejando algo de su magia y sabiduría. Ahora él vuelve a escuchar el sonido de las campanas. Por otro lado, la señorita Nyberg se dedica a cultivar plantas asombrosas hasta que un buen día brota un hombrecito…

Llegaremos al relato titulado Rebecka, A diferencia de los otros, no hay nada sobrenatural. Destacaré si acaso la forma tan magnifica en que lo dejó escrito y cómo pudo en tan pocas páginas condensar tanta fe y horror juntos. Seguiremos con Herr Cederberg, un hombre con sobrepeso que construye una máquina para poder volar. Pronto descubrirá un poder que desconocía. Y más. Arvid trabaja en una centralita, comenzará a recibir extrañas llamadas. El complejo de vacaciones de tía Brita es especial, las crisálidas esconden un secreto. Cilla solo tenía doce años el verano en que su hermana Sara se puso el vestido de novia de su bisabuela y desapareció montaña arriba. En su familia se cuenta una extraña leyenda. Sabremos también de una maravillosa historia en la que una mujer crea un homúnculo en una lata de conservas. Iremos terminando con Pyret, una criatura de esas que se narran en las noches de invierno junto al fuego, creencias populares de los pueblos nórdicos. Augusta Prima es una jugadora de croquet. Un buen día encontrará algo que nunca había visto hasta ahora, un reloj. Cierto genio le explicará que sirve para medir el tiempo. Tías, es un cuento de lo más repulsivo, donde unas niñas con forma de pasteles duermen esperando que lleguen sus parientes rebosantes de grasa.

El último cuento, Jagannath, da título al libro con otra forma asombrosa de un nacimiento: “Un niño nació dentro de la Gran Madre, excretado del tubo que salía del techo de la guardería…”.

Leerlos fue como respirar un nuevo aroma desconocido, estuve en todo momento más fuera que dentro de este mundo. Rebosa magia y buen hacer en cada página, sentiréis estar cruzando hacia alguna parte oculta, inexplorada. Creo que hay mucho de la autora en este libro, ella cree en las historias que escuchó de pequeña, que lo invisible existe, aunque no lo veamos, transmitiéndolo en cada cuento que escribió. Un libro especial lleno de maravillas, un libro para leérselo a nuestros hijos, amigos, a quien sea para que nunca caiga en el olvido.

Reseña: Última Ronda, de Tim Powers

ultimarondaFue ganadora de los premios World Fantasy y Locus a Mejor Novela de Fantasía en 1993. Veinticinco años después Gigamesh saca está nueva edición con una presentación maravillosa escrita por Ester Cuenca. Antes de empezar, permitidme, amigos lectores, que os pegué un trozo de una entrevista que le hice hace dos años al gran Tim Powers. Le preguntaba por el personaje que mueve en sí toda la novela, el mito del Rey Pescador.
S: ¿Qué puedes decir sobre el Rey Pescador? Tengo la sensación de que disfrutó mucho creando este personaje.
TP: Lo interesante de Fisher King es que es a la vez una figura tan conocida y desconocida al mismo tiempo…, un personaje tan evocador. ¿Por qué a menudo se le describe como pescando en un arroyo? ¿Por qué siempre tiene una herida no cicatrizante que lo vuelve estéril? ¿Por qué se debe hacer una determinada pregunta sobre él, pero de ninguna manera hacer una pregunta diferente en particular? Todas las pocas cosas que sabemos sobre él a partir de los mitos implican una gran historia. Pero solo obtenemos algunos fragmentos inconexos de esa historia. Es el poderoso misterio lo que me fascina de él…

Empiezo. Para que os situéis un poco sobre la mitología de Última Ronda, redescubriremos en las primeras páginas del libro que esta leyenda (también conocida como el Rey Herido o el Rey Malvado) es anterior al cristianismo con raíces en la mitología céltica. Aquí, en Las Vegas, Georges Leon es quien mueve el submundo del juego más allá de las reglas. Sabe que la vida no es simplemente dinero, por eso en el juego busca otra cosa: lo que jamás deberías apostar. Nada es casualidad, ni siquiera que la mítica partida llamada “Asunción” deba jugarse el Día de Pascua. Desde siempre sabemos que los ciclos en algunas religiones marcan el inicio de un nuevo año o era mediante un sacrificio ritual…

Por otro lado, Scott Crane, asediado por las deudas de la hipoteca, regresa a las cartas después de once años sin jugar. Viudo, con cuarenta y siete años, sólo tiene el consuelo de su vecino Archimedes Mavranos, enfermo terminal, que busca en las estadísticas matemáticas y en la magia una cura. Scott fue uno de los que jugó la misteriosa partida llamada “Asunción” en 1969 en el lago Mead donde perdió algo más que sus dólares. El Día de Pascua se acerca y el vencedor de entonces exige lo que ganó. Sabe que nada puede ya hacer, pero lo que le preocupa de verdad es la vida de su hermanastra Diana, asediada por sicarios. Ozzie, jugador supersticioso y padrastro de Scott (quien le enseño a jugar al póker) junto a su vecino Archimedes, se le unirán para intentar salvar a la chica. Mientras tanto el Rey Pescador lo espera para cobrarse su deuda y seguir siendo el amo de Las Vegas por mucho, mucho tiempo.

Vais a leer lo que para mí es ahora mismo es el mejor libro que he leído desde que empezó el año y uno de los que guardaré en mi memoria para siempre. No es sencillo escribir con unos mínimos de inteligibilidad, cuesta poco y se llama tener la idea clara y saber desarrollarla. Tim Powers lo tiene, escribe de una forma tan limpia que todo se entiende sin necesitar una relectura. Da igual qué mitología te narre, la simbología que use o complejos conceptos matemáticos y físicos; Tim, acaba explicándote todo, dejándote pistas y dudas, pero resolviéndolo en los siguientes capítulos. No os asustéis, ya lo dije anteriormente, lo podréis entender con una facilidad asombrosa, él quiere que no perdáis nada de la historia que cuenta. Tendréis controlados desde el principio a los protagonistas principales, pero recordad: estamos en una partida de póker, hay más jugadores, cada uno de ellos tutelado por su propia carta o figura simbólica.

Una vez más, nuestro autor mezcla historia, mitología y realidad con una habilidad extraordinaria. Desde un hotel, siguiendo las pautas de nacimiento/muerte/resurrección de varias religiones, a la simbología de la rosa, pasando por teorías matemáticas, una de ellas la del matemático Mandelbort, entre varias más que iréis encontrando en todo el libro. Junto a fragmentos de La Tierra Baldía, de T.S. Eliot.

Última Ronda se basa en el azar junto a una curiosa baraja de póker en la que se han incluido cartas del tarot. No faltaran las típicas enseñanzas de saber leer en la cara de los jugadores, al fin y al cabo, valen tanto unas buenas cartas como hacer creer a tus adversarios que las tuyas son mejores. Nuestro protagonista no controló entonces, no supo retirarse a tiempo y ahora pagará por eso. Aunque Tim Powers sí lo hizo con este maravilloso libro.

Solo puedo recomendarlo a rabiar, pocas veces vais a leer una partida de póker tan especial, tan bien escrita, simplemente inolvidable.

Reseña: BlackWood, de Lois Duncan

blackwoodAnte todo debo comentaros sobre la autora para entender con exactitud lo que vais a leer. Louis Duncan, se la conoce principalmente por sus novelas de suspense para adolescentes, recibiendo el Premio de Literatura Juvenil en dieciséis estados de EEUU y tres países extranjeros. Algunas de sus novelas se han adaptado a la gran pantalla. Destacando: Sé lo que hicisteis el último verano y Hotel para perros. En nuestro país recién estrenada está BlackWood, película de director español basada en este libro. Vengo a reseñaros ka obra, por eso, lo principal es que tengáis en mente la palabra “juvenil”.

BlackWood es un colegio interno especial situado al norte del estado de Nueva York. Estamos en otoño. La primera alumna en llegar será Kit Gordy, ante las enormes puertas de hierro, no puede evitar pensar “este lugar es maligno”. Pronto comprobara la escasez de profesores y que solo serán cuatro las alumnas  que convivirán y estudiarán allí. A las cuatro, sin saberlo, las unirá un misterio por el cual fueron las elegidas…

Desde un principio nos situará en una mansión-internado donde  algo habita  susurrando en pasillos poco iluminados cuyos espejos les devuelven otra imagen aparte de la suya. Cuentan que hace muchos años un incendio se apoderó de sus paredes. Con cuatro chicas adolescentes como protagonistas arrancará una historia de casa encantada con apariciones. Narrada de forma muy sencilla, nos introducirá en una muy buena descripción de la mansión con un bosque alrededor para crear ese ambiente fantasmal. En ningún momento, abandonará la sensibilidad a lo sobrenatural. Con esa oscuridad agobiante que parece que ninguna luz sea capaz de conquistar. Entendiendo que la historia comienza muy pronto a revelarse, la autora echará mano de inesperados giros para incrementar la intriga. Echará mano de todo lo que rompe la barrera entre los dos mundos: habitaciones con temperaturas polares, figuras en una ventana cuya habitación se cerró con llave, presencias que se intuyen cerca de la cama mientras duermes; todo valdrá para hacernos hacernos sentir que esa mansión nos engulle junto a sus protagonistas.

En BlackWood, no vamos a vivir un terror de los que nos dejan clavados en el sillón. Todos sabemos como es el mundo adolescente con esa curiosidad morbosa por saber la verdad, haciendo que más que huir busquen el origen de todo, quieran respuestas, quitando por ello parte del miedo y sustituirlo por angustia. Desde luego, la narración es original, te mete la idea desde un principio, creyéndote que controlas la historia con la sensación de que simplemente debes ir leyendo para ir al desenlace. Pero no, sólo es una manera de mantenerte alerta para que veas que nada es lo que parece. No podrás evitar que ciertas escenas te recuerden a otros libros. A otras casas embrujadas. Como he dicho, Duncan usa clichés aunque sin duda, necesarios para crear “la atmósfera”.

Si eres amante de las apariciones fantasmales y del mundo oculto, sin duda te gustará el libro. Pero le falta ese terror que te deja clavado solo escuchando tu propia respiración. Y eso que el verdadero misterio y su originalidad ayudará a sustituir esos momentos. Sin embargo, me quedé con la duda de no saber por qué algunas personas son más perceptivas que otras en el tema del Más Allá,  el motivo de que “los otros” se sientan atraídos por lo sensible o si en realidad hubo alguna clase de influencia para hacerlos especiales. Pesadillas, sueños que perturban la paz, dormitorios con cerraduras sólo por fuera cuando la puerta al otro lado queda abierta… Poco puedes hacer para no caer en la locura. BlackWood es un internado especial que años antes era conocido por los lugareños con otro nombre. Todavía queda en sus memorias la tragedia que acompañó a sus antiguos habitantes. Pocos del pueblo desean trabajar allí. La sensación de aislamiento donde los gritos no serán escuchados, la falta de cobertura. Una historia de ahora que convive con el pasado. Música que envuelve las estancias, voces traspasando los limites del tiempo… En definitiva, una novela corta que se agradece que no se haya intentado alargar. Con un final rayando lo dramático y algo flojo. Una historia inquietante donde la frontera que separa el mundo onírico es tan difusa como la de lo real.

Reseña: Una Flor, de Miyato Yuriko

una-florMiyamoto Yuriko es la escritora más destacada de la primera etapa de la época moderna de Japón. Nace en Tokio el 13 de febrero de 1899 dentro de una familia próspera. Su obra es el testimonio vivo de la conciencia social, siendo una intelectual de la izquierda que encabezó la lucha por la liberación de la mujer en Japón. Por entonces, los componentes del partido comunista japonés eran perseguidos. Ella fue a la URSS pensando que era la mejor manera de conseguir la igualdad entre los sexos…

El libro que reseño contiene tres relatos autobiográficos en los que nos desgarrará como era el Japón de la posguerra.

Una flor. Primera historia.

Escrita en 1927 nos contará la trama de dos mujeres que viven juntas (se supone que se basó en su relación durante ocho años con la escritora Yuasa Yoshiko). Si ahora es un tema delicado, imaginad lo que debió de ser por entonces. Creo que fue una mujer valiente y muy especial para escribir sobre el lesbianismo en ese momento. En cierta forma escribiendo sobre ello actuaba como la voz de las masas ocultas que no tienen el coraje o la libertad para hacerlo. Nuestra protagonista, Asako, empezará su relato como editora de un boletin, se enfrentará a la línea oficial del Partido Comunista, con valentía junto a otros personajes, a la vez que eran perseguidos por las autoridades japonesas. También hace una crítica a cómo eran tratadas las mujeres en un mundo laboral hasta ahora dominado por los hombres. Todo ello escrito con una ternura maravillosa.

La planicie de Banshu. Segunda historia.

Hiroko (reconoceremos en esa protagonista a nuestra autora) se encuentra con la familia de su hermano cuando escuchando la radio, una voz anuncia la rendición de Japón. El relato comienza el 15 de agosto de 1945, día en el que fue EMITIDO el mensaje grabado en disco por el Emperador después de fuertes intrigas en el Palacio Real, con asalto incluido. Salvo sus colaboradores, nadie había escuchado la voz del Emperador y además hablaba en el japonés palaciego con unos giros y palabras antiguas que muchos no comprendían. En él quedaba clara la voluntad del Emperador de terminar la guerra. Para un soldado japonés la rendición es una vergüenza, es preferible volver muerto que derrotado. Y para el resto del país, aunque no estuvieran combatiendo, también. El carácter japonés tiene esta característica de que cuando sienten la vergüenza, apuran a fondo la copa de veneno. Por eso se comportaron de esa forma tan servil y vergonzante durante los primeros años de la ocupación, por así llamarla, estadounidense. Recuperar su dignidad perdida costó muchos años. La autora a través de su personaje también relata cómo quedó Hiroshima tras el ataque nuclear, la destrucción, las desigualdades sociales y el horror de los quemados. Ellos sacrificarían todo para lograr un objetivo, pero no desperdiciarían nada si no hubiera nada que ganar.

Comparado con los occidentales, los japoneses son estoicos. Cuando algo se pierde, ya sea un niño, una tierra o un país, hay un breve período de duelo y luego vuelven al trabajo. La vida debe continuar y no tiene sentido prolongar la agonía de la pérdida. Se tomaron su tiempo de duelo y luego supieron seguir con sus vidas. La autora se basa para contarnos un pasado propio evocando una época que vivió y sintió. Escribiéndolo de forma poética pero sin dejarse llevar por el rencor de lo sucedido, sin echar culpas a nadie.

Hierba al viento. Tercera historia.

Aquí vamos a encontrar una continuación del relato anterior en la que el marido de nuestra protagonista Hiroko sale de la cárcel. Ahora deben de regresar a su vida en común después de doce años separados, pero nada será igual. En su marido Jûkichi quedó una sensación de pérdida que hace que se aferre a las formas más antiguas, la nostalgia de cuando los tiempos eran mejores para él (antes de ser encarcelado). Mientras que ella tenía que ser independiente, sin él y había tenido que progresar aunque forzada por las circunstancias y ha conocido otra forma de vida. Ahora que él regresa quiere encontrar consuelo, estabilidad para sanar continuando su matrimonio al estilo tradicional. Pero para ella ya no es lo mismo porque ha saboreado su independencia. Ambos buscan su propia estabilidad y están en desacuerdo. Su deseo de regresar a la tradición cómoda hará que su liberación de la cárcel le devuelva a ella a su prisión como mujer sumisa.

Terminados ya estos magníficos relatos donde la autora está preservando experiencias como especímenes en un portaobjetos de vidrio: ella los conserva para que ahora nosotros podamos leer lo que vivió. Esperando alcanzar la inmortalidad con tinta y papel. Resistiendo el entierro del tiempo que nos acabará cubriendo y nuestros recuerdos serán olvidados. Ella en este hermoso libro dejó su huella en la memoria de los hombres para siempre.