Tag Archive for Soraya Murillo

Reseña: El Alma de las Flores, de Kaneko Misuzu

Por primera vez en español Satori Ediciones nos trae la antología poética bilingüe de la japonesa Kaneko Misuzu. Nuestra poetisa se crió entre libros debido al trabajo de su madre en una librería familiar. Leía incansablemente, sentía verdadero amor por la literatura. Allí leyó la voz de los demás hasta que ella decidió probar suerte con la suya. Con veinte años, sus poemas serán aceptados pues el poeta Yaso Saijo reconoce su talento. Pero su vida privada estará cubierta por una capa oscura. Le tocó vivir una época donde la mujer japonesa estaba sometida a la casa y su marido. Éste le prohibió escribir, separándola de sus libros, de sus amigos poetas y editores. Pero la tragedia sería mayor. Después del divorcio, amenazó con retirar la custodia de la hija que tenían en común y Misuzu, en protesta, se suicidó. No sería hasta 1966 cuando el poeta Setsuo Yazaki encontró uno de sus poemas en una colección de cuentos infantiles, le impresionó tanto su lectura que comenzó la búsqueda del resto de sus poemas.

Año 2011. El norte de Japón sufrió un terremoto y tsunami. Las cadenas de televisión sacaron su poema Eres un eco para devolver a sus ciudadanos tranquilidad y esperanza. Esa que aún queda en los corazones después de vivir una gran tragedia. Para los japoneses, la poesía es una forma de vida. Toda la existencia contribuye al tejido de la poesía. Kaneko Misuzu sostiene la esencia de la humanidad mostrándonos las muchas facetas que brillan de ella. Celebra tanto la luz como la oscuridad, reconociendo que los dos elementos son complementarios. Ella entiende el espíritu humano en su mejor momento y en el peor. En las sombras nos muestra la belleza que se esconde. Son poemas hermosos. Ella habla en metáfora de sí misma en algunos de ellos. Se hace preguntas sobre la humanidad a la que no termina de adaptarse. El mundo natural parece más cercano para ella. Sospecho que sus amigos eran los árboles y las rocas más que las personas. Cada uno de nosotros ha conocido esta sensación de aislamiento en algún momento. Su poesía llega a tocar esa parte de nosotros. Ella nos alivia, asegurándonos que permanezcamos tranquilos que estaremos bien, vamos a sobrevivir, que no estamos solos. Más que eso, se nos exhorta a abrir los ojos a lo que percibimos como la nada y ver, porque hay una gran belleza en nuestro alrededor. Ese el premio de consolación de la vida.

Esta poetisa nos invita a ver el dolor, abrazarlo y avanzar más allá. Una auténtica maravilla, unos poemas de una mujer que dentro de su dolor empatizó con todo lo vivo. Más que recomendarlo, exijo leerlo, sé que encontréis ese poema que os ayudará a comprender un poco mejor vuestro paso por esta vida.

Reseña: El Niño Hoja, de Maribel Medina y Javier Ripa

El Niño Hoja es un maravilloso cuento escrito por Maribel Medina e ilustrado por Javier Ripa. Nuestra autora, desde muy joven, comenzó a leer a los clásicos, el amor por los libros fue imparable. Al igual que otros lectores, quiso dejar su propia voz impresa. Su buen hacer le llevaría a publicar en varias editoriales. En Cazador de Ratas publica un cuento en letras grandes y vistosas. Empieza con ese «Érase una vez…» Creo que no existe mejor comienzo.

Algunas personas se sienten diferentes, eso les hacen creer que están predestinados a la soledad. Así pensaba el niño hoja tan delgado como un papel. En su sueño repetitivo, era una hoja que caía de un árbol rojo. Se sentía triste, el viento lo desplazaba de un lugar a otro, solo, sin amigos; hasta que un día… La historia dará un giro muy inesperado, por que Maribel Medina no tiene ningún interés en contarnos nada triste. Sabe que la vida es bastante dura. Desea dejarnos un poco de esperanza. Es consciente que muchos niños no viajarán a lugares exóticos y lejanos, así que decidió con palabras bellas traer esos mundos hacia ellos; Alaska, Japón, Australia y hasta la cercana Francia tendrán su lugar entre las increíbles ilustraciones de Javier Ripa. Ilustraciones llenas de colorido, dibujos grandes que llegan a ocupar una página entera siguiendo la estela de las palabras escritas. Yo, que ya no soy niña disfruté en esa explosión de colores. Vuestros hijos quedarán fascinados. Abrirán sus ojos de asombro para no perderse nada.

Ser diferentes tiene muchas ventajas. No les importa hacia donde van sin embargo dejan huella en el camino. Son especiales, su ingenio no conoce barreras, alcanzan lo que otros sueñan, poseen una imaginación infinita. Tampoco necesitan que nadie les diga cómo vivir, les encanta ser ellos mismos. Logran visitar lugares escondidos, son inolvidables. Todos aquellos que tienen la suerte de conocerlos terminarán acogiéndolos en su corazón para siempre. Ser una persona con ciertas características es algo extraordinario. Sí, así os harán sentir estos pequeños personajes. Pero lo mejor llegará al final donde cerraremos el libro mirando las caras sonrientes de nuestros oyentes.

Un libro para ser leído, pero sobre todo para ser contado. Dedicadle vuestro tiempo, una noche, a este cuento para leérselo a vuestros hijos, sobrinos, abuelos… A todos nos gustan los cuentos. Niños viajeros que sabrán de glaciares, un oso polar furioso, arañas peligrosas, cerezos en flor o tormentas de rayos y truenos entre otras aventuras. Un cuento diferente para personas únicas.

Reseña: Obsesión, de J. L. Butler

Un thriller tan psicológico como oscuro donde la ambición nos moverá a una narración absorbente, desafiando nuestra inteligencia en busca de la verdad. La joven y brillante abogada Francine Day nos contará en primera persona la historia que le tocó vivir en lo que parecía uno de tantos casos de divorcio millonarios. Dicen que se mata por dos motivos: amor y dinero. En Obsesión, Francine acabará enamorándose de su cliente millonario Martin Joy. Movida por los celos, decide seguirlo para comprobar que él ha quedado con la mujer de la que se está divorciando, Donna Joy. Esa será la última vez que se sepa de Donna. En su extraña desaparición, Martín será el principal sospechoso. Entre tanto, nuestra abogada en casa borracha y sangrando por una herida, no logra recordar que más ocurrió mientras los espiaba.

Una trama llena de mentiras y secretos. Comienza un poco lenta dándole personalidad propia a unos personajes bastante trabajados. Lo mejor, llega a mitad de novela. Escenas de pasión sexual que le dan un toque morboso ante lo que es el mundo judicial. J.L.Butler nos garantiza intriga durante sus páginas haciéndonos sospechar de todos. Por que nos dejó una abogada alcohólica y bipolar medicándose, no precisamente muy fiable e intentando recordar hechos. Poniendo ella misma en entredicho algunos detalles, nos hace dudar a nosotros. Su enfermedad, la autora logra tratarla con mucha delicadeza, tal vez consciente que puede haber lectores que se sientan ofendidos en caso de padecerla.

Personalmente, no terminé de entender en que momento una abogada brillante pone en juego su futuro enamorándose de su cliente. Pero es un detalle de la escritora y no voy a juzgarlo. En la vida real, J.L.Butler es abogada. Todo el entramado de leyes los conoce. No fue para ella ningún esfuerzo dejarnos aquí una narrativa brillante. Casi todo el libro se desarrolla en las cámaras del sistema judicial de Londres, el realismo en las escenas es perfecto, por lo tanto tenemos una novela desconcertante para los amantes del suspense. Un ritmo tranquilo nos llevará hacia relaciones no muy sanas de acosos y chantajes. Unas muy buenas descripciones del Londres actual, donde sentiremos la sensación de estar paseando en sus sombrías calles trasladándonos hasta su costa para escuchar el sonido del mar. Y dos escenarios muy bien complementados que le dan más vida a la novela.

Giros, hipótesis inesperadas, nos mantienen en alerta con un final sorprendente ofreciendo las respuestas necesarias. El libro examina las obsesiones en el tema del amor junto a los traumas personales. No olvidéis que la obsesión hacia alguien, llega a ser muy peligrosa, ya que la otra persona sólo puede ver aquello que le obsesiona.

No acerté el final. Estuve todo el rato sospechando de un personaje y fallé. A ver si vosotros amigos lectores lo lográis.

Reseña: 55, de James Delargy

El sargento de policía Chandler Jenkins tiene la comisaría y a su familia en una ciudad tranquila llamada Gardner’s Hill, en la parte occidental de Australia, apartadas de la civilización al borde de tierras inhóspitas. El mayor trabajo que tenía hasta ahora Chandler eran pequeñas disputas familiares. La paz se rompe en el momento de la llegada a comisaria de un hombre asustado con sangre seca en su piel. Dice llamarse Gabriel. Asegura que fue secuestrado y llevado a una cabaña en el interior del bosque. Su secuestrador, otro hombre llamado Heath, le aseguró que iba a morir para convertirse en su víctima número 55. En la comisaria no dan crédito al supuesto relato sobre que un asesino en serie anda suelto. Entonces aparece Heath también con heridas de haber sido encadenado acusando a Gabriel de haberlo secuestrado, llevado a una cabaña del bosque y amenazarlo con ser su víctima número 55… Dos hombres, dos historias idénticas, salvo que uno de los dos miente.

Un thriller que, aunque va sobre asesinos en serie, lo que vamos a seguir es un misterio. Tenemos a dos hombres contando la misma historia, sabiendo que uno miente. ¿Nuestra parte en la trama? Descubrir al auténtico asesino. No será nada sencillo hay muchos giros inesperados que nos llevan a seguir medias verdades o rastros que creíamos seguros resultando ser equivocados.

James Delargy narra con mucha autenticidad el interior de Australia como un lugar aterrador en el mejor de los casos. Ese polvo rojo que se pega en los pulmones, el calor abrasador, la inmensidad de kilómetros todavía inexplorados; hace vivir la realidad de un paisaje baldío, quemado casi desprovisto de vida. Es difícil de imaginar sin llegar a poner los ojos sobre él. El autor crea un entorno, junto con los sentimientos de aislamiento que se acompañan, de desolación y dependencia de la comunidad. Senderos falsos y engañosos, detalles que se tejen en la historia para que el lector no sepa qué esperar. Verdades a medias y lo que parece una ficción fabricada por los personajes. Componiendo una conclusión inesperada, verdaderamente sorprendente, y añadiendo cierto toque de fanatismo religioso junto a un asesino en serie, convierte la historia en pesadilla. Estamos ante la pregunta clave que tantos criminalistas y psiquiatras se han hecho. ¿En qué momento un ser humano se convierte en asesino en serie? Esta historia no da la respuesta, pero sí nos acerca a alguna verdad. No es lo mismo ser religioso o tener fe, que ser fanático. Una historia bien escrita con un montón de sorpresas, cuya lectura es difícil de detener intentando averiguar la verdad. Muy adictiva, aunque sus personajes tiran a flojos faltándoles bastante personalidad, no terminaremos de crear ningún vínculo con ellos. Seguiremos a la vez una narración secundaria de diez años atrás que ralentizará la parte importante (pero necesaria) para comprender el comienzo de todo. Ese instante en que los engranajes interiores de uno de ellos le llevan a disfrutar matando.

Envuelto en un gran dramatismo según nos vamos acercando al final, vais a leer una trama cruel la cual no terminará de satisfacer todas las dudas. Dejará que seamos nosotros los que lleguemos a interpretar lo que la luz de la linterna enfoca. Me gustó. Original y entretenido. Lo recomiendo.

Reseña: Vampiros… y más que Vampiros (Una Antología de Horror y Sangre), de VVAA

Tenemos miedo de nuestros propios deseos. A cualquiera de nosotros le gustaría ser hermoso, poderoso y siempre joven. Nunca envejecer, tener todo el tiempo de la eternidad… pero el costo es alto. Demasiado caro. El vampiro nos produce espanto porque si se nos ofreciera ese regalo, ¿quién no estaría tentado de aceptar?

Hay tantos tipos de vampiro que no se pueden encerrar en estereotipos. Decir un vampiro es «así» es tan ridículo como decir que una persona es «así», esperando un ejemplo para explicar una especie. Si bien conocemos los vampiros clásicos, debemos saber que existen en todas las mitologías y formas. Algunas leyendas medievales occidentales hablan de hermosas mujeres demonios que seducían a los hombres. Se les conocía como Súcubos. Las Lamias, mujeres del folclore grecolatino con extremidades de animales de las que decían que fueron las vampiresas más temidas y crueles de la Antigüedad. Incluso las Sirenas que nos parecen seres tan entrañables eran temidas por los marinos al enloquecerlos con sus cánticos llevándolos a la muerte. En algunos cuentos decían que se hacían inmortales, alimentándose de la carne de los navegantes.

Vampiros … y más que vampiros, explora la naturaleza de los no-muertos. Los que beben sangre o el mal de sus raíces oscuras hasta la actualidad. Estáis ante una maravillosa antología de horror de veintidós de los mejores relatos del mundo vampírico. Autores consagrados Desde Arthur Conan Doyle, William Hope Hodgson, Nathaniel Hawthore, Horacio Quiroga, H.P. Lovecraft, Richard Matheson o el español José María Latorre, entre otros muchos. La antología comienza con el relato El vampiro, de John William Polidori. Para algo es reconocido como el primer cuento en la literatura del mito vampírico.

Viendo nombres tan poderosos podéis haceros una idea de la variedad que vais a leer. No estamos ante el vampirismo clásico, no obstante, conserva todo su poder maligno. El mal tiene muchas formas, es tan mortal un mordisco como un beso en unos labios envenenados. Tampoco faltará el llamado vampirismo energético donde la razón debe combatir lo sobrenatural. Parásitos ocultos que succionan la vida lentamente. Jules, ese extraño niño que nació con tres dientes y que los utiliza para beber sangre del pecho de su madre.

Historias con maravillosas atmósferas góticas como el relato El fresno. La araña, un hotel, unos suicidios, esa ventana en la cual una bella joven vestida de negro hila en una rueca antigua. Podría seguir, pero debo dejar que descubráis por vosotros mismos lo que esta antología esconde. Si no los habéis leído nunca, vais a sentir tal placer con la lectura que puede ser vuestro principio de entrada al mundo vampírico. Pero si ya sois unos amantes de este género, os invito a tener todos estos relatos en un mismo tomo para vuestro deleite. Lo recomiendo muchísimo.

Con esta antología engrandeceréis vuestra biblioteca.

Reseña: El Hombre que Esperaba a las Flores, de Jyrki Svenson

La maravillosa historia que reseño hoy nos traslada a la región de Salla, en los fríos bosques del norte de Finlandia. Para Jyrki Svenson el medio ambiente juega un papel tan importante que llega a quitarle protagonismo a cualquiera de los personajes. Denso, verde y misterioso, el mundo natural y su entorno, es poderoso e impredecible. Una verdadera locura inhumana horrible en su lógica, porque el autor ha diseñado una naturaleza salvaje con una gran riqueza de detalles que va llenando cada grieta de la mente del lector hasta que no hay espacio para nada. Llegando a pintar la locura con un telón de fondo de la ilusión bucólica.

Nos lleva a una Finlandia desconocida, surrealista, cuyos bosques formaron parte en las noches de los tiempos de extrañas ceremonias sagradas. El mundo vegetal dormía, esperaban pacientes su estallido con la llegada del otoño. Época de la cosecha y de ciertas historias… Allí a Salla, regresa el señor Svenson para abrir un pequeño invernadero, tras abandonar su trabajo en la bolsa y un matrimonio que nunca le hizo feliz. Entre terribles pesadillas entra en ese mundo onírico donde es imposible distinguir la realidad del sueño. No sabremos si esa llamada telefónica fue real, pero comenzarán a suceder unos insólitos asesinatos. Muertos de los cuales nacen de sus pechos abiertos unos crisantemos mutantes. Entre arrebatos sexuales descritos con una belleza erótica sublime, árboles que parecen seres humanos y conversaciones con difuntos; el florista será señalado como principal sospechoso.

El hombre que esperaba a las flores, es un escrito para el conocedor de la sintaxis que busca una aventura literaria más allá del entretenimiento. Experimental, oscuro, deformado, nos hará caer presos de lagunas de realidad, ya que, al pasar las páginas, irá acercándonos cada vez más a la locura que en su día ya nos llevó el maestro Lovecraft. Ese terror diferente que no se ve, pero lo sentimos acercarse y por algún motivo sabemos que ya no tenemos escapatoria.

Un bosque brumoso, plantas que no deberían estar ahí por el clima, el autor las colocó en esa tierra para nuestro desconcierto. Ellas saben la verdad de este aterrador apocalipsis. Y es que los humanos tenemos la falsa creencia de que estamos en la cima de la cadena alimentaria. Creemos que dominamos el mundo natural, pero esto no es cierto. Hemos creado un mundo de falsas pretensiones. Nos escondemos en casas con aire acondicionado y calefacción, corremos de un ambiente controlado a otro, mientras encendemos lámparas para alejar la oscuridad. Pero la auténtica verdad es que la naturaleza nos permite nuestra posición. Se parece mucho a ser de repente de nuevo niños, dejando que nos sentemos en el asiento del conductor para jugar a ser mayores, pero al final del día nos ordenarán que nos acostemos. Protestaremos, pero iremos en silencio. La naturaleza puede ser un huracán, tornado, erupción, tormenta de nieve, sequía, una germinización… Demostrándonos quién manda verdaderamente en la Tierra.

Secretos que siempre estuvieron ahí, porque el aroma de las plantas no sólo es dulce, también puede ser putrefacto.  Personajes rozando la esquizofrenia junto al terror vegetal primigenio. Un libro inaudito hasta ahora en español que esconde una historia tan increíble cómo fue la propia vida de su autor, el cual desapareció en la nada… Me da mucho coraje comentaros esta maravilla descatalogada, pero si algo aprendí del mundo de los libros, es que al final cualquiera de ellos puede aparecer de nuevo. Así que os dejo estas palabras, que no hacen justicia a lo que en verdad he leído. Un libro de esos raros que no terminas de entender si nos dejó una simple historia o una advertencia. Destacar el maravilloso acabado interior con láminas a color pegadas, firma impresa del autor y dibujos del mundo vegetal acompañando la obra. En verdad, una rareza impresa que ojalá acabe en vuestras manos.

Lo recomiendo muchísimo.

Reseña: El Devorador de Mundos, de Pedro Moscatel

Deberíamos temblar cada vez que pensásemos en lo oscuro y desconocido que es el cosmos. No podemos llegar a entender el concepto de infinito. La vasta negrura es demasiada extensa para nosotros. Indefensos en medio de esa oscuridad, podemos estar rodeados de cualquier cosa, incluso de monstruos invisibles… Es un terror que no llegaremos a comprender. Pedro Moscatel lo sabe, entiende que no podríamos soportar ver algo tan aterrador. Así que utiliza su buen arte en la escritura dejándonos echar solo un pequeño vistazo, antes de cerrar nuestros ojos contra la pesadilla.

Pablo, un agente que trabaja para el gobierno en el servicio de inteligencia y antiterrorista, viaja con su hijo pequeño al campo. Allí debe hacer un informe de ciertas personas con ideas propias no muy conformes con el sistema. Todo esto queda insignificante ante un misterioso yacimiento arqueológico muy antiguo. Nuestro protagonista no sabe dónde se encuentra al principio de la historia. Nos habla de un frío extremo y viscoso de almas gritando en la oscuridad. Recuerda un yacimiento del cual los romanos le atribuían magia, mientras que hechiceros decían contactar con otros planos de existencia. De todo ello, acabaría quedando cierto cuento conocido como La Leyenda del Devorador de Mundos.

Este es el gran desafío para nuestro autor, ponerle una cara al terror que es demasiado grande para ser visto. Estamos ante un relato corto cósmico, uno de los más difíciles de escribir al necesitar una muy buena ambientación o todo lo escrito quedaría sin alma. Sin embargo, Pedro Moscatel nos trae este horror, a pesar de la magnitud de la tarea. Él controla el infinito, lo destila y lo deja fluir en las páginas de El Devorador de Mundos. Allí, el terror del cosmos se condensa en la cantidad exacta que podemos absorber. Uno podría perderse en esta historia por el buen trabajo narrativo que dejó.

Nos han contado que hay monstruos más antiguos que el propio tiempo, que ven a los humanos como seres insignificantes. Mucho hemos leído que tal vez llegue el día de su retorno. Aquí no hay ninguna advertencia. Estamos en un relato de su llegada a la Tierra. Moscatel, sacó los tentáculos del miedo pudiendo con ello enfrentarnos a lo despiadado; aunque sospechamos inteligente. Siempre han sabido que estamos aquí, en esa pequeña mancha azul girando en medio de la nada. Ediciones El transbordador, en un formato de libro grande (cosa que se agradece, me encantan los libros grandes), entendió que este increíble relato necesitaba estar solo sin compartir páginas en una antología. Y acertó. Corto pero intenso. Usando cualquier momento de la vida cotidiana para traer el caos, lo incomprensible. Tienen hambre, nosotros sólo podemos suplicar que la tortura termine pronto.

Abrid este libro y no os arrepentiréis de haber leído un muy buen relato. Sí, lo recomiendo.

Reseña: El Extraño Caso de la Isla Panorama, de Edogawa Rampo

La historia comienza en una insólita isla abandonada en un punto del Pacifico conocida por el nombre de Okinoshima. Al comienzo, no tendremos la sensación de que vaya a ocurrir algo malo, nuestro protagonista es un simple soñador sin recursos, ¿qué hay de malo en soñar? Todos lo hacemos. Pero Horosuke Hitomi traspasará esa línea imaginaria deseando al precio que sea lo que ansía. Por otro lado, Genzaburo Komoda, uno de los hombres con mayor fortuna, ha muerto de un ataque de epilepsia. Con un fondo siniestro nuestro autor nos introduce a una figura mítica de la cual en muchos lugares del mundo siguen temiendo su presencia. Dicen que regresar del Más Allá cambia a las personas. En este caso, es verdad. De repente, comienza a despilfarrar su fortuna creando un mundo utópico en una pequeña isla. La delicada y hermosa mujer hasta ahora su viuda, le tiene miedo, lo mira, le observa, pero duda de que siga siendo el mismo hombre que tanto amó.

La trama se compone de dos partes. En la primera seguiremos los pasos de una mente retorcida planeando hasta el mínimo detalle cada movimiento sin importarle tener que mancillar algo tan sagrado como la muerte. Aquí leeremos trozos espeluznantes, insanos de una conducta desviada, llevando a su personaje principal Hitomi a perder toda humanidad convirtiéndolo en una criatura abominable. No podremos evitar ver ese mundo oscuro que en su día escribió Edgar Allan Poe, de cementerios, tumbas abiertas con ese fondo fantasmagórico… Será en la segunda parte con la transformación de la isla cuando entraremos en el mundo utópico. Un lugar repleto de mundos distintos, de una belleza extrema, junto a una sensación tenebrosa. Es como una mezcla de un hermoso sueño y terrible pesadilla. Crear un paraíso utópico plasmando la perfección del arte en la naturaleza. Donde aislarse del resto de la humanidad, en cierta forma, y leyendo esas maravillas, podríamos asumir esa locura. Pero es lo perturbador, nacido de una imaginación aterradora, lo que nos llevará a temerle. Ilusiones, una creatividad llena de descripciones casi mitológicas usando la morbosidad con chicas desnudas, pero sin podernos quitar la idea que en realidad estamos más cerca de lo infernal que de un edén.

No es sólo una novela policial. Su trama nos lleva hacia el lado tenebroso. A entender que lo más fantástico se vuelve turbio cuando la tragedia hace su aparición. Un claro fondo marino, un valle, un bosque pierde toda su belleza al teñirse de sangre. Una mujer joven que teme decir las palabras que tanto le asustan, la llevarán hacia un final de literatura gótica. El detective Kogoro Katami nos enseñará que nunca se puede esconder todo el pasado. Siempre quedan rastros de huellas con las que poder encontrarnos. Siempre es un placer leer buena literatura japonesa de la mano de Satori Ediciones.

Lo recomiendo.

Reseña: La Señal, de Maxime Chattam

Una familia abandona Nueva York para llevar a sus vidas más tranquilidad en Mahingan Falls. Pueblo lleno de leyendas con un monte llamado Wendigo. La granja que han comprado para vivir, conoce el olor de la muerte de alguno de sus anteriores inquilinos. Hace muchos años fue la casa de una mujer condenada por bruja en los juicios de Salem…

Ante todo dejar claro que no vais a leer ningún thriller. Estáis ante un libro de terror paranormal. Toda la historia ocurrirá en un recóndito pueblo de Nueva Inglaterra (USA). No es casualidad que ese sea el lugar, nuestro autor bebió de las historias de Stephen King y Lovecraft, queriendo traer lo sobrenatural donde esto despertó. Para mí tiene sentido. ¿Para que inventar más lugares malditos si estos ya existen? Cuando lees Maine o Arkham entre nuestros protagonistas, sientes como te va subiendo un sudor frío por la espalda. Tal vez no ocurrió nada todavía, pero no puedes evitar ese escalofrío. Entonces llegaran los tentáculos, el lenguaje singular que ya no se pronuncia; y basándose en un sustento de terror clásico, combina lo moderno junto al horror que no se ve, y crea una historia única. Nos transporta a nuestros miedos más primitivos y la curiosidad que nos causa ese Más Allá.

La Señal es ese tipo de libro del que tenemos miedo de pasar las páginas, por temor a lo que pueda surgir. Por que no hay mayor abominación sobrenatural que sentir presencias, la respiración de alguien sobre los protagonistas, ese instante de verdadero terror cuando se giran encontrando solo el gran vacío. Están solos. La muerte puede llegar en cualquier momento y de la manera más inesperada. Maxime Chattam es artista con el miedo, ocultando la belleza que puede tener el bosque, dejándonos solo lo macabro. Este libro trae un oscuro pasajero con él, oculto entre las páginas. A medida que nuestros ojos se deslizan sobre los párrafos, podemos sentir el Mal. Un toque de ciencia ficción con la radio. Violento, macabro, escenas de muertes imposibles de olvidar, los gritos de alguien siendo despedazado, la interminable tortura usando una cuchilla de afeitar, sufrimientos que no se pueden soportar… Mientras todo el mundo está ocupado, la sombra crece. Lo inexplicable cae sobre Mahingan Falls. La oscuridad se asienta. Voces malditas traerán el dolor. Una casa embrujada. Unos chavales que entraron en un campo de maíz avivando algo con su intromisión. El horror ha comenzado.

Chattam nos sitúa en ese triángulo maldito que existe en la literatura de terror. Habla sobre un sitio rodeado de bosques, barrancos…, sin que lo sepan sus habitantes, es una forma de retenerlos. Pero serán ciertas situaciones narrativas lo que más nos acercará a lo aterrador. ¿Por qué llamamos «maestros» solo a unos pocos escritores? Detrás de ellos llegaron y llegarán otros. Este libro es un claro ejemplo. Algunos podrán llamarlo plagio, pero no lo es, lo que hizo este escritor fue utilizar lo que sabe que más miedo nos causa y nos lo trae de vuelta con sus palabras. Esa pandilla de chicos, sí, os recordará a algo pero también otros estados espeluznantes. Por eso, maestros hay pocos y escritores muchos. Y hace guiños a ciertas películas. Una vez aclarado eso, regreso a la novela:

Casi setecientas páginas. Mi mayor inquietud era que hubiera mucha paja alargándose por alargar. Yo no la sentí así.  Es verdad que repite escenas creando momentos que hace la novela menos entretenida, pero por lo demás vi correcto que se extendiera haciendo que no tengas esa sensación que todo llega de la nada.  Desde un principio, ocurren muchas cosas y las escenas sangrientas son de una crudeza impresionante. Los chicos entienden que deben luchar contra una fuerza antigua, sus padres hurgan en el pasado, el teniente Ethan no da crédito a un pueblo que comienza a despertarse con muertos y desaparecidos. Todo estará conectado. Un libro absolutamente aterrador con un escritor que rinde homenaje a los Maestros. Así que para ser justa debo decir, que siendo como es una novela que exalta el trabajo de esos autores consagrados, os aviso que estamos ante una de las mejores novelas de horror paranormal que he leído. El Mal existe. Los monstruos existen. ¿Pero dónde nacen? Aquí tal vez halléis la respuesta. La Señal está ahí. Preparada para ser escuchada.

Una gozada, un disfrute, vale cada céntimo que paguéis por tener este libro. Lo recomiendo a rabiar.

Reseña: Whiskyman y Otros Relatos Oscuros, de Alberto Caliani

Recomendar una antología nunca es fácil. Hacerlo de uno de los mejores escritores que tenemos, sí lo es. Con libros como este se recupera la ilusión en los autores nacionales. Siempre es un placer leer al maestro Alberto Caliani. Os puedo asegurar que nuestro autor tiene un misterioso don en esa manera suya de echar un vistazo a otros mundos y traérnoslos. Su forma de narrar, los lugares que crea en el papel, parecen demasiado reales para ser invenciones. Llegas a dudar de la ficción porque todo se siente cierto. A veces, he tenido la percepción de que en verdad ha visto lo que escribe. Aunque eso sería una verdadera locura, los lugares que trae de vuelta son inquietantes. No deberíamos dejar que nos introdujera sus pesadillas, pero lo cierto es que atraer la oscuridad que fabrica. Así que lo haremos, nos dejaremos arrastrar haciéndonos más pequeños y que nada de lo creado vea cómo temblamos negándonos a cerrar los ojos para poder seguir leyendo. Atreveos a pasar la portada de este libro y encontraréis dieciséis historias de terror escritas sin rodeos. Directas. Él se sirve de unos miedos variados. Se parece mucho a una caja de chocolates surtidos. Cada uno es diferente. Explorará toda clase de horrores, todos ellos deliciosamente aterradores.

El cuarto de Sonia. Unos padres jóvenes se mudan a una vivienda idílica de ensueño. En la habitación del bebé colocarán unos walkie-talkies. Pero lo que escucharán será una escalofriante voz. Solos, tú y yo. Una hija hambrienta, una hija descendiente de algo abominable. La tabla Ouija. Cuando compras un tablero Ouija pensando que es un simple juego… La era del demonio. ¿Podéis imaginaros que las gárgolas y estatuas de Barcelona cobran vida? El padre Jordi Vendrell vivirá el verdadero infierno en sus carnes. Purgatorio. ¿Todavía no habéis entendido el peligro de pedir un deseo? Una historia con sabor a tierra mojada y tumbas. Visiones de La Parca. A todos nos asusta la muerte, da igual lo que digan muchos, nadie quiere acabar dentro de un ataúd. Poco a poco, el protagonista irá haciéndose a la idea en el momento en que vea a la guadaña rondarle. La narración dará un giro más espeluznante y trágico de lo que él esperaba. El alfiler. Vacaciones en Haití, vudú, un regreso a casa, el comienzo de una escalofriante pesadilla. Caperuzita Roja. Escuchaba terribles historias de muertos que se levantan, mientras el lobo la acecha en espera a que se introduzca en el bosque para ir a casa de la abuelita.

Llegamos al relato que da título al libro. Whiskyman. Old Town, julio de 1963, justo antes del eclipse de sol. Ya antiguamente creían que un eclipse era la señal de que iba a ocurrir alguna cosa horrible. Nuestro autor sabe el miedo y la fascinación que todavía producen en nosotros estos fenómenos. Estamos ante una historia tan triste como sobrenatural. ¿Quién es en realidad WHISKYMAN? Venganza, justicia, palabras que quedan silenciadas dentro de una masacre de sangre.

Inmune. Un nuevo apocalípsis traerá la locura, aunque sigue quedando tiempo para cantar alguna nana… La marca oscura de Dios. El nombre maldito, aquel que no debe ser pronunciado, quien dicen se reveló ante Dios, espera paciente su día…

Relatos, desde una sola página a varias. Escritos en primera y tercera persona, calando cada uno de ellos hasta las entrañas. Hay autores que escriben para transmitirnos sus miedos. Caliani no. Él mira a todos esos horrores a la cara advirtiéndonos que eso está ahí fuera en alguna parte. Más cerca de lo que pensamos. Tal vez, sea ese el motivo de que sus historias ocurran en cualquier lugar de la Tierra, incluso fuera de ella. Misteriosas leyendas envuelven un fuerte atacado desde dentro, un nombre Aisha Kandisha, que no debe pronunciarse. Un hombre joven sufre una parálisis total, aun así, se aferra a la vida. Esos ojos que apenas pestañean miran en un ataque de pánico a una loxósceles laeta, ahí frente a él… Quedan un par de relatos más que voy a dejar que descubráis por vosotros mismos, mis amigos lectores. Pues dicen que para dejar trazado un camino hay que dejar antes las huellas. Alberto Caliani así lo hizo con este maravilloso libro de relatos. Una lectura perturbadora que estoy segura desvelará vuestras noches. Destacar también la hermosa portada de Iván Ruso.

Sí. Lo recomiendo mucho.