Archive for Soraya

Reseña: El Devorador de Mundos, de Pedro Moscatel

Deberíamos temblar cada vez que pensásemos en lo oscuro y desconocido que es el cosmos. No podemos llegar a entender el concepto de infinito. La vasta negrura es demasiada extensa para nosotros. Indefensos en medio de esa oscuridad, podemos estar rodeados de cualquier cosa, incluso de monstruos invisibles… Es un terror que no llegaremos a comprender. Pedro Moscatel lo sabe, entiende que no podríamos soportar ver algo tan aterrador. Así que utiliza su buen arte en la escritura dejándonos echar solo un pequeño vistazo, antes de cerrar nuestros ojos contra la pesadilla.

Pablo, un agente que trabaja para el gobierno en el servicio de inteligencia y antiterrorista, viaja con su hijo pequeño al campo. Allí debe hacer un informe de ciertas personas con ideas propias no muy conformes con el sistema. Todo esto queda insignificante ante un misterioso yacimiento arqueológico muy antiguo. Nuestro protagonista no sabe dónde se encuentra al principio de la historia. Nos habla de un frío extremo y viscoso de almas gritando en la oscuridad. Recuerda un yacimiento del cual los romanos le atribuían magia, mientras que hechiceros decían contactar con otros planos de existencia. De todo ello, acabaría quedando cierto cuento conocido como La Leyenda del Devorador de Mundos.

Este es el gran desafío para nuestro autor, ponerle una cara al terror que es demasiado grande para ser visto. Estamos ante un relato corto cósmico, uno de los más difíciles de escribir al necesitar una muy buena ambientación o todo lo escrito quedaría sin alma. Sin embargo, Pedro Moscatel nos trae este horror, a pesar de la magnitud de la tarea. Él controla el infinito, lo destila y lo deja fluir en las páginas de El Devorador de Mundos. Allí, el terror del cosmos se condensa en la cantidad exacta que podemos absorber. Uno podría perderse en esta historia por el buen trabajo narrativo que dejó.

Nos han contado que hay monstruos más antiguos que el propio tiempo, que ven a los humanos como seres insignificantes. Mucho hemos leído que tal vez llegue el día de su retorno. Aquí no hay ninguna advertencia. Estamos en un relato de su llegada a la Tierra. Moscatel, sacó los tentáculos del miedo pudiendo con ello enfrentarnos a lo despiadado; aunque sospechamos inteligente. Siempre han sabido que estamos aquí, en esa pequeña mancha azul girando en medio de la nada. Ediciones El transbordador, en un formato de libro grande (cosa que se agradece, me encantan los libros grandes), entendió que este increíble relato necesitaba estar solo sin compartir páginas en una antología. Y acertó. Corto pero intenso. Usando cualquier momento de la vida cotidiana para traer el caos, lo incomprensible. Tienen hambre, nosotros sólo podemos suplicar que la tortura termine pronto.

Abrid este libro y no os arrepentiréis de haber leído un muy buen relato. Sí, lo recomiendo.

Reseña: El Extraño Caso de la Isla Panorama, de Edogawa Rampo

La historia comienza en una insólita isla abandonada en un punto del Pacifico conocida por el nombre de Okinoshima. Al comienzo, no tendremos la sensación de que vaya a ocurrir algo malo, nuestro protagonista es un simple soñador sin recursos, ¿qué hay de malo en soñar? Todos lo hacemos. Pero Horosuke Hitomi traspasará esa línea imaginaria deseando al precio que sea lo que ansía. Por otro lado, Genzaburo Komoda, uno de los hombres con mayor fortuna, ha muerto de un ataque de epilepsia. Con un fondo siniestro nuestro autor nos introduce a una figura mítica de la cual en muchos lugares del mundo siguen temiendo su presencia. Dicen que regresar del Más Allá cambia a las personas. En este caso, es verdad. De repente, comienza a despilfarrar su fortuna creando un mundo utópico en una pequeña isla. La delicada y hermosa mujer hasta ahora su viuda, le tiene miedo, lo mira, le observa, pero duda de que siga siendo el mismo hombre que tanto amó.

La trama se compone de dos partes. En la primera seguiremos los pasos de una mente retorcida planeando hasta el mínimo detalle cada movimiento sin importarle tener que mancillar algo tan sagrado como la muerte. Aquí leeremos trozos espeluznantes, insanos de una conducta desviada, llevando a su personaje principal Hitomi a perder toda humanidad convirtiéndolo en una criatura abominable. No podremos evitar ver ese mundo oscuro que en su día escribió Edgar Allan Poe, de cementerios, tumbas abiertas con ese fondo fantasmagórico… Será en la segunda parte con la transformación de la isla cuando entraremos en el mundo utópico. Un lugar repleto de mundos distintos, de una belleza extrema, junto a una sensación tenebrosa. Es como una mezcla de un hermoso sueño y terrible pesadilla. Crear un paraíso utópico plasmando la perfección del arte en la naturaleza. Donde aislarse del resto de la humanidad, en cierta forma, y leyendo esas maravillas, podríamos asumir esa locura. Pero es lo perturbador, nacido de una imaginación aterradora, lo que nos llevará a temerle. Ilusiones, una creatividad llena de descripciones casi mitológicas usando la morbosidad con chicas desnudas, pero sin podernos quitar la idea que en realidad estamos más cerca de lo infernal que de un edén.

No es sólo una novela policial. Su trama nos lleva hacia el lado tenebroso. A entender que lo más fantástico se vuelve turbio cuando la tragedia hace su aparición. Un claro fondo marino, un valle, un bosque pierde toda su belleza al teñirse de sangre. Una mujer joven que teme decir las palabras que tanto le asustan, la llevarán hacia un final de literatura gótica. El detective Kogoro Katami nos enseñará que nunca se puede esconder todo el pasado. Siempre quedan rastros de huellas con las que poder encontrarnos. Siempre es un placer leer buena literatura japonesa de la mano de Satori Ediciones.

Lo recomiendo.

Reseña: La Señal, de Maxime Chattam

Una familia abandona Nueva York para llevar a sus vidas más tranquilidad en Mahingan Falls. Pueblo lleno de leyendas con un monte llamado Wendigo. La granja que han comprado para vivir, conoce el olor de la muerte de alguno de sus anteriores inquilinos. Hace muchos años fue la casa de una mujer condenada por bruja en los juicios de Salem…

Ante todo dejar claro que no vais a leer ningún thriller. Estáis ante un libro de terror paranormal. Toda la historia ocurrirá en un recóndito pueblo de Nueva Inglaterra (USA). No es casualidad que ese sea el lugar, nuestro autor bebió de las historias de Stephen King y Lovecraft, queriendo traer lo sobrenatural donde esto despertó. Para mí tiene sentido. ¿Para que inventar más lugares malditos si estos ya existen? Cuando lees Maine o Arkham entre nuestros protagonistas, sientes como te va subiendo un sudor frío por la espalda. Tal vez no ocurrió nada todavía, pero no puedes evitar ese escalofrío. Entonces llegaran los tentáculos, el lenguaje singular que ya no se pronuncia; y basándose en un sustento de terror clásico, combina lo moderno junto al horror que no se ve, y crea una historia única. Nos transporta a nuestros miedos más primitivos y la curiosidad que nos causa ese Más Allá.

La Señal es ese tipo de libro del que tenemos miedo de pasar las páginas, por temor a lo que pueda surgir. Por que no hay mayor abominación sobrenatural que sentir presencias, la respiración de alguien sobre los protagonistas, ese instante de verdadero terror cuando se giran encontrando solo el gran vacío. Están solos. La muerte puede llegar en cualquier momento y de la manera más inesperada. Maxime Chattam es artista con el miedo, ocultando la belleza que puede tener el bosque, dejándonos solo lo macabro. Este libro trae un oscuro pasajero con él, oculto entre las páginas. A medida que nuestros ojos se deslizan sobre los párrafos, podemos sentir el Mal. Un toque de ciencia ficción con la radio. Violento, macabro, escenas de muertes imposibles de olvidar, los gritos de alguien siendo despedazado, la interminable tortura usando una cuchilla de afeitar, sufrimientos que no se pueden soportar… Mientras todo el mundo está ocupado, la sombra crece. Lo inexplicable cae sobre Mahingan Falls. La oscuridad se asienta. Voces malditas traerán el dolor. Una casa embrujada. Unos chavales que entraron en un campo de maíz avivando algo con su intromisión. El horror ha comenzado.

Chattam nos sitúa en ese triángulo maldito que existe en la literatura de terror. Habla sobre un sitio rodeado de bosques, barrancos…, sin que lo sepan sus habitantes, es una forma de retenerlos. Pero serán ciertas situaciones narrativas lo que más nos acercará a lo aterrador. ¿Por qué llamamos «maestros» solo a unos pocos escritores? Detrás de ellos llegaron y llegarán otros. Este libro es un claro ejemplo. Algunos podrán llamarlo plagio, pero no lo es, lo que hizo este escritor fue utilizar lo que sabe que más miedo nos causa y nos lo trae de vuelta con sus palabras. Esa pandilla de chicos, sí, os recordará a algo pero también otros estados espeluznantes. Por eso, maestros hay pocos y escritores muchos. Y hace guiños a ciertas películas. Una vez aclarado eso, regreso a la novela:

Casi setecientas páginas. Mi mayor inquietud era que hubiera mucha paja alargándose por alargar. Yo no la sentí así.  Es verdad que repite escenas creando momentos que hace la novela menos entretenida, pero por lo demás vi correcto que se extendiera haciendo que no tengas esa sensación que todo llega de la nada.  Desde un principio, ocurren muchas cosas y las escenas sangrientas son de una crudeza impresionante. Los chicos entienden que deben luchar contra una fuerza antigua, sus padres hurgan en el pasado, el teniente Ethan no da crédito a un pueblo que comienza a despertarse con muertos y desaparecidos. Todo estará conectado. Un libro absolutamente aterrador con un escritor que rinde homenaje a los Maestros. Así que para ser justa debo decir, que siendo como es una novela que exalta el trabajo de esos autores consagrados, os aviso que estamos ante una de las mejores novelas de horror paranormal que he leído. El Mal existe. Los monstruos existen. ¿Pero dónde nacen? Aquí tal vez halléis la respuesta. La Señal está ahí. Preparada para ser escuchada.

Una gozada, un disfrute, vale cada céntimo que paguéis por tener este libro. Lo recomiendo a rabiar.

Reseña: Whiskyman y Otros Relatos Oscuros, de Alberto Caliani

Recomendar una antología nunca es fácil. Hacerlo de uno de los mejores escritores que tenemos, sí lo es. Con libros como este se recupera la ilusión en los autores nacionales. Siempre es un placer leer al maestro Alberto Caliani. Os puedo asegurar que nuestro autor tiene un misterioso don en esa manera suya de echar un vistazo a otros mundos y traérnoslos. Su forma de narrar, los lugares que crea en el papel, parecen demasiado reales para ser invenciones. Llegas a dudar de la ficción porque todo se siente cierto. A veces, he tenido la percepción de que en verdad ha visto lo que escribe. Aunque eso sería una verdadera locura, los lugares que trae de vuelta son inquietantes. No deberíamos dejar que nos introdujera sus pesadillas, pero lo cierto es que atraer la oscuridad que fabrica. Así que lo haremos, nos dejaremos arrastrar haciéndonos más pequeños y que nada de lo creado vea cómo temblamos negándonos a cerrar los ojos para poder seguir leyendo. Atreveos a pasar la portada de este libro y encontraréis dieciséis historias de terror escritas sin rodeos. Directas. Él se sirve de unos miedos variados. Se parece mucho a una caja de chocolates surtidos. Cada uno es diferente. Explorará toda clase de horrores, todos ellos deliciosamente aterradores.

El cuarto de Sonia. Unos padres jóvenes se mudan a una vivienda idílica de ensueño. En la habitación del bebé colocarán unos walkie-talkies. Pero lo que escucharán será una escalofriante voz. Solos, tú y yo. Una hija hambrienta, una hija descendiente de algo abominable. La tabla Ouija. Cuando compras un tablero Ouija pensando que es un simple juego… La era del demonio. ¿Podéis imaginaros que las gárgolas y estatuas de Barcelona cobran vida? El padre Jordi Vendrell vivirá el verdadero infierno en sus carnes. Purgatorio. ¿Todavía no habéis entendido el peligro de pedir un deseo? Una historia con sabor a tierra mojada y tumbas. Visiones de La Parca. A todos nos asusta la muerte, da igual lo que digan muchos, nadie quiere acabar dentro de un ataúd. Poco a poco, el protagonista irá haciéndose a la idea en el momento en que vea a la guadaña rondarle. La narración dará un giro más espeluznante y trágico de lo que él esperaba. El alfiler. Vacaciones en Haití, vudú, un regreso a casa, el comienzo de una escalofriante pesadilla. Caperuzita Roja. Escuchaba terribles historias de muertos que se levantan, mientras el lobo la acecha en espera a que se introduzca en el bosque para ir a casa de la abuelita.

Llegamos al relato que da título al libro. Whiskyman. Old Town, julio de 1963, justo antes del eclipse de sol. Ya antiguamente creían que un eclipse era la señal de que iba a ocurrir alguna cosa horrible. Nuestro autor sabe el miedo y la fascinación que todavía producen en nosotros estos fenómenos. Estamos ante una historia tan triste como sobrenatural. ¿Quién es en realidad WHISKYMAN? Venganza, justicia, palabras que quedan silenciadas dentro de una masacre de sangre.

Inmune. Un nuevo apocalípsis traerá la locura, aunque sigue quedando tiempo para cantar alguna nana… La marca oscura de Dios. El nombre maldito, aquel que no debe ser pronunciado, quien dicen se reveló ante Dios, espera paciente su día…

Relatos, desde una sola página a varias. Escritos en primera y tercera persona, calando cada uno de ellos hasta las entrañas. Hay autores que escriben para transmitirnos sus miedos. Caliani no. Él mira a todos esos horrores a la cara advirtiéndonos que eso está ahí fuera en alguna parte. Más cerca de lo que pensamos. Tal vez, sea ese el motivo de que sus historias ocurran en cualquier lugar de la Tierra, incluso fuera de ella. Misteriosas leyendas envuelven un fuerte atacado desde dentro, un nombre Aisha Kandisha, que no debe pronunciarse. Un hombre joven sufre una parálisis total, aun así, se aferra a la vida. Esos ojos que apenas pestañean miran en un ataque de pánico a una loxósceles laeta, ahí frente a él… Quedan un par de relatos más que voy a dejar que descubráis por vosotros mismos, mis amigos lectores. Pues dicen que para dejar trazado un camino hay que dejar antes las huellas. Alberto Caliani así lo hizo con este maravilloso libro de relatos. Una lectura perturbadora que estoy segura desvelará vuestras noches. Destacar también la hermosa portada de Iván Ruso.

Sí. Lo recomiendo mucho.

Reseña: Escape Room, de Chris McGeorge

Morgan Sheppard, a la edad de once años, resolvió el asesinato de su profesor de matemáticas, cuando todos creían que fue un simple suicidio. Esa reputación le valdría para terminar años más tarde en un programa de televisión resolviendo misterios como si de un Hércules Poirot se tratase. Años más tarde, Sheppard, protagonista principal que llevará todo el peso de la historia, despierta esposado en la cama de un hotel. Le acompañan cinco personas también secuestradas: una camarera, una limpiadora, una actriz, un abogado y un estudiante. Cuando todos logran espabilarse después de haber sido gaseados, descubren un cadáver en la bañera. El televisor se encenderá solo. Un hombre con la careta de un caballo de dibujos animados, desafiará al supuesto detective para que resuelva quién de todos es el asesino. Tal vez en sí no parezca muy complicado, pero solo dispone de tres horas para averiguarlo o todos morirán. Vale, no estamos ante la novela del año y misterios hay muchos. Pero puñetas, que me he leído trescientas cuarenta y tres páginas de una sentada. Una historia increíblemente escrita de forma sencilla y sin florituras, me ha tenido a mí, que he leído cientos de libros, en un sofá hasta llegar a la última página. Sí, estaba segura de que lograría averiguar quién era el asesino, diciéndome va, un capítulo más, e igual en el siguiente. Pero no. Chris Mcgeorge hizo un trabajo tan minucioso que cuando el detective grita el nombre del asesino, resulta que…

Una trama llena de mentiras que no se confiesan. Y cuando esas verdades salen a la luz, ya es tarde, pues aquello que teníamos en mente debemos borrarlo. Porque vamos a ver, ¿para qué sacar el arma homicida del cuerpo y esconderla? Sí, por supuesto que antes de ponerse a entrevistar a cada uno de los sospechosos tantearán los posibles escapes. Luego tenemos a nuestro investigador que no pasa por su mejor momento, adicto al alcohol y a otras sustancias, que debe resolver el asesinato, sufriendo el síndrome de abstinencia. Pero ¿y si bebiera y consumiera para no tener que recordar su pasado? Este dato será importante. Pues la historia se cuenta en dos tiempos, el actual, debiendo resolver ese crimen, y el pasado para que nosotros vayamos entendiendo.

La trama es realmente buena, repleta de suspense con unos giros tan bestiales que en verdad deja al lector noqueado con todo lo que tiene resuelto. Un muy buen misterio avanzando a un ritmo cardíaco, entendiendo que ese escenario gira alrededor del detective. Una lectura rápida, adictiva, que lejos de ir aclarándose se va volviendo oscura dentro de una narración angustiosa. Un thriller psicológico para leer sin cuestionar algunos detalles dándole el visto bueno a novela de entretenimiento. Suspense dentro de una habitación cerrada que va envolviéndose claustrofóbica mientras el enigma no se detiene en ningún momento. ¿Logrará este moderno detective salvarlos? Una lectura que nos hace reflexionar de cuánto escondemos de nuestro pasado, llegando a creernos que eso nunca regresará para señalarnos. Recomendada por su tremendo enganche y sus increíbles giros.

Reseña: Un Lugar Mejor, de Michael Wehunt

Esta obra fue nominada a los Premios Shirley Jackson, a los Premios Crawford, y candidata a los Stoker. También y recomendada por los Premios Locus. Diez relatos que analizan y exploran personajes, navegando entre el horror y lo sobrenatural. Su forma de describirnos cualquier mínimo detalle nos hace observadores, su don (pues no sé qué otra palabra puedo utilizar), es tan poderoso que nos saca de ser simples lectores para llegar acariciar esos mundos. Esa sensibilidad suya es extraordinaria, pocas veces he visto una forma de narrar tan perfecta. No es uno más de tantos escritores, su nombre debería encontrarse ya entre los mejores.

Sin exponer nada sobre una moral personal, Wehunt se las arregla para sacar a relucir la naturaleza frágil e imperfecta de la existencia. A veces no podemos ser salvados de nosotros mismos. A veces las decisiones que tomamos se quedan con nosotros hasta la muerte. A veces no hay finales felices. Aceptar algo, negar o superarse no es la preocupación de nuestro autor. Él se limitó a presentarnos historias en toda su dolorosa cruda realidad. No encontraréis finales satisfactorios. Michael Wehunt elaboró unos relatos extraños, casi bizarros, que dejará a los lectores con ansia de resolución, con hambre de saber más. Ahondad en estas historias sabiendo que algo cambiará luego en vosotros. Es como si sus palabras se quedaran atascadas en su materia gris, al igual que un grano de arena en una ostra. De sus pensamientos nacerá una escritura inusual, un universo retorcido, pero maravilloso. Estamos ante un artista capaz de hacernos ver la belleza del dolor.

Te hará tener más cuidado con lo que deseas. No deberíamos dar todo por sentado. Con una rica narración, un tapiz de detalles y, conexiones emocionales profundas, va tejiendo sus cuentos para atraparnos, al igual que él fue en su día capturado por el entorno de los Apalaches que le aportarían ese estado de ánimo oscuro con que dejará este libro escrito. Insectos, ángeles y personas que se rinden ante la vida; será lo que vais a encontrar.

Junto a mí, cantando en las tierras salvajes es el primer relato. El regreso a una cabaña de madera entre árboles. Recuerdos de un pasado huyendo sobre nieve manchada de sangre. Sangre que también cae de una catarata. Un susurro se escucha en el interior de una cueva. Un terror que evoca cánticos de lo más profundo del cosmos.

En Onanon, Adam Storen es un escritor intentando escribir una obra inolvidable. Con el vaho de su aliento escribió la palabra MADRE y sobre el cristal REINA. Desde entonces ella ya no volvió a ocupar más su corazón. Un niño que en la cuna fue abrazado por una masa oscura.

Un lugar mejor es el relato que da nombre a la antología. Cuando un camionero regresa a su casa para asistir al cumpleaños de su hija se detiene en un apartado restaurante. Allí le hablará otro camionero sobre espacios vacíos entre carreteras interestatales. Voces y presencias. Una historia de terror puro.

Seguiremos con más terror original, fascinante donde hay una perturbadora transformación de un humano. Cuatro hombres seguirán los pasos de una película de culto de terror para concluirla. Un suicidio frustrado nos llevará a entender el poso que queda después de una pérdida. Una mujer que desea ser madre… Y aquí me detengo, deseo dejaros alguno para que vosotros mismos lleguéis a ellos. No olvidéis que, en nuestro miedo, ansiamos etiquetar cosas. Es lo desconocido lo que nos asusta, no el monstruo en sí. Necesitamos etiquetar para entender. Pero la realidad puede ser cualquier cosa. Michael Wehunt, lo sabe, en cierta forma jugará con ellos y con nosotros, no llegando a saber nunca de que se trata, simplemente sentiremos el horror que nos deja su presencia. Porque este hombre es un genio de la escritura que ha sabido abrir las puertas que llevan hacia la oscuridad más aterradora sin explicarnos qué puede salir de allí. Una joya de libro, una joya de encuadernación con láminas. Unos relatos que nos advierten qué haríamos para mejorar nuestra suerte en la vida y a qué precio. Sí no leéis a este autor no entenderéis la verdadera evolución del terror y el motivo que muchos sigamos leyendo, esperando que de vez en cuando aparezca un escritor de esta categoría. Muy recomendado.

Reseña: La Mirada Perversa, de Edogawa Rampo

Edogawa Rampo escribió: «El mundo real es un sueño. Sólo el sueño nocturno es la realidad». Retorcimiento japonés en su máxima expresión. Seis cuentos de perversión y decadencia repletos de elementos del subgénero gore. Extraños, eróticos, locos, preocupantes, atractivos y grotescos. Estas historias son un ejemplo brillante de ese género. Al autor le gusta jugar con imágenes, muñecos, espejos, con el lado más oscuro porque son el símbolo de una versión distorsionada de la existencia. Él tiene una fascinación por aquéllos que viven en los márgenes de la sociedad. El mutilado, el deforme…, los que resisten aplastados por la bota del mundo y la forma en que lo sobreviven. La Mirada Perversa es un universo de estos personajes, ricos, extraños y retorcidos. Sueños que se destruyen, lo lóbrego de la naturaleza humana; la forma de narrar de Rampo pausada, rayando la obsesión, nos va introduciendo en unos relatos en los cuales sus personajes se comportan rozando la locura.

El que pasea por el revés del techo.  Una historia detectivesca donde un hombre inquieto y acomodado se cuestiona si es posible cometer un asesinato tan inteligente que nunca llegue a ser descubierto el asesino. La cosa de llegar al asesinato es de lo más original, si no fuera porque el detective Kogoro Akechi, tiene sus sospechas. Un detective que os encantará así muy a lo Colombo que parece que no sabe nada, pero lo sabe todo. Y un poco tocapelotas. Hay una escena en el armario buenísima. Una primera lectura que nos hará cuestionarnos si alguien puede convertirse en asesino sólo por puro aburrimiento con su vida.

Pulgarcito baila. Roku es un enano al que sus compañeros de circo acosan rozando lo inhumano, hasta que un día decide vengarse de la forma más cruel. Lo que su mente es capaz de crear: sangre, espadas y un terrorífico baile a la luz de la luna.

Ahora seguiremos en otros relatos más perversos. Una mezcla de géneros macabros leyendo comportamientos tan obsesivos como enfermizos:

El infierno de los espejos. Unos amigos se reúnen para contar historias sobrenaturales. Uno de ellos narra unos hechos que jamás pudieron demostrarse que salieran de la imaginación de su narrador. La pasión de un hombre por las lentes y los espejos le lleva a pedir que le fabriquen una esfera hueca de cristal para introducirse en su interior. Lo que allí verá es imposible de alcanzar por la imaginación humana. Un amor inhumano narra el verdadero amor entre personas. Pero cuando una muñeca está involucrada con un hombre, se convierte en otra emoción menos admirable. Su esposa lo descubrirá. ¿Hay una intervención fantasmal o estamos ante las fantasías enfermas del marido? La oruga nos muestra cuán fácilmente puede ser mutado el amor. Un veterano de guerra desfigurado hasta el punto de ser poco más que un torso con cicatrices, su esposa es devota y lo cuida, pero su impotencia inspira algo cruel en ella y atormentarlo se convierte en su entretenimiento. Leer este relato íntegro es un gran lujo. Fue censurado varias veces por tener un protagonista un militar; infame, la espantosa criatura en que se ha convertido se encuentra increíblemente bien detallado. Terminaremos con El hombre que viaja con un cuadro en relieve, donde en un viaje en tren sabremos de un cuadro que guarda un secreto. La historia de terror que se relatará, narrará perversos detalles sexuales a la vez que magia.

En La Mirada Perversa, al final, tendremos la sensación de que el autor nos llevó a esos depravados mundos que creó su mente, por lo inquietos que quedamos al cerrar el libro. En algún relato veremos pinceladas de la narrativa de Edgar Allan Poe, autor al que admiraba. A mí personalmente sus extravagancias me recordaron a la película La Parada de los Monstruos; esos fenómenos con deformaciones físicas de los cuales intentamos compadecernos. En fin, una joya de libro que no sólo recomiendo, os pido que lo leáis, es simplemente fascinante, yo buscaré otros del mismo autor porque en verdad me he quedado con ansia de más historias suyas. Un libro que cierra con un imprescindible apéndice. Lo recomiendo muchísimo.

Reseña: Las Puertas del Ayer y del Mañana, de Álvaro Escudero e ilustraciones de Begoña Fumero

Un narrador del que no sabemos nada de él nos relata la leyenda de la pirata Escarlata; capitana del navío Fénix del Alba que navega más allá del umbral del horizonte, en los mares más lejanos, donde las tormentas hunden barcos y ponen a prueba la bravura de los grandes marinos. Allí sabremos que va a la deriva. Pero, ¿qué tiene de especial nuestra protagonista? Para empezar en vez del típico loro, la acompaña un hurón. Su parche en el ojo esconde un secreto muy peculiar. Acobarda a sus enemigos diciéndoles insultos tan enrevesados que no los soportan acabando ellos mismos tirándose por la borda. Y ya sé lo que os estáis pensando, ¿busca un gran tesoro como todo buen pirata que se precie? Pues sí, lo busca. Pero su tesoro es especial, diferente a esos famosos cofres llenos de joyas y monedas de los que tanto hemos leído. Ella pide un tesoro que pueda hacerla feliz el resto de su vida. Casi nada ¿eh?

Será una adivina la que la guíe hasta un paraje de ensueño lleno de misterio donde se encuentran: Las Puertas del Ayer y del Mañana. En el bosque de ese increíble lugar conocerá a un chico mago que sigue llorando y buscando respuestas a la muerte prematura de su madre. Juntos se adentrarán en la mayor aventura conocida por ser humano desde las noches de los tiempos. Descubrirán las respuestas que toda la humanidad se ha estado haciendo. Creemos que nuestra vida es como llegar a un destino, pensamos que estamos en un viaje teniendo que conseguir un lugar, pero ¿ahí acaba todo? ¿Lo dejamos? No, no nos movemos para llegar a un destino en sí siempre, hay una nueva estación que alcanzar. Desearíamos quedarnos en un determinado momento. Es lo que llamamos obtener una meta o un sueño. Y no es posible por que apenas has llegado. Prosigue el camino. Una nueva estación nos espera. El ayer y el mañana nunca terminan debido a que todo lo presente es un espejismo. Tan pronto como llegamos, ya es todo pasado. Tan pronto como lo hemos alcanzado es el futuro. Las estaciones no nos conducen a un destino, ellas son nuestro destino. La dama Lluvia les explicará que el dolor es el gran limpiador de la vida. En una mansión surrealista, una valquiria viaja a la tierra de los sueños acompañando a las almas de los que duermen. Conocerán al Sr. Tiempo, que nunca se detiene. Junto al Árbol de la Vida entenderán.

¿Por qué culpamos a la guerra de la destrucción cuando la guerra la provoca el hombre? Aquí leeréis una digna narración de las verdades que más duelen. La guerra les hará llegar hasta la señora Muerte que camina en silencio sobre el agua. Ella es el equilibrio, lo contrario de la vida del contrapeso. Uno no puede existir sin el otro. Sigue el ruido y el caos de la guerra, una sombra silenciosa que pasa entre las llamas. Nuestro mago la necesitaráa para hallar su paz. Pero no es quién tiene sus respuestas. Todavía hay que viajar al otro lado del río donde descubrirán a tres mujeres con madejas de hilo entre sus manos. ¿Encontrará la pirata Escarlata su tesoro? ¿Encontrará el mago las respuestas?

Escrita con una prosa suave, siguiendo la estela de un cuento, seremos incapaces de detener la lectura hasta su final. Aunque una cosa es cierta: un Tesoro no se localiza si antes no se busca. Las aventuras no las vive quien no sale a por aventuras. El destino no llega por casualidad. La mayoría de veces hay que pasar por adversidades y dejar muchas lágrimas en el camino. Álvaro Escudero nos dejó una gran historia de magia y fantasía que se hizo todavía más poderosa con las maravillosas ilustraciones de Begoña Fumero. En verdad, una pequeña joya de palabras e imágenes, digna de estar en vuestra biblioteca personal.

Sí, sí, lo recomiendo.

Reseña: Principito Debe Morir, de Carmen Moreno

En el planeta Núcleo vive el Principito con su madre Sara Connor. Una madre que no le cuenta toda la verdad. El día que ella desaparezca en una misión y la Rosa Ventae sea robada, él emprenderá un viaje a la Tierra para proteger a la rosa.

Carmen Moreno regresa al origen para dar respuestas a la obra de El Principito de Saint-Exupéry. Su estilo es la poesía pura que prescinde del mensaje centrándose en la musicalidad y armonía de la palabra, lo cual se refleja en la presente narración. Sin ninguna duda, debo destacar su escritura imaginativa, poética, con un punto burlón que hace que no caigas en el aburrimiento mientras vas pasando páginas. La autora presenta de una manera fresca lo que ya conocemos al tiempo que conserva la esencia del niño que vino a la Tierra.

Parece una historia sencilla, pero nada más lejos de la realidad. Mezclando distopía, con aventuras, ternura, acción con trozos crueles, nos lleva de regreso a los capítulos originales de El Principito, pero transformando a sus personajes. ¿Por qué es tan importante la Rosa? Es fascinante el mundo que creó la autora, dando la sensación que estamos leyendo un posible futuro donde existen unos monos cibernéticos perversos creados genéticamente, aunque tu cabeza ve un mundo real y eso rompe todos los esquemas que tenías en mente.

Esperemos que en nuestro futuro hayamos evolucionado como un pueblo más allá del racismo o la opresión. En esta historia, esto no ha sucedido. El futuro se lee como nuestro presente, con señales de advertencias. La autora explora la injusticia social y la opresión del gobierno sin repercusión. Un gobierno arbitrario, que no se sujeta a la ley. Sin control, insta a los lectores a despertar a esta realidad y por defecto el lector se dará cuenta de las discrepancias en nuestra propia historia actual. No hay ningún futuro, estamos en el mundo que ya conocemos.

Ciencia Ficción con armas desconocidas, pero sin naves espaciales. Entonces, ¿cómo logra El Principito llegar a la Tierra? Carmen Moreno con una narración vertiginosa nos va metiendo en otras sub-tramas llenas de saltos en el tiempo, necesarios para entender las lagunas de la historia. Aun así, nos quedaremos con la sensación de querer más respuestas. No es una novela en su sentido más estricto, usa otros estilos, mezclando referencias literarias y cinematográficas con personajes tan reales como León Werth. Además, no faltarán malvados perversos a los que odiar, amigos inolvidables y lo que más duele, la traición.

Me ha gustado, en ningún momento he sentido que necesitaba recordar algún detalle de la obra auténtica. Se lee por sí sola, es divertida, original con momentos de puro terror y una gran crítica social. He disfrutado de todo lo que iba descubriendo dentro de un entramado que esconde la creación de otra raza. No esperéis una historia de avanzar pasando capítulos, este libro se escribió para que seáis cómplices de lo que vayáis leyendo. ¿De dónde vienen los Walkers? ¿Morirá de nuevo El Principito? Os animo a leerlo, porque aparte de encontraros con una historia fascinante en la cual nuestro protagonista descubrirá que no es quién cree ser, cerraréis el libro despacio con esa angustia que da leer entre líneas y comprender lo que nos dejó escrito.

Reseña: Los Lobos No Piden Perdón, de Miguel Conde Lobato

España entera está conmocionada. Onofre Castro, Secretario de Estado de Justicia, se encuentra en la cárcel de Teixeiro sospechoso del asesinato despiadado contra siete mujeres. Carlos Wolverine es un periodista que aspira a salir del anonimato. Sin saber el motivo, será elegido por Onofre para publicar cada semana un artículo confesando sus crímenes. Por supuesto, todo ello en uno de los diarios más influyentes del país. Pero, ¿por qué desea confesar y acabar en la cárcel durante años? Y…, ¿por qué precisamente pide confesarse con dicho periodista? Así comienza este thriller español.

Dudo mucho que un juez permitiera que un psicópata relatara sus crímenes mediante artículos semanales como si de un serial televisivo se tratase. Pero la novela se escribió para que los lectores disfruten de una historia. Por lo tanto, una vez aceptemos la trama, ya podemos dejarnos llevar por toda su estructura repleta de giros dentro de un tema actual de gran debate, la pena de muerte. Empecemos. El comienzo será lento mientras leemos las reuniones de Onofre con Carlos, donde no faltarán ciertas alucinaciones mesiánicas muy típicas de esta clase de asesinos, ni sus desprecios a las mujeres asesinadas. A la vez, el periodista por su cuenta entrevistará a familiares y amigos de las víctimas. Será en esa investigación paralela cuando las cosas comiencen a no encajar. Entonces el ritmo irá creciendo hasta tal punto que Miguel Conde Lobato nos introduce en temas de conciencia social.

Las redes sociales estallan, todos son de repente abogados, jueces, todos creen tener el derecho de opinar, ¿os suena? La pena de muerte vuelve a ser tema de debate y es que curiosamente fue Onofre quien en su día se comprometió con los derechos humanos rebajando las penas a los criminales para que estos pudieran rehabilitarse en la sociedad. Esto me recordó a un chiste que leí hace ya años sobre un político que le preguntan porque no invierten más dinero en educación y sí en cárceles, respondiendo el político: «Por que yo no voy a volver a estudiar».

¿Estaba nuestro psicópata preparando el terreno para él mismo? ¿Tenemos una ley hecha a medida del poder? Mientras el periodista va ganando fama con sus artículos, la gente utiliza las redes, los psicólogos intentan explicarnos si es posible que alguien con un cargo tan importante (un hombre brillante), pueda convertirse en un asesino despiadado. Parece que hay tantas razones para matar como para vivir. Podría ser simplemente la curiosidad de alguien que carece de empatía o irá a por los errores del pasado en un mundo que no juega limpio. Uno podría matar por odio a un pueblo, por amor para proteger a un niño o poner a un ser querido más allá del sufrimiento. Uno podría matar por avaricia, por celos…, hay muchas razones para matar y todas parecen estar justificadas en ese momento. Los titulares van saliendo, pero nosotros seguimos sin entender por qué no lucha por su inocencia empeñándose en cumplir condena. ¿Necesita esa gloria? Seguimos con un buen ritmo narrativo, todo va más deprisa no parece que nada vaya a cambiar salvo que sea condenado. Entonces el periodista encuentra una antigua leyenda policial conocida como “El Catálogo”. Todo da ahí un giro tan espectacular como imprevisible.

Volvemos al principio de mis palabras, a mí personalmente me hubiera gustado que se hubiera escrito sobre una base más realista. Es muy difícil que pueda darse un caso tal y como lo dejó el escritor. Lo adornó de verdades e imposibles, quedando una extraña historia, aunque logra romperla en mil pedazos ante el descubrimiento de la verdad. Sin duda alguna, las últimas páginas nos descubrirán lo más sorprendente de los asesinatos.

Una historia dura donde cada víctima siente que la han dejado sola, que nadie escuchó sus gritos, ni sus súplicas. Ahora debemos ser los vivos los que hagamos justicia por ellas. ¿Quién es Onofre? ¿Asesino o víctima? ¿Y Carlos, manipulador o marioneta? Si os gustan los desenlaces difíciles de descubrir y las historias con preguntas que necesitan respuestas, sin duda es vuestro libro.