Reseña: El sueño de los muertos, de Virginia Pérez de la Puente

El rey Tearate II de Novana agoniza tras sufrir un ataque cuyo responsable último permanece en las sombras. Su hijo y heredero, el príncipe Danekal, se enfrenta reticente al momento en el que deberá suceder a su padre, mientras su madre intenta que asuma su destino y se ocupe de los problemas del reino: la firma de un tratado que aportará efectivos militares al vecino reino de Phanobia, las intrigas cortesanas de algunos nobles que conspiran para arrebatarle el trono y, lo más preocupante de todo, la inesperada invasión de Novana por parte de una alianza de guerreros de beligerantes naciones cercanas.

Paralelamente, asistiremos al desarrollo de dos historias que guardan relación con lo que sucede en el reino de Danekal. Por un lado, en el misterioso e indefinido Lugar, un joven llamado Kal lleva una década como sufriente esclavo al servicio de su Melliza, una mujer que le utiliza para acceder a una antigua energía mágica denominada Shah. Por otro lado, la secta berenita se ha alzado en Phanobia y, bajo el liderazgo de su poderoso líder Vantar, se extenderá como una sangrienta epidemia que amenazará a la integridad de la nación.

Tras concluir la lectura de El sueño de los muertos, he visto reforzado mi convencimiento de que existe en España una narrativa fantástica capaz de plantar cara con toda dignidad a la procedente del ámbito anglosajón. Virginia Pérez de la Puente combina elementos reconocibles, comunes a tantas obras del género, con sorprendentes y originales apuntes personales. Todo lo relacionado con la Shah y el vínculo entre Mellizo y Melliza, por ejemplo, dota a su obra de una serie de matices que la enriquecen y la sitúan, en mi opinión, por encima de la media apreciable en buen número de novelas de temática similar.

A lo anterior cabe añadir la habilidad de la escritora para dar vida a personajes dotados de un carisma arrollador, con una personalidad fascinante y cierta tendencia a sorprendernos según avanza la historia. Por ejemplo, el príncipe Danekal, impetuoso, irresponsable y malhablado, despierta de inmediato las simpatías del lector, y su evolución a lo largo de la novela ilustra a la perfección el talento de Virginia Pérez a la hora de modelar a sus protagonistas.

Y no quisiera olvidarme de mencionar algo que, por evidente que pueda parecer, se echa de menos con frecuencia en las obras de numerosos escritores noveles: la autora de El sueño de los muertos sabe escribir. Y muy bien, por cierto. Acostumbrado a las carencias apreciables en determinadas obras de gran (e incomprensible) éxito editorial, resulta sumamente agradable encontrarse con un libro escrito con una prosa vigorosa, tan amena en las descripciones como aguda en los diálogos.

Ambientada en el mismo universo que La elegida de la Muerte (primera novela de la autora madrileña), El sueño de los muertos ofrece magia, épica, intrigas palaciegas, personajes inolvidables y numerosas sorpresas. Un combinado sumamente atractivo que satisfará a lectores de fantasía “adulta” en la línea de George R. R. Martin o Joe Abercrombie. Un título, en suma, que estoy seguro de que figurará en lugar destacado en futuras listas de las mejores obras publicadas en 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *