Reseña: Rosko, de Zidrou y Alexei Kispredilov

Zidrou es uno de los grandes autores del momento. Un autor además que se dedica a la diversidad de géneros con un éxito que no debe nada al azar. Norma Editorial sabe muy bien donde y con quien se mete, y suele traernos los mejores títulos de este considerable autor del noveno arte. Así que recién publica Rosko, una nueva producción, donde el autor abandona Venecia o las tramas thriller de Oriente Medio para aportar algo diferente. Lo que antaño llamábamos una historia de anticipación y hoy denominamos Ciencia Ficción mixta con género negro.

Zidrou transforma en Rosko, un tema social en un thriller efectivo. En apenas cuatro secuencias característica de novela negra establece el marco, introduce los protagonistas, todo sin convicciones inútiles. Por un lado, un ángel negro que, lejos del corazón de una niña, esconde una perversidad inusitada. Y por otro un viejo asesino que busca exorcizar sus demonios tras un pasado sangriento.

Asesino, vicioso, desilusionado con la policía, la confrontación no es original, pero sin duda es un guión atractivo cual film de Sam Peckinpah. Ciudades gobernadas por los medios de comunicación y el ultraliberalismo, un alivio particular que libera la incomodidad oculta del ser humano. Es decir: que las filigranas contadas en los noticiarios no se las creen ni ellos y que la sociedad, es obviamente culpable y creadora de estos criminales que brotan de cada esquina.

Esa es la idea.

Con una premisa terriblemente interesante: Rosko Timber, un antiguo capo alega no haber terminado aún con Per Svenson, el asesino en serie y enemigo público número uno, empecinado en matar a la pequeña Epiphany Kendricks. Lo intentó la primera vez hace siete años y ahora ha escapado de la prisión de alta seguridad donde se encontraba dispuesto a reanudar su caza…

Un escenario que puede recordar a ochenteras y recomendables pelis como El Precio del Peligro o Persegido (Running Man). Pero Zidrou, autor con muchos registros, es capaz de llevarnos con Rosko aún más lejos en términos de violencia y cinismo. Ofreciendo una historia cruda, cruel, como raras veces vemos en el mundo del cómic europeo.

Acompañado de un joven dibujante como es Alexei Kispredilov -unos trazos que quizás pueden no gustar a los exquisitos del dibujo-, sin duda, cuenta con un dibujo que es totalmente relacionable a las obras del guionista belga.

Rosko es lo nuevo de Zidrou en nuestro país.

No pensaba perdérmelo.

Satisfecho me hallo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *