Reseña: Marvel Gold. Iron Man. La Guerra de las Armaduras, de Micheline, Layton, Smith y Bright

laguerradelasarmadurasNo os quepa duda de que finales de los 80s fue un gran momento para ser fan de Iron Man: un momento en el que Tony Stark y su alter ego blindado se desarrollaron más allá del ámbito de la lucha de un villano tras otro. También introdujo un cambio en su apariencia con la llamativa armadura plateada de Centurión de color rojo y blanco. Iron Man trascendió a un nivel de escritura más profundo en lo personal de todas-todas, donde pierde su empresa y se convierte en un alcohólico severo en el clásico arco narrativo, joya que hace poco reeditó Panini Cómics, la obraza El Demonio en la Botella. Una historia que puede sentirse un poco forzada e inconexa a veces, si apenas has leído al Iron Man de entonces. Y sin embargo, la otra gran obra del personaje de entonces que os reseño hoy, La Guerra de las Armaduras, es una trama sólida la mires por donde la mires.

laguerradelasarmaduras01Marvel Golds que Panini Cómics está volviendo a poner en cartel sobre el Iron Man ochentero. Es fácil: son sencillamente geniales. Es su mejor época. Entre dos grandes del noveno arte como fueron Dennis O’Neil y David Micheline sacaron adelante a un personaje que se volvía más cercano con cada página y que muestra el prototipo de héroe en principio sencillo que enamora. Alguien con una doble vida, el cual ve que su trabajo como defensor de injusticias le consume cada vez más tiempo. Y no le importa, pues se siente mejor con el traje puesto. Un Tony Stark que disfruta llevando la armadura el mayor tiempo posible. Además de que las aventuras se van sucediendo una tras otra sin que casi de tiempo a quitarse el casco. En definitiva, una interesante serie de cómics con grandes autores detrás tanto en guiones como en el tema ilustrativo. Donde hacen aparición diferentes héroes y villanos del mundo Marvel y donde se ve a Iron Man haciendo sus pinitos entrando y saliendo de Los laguerradelasarmaduras02Vengadores.

En La Guerra de las Armaduras, Stark descubre que la tecnología de su mejor armadura ha sido robada y vendida a ciertos villanos que también usan armaduras. ¿Quién ha tenido acceso a esa info? Su mayor rival de negocios, Justin Hammer. Si bien la identidad real de Iron Man no se ve desvelada, la mayoría de estos villanos ni siquiera saben que tienen actualizaciones tecnológicas de Iron Man inmersas en ellos. Por lo que Stark se vuelve loco ante la perspectiva de que su tecnología se use para matar inocentes. Y a partir de aquí todo un cúmulo de situaciones inesperadas; asaltos en plena calle, infiltraciones en empresas con la idea de adquirir más potencial, gente cercana que sufre… Después de que Iron Man termine una sesión de entrenamiento para impresionar a un General, regresa a Stark Enterprises. Al analizar la armadura de Fuerza, Tony descubre que la armadura se laguerradelasarmaduras06basa en parte en sus propios diseños, robados antes de que se desarrollara su actual armadura. Ahí se percata. Entonces recopila una lista de varios criminales que usan armadura y la posibilidad de… Oh Dios, no solo Fuerza, recuerda a Escarabajo, Zancudo, Macero, Controlador, los Raiders, Hombre de Titanio, Dinamo Escarlata, Potencia de Fuego… ¡y el Doctor Doom! Hay tantos. Así que pide ayuda a otro “coco” de la ingeniería como es Scott Lang, para descubrir quién robó sus diseños. Tony descubre que Spymaster fue quien vendió los diseños a Hammer. Comienza entonces la carrera, en cuyo camino tendrá que enfrentarse de diferente modo a los villanos antes mencionados, mientras que va encontrando diferentes obstáculos, aliados o no como Mantarraya, Jim Rhodes, Mandroides, Nick Furia, el Capitán América o su ahora compañero de ideales el nuevo Hombre Hormiga.

Tras haber despachado al Escarabajo, Iron Man debe responder ante Los Vengadores y SHIELD por causa de su asalto a Mantarraya. No creáis que La Guerra de las Armaduras será un paseo para Stark, ni mucho menos. Son muchos los detallitos que esta obra tiene en cuenta y la forma en que se desarrolla es todo un espectáculo. Yendo de menos a más, y gozando de grandes momentos recordados por el gran fan del laguerradelasarmaduras03personaje, es toda una aventura donde ocurre de todo.

Un extenso y primer arco argumental que comprenden los números de Iron Man del #223 al #232. La historia se mueve fácilmente ante ti como una mezcla uniforme de trama y acción. Lo bueno de Micheline es que tampoco te atiborra con demasiados mitos y alguien con poca familiaridad con Iron Man puede seguir este tomo y disfrutarlo fácilmente. El arte, salvo el último número, es obra del gran Bob Layton. Ilustraciones catalogadas por entonces de primera categoría y de las que yo ando enamorado a día de hoy. Barry Windsor-Smith es el artista de la última edición maravillosamente ilustrada. El glorioso artista que hizo grande en el cómic a Conan.

laguerradelasarmaduras07Dicen que La Guerra de las Armadurass le pasó factura a Stark con tanta tensión acumulada y problemas que ocurren. Ya el enfrentamiento con su amigo hasta entonces, el Capitán América, dio ideas y preconfiguró la Civil War que llegaría veintitantos años después. En pocas palabras, este es el Iron Man que me gusta. ¿Vintage? Es divertido, maduro y no está agobiado por la política. No muy diferente al que disfrutamos en pantalla con cada nueva película. Cómic imprescindible, no lo dudéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *