Reseña: S.O.S. Bienestar Integral, de Van Hamme y Griffo

sosbienestarintegralQue no os quepa duda, uno de los pilares fundamentales del arte es su uso consciente o inconsciente, para la protesta o la reivindicación. Si lo quieres hacer queriendo, se ve, y si no, otros, sobre todo, los malos, lo verán en ti. Pero eso nunca fue problema para el creativo; tío/a liberal e independiente que destaca por encima del ganado. El beneficio de la duda siempre hay que darlo pero que sepan, que si un autor de música, literatura, cine o cómic, quiere mostrarlo en su obra; debe ser libre de hacerlo. Igual de libre que tú lo eres de comer carne o ensalada, o ir a la playa o a la montaña cuando el cuerpo te lo pide.

Os lo he comentado en más de una ocasión, pero para los nuevos, saber que mi tito americano es el principal responsable de que yo lea cómic europeo. Suena a paradoja, ¿no? Pues sí, pocos amantes como él de lo que se hace en la BD con cada nuevo titulo que llega. Sus sos02comentarios siempre se centran en lo afortunados que somos de tener en nuestro país, varias editoriales que publican y hacen todo lo posible por que lo bueno esté disponible. El que sepa de que hablo sabrá también que la punta de lanza es Norma Editorial; llevan haciéndonos felices desde el bendito año 1977. Y no solo con integrales como el que os presento hoy, esto ya viene de largo por que Van Hamme no sólo es el creador de S.O.S Bienestar, es la mente poderosa que creó Thorgal. Magnífica y súper recomendada serie fantástica que algún día tendré que hacer un enorme esfuerzo por conseguir.

¿Y qué es S.O.S. Bienestar? Diría que una reflexión política y social relevante para el cerebro lector. Cuando terminéis de leer estos álbumes, o este integral que a mí me ha durado dos sentadas, cuando lo acabes, seguirás pensando en lo que cuenta. Y quizás te pase lo que a mí: cuando veas el telediario irás enlazando ciertas noticias con S.O.S. Bienestar. Sucesos que nos rodean, ante los que no podemos permanecer indiferentes. Una visión negra de la vida que estamos dejando pasar y sos01que no es otra cosa que una montaña de basura que canta como aquella que salía en Los Fraggles. Una canción que gusta pero que te la está cantando una montaña de basura. Temas reveladores que al verlos plasmados en un cómic, quizás te asuste un poco más a donde está llegando nuestra sociedad.

Aspiraciones Profesionales cuenta como un señor desempleado busca conocer exactamente la actividad de su empresa, que nadie sabe, por ser almas felices que sólo se contentan con tener un trabajo. ¡A su salud!, habla de como decidimos y encaminamos toda nuestra vida a que nunca podamos enfermar, incluso si con sos03ello echamos por tierra las verdaderas virtudes que la vida nos brinda. ¡Vivan las vacaciones!, muestra como para cierta gente…, o mejor dicho, como para la sociedad, las vacaciones son obligatorias y por tanto deben ser súper organizadas. Algo que al final resulta no ser muy relajante, la verdad. Seguridad Pública cuenta algo muy cierto y que tenemos muy presente: de como toda nuestra vida está registrada en una tarjeta magnética que el estado puede ver cuando quiere.

Planificación familiar es otro problema que tenemos delante casi sin saberlo. Una sociedad donde tener un hijo parece cada vez más una misión imposible para muchos, en especial, si tu posición social no es alta y en comparación con las recomendaciones estatales, ciertos detalles se ocultan… Profesión Protegida, donde el arte es controlado demasiado de cerca por el estado, tengan fama, estilo o no. El arte bien mirado es dinero. Y ellos lo saben.

sos04Le sigue a esta antología o reunión de álbumes, Revolución. La trama más extensa pero también mi favorita del integral. Donde Louis, un viejo policía casi retirado, quiere entender de una vez por todas, para qué sistema estatal ha estado prestando servicio todos estos años. A través de la detención de un hombre por un delito menor, y el descubrimiento de una de sus fotos, va a desear no haber hecho muchas cosas de las que hizo en el pasado.

Me he dado cuenta que el señor Van Hamme es de esos guionistas que tienen un don. Toca donde duele. Un estilo directo y sobre él, uno más directo. Una lectura fácil y conmovedora a la vez. Los dibujos de Griffo alternan y Bilal siempre será su punto de referencia, pero sus gráficos me sirven para las historias que he devorado. Un integral magnífico de la mano de Norma Editorial, una bella edición que es recomendable tener o al menos leer. Os diría que si la tenéis en casa mejor que mejor. Puede que os ayude a educar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *