Tag Archive for Cómic Europeo

Reseña: Medina Integral, de Jean Dufaux y Elghorri

medinaLa mezcla de géneros bien llevada, puede dar a luz  una obra bastante cojonuda. ¿Ejemplo? La saga fílmica Alien, ahora nuevamente de moda. O Los Guardianes de la Galaxia. Terror y Ciencia Ficción. CF y Humor. La mezcla, bien llevada insisto, puede resultar un boom en todos los aspectos para mejor. En todos los tipos de arte. En titulos que sorprenden con esa misma mezcla como Medina, por ejemplo. Obra recientemente publicada, una space-opera labrada sobre un futuro aterrador donde la raza humana ha quedado reducida a un puñado de supervivientes pertrechados entre los muros de una ciudad fortaleza. Y mira que a este guionista, le debe gustar la saga de Ridley Scott pues si os fijáis, raro es que un cómic suyo no sea comparado con dicha temática…

medina02Aprovechando este impresionante telón de fondo, el guionista Jean Defaux y el ilustrador Elghorri nos llevan hasta Medina, el último bastión de la humanidad en la Tierra donde tras sus muros, la raza humana ha quedado reducida a un puñado de supervivientes. Donde después de conducir toda la noche, un destacamento militar centra su enfoque en la ciudad de piedra y todo se pone en marcha. Comienza con que hay informantes que dicen haber visto a los Drax por el flanco izquierdo. Es el momento de activar el campo de fuerza que protege a la ciudad. El operador de medina01transmisión pregunta si el paquete está con ellos. ¿Qué paquete?

Karlof dice que sí, pero no hay lugar para la complacencia, ya que todo es diferente a lo que habían esperado. Ahora ven que son atacados antes de llegar a la poterna sur de la ciudad. Afortunadamente, los apoyos aéreos de los Drax son demasiado débiles. Esos monstruos no prevalecerán este tiempo, la cúpula se mantiene firme pero la derrota parece inevitable en breve… Pero, ¿y el paquete? ¿No era lo que se necesitaba para acabar con cada oleada de asaltos de sangre, muertes y atroces mutaciones? El soldado Karlof ha conseguido arrebatar a los Drax su recurso más valioso. Una joven que porta en ella la «Gran Redención». medina00Es la clave. Lo que queda de nuestra civilización. Pronto ella revelerá algunos de sus extraños poderes… Karlof cree que es la elegida, mientras la propagación del virus sigue causando estragos entre la población humana.

Norma Editorial reúne en formato integral esta gran obra que vio la luz en la editorial Le Lombard, en tres álbumes publicados entre 2010 y 2013. Un mundo post-apocalíptico donde Yacine Elghorri (artista conceptual para series y películas como Futurama o Titan A.E.) se siente demasiado cómodo con un estilo gráfico minimalista de pocos decorados, centrados especialmente en los primeros planos. Hecho que parece curioso pues, aunque el dibujo es bueno en su estilo, los diseñadores en este tipo de obras, tienden a explayarse con enormes horizontes de tres lunas y monumentos arquitectónicos de las mas diversas índoles.

medina03Sin embargo, aquí el que brilla es Jean Dufaux (Djinn, Conquistador, Barracuda), el cual destila su experiencia una vez más para sacarse de la manga un guion atractivo como suele hacer cada vez que mezcla géneros. En un mundo donde los seres humanos todavía se abofetean por su estupidez inconmensurable, los Drax parecen, de hecho, la verdadera cara de una humanidad en peligro. La trama se desarrolla sin comienzo significativo pero ya te mete en vena la dramatización que con el paso de las páginas se intensificará. Ofreciendo una conclusión honorable a una trilogía que hará las delicias de los fans de la Ciencia Ficción más clásica.

medina04Dufaux aprovecha de una forma muy hábil una serie de sucesos para cimentar una buena historia. Una gran novela gráfica en su conjunto donde predomina la aventura, la acción y agobio eterno de sentirse acosado por seres deleznables que masacran humanos. Es un no parar.

Con mayor frecuencia, los cómics de la BD que voy leyendo me parecen más auténticas obras a reivindicar. La calidad aquí es enorme. Cada titulo que consigo leer, rara vez me defrauda. Son tramas que atraen como un imán y con cada nueva vivencia descubres el enorme talento que existe en nuestro continente. Un registro brillante de narraciones que varias editoriales de nuestro país van trayendo poco a poco y que merece la pena conseguir. Mercen mucho la pena, de verdad. Y sólo lo sabrás por ti mismo, si te adentras en ellas.

Reseña: Trolls de Troy, de Christophe Arleston, Jean-Louis Mourier y Claude Guth

TrollsDeTroyNuevos títulos de cómic europeo de los que no sabes nada y te sorprenden por la habilidad que tienen algunos autores para enganchar al lector con una historia en principio de humor, pero de la que se extrae más. Sí my friend, se lo digo a todo aquel que quiere un poco de refresco después de tanto pijameo. Sí amigo, da el salto y disfruta de las diversas historias de calidad que se mueven en el catálogo de la BD. Ponlas en tu camino y no te arrepentirás. ¿Qué te molan las tramas históricas con base real? ¿Qué te gustan los westerns? ¿Qué te decantas por la fantasía heroica o medieval? Sí a todo eso. De todo ello hay en los grandes albumes que se publican en el cómic franco-belga. Hay mucho donde elegir y bueno. Con dibujos de tanta calidad que a veces asusta. Toda esta parafernalia le suelto siempre a alguien que me pregunta por el TrollDeTroy03cómic europeo. Unos halagos al noveno arte nunca mejor dicho, que no dejan de ser ciertos.

Sabía más que poco de Trolls de Troy. Sin embargo, tenía ese algo en su portada, en su sipnosis, que me atraía bastante. Trolls de Troy es una serie de fantasía cómica ambientada en el universo de Troy, un mundo fascinante donde la magia es algo común. Pero Troy es también un mundo poblado por seres humanos, trolls y otras criaturas más o menos monstruosas. Los seres humanos todos tienen un poder: desde el crecimiento del cabello, hasta poder arrojar los dientes, pasando por poder congelar el agua o poder fundir el metal con una mirada. De los más diversos tipos hay. Como véis algunos más útiles que otros. Los trolls son criaturas vistas como salvajes por los seres humanos, aunque civilizados desde su propio punto de vista. Persiguen cualquier cosa que está a su alcance, físicamente son TrollDeTroy02fuertes y resistentes aunque tienen un terrible punto débil. Temen lavarse con agua. Eso ahuyentaría a sus amadas moscas… No obstante, son unas criaturas simpáticas (para el lector), dedican su tiempo a la caza del dragón, a la cosecha del campesino y a cocinarlos con unas recetas con las que quedan de muerte…

Excelentes dibujos, una buena dosis de humor, guerras, aventuras… Si bien la historia tiene lugar dos siglos antes de la historia de Lanfeust, sigue siendo divertida y en ocasiones, alguien que te rodee te puede mirar raro al ver como ríes frente al tomo. Los guiones mezclan aventura y humor a partes iguales. Los autores lo logran admirablemente bien. La idea de introducir un ser humano en el bando troll es lo que más me atrajo e hizo que estuviera deseando llegar a casa para seguir leyendo. Comentaba que los dibujos por momentos TrollDeTroy05son sublimes, me encanta este tipo de arte con colores brillantes y vivos que son capaces de enviar a tu cerebro una verdadera selva o un mar turbulento y perderte en ellos. Yermo Ediciones publica esta chulada de serie con cierto tono a las obras de Pratchett. Al mismo colega al que se lo recomendé siempre comenta que son tomos de calidad los de Yermo pero que son bastante caros… TrollDeTroy00A ver. Pongo el ejemplo de Trolls de Troy. Es un primer número sí, pero el tomaco es un lujo en cartoné y contiene además los cuatro primeros albumes de la serie (Trolls y Trolas, La Cabellera del Venerable, El Vuelo de los Petaurios y El Fuego Oculto). Ahora divide precio por trama y seguro que ya no lo ves tan costoso, ¿no? Además que las publicaciones por serie, Yermo Ediciones no las hace mensualmente y te da suficientemente tiempo a reponerte antes de la siguiente publicación.

El humor está en Trolls de Troy. Una serie francamente bien recibida con ese tono absurdo que te suele sacar una sonrisa. Hila muy fino en ocasiones y casi pone a prueba la atención del lector. Estos cuatro números se centran en una trama ocurrida dos siglos antes de las TrollDeTroy04aventuras de Lanfeust de Troy. Una época en la que los humanos decidieron exterminar a los trolls a través de un grupo de cazadores que contaban con unos poderes temibles. Pero Teträm, un buen troll padre de familia, el héroe de la historia, el mejor boxeador de su tribu respetados por todos, en especial, por ciertos seres humanos; que además le gusta ir de compras al bosque y como cualquier troll que se precie, beberse unos barriles en los banquetes que su pueblo realiza… No se lo pondrá nada fácil a esos cazatrolls.

Además, le acompaña en su gesta Waha, su hija humana, que fue rescatada cuando era un bebé y adoptada por Teträm y su esposa, después de comerse a sus padres. Criada como una troll, ella sabe desde muy pronto que es humana, sobre todo, por las burlas de sus TrollDeTroy01compañeros. Pero al igual que todos los seres humanos, tiene un poder. Uno muy grande. Uno para todos y todos para uno. Su poder es aleatorio, nunca sabe qué va a pasar cuando lo realiza. A pesar de que tiene la capacidad de darle más o menos potencia… Una idea genial que les ayudará bastante en ese viaje que acaba de comenzar hacia los cuatro puntos cardinales del mundo.

Sencillamente, genial.

Reseña: Casacas Azules 1981-1983, de Raoul Cauvin y Willy Lambil

casacas-azules-1981-1983Una de las serie que más leí de pequeño debido a que de algún modo tengo sangre norteamericana y sobre todo, gracias a mi tito USA (como lo llamo yo), fue Casacas Azules. Ya sabéis como son/somos los de allí, muy amantes de nuestra corta historia todo lo contrario a lo que generalmente se ve aquí; un país como España, una de las más ricas tierras históricamente mencionadas en todo el mundo, y casi que veo un constante reniego de ello… Pero bueno. A lo que iba. Recuerdo que mi tito recuperaba lo que se publicaba en la tierra de conejos como revista Spirou Ardilla (entre los años 1979 y 1981), donde me molaba mucho leer una serie llamada Guerreras Azules que poco después Ediciones Junior cambió de nombre por Casacas Azules

Casacas Azules es todo un clásico de la escuela franco-belga, con más de cincuenta álbumes publicados. Toda una serie de aventuras y desventuras centrada en estos cómicos pero intrépidos soldados norteños, yankees del noveno arte que han sobrevivido a lo largo de cuarenta años. En particular, gracias a editoriales como Dolmen que piensan bastante en el aficionado trayendo clásicos, pero clásicos de renombre en su más que recomendable colección “Fuera Borda” que casacas-azules-1981-1983_02retomara no hace mucho y donde no paran de sacar joyitas. Y con gran acogida. Hasta la fecha han aparecido con Casacas Azules 1981-1983, cuatro álbumes que recogen todos los títulos aparecidos desde 1973 hasta 1983. Una suerte pues aún veo por ahí cada álbum fácil de pillar, obras de arte que si el aficionado medio nuevo supiera de su enorme calidad, pillaría sin duda. Y valoraría de corrido la gran labor que Dolmen Editorial está haciendo con cada publicación de estos integrales recopilatorios.

El volumen que hoy os presento, el más reciente publicado, recoge los álbumes que comprendieron los años de 1981 y 1983. Donde ya se había producido un cambio fundamental en el equipo creativo. Raoul Cauvin unió su habilidad con los guiones a los lápices de Willy Lambil, casi obligado por las circunstancias a sustituir a Louis Salvérius, dibujante original de los primeros Casacas Azules; ya que casacas-azules-1981-1983_01con tan solo 38 años, el artista fallecía tras un fulminante ataque cardíaco. Y como tras ello la serie corrió riesgo de seguir, al final se apostó por ella incluyendo el aspecto gráfico de Lambil. Casacas Azules es un clásico del western humorístico y un best-seller absoluto del cómic europeo. Ambientadas sus historias en la Guerra de Secesión y las hazañas del intrépido sargento Cornelius Chesterfield y su fiel (aunque a ratos rebelde) cabo Blutch son, desde hace más de cuatro décadas, una de las series más longevas y más exitosas del célebre semanario Spirou. El presente volumen recoge El “David”, Black Face y Cinco del Patíbulo, otras tres aventuras en las que perderse galopando junto a los Casacas Azules más conocidos del cómic.

En El “David”, la Guerra Civil parece llegar a su fin. En Washington, el presidente Abraham Lincoln ha hecho por terminar rápidamente esta guerra. Los sureños están acorralados por un bloqueo naval, y no pueden recibir casacas-azules-1981-1983_04suministros de otras potencias mundiales, incluidas las potencias europeas. Bajo tales condiciones, su capitulación parece inminente … Pero por desgracia, los sureños son enemigos ingeniosos, y han encontrado una manera de demoler los barcos norteños sin que no lo puedan explicar… O sí. Pese a todo la Guerra Civil continúa, para disgusto del General Alexander y en Black Face se cuenta como el General lanza una nueva estrategia para provocar una revuelta en el sur entre la población negra con el fin de desestabilizar las líneas enemigas. Los yankees luchan por la abolición de la esclavitud y la libertad de la población negra pero como el regimiento Stark es diezmado, deciden enviar a los dos supervivientes más famosos de esta serie a territorio enemigo donde darán mucho que hablar.

Cinco del Patíbulo cuenta como el general Alexander está cansado. La batalla eterna contra los confederados diezma sus tropas sin ningún movimiento estratégico significativo. Mientras que el personal espera nuevas tropas, algunos aguantan. Pero el pueblo ya casi que se niega a enviar más jóvenes a una guerra casacas-azules-1981-1983_03eterna que parece no terminar nunca, así que deciden pillar adeptos de donde sea. Y a la desesperada, realizan una búsqueda de nuevos potenciales reclutas en los condenados a muerte de la penitenciaria de Greenbush. Cinco presos son reclutados. A cual más variopinto.

Casacas azules era el nombre dado por los indios a las tropas de caballería que “mantenían el orden” en el Lejano Oeste. Casacas Azules fue creada para la revista Spirou en el nº 1585, en 1968, convirtiéndose en una de las series más longevas en la actualidad. Dolmen Editorial se encarga de recuperar este grandísimo estandarte, joya del cómic europeo que todo el mundo debería degustar.

Reseña: Tocqueville. Hacia un Nuevo Mundo, de Kévin Bazot

Tocqueville tapa.inddUn poco de historia nunca viene mal:

A principios del siglo XIX, América del Norte era el continente en el que se movía una buena parte de los nuevos acontecimientos históricos del planeta. En USA, en particular, si inicia una enorme burbuja de especulación y negocio en su temprano proceso de industrialización. En la costa este, sobre todo. En el llamado Medio Oeste, fue otra cosa. A ese lugar inhóspito se abre el paso, se les da vía libre a pequeños grupos de pioneros para que busquen un nuevo mundo que colonizar. Un lugar todavía salvaje y generalmente sin explorar. En 1804, tras la adquisición de Luisiana, los famosos Lewis y Clarke realizan la primera travesía completa del país. Un poco más tarde, un ornitólogo, naturalista y pintor francés llamado Jean-Jacques Audubon; comienza su inmensa obra. Por otro lado, en 1831, Alexis de Tocqueville llega a Nueva York. Es otra idea, un intelectual pero por encima de todo un aventurero. Un Indiana Jones real. Un personaje con un enorme potencial y espíritu humano con los primeros habitantes de esas regiones que el gobierno pretende derrocar. Tocqueville, enamorado de aquellos paisajes naturales, de los asentamientos tocqueville00más aislados, se siente un colono, pero uno defensor de estos indios legendarios a los que pretenden arrebatarles su tierra. Defensor en todo el mundo de la democracia y el liberalismo.

Basado en la novela original Quince días en el desierto de Alexis de Tocqueville, ve la luz este tomo Tocqueville: Hacia un Nuevo Mundo. Un nuevo titulo pero que huele a clásico de la BD. Cómic europeo de Kévin Bazot, un lozano ilustrador y guionista de Nantes (Francia); apasionado de la historia y de los libros de viajes. Una primera obra, un primer álbum, firmado con la potente tocqueville01editorial Casterman, que nos trae la siempre recomendable Ponent Mon.

Una famosa historia adaptada al cómic. Inspirada en hechos reales, se centra en la búsqueda de la verdad en lo desconocido. La ruta que realiza Tocqueville es tan impresionante como su misión. Los diseños de la obra son preciosos y demuestran de forma maravillosa el ambiente, el entorno original de los grandes bosques y lagos de América del Norte. Entre otros muchos ambientes históricos. Tocqueville se encapricha por conocer los considerados accesos más aislados del Nuevo Mundo. Fue en el verano de 1831, cuando decide una nueva empresa, un nuevo proyecto, el cual se siente casi obligado a realizar acompañado de su amigo Gustave de tocqueville02Beaumont. Y aunque después de ciertos acontecimientos, lo consiguen. A orillas del lago Michigan, llegan a Saginaw y… cogen aire. Menudo fue el camino. Acaban de presenciar lo que se avecina. El final del Nuevo Mundo. Una encendida y urgente urbanización del continente donde los indios americanos no están en el contrato.

tocqueville03Un álbum que te atrapa fácilmente. Una buena lectura histórica, además de una buena sentada de aventuras. La civilización contra la naturaleza. El fin de una era y el advenimiento de una nueva…, bastante peor. ¿O no lo es todo lo que no cuenta con la propia naturaleza en sus cláusulas?

Lectura de evasión muy recomendable.

Reseña: Choc. Los Fantasmas de Knightgrave. Primera Parte, de Eric Maltaite y Stéphan Colman

ChocVer llegar a nuestras librerías especializadas titulos tan originales como Choc: Los Fantasmas de Knightgrave, no es sino otra muestra más del buen momento comiquero que estamos viviendo. No me canso de decirlo. Es cierto y verdad. Antes, durante bastante tiempo, me las vi y me las deseé para poder leer títulos tan peculiares y recomendables como las basadas en este personaje tan característico. Tentado por una portada que a cierta gente dice echarle para atrás, No obstante, a mí me llamaba y como suelo tener cierto olfato o sentido extrasensorial para acertar cuando algo “me llama”, vuelvo a acertar con esta obra, entretenida como pocas. Aunque tengo reconocer que no voy a ciegas casi nunca y algo me informo. Así que iba algo predispuesto, a raíz de las muchas opiniones positivas expresadas en ciertos entornos comiqueros que transito.

¿El balance? ¡Choc: Los Fantasmas de Knightgrave es excelente! Quizás me esté reconociendo a mi mismo mi poder. Orgullo, ego intrínseco: ¡Esto me llamaba y no me equivoqué! Pero a ver, déjenme decirles que es una historia oscura, dura, muy pegadiza, y libera una gran cantidad de melancolía… El guion es inteligente, la mezcla de varios flashbacks en diferentes momentos te hace ver lo mucho que hay, hubo o Choc01vendrá detrás. Y lo mejor/peor es que la lectura dura un plis.

Volarán las páginas delante de ti. Con un dibujo súper agradable, que en ocasiones recuerda a ciertas series animadas de los 80s. Sin ser algo muy laborioso e impresionante, sí que esplende una muy buena calidad en decorados y ciertas puestas en escena. Maltaite trata principalmente los marcos y diferentes ángulos de cámara disponibles (cuasi-cinemática) para mostrar “la fiesta”. Y diréis: «Muy bien chato, pero de qué va». Bien, una mañana helada de febrero de 1955, la mansión Knightgrave pasa a ser propiedad del Marqués Di Magglio, un comprador misterioso y rico que nadie ha visto nunca. Y por una buena razón. El misterioso marqués Di Magglio…, bajo este nombre y yelmo se esconde el rey del crimen, Monsieur Choc. ¿Qué pretende entonces con esta adquisición? ¿Perpetrar un nuevo atentado?

Los recuerdos que vuelven a su memoria al cruzar las enormes salas, revelarán que se trata de algo muy diferente… Un voto, un juramento que sólo él conoce. Y así, mediante un laborioso juego de destreza con Choc03flashbacks, vamos a visualizar los pros y los contras de dicha tentativa. Porque el pasado de Monsieur Choc es una buena historia en la que gusta profundizar…, y tendrás que degustarla como yo para saber más. Más que nada por la espera. Pues este es el primer álbum de dos, un segundo volumen que ya estoy deseando devorar. Los orígenes de uno de los villanos más memorables del cómic.

Pese a ser una trama dividida en dos partes, un Choc00álbum recomendable hasta el final. Incluso si no sabéis nada de estos autores, os gustará saber que Eric Maltaite (421, Zambada) y Stéphan Colman (Billy the Cat, Marsupilami) sacan este spin-off proveniente de la serie de historietas belga Tif y Tondu. Por ello, es reconfortante ver la llegada de nuevos títulos, sus cualidades y sobre todo la enorme calidad de obras que son capaces de reportar la editorial Dupuis al otro lado de los Pirineos. Y como alabo una vez más la labora de Norma Editorial, encargada de traernos siempre lo mejor. Obras que sólo el más consagrado lector sabrá valorar. Ya que sus ojos están trabajados, el orden de sucesión de hechos en el guion, el lector más avezado de cómics valorará el encuadre, el cuidado diseño agradable y bien equilibrado, la estética debe estar muy presente por encima de todo. Si de algo ha podido sacar pecho siempre el cómic franco-belga es de su belleza estética. Acompañado de un guion, siempre, como mínimo, aceptable. Lo digo muy en serio, aún no he dado con una obra que peque de guion y dibujo, ambos desastrosos… Choc02Los habrá, por supuesto; pero con el porcentaje de lectura anual que tengo…, que no haya dado ya con uno…, da que pensar.

Un placer leer obras como Choc: Los Fantasmas de Knightgrave. Cumple todo lo antes descrito. Se podría usar como ejemplo perfecto de historia oscura, enigmática, violenta, una narrativa y dibujo ricos y controlados. Además de un montón de pequeños detalles en las páginas que te harán entender mejor la historia con un segundo repaso. Y como buen primer volumen, un montón de preguntas sin respuesta al final. A partir de entonces…