Reseña: El Arte de Volar, de Antonio Altarriba y Kim

el-arte-de-volarA toro pasado se hacen a veces las cosas, pero nunca es tarde si la dicha es buena. Cierto y verdad. Se puede decir que he ido dando pasitos atrás con las obras de Antonio Altarriba y Kim. Primero aluciné con su última gran obra que tantos premios se ha llevado. Donde no estaba Kim pero su unión con Keko (Premio Mejor Obra en el Salón del Cómic de Barcelona 2002), también moló bastante. De ellos brotó un cómic tan excepcional como Yo, Asesino. De los mejores que he leido en su categoría. Luego, ansiado, puede degustar su siguiente obra a nivel nacional, yendo atrás en el tiempo de publicación. El ansia de leer buenas historias no decayó lo más mínimo. Nunca lo hará mientras vaya encontrando tanto bueno en estos tiempos que corren. El vello de punta cuando se trata de autores patrios. El que haya leído El Ala Rota sabrá de lo que hablo. Un curioso y triste pero también bello retrato femenino de lo que fueron aquellos años para la servidumbre, el opresor y el ofendido en este país de ineptos ricos insensatos. Una obra donde casi todas las entrevistas al autor confluyeron hacia la obra que hoy os traigo. El Arte de Volar cuenta la vida del padre de Antonio, y para el-arte-de-volar00escribir El Ala Rota se preguntó: ¿Y su madre? ¿Acaso no llevó una vida quizás más tremenda, quizás más potente y con derecho de ser trasladada a papel?. Así nació El Ala Rota.

Pero a los que no pudimos disfrutarla en su día, va Norma Editorial y nos publica una nueva edición revisada y ampliada de El Arte de Volar. Un hito en la historia del cómic de nuestro país. Publicada por primera vez en 2009 y ganadora del Premio Nacional de Cómic en 2010. Donde Altarriba y Kim firman una obra imprescindible, alabada por lectores de todo el mundo y presentada ahora nuevamente en librerías para el disfrute de todos. Los ingredientes son perfectos en El Arte de Volar. Una deliciosa macedonia de acontecimientos que ya es uno de los mejores cómics españoles escritos. Una historia íntima y emotiva a la que sin duda el cine le debe una oportunidad.

el-arte-de-volar01La novela gráfica se inicia con el suicidio de Antonio Altarriba Lope lanzándose al vacío por la ventana en mayo de 2001 desde la cuarta planta de la residencia geriátrica de Lardero (La Rioja). Luego, los autores dan paso a la narración de su vida contada en cuatro capítulos. El coche de madera: 3ª Planta 1910-1930 cuenta como en su juventud, a Antonio, ni la vida en el pueblo ni las labores del campo le interesan. En su pubertad se escapa del pueblo hacia Zaragoza, pero no mucho después tiene que volver a Peñaflor por su imposibilidad para ganarse la vida como mozo de carga. Y así regresa también a su primer amor con una vecina. Y con su amigo Basilio que siempre fantasea con la idea de poseer uno de esos cacharros de los que habla todo el mundo. Un el-arte-de-volar02automóvil. Y entonces Basilio comete un hecho terrible…

Las alpargatas de Durruti: 2ª Planta 1931-1949 cuenta como Antonio encuentra alojamiento en la pensión de Carlota en la ciudad. Pero no trabajo. Se proclama la II República en el país, y tras realizar el servicio militar, el país y él empiezan a ver que todo se va tornando en desgracia.

Galletas amargas: 1ª Planta 1949-1985 se centra en la pensión regentada por Carlota, con cuya sobrina se casa Antonio, mientras trabaja como chófer de Doroteo, marido de su prima Elvira, un falangista crápula enriquecido con el estraperlo. Con Petra tiene un pequeño y Antonio promete que por encima de todo, que siempre estará la vida de su hijo. Así que conspira con su prima y otros tres empleados para arruinar la vida del terrateniente Doroteo. Cierra esta maravillosa novela gráfica La madriguera del topo: Suelo 1985-2001, donde volvemos al inicio en la residencia el-arte-de-volar04de Lardero, para ver la llegada de un anciano Antonio al lugar, pero también para ver como de triste es presenciar como los demás pierden la vida. Y la de uno mismo pierde valor gracias a la soledad.

Mi valoración de esta nueva edición es subjetiva, ya que no tuve oportunidad de leer la anterior, por lo tanto no sé que nuevas escenas ampliadas tiene. Aunque imagino que un último capítulo a todo color llamado La casa del Sol Naciente. Manosque (Francia) Verano 2012, tiene mucho que ver. Una obraza que refleja madurez. La alternancia de la vida de aquellos años para los que empezaban a ver mundo y una rastrera sombra de guerra civil de la que parece que aún no podemos quitárnosla de encima.

el-arte-de-volar03Antonio Altarriba es básicamente un maestro de esto. Kim hace también un trabajo soberbio, reflejando con esas caricaturas de nosotros mismos, el proceso. Norma Editorial vuelve a hacer lo que mejor sabe hacer. Traernos una obra nacional en formato espléndido, gustoso de leer/poseer y a un precio ideal. Un titulazo que se ha llevado lo más grande en premios. Hecho lógico y normal. Cuando la leas lo pasarás mal. Te pones en la piel del protagonista, y verás que es terrible y normal todo lo que sucede.

Y eso asusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *