Reseña: La puerta de Audrey, de Sarah Langan

Los últimos ganadores de los mundialmente conocidos Premios Stoker están sorprendiendo gratamente. Tanto, que las compañías de cine se pelean por comprar sus derechos cinematográficos y dichos films, tardan muy poco tiempo en ver la luz.

Por que entendámonos: el cine de terror vende. Y La puerta de Audrey, de Sarah Langan, se ha convertido en uno de esos éxitos inmediatos.

La puerta de Autrey, habla del elegante edificio Breviary, construido en el Upper West Side, de Maniatan. Un pedazo de la historia, pero a pesar del bajo precio del alquiler del apartamento 14B, la tragedia ocurrida en su interior ha ahuyentado a todos los posibles inquilinos…, excepto a Audrey Lucas.

A sus treinta y dos años, no ajena a la tragedia, Audrey está decidida a hacerse un hueco en una ciudad que a menudo, rechaza a los débiles. Sin embargo, se siente atormentada por unas oscuras visiones: un hombre con traje de tres piezas que toca el piano, unas niñas ahogadas en el lugar, la asesina: su madre, voces extrañas, desconcertantes sueños, vecinos estrafalarios… una voz que le exige que construya una puerta. Una puerta que es una auténtica locura abrir. Y que inconscientemente, sus manos están construyendo.

Sarah Langan es licenciada en Bellas Artes, especializada en escritura de ficción, por la Universidad de Columbia. Es autora de las novelas The Keeper y The Missing. Ha recibido varios galardones por su obra, entre ellos el prestigioso Bram Stoker del año 2010. Actualmente se encuentra escribiendo su cuarta novela, Empty Houses, y una serie titulada Blood Gospel, coescrita junto a James Rollins. Langan vive en Brooklyn con su marido y su hija.

La puerta de Audrey es un atrevido y estremecedor argumento que hará que mires en los rincones de tu casa, dónde antes no habías mirado. Y si aún no lo has hecho, terminarás preguntando (por tú propio bien) quién vivió antes en ese sitio al que llamas hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *