Archive for agosto 2010

Reseña: Los Muertos Vivientes (Tomo 5: La mejor defensa)

Continúa la mejor serie de zombies hasta el momento en el mundo del cómic. Los personajes mejoran con cada ejemplar. Maduran y vamos descubriendo rincones oscuros donde parecieran inexistentes. En algunos casos, caras ocultas del ser humano que sorprenden, pero que a la larga no dejan de ser reales.

En Los Muertos Vivientes (Tomo 5: La mejor defensa), los personajes siguen atrincherados en la prisión que en principio deben ver como un paraíso, al menos en seguridad. Mientras indagan por cada recoveco dan con algo bastante útil: un armero y trajes protectores de antidisturbios. Protección, que es lo que importa, cada vez que salen a enfrentarse a los muertos andantes que aparecen de los lugares menos inesperados.

Necesitan gasolina. Con los trajes salen en su busca… cuando algo inesperado les sobrevuela. Un helicóptero con problemas cae en el bosque cercano. Gente nueva, siempre es una esperanza.

Nuevas noticias, ideas nuevas.

A partir de aquí la historia dará un giro de lo representado hasta ahora. El grupo se separa. Rick Grimes, el líder a priori, se marcha en busca del helicóptero con tres personajes más. Como he dicho, la historia toma dos caminos, los que intentan hacer vida en la prisión y la expedición que nunca debió existir. Nuevos personajes. Una nueva comuna con un modo extraño de pasar el rato. Un líder loco. Gente sola. Diferentes tipos de miedo. Un final de tomo que engañará en todas sus expectativas al lector. Porque, de eso se trata, ¿no, Kirkman? De provocarnos esa sonrisilla al final de cada capítulo…

La mayoría de las veces lo consigue. Y “la mayoría” es mucho en una difícil representación de un argumento como es un cómic. De todas formas, hasta ahora, magnífico tratamiento de la línea argumental, buen dibujo y considerables portadas. No veo un final para esta serie. No se prevé lo que ocurrirá en el próximo número.

Una espera que se hace eterna con cada tomo.

La serie se engrandecerá más (si cabe) con la llegada a la televisión que como sabemos será en breve. Un argumento encargado nada más y nada menos que a Frank Darabont (Cadena Perpetua, La Milla Verde, La Niebla…) y que contará con buenos actores que empiezan a hacerse un nombre.

Todo esperamos una buena adaptación.

Afrontar el miedo, de Kay Hooper

Riley Crane, agente especial de la Brigada de Investigación Criminal del FBI, está en Carolina del Sur a petición de su amigo y excompañero Gordon Skinner. Oficialmente se encuentra de vacaciones, pero en realidad Gordon la ha llamado para que le ayude a desvelar ciertos asuntos turbios de la localidad. La cosa se complica cuando una tarde Riley se despierta cubierta de sangre, sin recordar nada de lo sucedido en las últimas semanas y , lo peor, sin poder utlilizar sus habilidades paranormales.

Pero aún hay más, el sheriff Jake Ballard busca su colaboración tras la aparición de un hombre muerto y decapitado en un parque de la población. En el lugar de los hechos está también Ash, el fiscal del distrito, con el que todo indica que mantiene un apasionado romance, que ella por supuesto no recuerda.

¿Conseguirá Riley esclarecer su mente, el brutal asesinato y sus sentimientos?

Editorial: Terciopelo
Género: Suspense romántico
Formato: Grande, Rústica
Precio: 16 €
Fecha de publicación: 13 de septiembre 2010

Entrevista a Ralph Barby

Ralph Barby, químico de profesión, escribió casi mil novelas, muchas de ellas para las colecciones de terror (Selección Terror de Bruguera y Escalofríos de Terror de la Editorial Olimpic quizá sean más populares). A diferencia de sus compañeros, en las novelas de Barby lo sobrenatural tenía mucha importancia, mientras que otros autores buscaban un final más racional (que en ocasiones estropeaba el relato). Ralph Barby ha recibido numerosos premios (Hucha de Plata, Ateneo de Valladolid…), ha colaborado con la Biblioteca del Congreso de Washington en EEUU, alguna de sus novelas se ha llevado al cine (como Cinco mil dólares de recompensa) y ha participado en varias recopilaciones de cuentos. Esta entrevista es un homenaje a la carrera de Ralph Barby y a todos aquellos escritores que escribieron novelas en las colecciones de terror, nuestras favoritas.

Ralph Barby es el pseudónimo que utilizaste en las casi mil novelas que escribiste para las editoriales Bruguera, Olimpic, Rollan, etc. Una americanización de tu nombre real: Rafael Barberán. ¿Tuviste problemas con tu pseudónimo y la censura en las editoriales?
Sí, es una anglosajonización de mi propio nombre. El cambio de nombre en los artistas es muy habitual, Pablo Neruda no se llamaba así, tampoco Kirk Douglas, ni muchos cantantes o el propio El Greco como pintor. Es normal en los EEUU tener un nombre profesional y yo me siento muy orgulloso de Ralph Barby. También es cierto que en la época en que se comenzó a escribir con este pseudónimo eran las editoras las que no querían nombres españoles, podía parecer que teníamos menos imaginación o menos profesionalidad como novelistas, pero una vez puesto el pseudónimo, muy bien, lo llevo bordado en jerséis y también lo tengo en un sello de oro. Respecto al pseudónimo, ningún problema con la censura, sí los hubo con temas o parrafadas, cosas de la época.

Ralph Barby también debe parte de su obra a Àngels Gimeno, persona con la que compartes la autoría de estas novelas, ¿no es así? ¿Podrías contarnos más acerca de ella y de su aportación?
Àngels es mi compañera, mi colega, mi todo desde antes de comenzar a escribir. Ella fue quien me pidió que escribiera y yo, por aquel tiempo, no sabía ni escribir a máquina. Àngels me impuso los ejercicios de mecanografía y gracias a eso escribo con los diez deditos. Àngels también escribe y edita sus propias novelas. Yo soy más bruto. De estilo, léxico, gramática y ortografía sabe más que yo, y soy incapaz de mejorar sus escritos. Por decirlo con una metáfora, soy un diamante en bruto que ella pule, talla y convierte en un brillante. En la obra de Ralph Barby la colaboración entre ambos ha sido estrecha, total y permanente.

De todas aquellas novelas, ¿cuál recuerdas con mayor cariño?
Quiero a todas las novelas, todas son nuestras hijas, ahora bien, si he de elegir algún título, me decanto por “Viaje al Horror” (Extra-Selección Terror), “Un pájaro llamado Leonard” o “Yo compré un castillo”. Evité escribir sobre vampiros y hombres lobos, porque era lo más fácil y lo que iban a hacer los demás novelistas, de todos modos escribí alguna obra para demostrar que no había ningún problema en ello.

En tus novelas la ambientación, los personajes, el erotismo, etc, recuerdan a muchas de las películas de terror de la época, ¿no te parece? ¿Cómo te influía el cine de la época en tus novelas?
Supongo que el cine sí ha ejercido una gran influencia en forma de expresión literaria, por ello el lector puede “ver” lo que yo describo.

¿Y cuáles son tus películas de cine fantástico favoritas?
Dejadme que suspire antes de responder… Soy un adicto a las películas interesantes y en fantasía me han gustado muchas, las de gore ninguna. Supongo que de niño me impresionaron muchas, Psicosis está bien hecha, El Exorcista también y la última que he visto, El Laberinto del Fauno, es una buena obra que mezcla la fantasía con la política (un excelente cóctel).

¿Y cuáles son los escritores que han influido en tu carrera?
Leí gran cantidad de novelas populares de todos los géneros cuando era un niño, caminaba por mitad de amplias calzadas de Barcelona, los coches me sorteaban y yo iba absorto leyendo camino de la escuela. Cuando comencé a escribir, ya no leí ni una sola novela más de mis colegas, de esta forma no podía quedar influenciado por nadie y el resultado era yo mismo. Mi cultura literaria es heterodoxa, por ello soy más libre de pensamiento, pero no voy ahora a ponerme pedante y a nombrar a los grandes escritores que han podido influenciarme.

Hemos intentado quedarnos con una de tus novelas y la elección ha sido Roja y Diabólica (Bruguera, 1984). Nos encantó especialmente el último párrafo que decía: Amigo lector, si en alguna ocasión encuentras la bola de cristal roja, la verdadera, la que encierra los ojos de Satán, o descubres el lugar donde se halla el Necronomicón, por favor, escríbeme. ¿Te interesan este tipo de temas o era parte de la ambientación de la novela? ¿Qué es lo más curioso que te ha pasado?
He escrito muchas historias por el oficio de novelista, pero no pocas con el misterio del subconsciente como ya he dicho y las de Terror, todas, no me preguntes por qué. Si cojo una novela de Ralph Barby y me pongo a leerla, para mí es nueva, me sorprende, me gusta. Si Àngels me da una sinopsis de una novela para que la rescriba, sin yo leer esa novela, la vuelvo a escribir y me sale casi fotocopiada, misterios de la mente. Admito que mentalmente soy algo especial, ni mejor ni peor pero sí algo especial. Cuando estoy en lugares digamos que singulares, escenarios de historias acaecidas, capto sensaciones y en otro momento me surgen historias referentes a ese sitio. ¿Anécdotas? Muchas. La vida de Àngels y mía siempre ha sido como profesionales de la narrativa, nos llevamos hasta la máquina de escribir para el viaje de bodas, había tiempo para todo y los editores siempre estaban pidiendo originales. Por los años ochenta vendíamos cerca de veinte mil ejemplares semanales y algunas novelas incluso eran reediciones con las mismas tiradas.

Otro de los atractivos de estas novelas eran los dibujos de las portadas. ¿Cómo eran elegidos?
No tenía más contacto con los dibujantes portadistas que, mediante tres líneas escritas, decirles más o menos qué podían poner en la portada, pero no siempre me hacían caso.

Por último, ¿podrías enviar un saludo a tus fans?
Lloviznaba, hacía frío aquella tarde de febrero en que las minúsculas y sucias gotas de lluvia empañaban el amplio cristal del escaparate de la tienda esotérica de la calle Princesa de Barcelona. Cuando creí ver la bola de vidrio rojo sobre un paño de negro terciopelo, ¿era la que estaba buscando o acaso fue la que vi en una mugrienta tienda del Portobello londinense? Puede que ni la una ni la otra, recuerdo que al caminar por la acera junto al muro del cementerio del Père Lachaise en París, con las manos bien hundidas en los bolsillos del abrigo para evitar que la gélida neblina anquilosara mis dedos, noté algo especial, sí, algo que se metió en mis venas y acidificó mi sangre que aceleró el flujo al pasar por mi mente. Mis ojos se fijaron en una mujer alta con larga falda de gitana que le llegaba hasta los viejos zapatos, no le vi el rostro, andaba aprisa, más por alejarse que por llegar pronto a alguna parte. Una bolsa de piel de serraje oscuro, casi negro, con flecos, colgaba de su hombro izquierdo, algo pesado y redondo parecía moverse allí dentro. ¿Sería la bola roja que yo deseaba encontrar?
Queridos lectores, si alguna vez la encontráis, hacédmelo saber, mientras recibid un cordial saludo de Ralph Barby.

(Entrevista publicada originalmente en el fanzine Infernaliana, dedicado al cine fantástico y de terror) 

http://infernalianablog.blogspot.com/

James Cameron aconsejó a Del Toro

En unas declaraciones al The Sun Herald, el director James Cameron ha reconocido que estuvo diciéndole durante un tiempo a Guillermo Del Toro que abandonase El Hobbit.

Dice Cameron: “Yo le estuve diciendo durante mucho tiempo que saliera del proyecto, porque sólo hay espacio para un capitán en ese barco. Instintivamente sabía que Peter iba a tomar el relevo y hacer la película. Guillermo, hay que reconocérselo, no me escuchó y quería seguir y tenía algunos grandes diseños – y he visto todos los diseños. Por supuesto que habría hecho un trabajo espectacular, ¿pero no queremos ver a Peter Jackson hacerla? Debería hacerla y Guillermo Del Toro debería hacer su trabajo. Eso es lo que le dije a los dos – simplemente deberán cada uno volver a su esquina”.

Luna de Oriente, de Nieves Hidalgo

Inglaterra, año 1800.

Shylla Landless debe escapar de Mulberry Hall, dejando atrás al hombre a quien que ama, para poner a salvo a su pequeña hija Christin. Años después, Christin se ha convertido en una bella joven, criada en una vida de libertad. Cuando un aristócrata intenta comprar sus favores, se burla de él sedándole, robándole y dejándole desnudo en el bosque. Perseguida por ladrona, acabará en manos de unos esclavistas y en el harén del rey de Baristán.

Christin ni se imagina que allí, donde no es más que una prisionera rodeada de lujos, volverá a enfrentarse al conde de Desmond, el noble al que humilló en Inglaterra, decidido a cobrarse la ofensa de la gitana de la que quedó prendado.

Editorial: Zeta Bolsillo
Género: Romance histórico
Formato: Bolsillo, rústica
Precio: 10 €

 

Reseña: Blaze, de Stephen King

Blaze es un bobo, Blaze mide más de dos metros, Blaze quiere secuestrar a un bebé.

Con esta premisa nos adentramos en el argumento de la novela “Blaze”, del rey del terror, Stephen King (aunque bajo su pseudónimo). Una novela que se sale de sus últimos registros en terror para adentrarse en el campo del drama, la novela policiaca y el suspense, y por eso es comprensible que la haya publicado bajo su alter ego ya que King es sinónimo de terror y en esta historia no es eso lo que se busca, ni lo que se encuentra.

Antes de comenzar la reseña, permítanme decirles que aquí no nos encontraremos ante uno de sus ya típicos tochos que superan las quinientas páginas, es una novela más bien cortita para lo que nos tiene acostumbrado (en edición de bolsillo tiene unas 330 Pág.).

Aunque no hace mucho que se puso a la venta, esta novela tiene ya sus años, se dice que King la entregó al editor junto con El misterio de Salem´s Lot, novela que corrió mucha más suerte y fue publicada mientras que Blaze acabó en ese cajón tan hondo que debe tener este hombre.

Hasta que un día, muchos años después y por causas benéficas, decidió rescatarla, reescribirla y ponerla en circulación.

Como decía al principio, Blaze es bobo (palabras de King). Este gigantesco hombre ha tenido una infancia traumática con un padre maltratador y un amplio bagaje por orfanatos de mala muerte, su historia es casi tan triste como la de Oliver Twist, y como el niño londinense, Blaze acaba conociendo el turbio mundo de la delincuencia de la mano de personas que le manejan a su antojo.

Y es que Blaze no está solo en la vida. Siempre le acompaña George, un avispado timador al que sirve de gorila y por el que Blaze siente especial cariño. Pero solo hay un problema: George está muerto.

¿Fantasma? ¿Locura? Que el lector decida. Las conversaciones con George llevan (y llenan) casi la trama de su presente.

La novela se divide entre recuerdos de su infancia (flashbacks) y la historia actual que es en la que secuestra al niño. Decir que nunca unos flashbacks habían tenido tanto peso y habían hecho una historia tan interesante como en esta novela, y ahí puede radicar el problema más importante que puede tener Blaze: Sus recuerdos son más interesantes que la historia del secuestro del bebé en sí, que transcurre con unas cuantas pinceladas, mientras que de la infancia de Blaze conocemos mucho más y es más rica en matices.

Aún así, la novela es totalmente recomendable, tanto para los fans de King como para los de Bachman.

Al finalizar, nos encontramos también con unas páginas que son el inicio de la que fue su siguiente novela, la más que recomendable Duma Key.

Resumiendo, Blaze es una novela que quizá no entrará en el Olimpo de las mejores escritas por el de Maine pero que sin duda no pasará indiferente ante nadie.

Infectus, de Ángel Villán

Después de cuatro años de vida “online”, y terminada hace tan sólo unos meses, la novela “Infectus” saldrá a la venta en formato de libro tradicional en los próximos días. Escrita por Ángel Villán, y publicada periódicamente en diversos medios de Internet, inaugurará la “Colección Catarsis”, la primera que lanza la Editorial Séneca en torno a la narrativa de ficción.

El primer volumen, de los dos en los que está dividida por su longitud, se pondrá a la venta en Internet a finales de Agosto, adquiriéndose directamente a través de la editorial. Ya entrado Septiembre cualquier librería podrá solicitar el libro, para alegría de todos los seguidores que fueron leyendo online capítulo tras capítulo.

El autor cuenta que, aunque ya se pudo leer la novela completa durante los años que estuvo  publicándose, con motivo de su salida a las librerías ha sido revisada de cabo a rabo, ampliada donde muchos se quedaron con ganas de saber más y creando un producto que fomenta la relectura.

Además, a cargo del prólogo se encuentra Carlos Sisí, autor del exitoso Los Caminantes —y su inminente continuación Necrópolis—, uno de los libros más vendidos y con mejor crítica dentro del género Z. Dicho prólogo lo podemos leer en la página web de Infectus, donde también se puede descargar completamente gratuito el primer capítulo completo. Y para los más curiosos, también se puede formar parte de la comunidad que siguió la historia en este hilo de www.somosleyenda.com, donde aún es visible la huella que dejó el relato.

_________________________

Sinopsis

Todo ha desaparecido, el mundo que conocías como tal, ha dejado de existir. Se ha esfumado igual que tus recuerdos, y sólo queda ante ti un mundo terrorífico plagado de bestias que desean arrancarte las entrañas.

“Si caes, volverás como un heraldo de Muerte. Un siervo sin alma alguna, un cascarón vacío.

En la búsqueda de tu pasado, recorrerás un mundo yermo que ha caído bajo el yugo de la muerte. Los que regresaron del infierno te darán caza sin descanso, y los que sobrevivieron a la plaga intentarán arrebatarte lo único que te queda: aquellos a los que aún quieres y amas.

“Ya no hay tiempo para descansar, ni para lamentar tu suerte. No hay tiempo para derrumbarte, ni para soltar una sola lágrima. Actúa, muévete; aprieta los puños y lucha.

Sobrevivir. Sólo puedes sobrevivir.”

Infectus ahonda en lo más macabro de la naturaleza humana, presentando las miserias e infamias que están dispuestas a cometer los supervivientes para aguantar un día más.
Con un estilo propio y diferenciado, la novela te encarnará en su protagonista, obligándote a abandonar tu posición como espectador. Ahora estarás en su piel, vivirás cada alegría y sufrirás cada revés.

Su lucha, será la tuya.

_________________________

Título: Infectus
Autor: Ángel Villán
Editorial: Séneca,
Colección Catarsis (Primer título)
Páginas: 315
PVP: Por confirmar
ISBN:978-84-15128-04-5

Reseña: El Club de los Viernes, de Kate Jacobs

Kate Jacobs tiene una gran facilidad a la hora de sumergirnos en historias dentro de historias.

El club de los viernes promete desde la primera página. Tiene un comienzo estupendo, que atrapa, donde todo parece indicar que no es más que una historia de superación personal pero cuyos problemas sobrevuelan alrededor de nosotros como una nube de mosquitos; los cuales te pican y cada picadura es un momento que emociona…

El punto culminante hará las delicias de los amantes del drama, porque El club de los viernes es ante todo una novela que reconforta y te hace sentir vivo.

Un argumento muy real.

La historia se sitúa en Manhattan (New York), en el West Side. Georgia quedó embarazada muy joven y su marido la abandonó. Pero 13 años después ha vuelto. Ahora parece que le interesa ser padre. Georgia también conoce a Anita, una mujer rica y que empuja a Georgia a realizar su sueño de abrir una tienda de lanas en la ciudad. Idea que será el punto central de la novela y donde cada tarde-noche de viernes se reunirán ocho mujeres a hacer punto pero en definitiva a tejer sus vidas.

Darwin, Lucy, K.C, Peri, Cat, Anita, Dakota y su madre Georgia vivirán el mejor momento de su existencia en la parte de atrás de la tienda. Donde intentan apoyarse mutuamente en el difícil mundo del amor, la constante lucha por conseguir la felicidad.

Deseos, ambiciones, recelo, tiempo perdido… Un punto al derecho y otro del revés. Ese es el simbolismo de El club de los viernes. Donde Kate Jacobs alcanza una emotiva alegoría de la vida. Una de cal y una de arena, se suele decir. Es una novela donde se cuentan cantidad de situaciones con las cuales nos identificamos. Pero el lector no puede resolver nada hasta que termina el libro. Se mantiene el suspense durante todas las páginas. Llegamos interesarnos por la vida de cada uno de los personajes. Georgia pronto empieza a formar parte de nuestra vida. Llegamos a preocuparnos por ella y por el desenlace de un modo alarmante.

Libro muy recomendable.

Película inminente.

Lo nuevo de Juan Carlos Fresnadillo

Llega Intruders, lo nuevo del director español Juan Carlos Fresnadillo, responsable de titulos tan conocidos en nuestro cine como Intacto o 28 semanas después.

Su nuevo film narra como una niña de once años ve como el protagonista de uno des sus cuentos, un monstruo imaginario llamado Carahueca, se libera en el mundo real provocando terribles actos contra ella y su familia.

Será protagonizada por Carice Van Houten, Clive Owen, Daniel Brühl y la española Pilar López de Ayala.

Entrevista a Donna Russo

Por cortesía de Versátil ediciones, os ofrecemos la entrevista que la editorial le ha hecho a la autora Donna Russo Morin.

Ediciones Versátil publicó en marzo La mosquetera, de Donna Russo Morin, de temática romántica histórica, que ha cosechado un 4/5 en la prestigiosa Romantic Times.

En el apogeo de Luis XIV, el Rey Sol, la corte de Versalles deslumbra al mundo, y se transforma en un poderoso imán para las jóvenes acomodadas. Pero Jeanne Yvette Mas du Bois odia la decadencia que para ella representan el Rey y su cohorte de falsos adoradores. Cuando los Mosqueteros son atacados, Jeanne interviene, salva la vida a uno de ellos y es tomada por un hombre. A partir de ese momento, se moverá en círculos a los que jamás había soñado pertenecer.

Todo un homenaje a Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas y a las novelas de aventuras. A continuación os ofrecemos, junto a esta información sobre su último lanzamiento, una entrevista con su autora.

La mosquetera es su primera novela, pero, según su biografía, empezó a escribir a los seis años. ¿Qué le hizo decidirse a escribir una novela?

Mi objetivo siempre fue escribir una novela, pero creo que sentía la necesidad de tomarme mi tiempo. No solo necesitaba aprender el oficio sino también reunir la confianza necesaria en mí misma y en mi talento para llevar a cabo un gran proyecto. Y aunque La mosquetera es mi primera novela publicada, no es la primera novela que he escrito. Tengo otro libro, una fantasía medieval, que empecé a escribir antes de que naciera mi primer hijo (ahora ya tiene casi veinte años). Tardé nueve años en acabarlo pero continúa sin estar publicado. Es un género complicado, pero aún tengo esperanzas.

¿Qué siente al escribir? ¿Cómo se siente al convertirse en una escritora?

Hay dos facetas de mi vida en las que me siento útil: una como madre y la otra como escritora. No existe mayor privilegio que poder trabajar en algo que te apasiona, y yo estoy muy agradecida por poder hacer lo que hago. En ocasiones, cuando estoy escribiendo, me sumerjo de tal modo en la historia y en los personajes que ambas cosas se vuelven muy reales para mí; lloro con ellos y los echo de menos cuando termina la historia.

Toda mi vida he deseado ver mis libros publicados, un deseo que empezó cuando no era más que una niña y que no se ha hecho realidad hasta que he cumplido los cincuenta. Aunque pueda parecer un tópico, no puede expresarse de otro modo: es un sueño hecho realidad. Durante mucho tiempo no creí que pudiera conseguirlo. El día que tuve el libro entre mis manos por primera vez fue algo maravilloso; por fin veía los frutos de todos los años de duro trabajo.

¿De dónde salió la idea de La mosquetera? ¿Por qué una novela histórica?

Desde los dieciséis años he querido escribir una historia de mosqueteros. Desde que vi la versión de 1973 de Los tres mosqueteros, con Michael York y Rachel Welch, me volví adicta. Leí todas las obras de Alejandro Dumas. Me imaginaba a mí misma formando parte de la historia, aunque en mi imaginación las cosas eran algo diferentes. Quería tener el aspecto de Constance/Rachel Welch (¿y quién no?), pero quería ser como D’Artagnan/Michael York. Ella llevaba unos trajes increíbles, besaba a hombres atractivos, pero él vivía las aventuras, las luchas de espadas. Me pregunté cómo podría hacer las dos cosas una mujer de aquella época, un dilema al que las mujeres modernas deben enfrentarse cada día; me parecía una pregunta muy antigua. Ahí es donde empezó a gestarse la historia.

Siempre me ha gustado mucho leer sobre otros periodos históricos y sobre la gente de otras épocas. Me fascina comprobar cómo los problemas son los mismos que los nuestros, independientemente del periodo histórico. Mi estilo está influenciado por los autores a los que admiro: James Michener, Leon Uris, Diana Gabaldon… Creo que es importante que un autor escriba lo que le gusta leer.

¿Qué periodo histórico le gustaría visitar y por qué?

Mis dos próximos libros también están ambientados en los siglos XVI y XVII, en Europa, pero tengo algunas ideas para historias que ocurren en otros periodos. Una de ellas se desarrolla en el siglo X y está basada en un personaje real, Adelaida de Italia, a quien codiciaban por sus tierras, y otra está ambientada en la Edad Dorada, a finales del siglo XVIII, y tiene lugar en el estado en el que vivo, Rhode Island, más concretamente en Newport, el único lugar de EE.UU. donde las mansiones se parecen bastante más a palacios, y donde las vidas de sus inquilinos fueron tan dramáticas como las de los antiguos reyes y reinas, e igualmente oscuras y peligrosas.

La mosquetera es una obra llena de precisos detalles históricos en áreas tan diversas como la arquitectura, la comida, la vestimenta o la política. ¿Puede contarnos cómo fue el proceso de investigación previo a la redacción de la novela?

Manejo una gran cantidad de documentación académica antes de empezar a trabajar. Normalmente leo de diez a veinte libros del periodo sobre el que deseo escribir, la gente, la historia, la política, las costumbres. Pero para cada trabajo también hago investigación sobre el terreno. Para La mosquetera me apunté a clases de esgrima para saber qué se siente al manejar una espada y poder transmitirlo adecuadamente a través de mi personaje. También tuve la suerte de visitar el Chateau Versailles, en París. Hice el viaje tras escribir el primer borrador del libro y tuve una increíble sensación de déjà vu; al recorrer el palacio, lo reconocía, como si hubiera estado allí antes. Me ayudó mucho a capturar la auténtica esencia del majestuoso castillo.

¿Hay algún personaje en La mosquetera basado en alguien que conoce? ¿Quién es su personaje favorito?

Jeanne Yvette Dumas du Bois es el nombre de mi mejor amiga desde hace veinticinco años, aunque la actitud del personaje tiene más que ver conmigo. El cuestionamiento de la autoridad, la frustración ante la hipocresía y las limitaciones impuestas a las mujeres forman parte de quien soy desde hace muchísimos años; soy un producto bastante genuino de la época en la que crecí. Me resultó muy fácil recurrir a mis creencias durante el proceso de escritura. La incapacidad para domar sus pensamientos y callar lo primero que pasa por su cabeza también son, desgraciadamente, una cualidad mía.

Hay otros personajes que también tienen la silueta de personas que he conocido a lo largo de mi vida, y no todas positivas, por cierto. Al incorporarlos al libro pude mostrarles cómo son realmente.

Me enamoré completamente de Luis XIV al escribir La mosquetera. Era tan elegante, tan “malvado”, y pese a todo la gente le amaba. La dicotomía me resultaba fascinante.

¿Qué le parece la edición española de La mosquetera?

Es todo un privilegio ver mi novela traducida por Ediciones Versátil. Cuando vi la cubierta por primera vez me quedé sin palabras, no solo por su belleza y elegancia sino también por el título. La mosquetera es el título original que le puse al libro hace cinco años, cuando terminé el primer borrador. Por supuesto, era en francés, La Femme Mousquetaire, pero ver el libro con su título original me causó una gran impresión.

¿Por qué deben leer su novela los lectores españoles? ¿Qué encontrarán?

En las páginas de La mosquetera los lectores encontrarán el mundo opulento, elegante y peligroso del siglo XVII francés. Experimentarán las aventuras de los reputados Mosqueteros y sentirán las esperanzas y pasión de mi protagonista, Jeanne du Bois, en la difícil búsqueda de sí misma, el amor y el honor en un mundo exigente.

Pero, por encima de todo, deseo entretener e informar al mismo tiempo. Siempre agradezco enormemente cuando un lector me dice que gracias a mi libro ha descubierto este o aquel hecho histórico, o que han quedado tan intrigados con cierto detalle que han buscado más información en otros libros. Es algo simplemente maravilloso. Siempre procuro encontrar la evasión intelectual… dejar las  preocupaciones de la vida al margen y sumergirse en otro tiempo y en otro mundo, uno lleno de aventuras y romance, pero uno que al mismo tiempo ilustre.

Para terminar, ¿podría dar un consejo a todos los futuros escritores que luchan a diario para ver publicada su obra?

El mejor consejo que puedo dar es que confíen en sí mismos y que aprendan a aceptar las críticas para que no les afecte en su ego. Durante muchos años creí que nunca llegaría a publicar pese a escribir desde que era una niña. En cuanto me convencí a mí misma, fue más sencillo convencer a los demás.

Y, muy ligado a eso, también está la aceptación del rechazo. En tanto escritores, debemos aceptar que, a lo largo de todo el proceso, la gente nos señalará los aspectos negativos de nuestra obra. Nuestros “niños” salen finalmente al mundo a través del proceso de sumisión, del proceso de edición y del proceso de distribución. Tienes que ser capaz de separar el rechazo a tu trabajo del rechazo a tu persona. Tómalo como lo que es, y aprende de ello todo lo que puedas. Si el escritor está abierto, puede aprender incluso de la crítica más negativa o del rechazo más inesperado. Aprende de todo, día tras día, alégrate de todo lo que sabes porque será bueno para tu trabajo.

Gracias por su amabilidad.

Ha sido un placer.