Archive for septiembre 2010

Reseña: El Canalla Sentimental, de Jaime Bayly

Es el primer libro que leo de este autor al que desconocía. Eso y el hecho de que fuera una especie de autobiografía hacia que tuviera cierto recelo por su lectura. Y la verdad es que me costó empezar a leerlo. Temía que su vida me pareciera aburrida y poco interesante. Pero a medida que iba descubriéndola me fui enganchando poco a poco y sorprendiéndome de pensar, cuando no leía, en algunas de las situaciones que contaba en su historia. Y quizás lo que más me impactó fue que todo lo que se contaba en este libro era real aunque muchas de las cosas que se contaban en él no lo parecieran en absoluto.

A veces me sentía como una fisgona, aunque con permiso, leyendo un diario íntimo donde no había sitio para los secretos y quizás compartir experiencias divertidas, tristes, irreales o crudas; me hizo sentirme cerca del protagonista de este libro.

En El Canalla Sentimental, Jaime Bayly es una importante estrella de la televisión y escritor reconocido y polémico. Su vida le parece vacía y sin sentido y sólo trabaja, no por la fama ni el reconocimiento, sino para poder dejar de trabajar algún día y llevar la vida que él siempre ha querido y la que para él conlleva felicidad. Esta vida consiste en no hacer nada y dormir el mayor número de horas posible. Mientras eso ocurre, su vida es una especie de caos donde se entremezclan una serie de relaciones que forman el centro de su vida y que son el principal tema de sus obras porque como él mismo reconoce la única manera que tiene de demostrar su amor por la gente que quiere es escribiendo sobre ellos cosa que también es la causa del distanciamiento y enfado por parte de los aludidos. Sofía, su exmujer, es una de las personas más importantes de su vida y a la que aún sigue queriendo aunque ésta nunca le perdonará su homosexualidad.

También tiene dos hijas, Camila y Lola, a las que adora y consiente y por las que no para de recorrer miles de kilómetros para estar con ellas.

El gran amor de su vida se llama Martín y con él tiene una relación un tanto tortuosa. Martín es un chico joven y guapo que no para de recriminarle se dejadez tanto física como moral y que siempre esta dejando aunque nunca del todo. Jaime lo adora y no quiere perderlo por nada del mundo pero su vanidad, egoísmo, autodestrucción, desmotivación, egocentrismo (cosas que odia Martín); casi siempre le pueden y la relación siempre se encuentra al borde del abismo. Tiene una exsuegra que lo odia a muerte y  al que nunca perdonará que él fuera el causante de la humillación pública que sufrió su hija cuando declaró su bisexualidad. La relación con su familia tampoco es fácil. Hace años que no habla con su padre, escandalizado por su conducta aunque al final de su vida logra perdonarlo y reconciliarse con él. Su madre, una mujer sumamente religiosa, tampoco le perdona su escandalosa vida aunque no pierde la esperanza de que algún día la enderece y encuentre el camino correcto.

Entre estos personajes aparecen otros (viejos compañeros de colegio, amigas especiales, admiradoras locas, aventuras pasajeras, pérdidas, anécdotas divertidas)que terminan de llenar su vacía vida.

Éste libro no deja indiferente al leerlo y aunque pienses que la vida de Jaime Bayly no tiene nada que ver con la tuya te equivocas. Y quizás eso te haga reflexionar y darte cuenta de que la alegría, la tristeza, el miedo, el dolor y la incertidumbre,…están presentes en cualquier vida.

Y por un momento eso te reconforta.

Todo el polvo del camino, firmas en FNAC y nominación

Hace unos días recibimos la noticia: el trabajo de Jaime Martín y Wander Antunes ha sido nominado para el prestigioso premio  Ouest-France/Quai des Bulles. Y se entregará durante la celebración del próximo festival Quai des Bulles en Saint Malo, Francia, del 8 al 10 de Octubre. Aunque tendrá que competir con otros autores y obras magníficas (Gaza 1956 de Joe Sacco o Lydie de Jordi Lafebre y Zidrou, este último de próxima publicación en Norma Editorial) desde este blog le deseamos toda la suerte del mundo.

 Pero eso no es todo, pues otra buena noticia rodea a este cómic, pero no tanto para los autores como para vosotros, los lectores, pues Jaime Martín estará firmando ejemplares el próximo viernes 24 de septiembre desde las 19:30 horas en FNAC CALLAO (Preciados, 28) en la zona Pasión Cómic de la 4ª planta. ¡NO TE LO PIERDAS!

Para los que no conocían el cómic, aquí os dejamos una breve sinopsis:

Estados Unidos, 1929, el crack económico más importante que se recuerda ha dejado al país desolado, roto, sin recursos para protejer a sus habitantes. Millones de hombres, mujeres y niños están sin casa, trabajo y futuro, perdidos en la inmensidad del territorio americano. Tom, el protagonista de esta historia, lo ha perdido todo, la mujer, la casa y la poca confianza en la vida que tenía. Ahora, de camino a una nueva vida, se encontrará con un pobre padre moribundo al que ayudará a encontrar a su hijo perdido.

El último cómic de Jaime Martín (Lo que le viento trae), con guiones del brasileño Wander Antures, parte del la dura lectura de Las uvas de la ira y traslada al lector toda la crueldad de la mayor crisis que ha vivido América. Una lectura imprescindible que no te puedes perder.

 

Reseña: Rusia Gótica, de VVAA

Maravillosas historias quedan por descubrir.

Es por ello que no tengo reparos en leer relatos procedentes de cualquier cultura, es más, me interesan en demasía sabiendo que proceden de pueblos no actualmente famosos por el tipo de literatura que hacen. Eso sin hablar específicamente del género de Terror. Damos entonces gracias a la editorial Nevsky Prospects por sacar a la luz este tipo de joyas literarias. Porque hay un mundo por descubrir en esos lugares recónditos, porque cada nación tiene sus miedos, porque queda mucho por traducir y hacer feliz a los lectores.

En Rusia Gótica se concentran seis relatos de autores románticos del inmenso país del este. En El Anillo, el misterioso artilugio cambiará la pida de una familia pobre. Un viejo ermitaño y su hijo esconden un terrible secreto en El hombre lobo. No se puede ser tan cortés con los desconocidos y menos si posees una taberna a las afueras como en Los Visitantes Inesperados. Entonces llegamos a la obra cumbre de la antología, La vendedora de pasteles, considerada el primer cuento gótico ruso, se apodera de nosotros con un inmejorable ambiente frío de la estepa siberiana, donde todo se vuelve terrorífico cada vez que aparece una vieja bruja. Luego tenemos dos pequeños relatos, Stuss, historia de fantasmas con mensaje extraño y La isla de Bornholm, mención honorífica al cuento inglés gótico lleno de castillos, mazmorras y fantasmas con cadenas…

En definitiva, adoradores del diablo, objetos mágicos, mentes sin cordura y hombres lobo. Una buena antología para leer con el mal tiempo que llega. Lugares apartados, donde el miedo al desconocido, al extranjero, al viento ululante en la ventana, hará que disfrutemos de lo lindo con estas narraciones inéditas hasta el momento. Y encima un buen prólogo de Espido Freire te mete en situación.

Magnífico. Pero tengan cuidado con La vendedora de pasteles.

Imagina Málaga

Otro año más llega Imagina Málaga luchando año tras año para mejorar y abrirse camino en los salones del cómic más importantes de España. Se podría decir que este año será su año, ya que podremos contar con grandes artistas invitados como Ramsey Campbell (considerado por la crítica uno de los grandes maestros del relato de horror contemporáneo) y un largo etcétera. Pero este año hay que destacar uno principalmente que llena de orgullo, pues esta vez tendrán el gran honor de tener como invitado al mejor dibujante de cómic erótico y considerado como uno de los tres mejores dibujantes vivos de cómic del mundo; el maestro Milo Manara.

 El evento volverá a celebrarse en el espacio del centro de iniciativas universitarias de la universidad de Málaga del 1 al 3 de Octubre aumentando el espacio donde habrán mas stands de tiendas y de aficionados.

La entrada tendrá un coste de 3 Euros y se regalará un cómic con la misma.

Espero que lo disfruten.

Entrevista a Virginia Pérez de la Puente

DN: Antes que nada, háblanos un poco sobre quién es Virginia Pérez de la Puente.

VP: Pues una persona completamente normal, casi diría “del montón”. Soy madrileña, extremeña de adopción, periodista radiofónica, lectora obsesiva y una persona bastante perezosa, aunque cuando algo me gusta no ahorro esfuerzos para hacerlo. Me gusta el fútbol, me gusta comer lo que me gusta (obvio), me gusta veranear en mi pueblo de Soria, salir hasta el amanecer cuando la compañía es buena y pasarme las horas muertas en el Messenger y en cientos de foros de Internet. Soy bastante cabezota, cuando algo se me mete en la cabeza no paro hasta conseguirlo o que me manden a un sitio muy feo varias veces, y sobre todo me gusta reírme. Siempre he considerado que unas buenas risas, a tiempo o a destiempo, son el mejor tratamiento para cualquier dolencia.

DN: Según tengo entendido, tu pasión por la escritura empezó a una edad temprana, a raíz de la lectura de El señor de los anillos. ¿Qué te aportó Tolkien?

VP: Tolkien me enseñó que podía haber magia dentro de un libro. Que una persona podía sentirse tan absorbida por una historia que el resto del mundo importase menos que nada. Tolkien fue el que me provocó la necesidad, cuando era muy pequeña, de escribir, de inventarme mis propias historias, de crear esa magia que tanto me había afectado y que no encontraba en ningún otro lugar. Fue Tolkien el que me dijo al oído: «Tienes que hacer esto

DN: ¿Ha habido algún otro escritor que haya influido en tu literatura?

VP: Por supuesto que sí. Tolkien fue el primero, el que me hizo darme cuenta de lo que quería hacer con mi vida, pero ha habido otros muchos que me han llevado de la mano hasta ahora y que seguirán guiándome por donde yo quiero ir. Evidentemente, un autor es lo que escribe, pero lo que escribe es lo que lee: no se trata de imitar a nadie, sino de conocer lo que te gusta y lo que no para saber qué es lo que quieres escribir. Supongo que me han influido muchísimos, aunque yo los resumiría en cuatro nombres: George R.R. Martin, R. Scott Bakker, Terry Pratchett y Andrzej Sapkowski.

DN: Cuéntanos por qué decidiste hacer fanfics de Harry Potter y cómo fue la experiencia.

VP: Fue tan sencillo como que estaba tan enganchada a la saga que tenía que conocer el final y tenía que conocerlo ya. Yo llevaba escribiendo desde que no levantaba un palmo del suelo, pero la realidad se había impuesto y hacía tiempo que no escribía prácticamente nada: empecé de nuevo en un foro dedicado a Harry Potter, escribiendo tonterías con unos cuantos amigos de Internet, y cuando salió el sexto libro de la saga en inglés quise probarme a mí misma, en cierto modo. Ya he dicho antes que soy un poco perezosa, e inconstante, y creía que jamás iba a ser capaz de escribir una novela porque me iba a aburrir mucho antes, de modo que Harry Potter fue la excusa para probar si era o no capaz y, de paso, darme el gusto de inventarme el final de la saga como yo habría querido que fuese.

La experiencia fue maravillosa por una parte y un poco angustiosa por otra. Maravillosa porque escribirla fue fantástico, fue la primera vez en mi vida que sentí cómo los personajes me dictaban al oído lo que querían hacer y lo que querían decir (algo que muchos escritores habrán sentido y que podrán decir que es una experiencia inigualable), y también por la recepción que tuvo en los ambientes “harrypotteros” de Internet, donde recibió muy buenas críticas. Angustiosa porque me pareció muy feo lo que hicieron con Harry Potter y la Sombra de la Serpiente, que es como se titulaba el fic: algún desaprensivo lo descargó, lo publicó y lo vendió en algunos países hispanoparlantes diciendo que era el auténtico final de la saga. Ni J.K. Rowling ni yo vimos un duro por aquella historia, y eso me parece aprovecharse del trabajo de la gente y de la ilusión de muchos fans por hacerse con el final de la saga. No obstante, reconozco que incluso aquello tuvo su parte buena, porque todavía hoy, y han pasado muchos años, sigo recibiendo mails de apoyo y de elogio de la gente que lo lee, y eso vale más que todos los derechos de autor del mundo.

DN: Aparte de La elegida de la muerte y los fanfics de Harry Potter, seguramente habrás realizado muchos otros trabajos. ¿Puedes hablarnos sobre ellos, tanto de los que hayan salido a la luz como de los que no?

VP: He escrito decenas de relatos, la mayoría de fantasía, y algunos de ellos están publicados en diferentes antologías, lo cual, como suele decirse, «me llena de orgullo y satisfacción». Bueno, el relato es un género en el que nunca he acabado de sentirme cómoda, quizá porque empecé muy fuerte, escribiendo novela, pero también me ha enseñado muchas cosas. La mayoría de esos relatos pululan por la red, creo que casi todos los tengo colgados en mi web, por si alguien tiene mucha curiosidad.

Aparte de relatos y de las continuaciones de La elegida de la Muerte, escribí una trilogía hace años que jamás verá la luz, al menos tal y como está (tiene muchos fallos, pero también me enseñó lo que se puede y lo que no se puede hacer en esto de escribir). Además he escrito alguna que otra novela, también de fantasía, pero están en una fase “muy borrador”, así que todavía les falta mucho para poder ser presentadas en sociedad. Y luego he escrito a cuatro manos con Silvia Barbeito, una muy buena amiga y estupenda escritora, una trilogía ambientada en el mundo “real”, aunque no tenemos claro que sea publicable… Se llama El dios de las pelotas, cuenta la historia de los futbolistas de un equipo de Primera División y de un equipo forense de un hospital público, y es de un género que hemos dado en llamar ciencia-fricción (porque se frotan mucho, y porque no hay quien se lo crea). Comedia sexual, quizá sería la definición más acertada.

DN: Pasemos ahora a hablar de tu novela. ¿Cómo surgió la idea y de qué modo se desarrolló el proceso de creación?

VP: La verdad es que esta novela fue atípica desde su concepción. Yo ya había escrito la trilogía que he mencionado antes, pero no encontraba la forma de publicarla. Un buen día Javier Negrete (una persona admirable en todas sus facetas) me recomendó que me presentase a un concurso de novela fantástica: faltaban menos de dos meses para que acabase el plazo, yo tenía una trilogía que evidentemente no podía presentar porque no cumplía ninguno de los requisitos, y me dije: «Qué demonios.»

La idea me surgió simplemente pensando en ella, la verdad es que no sé muy bien cómo se inspiran los demás pero yo soy de las que de repente tienen un soplo de alguna musa aburrida y zas, ya tienen la idea. Supongo que en ese sentido soy afortunada, no sé… Y el proceso de escritura fue a trompicones, por lo que te he dicho antes, porque tenía un plazo muy limitado y tenía que compaginarlo con un trabajo a tiempo completo. ¿Que cómo lo hice? Pues durmiendo muy poco esos dos meses y malcomiendo cualquier cosa que pillase en la nevera. Estoy convencida de que si quisiera repetirlo no sería capaz, pero el caso es que salió, y salió bien. Luego por circunstancias no pude presentar la novela al concurso, aunque había terminado a tiempo, así que le di un repaso de arriba abajo y añadí alguna trama que se había quedado bastante descolgada, pero podría decirse que el grueso de la novela salió casi por generación espontánea.

DN: ¿Cómo te sentiste al descubrir que Ediciones B se interesaba por tu novela?

VP: Pues te puedes imaginar… Fue increíble, no sé muy bien cómo explicar el subidón que me dio en ese momento. Una sensación muy extraña, de placer pero al mismo tiempo de ansiedad por saber si al final sería verdad o si mi mente me estaría tomando el pelo.

DN: ¿Y cómo te sientes ahora al saber que la novela está gustando a tanta gente? Sabemos que ha traspasado incluso nuestras fronteras, y se ha imprimido en México. ¿Imaginabas mientras la escribías que llegaría a tener tanto éxito?

VP: Yo creo que nadie imagina esto cuando escribe una novela, y más si es prácticamente la primera que escribe y si nunca ha publicado nada. Yo pensaba que podría llegar a publicarse, pero jamás imaginé que sería en una editorial de tantísimo renombre y que tendría tanta aceptación y tan rápido: al fin y al cabo, no lleva ni tres meses en las librerías… La verdad es que no sé muy bien cómo me siento. A ratos estoy eufórica, a ratos asustada. Supongo que todos queremos que nos lean, pero saber que me está leyendo tanta gente es… abrumador.

DN: ¿Qué piensas que es lo que encuentran los lectores en La elegida de la muerte?

VP: Es posible que encuentren una novela de fantasía pura pero alejada de lo que ha sido el canon durante décadas y décadas. La historia tiene un planteamiento sencillo, quizá incluso típico para este tipo de novelas, pero creo que lo que encuentran que es diferente es el desarrollo de ese planteamiento: no hay Bien ni Mal, no hay razas distintas de la humana, no hay descripciones exhaustivas de mundos completamente alienígenas ni batallas interminables ni un lenguaje elevado (es bastante directo y, de hecho, a raros es incluso agresivo). Lo que sí hay, o al menos eso espero, es la historia de unos personajes que, para bien o para mal, son humanos, y una historia de aventuras contada de forma ágil y rápida en la que no todo es lo que parece y no todo lo que pasa es previsible.

DN: Y tú, ¿qué es lo que querías que encontrasen?

VP: Cuando me puse a escribirla quise crear la novela que siempre había querido leer. Me gusta mucho la fantasía, pero hay muchas cosas en ella que me molestan: la necesidad de describir detalladamente el mundo desde el principio, por ejemplo, con sus interminables normas y reglas y sociedades y geografías; la casi obligatoriedad de que el conflicto sea una lucha de varios personajes contra un Mal teóricamente invencible; el hecho de que los personajes estuvieran al servicio de la historia, y no al revés. Esa eterna lucha del Bien contra el Mal enaltece a los héroes hasta que superan su humanidad y hace de los malvados seres infrahumanos, y la introducción de razas humanoides, elfos, enanos, hobbits, orcos, trolls., convierte a los humanos meras anécdotas (e incluso los humanos son superiores a los humanos normales, tienen un don, una característica, algo que los diferencia de la Humanidad: su magia, su fuerza, su inteligencia, su nacimiento). Para mí eso ha acabado jugando en contra de este género: puede ser entretenido leer acerca de un héroe supremo, pero al final resulta difícil identificarse con un ser superior. Yo buscaba personajes humanos, tanto en raza como en inquietudes, sentimientos, reacciones. Además, La elegida de la Muerte tiene elementos de otros géneros. ¿Por qué la fantasía no va a usar recursos del cine negro, o de la narrativa expresionista, o de la comedia costumbrista, o de las películas de humor absurdo? Los géneros están para superarlos, no para ceñirse a ellos y matarlos a base de repetir siempre los mismos clichés. Precisamente romperlos era lo que pretendía, aunque la novela, en sus fundamentos, sea de un género fantástico puro.

Eso es lo que intentaba, y eso es lo que, espero, hayan encontrado los que se han animado a acercarse a sus páginas.

DN: Describe La elegida de la muerte en tres palabras.

VP: Uf, son menos que las del título… A ver qué tal: directa, mordaz, intrigante.

DN: ¿El género fantástico es en el que te encuentras más cómoda?

VP: Sí. Quizá porque es el que me animó a escribir, o porque fantasía es lo que más leo, lo que más me gusta leer. Me gusta además porque es un género en el que las reglas las pones tú.

DN: Cada vez hay más autores españoles que están emergiendo en este género. ¿A qué crees que es debido? ¿Por qué las editoriales arriesgan más ahora con la fantasía?

VP: Tal vez sea por lo que comentábamos antes, porque el esquema que ha gobernado la fantasía desde hace décadas se está rompiendo poco a poco. En España ha tardado mucho más que en otros países, pero finalmente el mundo editorial se ha dado cuenta de que publicar sólo franquicias, aunque sea asegurarse un nivel de ventas, no es darle al lector lo que quiere, y al fin y al cabo el lector manda. Creo que el hecho de que algunas editoriales se hayan atrevido a publicar otro tipo de fantasía que viene de fuera ha hecho en primer lugar que los autores españoles nos animemos a cambiar de rumbo y por otro que las editoriales, viendo ese cambio, se vayan aupando poco a poco. Aunque para un autor español todavía es muy difícil primero publicar y después gustar al público, no sé por qué todavía hay muchos lectores que piensan que lo que viene de fuera es mejor. Aquí, como allí, hay gente muy buena y gente muy mala… Pero poco a poco, pasito a pasito, se va demostrando que hay mucha fantasía todavía por descubrir y que los autores españoles somos tan buenos o tan malos como los angloparlantes, aunque nuestros nombres no sean tan exóticos.

DN: ¿Estás escribiendo algo actualmente? ¿Qué tienes pensado para el futuro?

VP: Siempre estoy escribiendo algo, es como una adicción de la que no te puedes desenganchar. Ahora mismo estoy terminando la corrección de la continuación de La elegida de la Muerte, una novela que escribí hace ya dos años y pico, y finalizando la primera redacción de la tercera historia ambientada en el continente de Ridia. Además sigo con varios proyectos de antologías de relatos con el grupo de (Per)Versiones, de Sopa de Sapos y de La Logia del Anto, y espero terminar también muy prontito el epílogo de la trilogía de El dios de las pelotas. En cuanto al futuro, supongo que no me desengancharé de Ridia hasta que acabe la historia completa que empieza con La elegida de la Muerte (y que, afortunadamente, hace años que tengo completamente esquematizada e incluso a medio escribir, así que no debería llevarme mucho tiempo), y también quiero terminar esas novelas que dejé un poco abandonadas con toda esta historia, y que a veces me llaman desde el cajón de las novelas inconclusas y me piden un poquito de atención.

DN: Siempre acabo las entrevistas animando al entrevistado a que dirija unas palabras a todos aquellos escritores que quieran introducirse en el mundo literario. ¿Qué les dirías tú?

VP: No sé si a estas alturas soy la más indicada para aconsejar a nadie, porque yo misma acabo de empezar en esto, pero les diría sobre todo dos cosas: primero, que sean honestos consigo mismos, que escriban lo que ellos quieran escribir y no piensen en “lo que está de moda” o “lo que puede gustarle a la gente/los editores”. Un escritor tiene que dejarse llevar por sus historias, no por lo que vayan a pensar de ellas los demás. Y segundo, que no se desanimen. Que todos nos hemos llevado muchos palos, y al final, si tienes muchas ganas y trabajas por conseguirlo, lo consigues, vaya que si lo consigues. 

 

Elena Montagud para Desde New York, crónicas Literarias

Premios Hugo 2010

Este fin de semana se han fallado los premios Hugo durante una ceremonia en el transcurso de la Aussiecon 4, la 68ª World Science Fiction Convention, que se ha celebrado en Melbourne, Australia.

Los ganadores han sido:

Novela (ex-aequo)
    * The City & The City, China Miéville (Del Rey; Macmillan UK)
    * The Windup Girl, Paolo Bacigalupi (Night Shade)

Novela corta:
    * “Palimpsest”, Charles Stross (Wireless)

Relato largo:
    * “The Island”, Peter Watts (The New Space Opera 2)

Relato corto:
    * “Bridesicle”, Will McIntosh (Asimov’s 1/09)

Libro de ensayo:
    * This is Me, Jack Vance! (Or, More Properly, This is “I”), Jack Vance (Subterranean)

Novela gráfica:
    * Girl Genius, Volume 9: Agatha Heterodyne and the Heirs of the Storm, written by Kaja and Phil Foglio; art by Phil Foglio; colours by Cheyenne Wright (Airship Entertainment)

Representación dramática larga:
    * Moon, screenplay by Nathan Parker; story by Duncan Jones; directed by Duncan Jones (Liberty Films)

Representación dramática corta:
    * Doctor Who: “The Waters of Mars”, written by Russell T Davies & Phil Ford

Editor, formatos largos:
    * Patrick Nielsen Hayden

Editor, relatos:
    * Ellen Datlow

Ilustrador profesional:
    * Shaun Tan Semiprozine
   * Clarkesworld, edited by Neil Clarke, Sean Wallace, & Cheryl Morgan

Escritor del fandom
    * Frederik Pohl

Best Fanzine
    * StarShipSofa, edited by Tony C. Smith

Ilustrador aficionado:
    * Brad W. Foster

¡Feliz Año Nuevo!, de Luis Montero

¡La Tierra está siendo invadida!

Orión es un extraterrestre que ha sido teletransportado a la Tierra con el fin de conquistar este planeta antes de que lo hagan sus competidores vecinos Gliese b y Gliese d. Orión está convencido de su éxito, ya que es uno de los mejores jugadores de videojuegos de simulación de su planeta. Para cumplir su misión cuenta con la inestimable ayuda de OC08/Ltb, 08 para los amigos, un superordenador que lo guía desde una órbita espacial muy lejos de la Tierra.

Pero Orión no es más que un adolescente gliesano perdido en un mundo que no conoce y que no comprende, donde los terrícolas no se toman en serio a un chaval con zapatillas deportivas que aparece en los baños más insospechados, como en el del secretario de las Naciones Unidas.

¿Qué sucederá en el intento de Orión de invadir la tierra? ¿Podrá 08 entender la particular manera que tienen los terrícolas de ver el mundo?

¿Cómo nos ven los alienígenas? ¿Qué cara se te queda cuando un extraterrestre te felicita el Año Nuevo en pleno mes de junio?

Luis Montero nació en Madrid en 1965. Después de vivir en Nueva York, Fráncfort y Marrakech, estudió Publicidad y Filosofía. Ha publicado ensayos sobre el futuro de la tecnología en la antología La experiencia del usuario. Y ha ganado numerosos premios publicitarios prestigiosos como el de La Vanguardia, el del festival publicitario de San Sebastián y el del festival de Cannes. ¡Feliz Año Nuevo! es su segunda incursión en el mundo de la narrativa tras la publicación de la novela Artrópodos. Sus microrrelatos se pueden leer en el blog cero23.com

Reseña: El Vampiro de Ropraz, de Jacques Chessex

Magnífico ejemplo donde la frase “Lo bueno, si es breve, dos veces bueno” hace honor a la totalidad de sus palabras.

Maravillosa ambientación, leyenda y uso del lenguaje por parte del autor. Tremendo argumento que no debe pasar inadvertido a los amantes de las historias románticas y leyendas de principios del siglo pasado. Mundo oscuro, lleno de miedos, donde los europeos éramos guiados por las creencias religiosas y el miedo a lo desconocido, a lo que pudiera habitar en el bosque, todo se tornaba en desarrollos fatales para la comunidad. Rumores, habladurías, potente fuerza para las acusaciones. Comentarios más vigorosos que la misma verdad.

El Vampiro de Ropraz cuenta la historia de varios asesinatos. Pero de uno en especial. En Ropraz, en 1903, la hija del juez de paz muere a los veinte años de una meningitis, pero a la mañana siguiente la tapa de su ataúd aparece levantada, su cuerpo profanado y el cuerpo mordisqueado en partes concretas y sus miembros devorados. Resurgen entonces las supersti­ciones, la idea del vampirismo. El invierno en la aldea de Ropraz se vuelve más duro si cabe. Más tarde se co­meten nuevos crímenes. En Carrouge, en Ferlens. Mismo modus operandi. Hay que encontrar un culpable. Entonces aparece en vanguardia uno de los sospechosos, Favez, un mozo de labranza con el cual el pueblo decide cebarse.

Jacques Chessex es­cribe una fascinante novela corta sobre la maldad, la fascinación asesina y la incesante búsqueda de la culpabilidad. Chessex nos sorprende con el retrato de una época y un destino inimaginable para el protagonista.

El Vampiro de Ropraz es la mejor novela corta que he leído en mucho tiempo.

Monsters

Cinta inglesa de ciencia ficción dirigida por Gareth Edwards en la que hace seis años, la NASA descubrió la posibilidad de vida extraterrestre en nuestro sistema solar.

Una sonda se puso en marcha para recolectar algunas muestras, pero en su regreso a la tierra se estrella en América Central. Poco después, su contenido acaba generando nuevas formas de vida que comenzan a crecer y expandirse. En un esfuerzo por detener la destrucción resultante, la zona infectada de México es puesta en cuarentena. Hoy en día, militares estadounidenses y mexicanos siguen luchando para contener a las criaturas enormes…

La historia comienza cuando un hastiado periodista estadounidense (McNairy) acepta de mala gana encontrar a la hija de su jefe, una turista norteamericana (Able), para ser su escolta a través de la zona infectada y llevarla hacia la frontera segura de EE.UU.

Reseña: En las Montañas de la Locura, de H.P Lovecraft

Libro único entre seguidores de Howard Philips Lovecraft y sobre todo maravilloso para ansiosos de información sobre la mitología creada por el genio de Providence.

Novela corta donde el creador de Los Mitos de Cthulhu se ensaña con el lector y dota de información con cada hoja. Escenarios, criaturas, sonidos, horrores, vientos ululantes, nuevos descubrimientos… En definitiva, una ambientación más que lograda en un paraje desolado, frío y triste… Pero sobre todo aterrador.

Nos hayamos sin lugar a dudas ante el proyecto de mayor envergadura de Lovecraft, el cual imagino sufriendo a cada momento consejo para que desarrollara su obra en un argumento más extenso para dar mas sopa al pueblo… Pero algunos daremos gracias de que se quedara en novela corta, pues, pese a que la obra es maravillosa en originalidad y sentido, la forma de escribir de este escritor es bastante conocida con el adjetivo de “barroca” y “farragosa”, por sus frases interminables y párrafos costosos, llenos de exorbitadas palabras cultas.

En las Montañas de la Locura es la historia en primera persona de un geólogo de la Universidad de Miskatonic, el cual realiza una expedición al continente antártico junto a un equipo de especialistas. Narra el superviviente cómo se inició el proyecto, como junto a un gran equipo de aeroplanos, trineos y en principio todo lo indispensable para que el proyecto llegara a buen puerto; todo se torna en desgracia por un vuelo de reconocimiento donde se topan con una impresionante cordillera oscura llena de maldad. El primer grupo que decide explorarla desaparece en extrañas circunstancias y después de varios intentos de localización, la expedición al completo decide desplazarse al lugar e investigar qué ha ocurrido en ese tétrico lugar.

Algunos críticos han querido ver en este prodigioso relato una especie de continuación o referencia al misterioso final de Las Aventuras de Arthur Gordon Pym, de Edgar Allan Poe. De hecho, ese titulo es nombrado aquí por Lovecraft.

Pudiera ser.

Pese a todo, una obra de terror a tener en cuenta. Indispensable. Un argumento pionero e inspirador para el cine. Así lo afirma Guillermo del Toro, que como todos sabréis tiene en proyecto la película.