Reseña: Trolls de Troy, de Christophe Arleston, Jean-Louis Mourier y Claude Guth

TrollsDeTroyNuevos títulos de cómic europeo de los que no sabes nada y te sorprenden por la habilidad que tienen algunos autores para enganchar al lector con una historia en principio de humor, pero de la que se extrae más. Sí my friend, se lo digo a todo aquel que quiere un poco de refresco después de tanto pijameo. Sí amigo, da el salto y disfruta de las diversas historias de calidad que se mueven en el catálogo de la BD. Ponlas en tu camino y no te arrepentirás. ¿Qué te molan las tramas históricas con base real? ¿Qué te gustan los westerns? ¿Qué te decantas por la fantasía heroica o medieval? Sí a todo eso. De todo ello hay en los grandes albumes que se publican en el cómic franco-belga. Hay mucho donde elegir y bueno. Con dibujos de tanta calidad que a veces asusta. Toda esta parafernalia le suelto siempre a alguien que me pregunta por el TrollDeTroy03cómic europeo. Unos halagos al noveno arte nunca mejor dicho, que no dejan de ser ciertos.

Sabía más que poco de Trolls de Troy. Sin embargo, tenía ese algo en su portada, en su sipnosis, que me atraía bastante. Trolls de Troy es una serie de fantasía cómica ambientada en el universo de Troy, un mundo fascinante donde la magia es algo común. Pero Troy es también un mundo poblado por seres humanos, trolls y otras criaturas más o menos monstruosas. Los seres humanos todos tienen un poder: desde el crecimiento del cabello, hasta poder arrojar los dientes, pasando por poder congelar el agua o poder fundir el metal con una mirada. De los más diversos tipos hay. Como véis algunos más útiles que otros. Los trolls son criaturas vistas como salvajes por los seres humanos, aunque civilizados desde su propio punto de vista. Persiguen cualquier cosa que está a su alcance, físicamente son TrollDeTroy02fuertes y resistentes aunque tienen un terrible punto débil. Temen lavarse con agua. Eso ahuyentaría a sus amadas moscas… No obstante, son unas criaturas simpáticas (para el lector), dedican su tiempo a la caza del dragón, a la cosecha del campesino y a cocinarlos con unas recetas con las que quedan de muerte…

Excelentes dibujos, una buena dosis de humor, guerras, aventuras… Si bien la historia tiene lugar dos siglos antes de la historia de Lanfeust, sigue siendo divertida y en ocasiones, alguien que te rodee te puede mirar raro al ver como ríes frente al tomo. Los guiones mezclan aventura y humor a partes iguales. Los autores lo logran admirablemente bien. La idea de introducir un ser humano en el bando troll es lo que más me atrajo e hizo que estuviera deseando llegar a casa para seguir leyendo. Comentaba que los dibujos por momentos TrollDeTroy05son sublimes, me encanta este tipo de arte con colores brillantes y vivos que son capaces de enviar a tu cerebro una verdadera selva o un mar turbulento y perderte en ellos. Yermo Ediciones publica esta chulada de serie con cierto tono a las obras de Pratchett. Al mismo colega al que se lo recomendé siempre comenta que son tomos de calidad los de Yermo pero que son bastante caros… TrollDeTroy00A ver. Pongo el ejemplo de Trolls de Troy. Es un primer número sí, pero el tomaco es un lujo en cartoné y contiene además los cuatro primeros albumes de la serie (Trolls y Trolas, La Cabellera del Venerable, El Vuelo de los Petaurios y El Fuego Oculto). Ahora divide precio por trama y seguro que ya no lo ves tan costoso, ¿no? Además que las publicaciones por serie, Yermo Ediciones no las hace mensualmente y te da suficientemente tiempo a reponerte antes de la siguiente publicación.

El humor está en Trolls de Troy. Una serie francamente bien recibida con ese tono absurdo que te suele sacar una sonrisa. Hila muy fino en ocasiones y casi pone a prueba la atención del lector. Estos cuatro números se centran en una trama ocurrida dos siglos antes de las TrollDeTroy04aventuras de Lanfeust de Troy. Una época en la que los humanos decidieron exterminar a los trolls a través de un grupo de cazadores que contaban con unos poderes temibles. Pero Teträm, un buen troll padre de familia, el héroe de la historia, el mejor boxeador de su tribu respetados por todos, en especial, por ciertos seres humanos; que además le gusta ir de compras al bosque y como cualquier troll que se precie, beberse unos barriles en los banquetes que su pueblo realiza… No se lo pondrá nada fácil a esos cazatrolls.

Además, le acompaña en su gesta Waha, su hija humana, que fue rescatada cuando era un bebé y adoptada por Teträm y su esposa, después de comerse a sus padres. Criada como una troll, ella sabe desde muy pronto que es humana, sobre todo, por las burlas de sus TrollDeTroy01compañeros. Pero al igual que todos los seres humanos, tiene un poder. Uno muy grande. Uno para todos y todos para uno. Su poder es aleatorio, nunca sabe qué va a pasar cuando lo realiza. A pesar de que tiene la capacidad de darle más o menos potencia… Una idea genial que les ayudará bastante en ese viaje que acaba de comenzar hacia los cuatro puntos cardinales del mundo.

Sencillamente, genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *