Del Toro presenta: No tengas miedo a la oscuridad

Algo muy antiguo y malvado habita en la oscuridad bajo la mansión Blackwood. Cuando la joven Sally Hurst llega a Rhode Island para visitar a su padre y a la nueva novia de éste, Kim, en la mansión victoriana que están restaurando, empieza a sentirse como una extraña, su nuevo y ornamentado hogar le parece una prisión fría e indeseable.

Alex, obsesionado con su gran proyecto y sus aspiraciones como arquitecto, se ha alejado de su hija y todos los esfuerzos de Kim para establecer vínculos con Sally acaban frustrados. Sally se evade explorando la mansión. A pesar de las advertencias del guardés Mr. Harris, Sally se embarca en una aventura que le lleva a descubrir un sótano escondido, abandonado desde la misteriosa desaparición, un siglo antes, del constructor de la mansión, el afamado ilustrador Emerson Blackwood. Lo que una vez fue el estudio privado de Blackwood, la oscura, fría y húmeda cámara subterránea, guarda los secretos del pasado de este lugar inestable y profano, y quizá algo aún más siniestro.

Con su incipiente curiosidad, Sally se ve sorprendida cuando unas voces desde las profundidades del tiro de la chimenea empiezan a hablarle. Voces que le toman el pelo, la interpelan y ruegan que les ayude. Voces que pertenecen a los Homunculi, criaturas maliciosas y manipuladoras cuyos orígenes datan de un tiempo cuando las hadas y los demonios eran mucho más que simples personajes de cuentos; y que viven en la oscuridad y se alimentan de los dientes de los niños.

 ”Para mi generación fue la película de televisión que más miedo daba del mundo,” dice del Toro. “Nos puso los pelos de punta a toda mi familia y se quedó en mi mente.”

Cuando del Toro fue a Estados Unidos, años más tarde, buscó el material original durante tres o cuatro años antes de que pudiera encontrar al autor y asegurar los derechos. Del Toro escribió el guión junto a su socio Matthew Robbins y dice que se lo pasaron en grande trabajando en él. Muchos de los elementos que introdujo en el guión de No tengas miedo a la oscuridad eran elementos que luego pasarían a El espinazo del diablo y a El laberinto del fauno. Pequeños momentos, gestos, ideas…

4 comments

  1. Deborah dice:

    HOLA! Me gusta mucho tu página!
    Esta película, sí es buena, aunque no es lo mejor de Del Toro, merece la pena verse!

  2. Kris dice:

    I beloved up to you will rceeive performed right here. The cartoon is attractive, your authored material stylish. nonetheless, you command get got an impatience over that you wish be turning in the following. ill undoubtedly come more previously once more as precisely the similar nearly a lot ceaselessly within case you protect this hike.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *