Archive for julio 2011

Reseña: Blut, de Víktor Valles

Siempre me han fascinado los vampiros. Esa parte tan romántica que tienen, vagando por el mundo, inmortales y viviendo amores imposibles y tormentosos. En cuanto al tema de la sangre… es el que menos gracia me hace, pero como dicen, no hay nadie perfecto. También tenía curiosidad por saber qué clase de vampiro me encontraría en esta historia.

¿Sería un vampiro malvado o al contrario sería un vampiro de alma noble? Y al final me encontré con la historia de un vampiro que nunca quiso serlo. Y me puse en su lugar. ¿Me gustaría ser vampiro sin desearlo realmente? Llegué a la conclusión de que no, no me gustaría y más después de leer esta bella y triste historia.

En Blut, Hermann es un valiente y poderoso guerrero que después de una cruel, sanguinaria y dura derrota regresa a su pueblo donde es recibido como un héroe, aunque él se siente acabado. Ya en su casa, acaba recibiendo la visita de Saray, la hija de la Reina de los Condenados, a la que desea y ama, aunque le es imposible tenerla. Por lo que acaba mordiéndole en el cuello y convirtiendo a Hermann en un vampiro sediento de sangre. A partir de ese momento su vida acaba, y empieza la eternidad, la soledad y la oscuridad. Acaba siendo descubierto y debe huir refugiándose en cuevas hasta que llega a Berlín. Allí conoce a Lucie, otra vampiro que le enseña a codearse con las altas esferas y a pasar desapercibido entre ellos. Aunque no puede olvidar a Saray. Después de muchos años juntos, y mucha sangre derramada, llegan a la ciudad de Naumburgo, donde Hermann conoce a Friederich, un joven que le cautiva con sus ideas y pensamientos y que acaba convirtiéndose en su amigo. Pero esta amistad no está bien vista, y en uno de los encuentros con Saray, se entera de que éste a muerto a manos de ella.

¿Qué ocurre cuando sabes que nunca podrás estar o tener a la persona que amas? ¿Y si encima tienes una vida eterna para pensar en ello y la causante de esa maldición es la persona amada? O pensar, que perdiste la oportunidad de estar con ella por tu culpa.

Vampiros, muerte, sangre, amores imposibles, amistad, dolor, soledad, miedo… tantos elementos que se entremezclan en esta historia, que ante todo, es una tristísima historia de amor que no dejará indiferente a nadie.

Por cierto, que Hermann escribió una especie de diario sobre su vida que fue encontrado en un municipio de Barcelona en el año 1984.  ¿Leyenda?

Como último comentar que este libro solo se encuentra en formato ebook y que podréis descargarlo en la página de Facebook:

“Entrada No Para Cualquiera”.

Reseña: Cadáver Exquisito, de Penélope Bagieu

Lo que se narra en Cadáver Exquisito es una historia que cambiará a muchos y a muchas.

Un cómic que puede recordar mucho al recientemente creado género literario chick-lit. Un argumento difícil de olvidar, por el inesperado final fatal que contiene. Pero que hará las delicias de muchos, como por ejemplo, los fans de la serie Alfred Hitchcock presenta, donde normalmente quedabas con la boca abierta al concluir la historia.

Cadáver Exquisito cuenta la vida de Zoe, de cómo todo es un desastre a su alrededor y de como ve como su vida va siendo encauzada a un enorme agujero. Zoe trabaja para una agencia de azafatas, un día en el Salón del automóvil y otro en el del queso disfrazada de gruyere. Su novio está parado y se pasa el día en el sofá viendo la tele y tirándose pedos. ¡Pero esa vida tiene que acabar! O eso es lo que Zoe piensa cuando un día, por casualidad, conoce a un tímido y estrafalario escritor que vive encerrado en su casa, y del que se enamorará locamente hasta conocer su secreto.

La francesa y joven prometedora del mundo del cómic, Penélope Bagieu, es la mente que ha ideado esta genial historia de desencuentros e irónica crítica a la sociedad actual. Historia con un trasfondo basado en la idea de alcanzar sueños que nunca llegan, y como se reacciona de forma egoísta cuando de verdad tenemos una oportunidad.

Una obra refrescante, un cómic entretenido que devorarás con rapidez. Un dibujo simple, pero lleno de colorido y vida. Un conjunto tan exquisito como su propio nombre indica.

Algunas de nuestras lectoras se verán reflejadas en Zoe, y estoy seguro que cuando lean esta historia, reirán y reirán (pero con malvada risa y atronadora) e irán directamente a cantarle las cuarenta a sus novios tirapedos, que siguen sin hacer nada, tirados en el sofá.

Reseña: Antología Z, Volumen 3, de VVAA

Una vez más, Dolmen Editorial nos ofrece un nuevo volumen de su ya clásica Antología Z. Nos encontramos ante una recopilación de diecisiete relatos, seleccionados por Juan de Dios Garduño y Álvaro Fuentes entre los más de 300 recibidos en esta ocasión. Como en toda antología que se precie, estamos ante obras de calidad variable pero siempre apreciable, que se mueven entre el terror puro y duro y lo cómico, siempre con los muertos vivientes como denominador común.

Tras el excelente prólogo firmado por David Mateo, en Antología Z, Volumen 3, aguardan al lector:

La gabardina, de Jorge García Fernández. El horror de ser un zombi con breves momentos de lucidez.

Almas en crudo, de Javier Fernández Bilbao. Una historia sobre como nuestro destino, lejos de ser algo fijo, puede cambiar de forma imprevista en cualquier momento.

Entonces, de Juan José Castillo. Un afroamericano, un ejecutivo de Nueva York y un sacerdote comparten viaje en una balsa en medio del mar tras el advenimiento de los zombis.

Eres leyenda, Visentín, de Juanfran Jiménez. Lo que ocurre cuando un experto cazador de zombis made in Spain acude a un programa al estilo “El diario de…”.

La sordidez es la mejor compañía, de Roberto J. Rodríguez. El reencuentro, más allá de la muerte, de dos viejos amigos.

Manual de urbanidad para zombis, de Rafael Tiburcio García. Una serie de útiles consejos para facilitar la convivencia en un mundo dominado por los muertos vivientes.

Marie y el cuervo, de Gissel Escudero. Un zombi desata el horror entre los esclavos de un médico sureño.

El que avisa no es traidor, de Rodríguez Vázquez. Un abogado jubilado y un quiosquero de pueblo intercambian puyas en la sección de cartas al director de un periódico, en relación con la supuesta (o no) invasión zombi sufrida en dicho pueblo.

Sherlock Holmes y los zombis, de José Vicente Ortuño. Una plaga zombi asola Londres, y tanto Holmes como su fiel Watson deberán enfrentarse a ella.

En silencio, de Antonio J. Cebrián. El uso de una droga ilegal da una apariencia de vida a los muertos.

Regresado, de Jorge García Azaña. Una joven viuda celebra la muerte de su esposo… quizá demasiado pronto.

La mandanga, de Santiago Sánchez Pérez. Un par de yonquis buscan droga para un último chute en un mundo infestado de zombis.

Hopeless, de Gerard P. Cortés. Una pequeña ciudad, en unos Estados Unidos que han retrocedido a los valores del Far West, se enfrenta al asedio por parte de incontables muertos vivientes.

No me acostumbro, de Juanjo Pulido. Un zombi encuentra difícil asimilar su nueva situación.

Mala suerte, de José Martín Ramiro. La historia de Lucas, el zombie con peor suerte de la historia.

Sujeto cero, de Roberto Jiménez Muncharaz. Un experimento sobre clonación humana acaba de la peor manera imaginable.

Soy el superviviente definitivo, de Ángel Villán. Max Power se ha preparado a conciencia para una posible plaga zombi. Pero las cosas pueden torcerse… de muchas maneras distintas.

Con una calidad media bastante superior a la apreciable en, por ejemplo, algunas antologías norteamericanas que he tenido la oportunidad de leer, esta tercera Antología Z ofrece sobrados alicientes para cualquier aficionado al género. Y, en breve, podremos disfrutar de una Antología Z, Volumen 4: Zombimaquia que, espero, nos deparará un nuevo puñado de excelentes historias.

Y que dure.

Reseña: El cementerio de los reflejos, de Silvia Ibáñez Cambra

Cuántos sentimientos encontrados al leer esta novela.

Si una historia tiene que hacerte sentir, ésta cumple ese objetivo con creces. Desde el principio hasta el fin, convierte al lector en cómplice del protagonista,  al que sigues a lo largo de su historia compartiendo todos sus momentos. Con él, y con los demás personajes de la trama, a los que llegas a odiar o a querer.

El protagonista de esta historia es Miguel, un niño cuyo sueño es ser escritor. Vive con sus padres, un padre al que adora y dueño de una tienda de regalos y una madre, que no ejerce como tal. Es amigo de Adelaida, una niña unos años menor, a la que con el paso de los años llegará a amar. Una noche, en el cementerio y escondidos, contemplan un misterioso entierro. No pueden imaginar que ese hecho marcará sus vidas para siempre y que les perseguirá hasta que al final logran averiguar el horrible secreto que esconde.

Una serie de sucesos marcan la vida de Miguel: su padre muere asesinado y con el tiempo llegará a descubrir al asesino; la madre de Miguel vuelve a casarse con alguien de clase superior y al que odia y nunca considera su padre; empieza la guerra en España y deben huir a Francia. La separación de los amigos. Empezar una vida totalmente extraña para él sin abandonar su sueño que poco a poco y con muchas dificultades empieza a hacerse realidad. Aunque unos de sus anhelos es volver a España y confesar su amor a Adelaida y esperar que no sea demasiado tarde.

Viajes que emprenden los protagonistas y que se convierten en un cementerio de reflejos que recuerdan en vida.

Unos personajes que atrapan desde el primer momento. Ocurren tantos acontecimientos, que es imposible no sentirte involucrada de alguna manera en la trama. También nos sirve para recordar uno de los más tristes sucesos de la historia de España como fue la Guerra Civil.

Un detalle muy bueno es, que parece como si la corrección del texto original de la novela no se hubiese llevado a cabo, y tienes la impresión de estar leyendo ese original sin corregir antes de su publicación…

Meridian, de Amber Kizer

Meridian, una adolescente de dieciséis años, siempre ha estado rodeada de muerte. Cuando era una niña, insectos, ratones y salamandras acudían a su cama para morir. Y conforme fue creciendo, los animales que iban a ella iban siendo cada vez más grandes, hasta que pronto empezaron a ir a su propio colegio para morir en su presencia. Meridian se convirtió entonces en una marginada, apodada por sus compañeros como  «La Muerte»,  «La Enterradora» y «La Bruja».  Lo que nadie sabe es que cada vez que ve a algún ser morir, su cuerpo se debilita y la soledad se va apoderando de su espíritu.

Entonces, al cumplir los dieciséis, es testigo de un mortal accidente de tráfico, y aunque sale ilesa del percance, el cuerpo de Meridian estalla ante el dolor de las víctimas.

Antes de que pueda recuperarse por completo, a Meridian la dicen que es un peligro para su familia y todos los que la rodean, así que decide irse a casa de su tía abuela en Revelation, Colorado. Allí descubre el secreto que su madre la ha estado ocultando toda su vida: es una fenestra, mitad ángel, mitad humana, y un vínculo entre los vivos y los muertos. Ahora, es de vital importancia que aprenda a ayudar a las almas de los humanos a pasar al Otro Lado, para preservar el equilibrio entre el Bien y el Mal en la Tierra.  Pero Meridian y su protector y amor, Tens tendrán que enfrentarse al enorme peligro que suponen los Aternoci, un grupo de fuerzas oscuras que se dedican a capturar almas vulnerables a punto de morir.

Una joya italiana: Eaters

Eaters es un film dirigido en 2010 por Luca Boni y Marco Ristori.

No hay duda de que la industria italiana ha sido una de las mejores pioneras en la realización de pelis del subgénero zombi, sobre todo en lo 70 y 80, y ya era hora de que regresasen con otra buena muestra como ésta.

El film es serio y a pesar de ser una serie B producida por Uwe Boll, cuenta con unos FX y maquilaljes estupendos para diseños de zombis clásicos, en los que se nota mucha inspiración y referencias a El Día de los Muertos de George Romero.

El escenario es el clásico postapocalíptico con la tierra habitada por zombis y por unos pocos supervivientes humanos, todos hombres, ya que se supone que las mujeres se han extinguido totalmente, y que se han repartido zonas para dominar y vivir, En una de ellas, hay apenas media docena, entre ellos un mal doctor llamado Gyno que experimenta con zombis para encontrar la habitual cura y la pareja protagonista de tipos duros, Igor y Alen. En una de sus salidas para conseguir comida y especímenes zombies para el doctor, se las tienen que ver con unos neonazis o con el tipo que se supone que inició la plaga…

Excelente sesión de zombis, muy bien hecha a todos los niveles, con sus clichés pero sólida.

Más referencias en Gore Nation: gorenation.wordpress.com

La nueva sensación: Vampire Wedding

Fantástico y curioso proyecto. Vampire Wedding, está pegando fuerte a través de las redes sociales tan omnipresentes como Twitter y Facebook. Aparte de una mini serie de 6 cómics, el proyecto tiene la finalidad de convertirse en película. Y aquí es donde entra en juego Indiegogo, una página desde la que diversos músicos, directores de cine, y creadores en general piden la ayuda del público para hacer sus sueños realidad. Pero con un giro sorprendente. A cambio de tu ayuda siempre hay un premio, y la ayuda puede ir desde 1 euro hasta 299.000. Depende de tu generosidad y de tus fondos. Como curiosidad os comentaré que las “compensaciones” van desde grupos que van a tocar a tu casa y hacen la cena hasta un tanto por ciento de los beneficios del producto, el que sea.

Concretando. Los padres del proyecto de Vampire Wedding son Robert Huttinguer, creador del concepto, además de guionista de TV y propietario de la productora responsable de la futura película; Eduardo Baretto, dibujante de cómics de origen uruguayo que ha participado en proyectos del calibre de Superman, Batman, Star Wars, Marvel Knights, Aliens vs. Predators, Indiana Jones… y un misterioso personaje llamado Franke, responsable del diseño y el concepto visual. Entre ellos y, seguramente, muchos más, han ideado una historia no solo tiene el potencial de ser una mini serie de cómics, sino también de llevar a buen puerto la soñada idea de convertirlo en una película.

La Historia. Sophie es la perfección hecha persona en lo que a la organización de una boda se refiere…excepto la suya, ya que parece que el capullo de su prometido ha desaparecido del mapa. Así que está con un bajón tremendo. Y ni siquiera con el Premio a la Mejor Organizadora de Bodas del Año, ni la fastuosa boda que le está organizando a la legendaria actriz del cine mudo Angelyne Argyle tienen visos de mejorar su humor. Y mucho menos cuando descubre que, tras la citada boda, se esconde un complot de un grupo de vampiros para dominar el mundo, los cuales por cierto son los responsables de la desaparición de su prometido. Con la ayuda de la encargada de la floristería y el fotógrafo, Rachel soltará toda su mala hostia para acabar con los citados vampiros y, si puede, rescatar a su prometido.

Tiene todos los ingredientes para convertirse en una película guay, sexy, irónica y atractiva.

¿Qué me dicen?

Reseña: Sabado por la noche y Domingo por la mañana, de Alan Sillitoe

Un trabajo monótono y mecánico, desarrollado durante interminables horas de lunes a viernes. El sobre con la paga, que desaparece prácticamente en su totalidad (salvo una pequeña parte que se entrega a los padres en cuya casa todavía vives) gastada en tabaco y alcohol…

Podría estar hablando de la rutina vital de un joven español de hoy en día (o, al menos, de cómo era dicha rutina en los años previos a la tan traída y llevada crisis). Sin embargo, Sábado por la noche y domingo por la mañana describe la existencia cotidiana de un joven inglés en los primeros años posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Arthur Seaton tiene veintidós años, vive en Nottingham y trabaja junto a su padre en una fábrica de bicicletas. Mantiene una relación adúltera con la esposa de un compañero de trabajo, y vive una vida de total despreocupación entre borracheras y broncas de fin de semana. El futuro no es algo que le preocupe y, aunque en determinados momentos expresa ciertos sentimientos cercanos al anarquismo, no llega a materializar ninguno de sus planes para “desafiar” al gobierno.

Según avanzamos en la novela iremos conociendo a la familia de Arthur, veremos cómo acaba liado con la hermana de su amante (lo que le traerá penosas consecuencias) y, finalmente, asistiremos a su relación con una joven con la que, al parecer, acabará sentando la cabeza.

Recordado, entre otras obras, por la recopilación de relatos La soledad del corredor de fondo, Alan Sillitoe publicó Sábado por la noche y domingo por la mañana, su primera novela, en 1958. Englobada dentro del denominado “realismo social”, la obra presenta un retrato de una juventud desencantada y sin perspectivas de futuro (más allá de trabajar hasta la jubilación en el mismo lugar y, en última instancia, formar una familia como hicieran sus padres antes que ellos) no tan alejada de la actual como cabría suponer al tratarse de una narración escrita hace más de cincuenta años.

Arthur Seaton no es un personaje que caiga simpático: su comportamiento oscila entre lo estúpido y lo insultante; su ideología refleja su inmadurez; y el modo en que afronta su existencia cotidiana resulta francamente molesto. Sin embargo, el talento de Sillitoe hace que pasemos página tras página deseando saber qué será lo próximo que haga Seaton, qué será lo próximo que le ocurra. Y, al final, cuando la historia concluye, uno se da cuenta de que ese personaje tan irritante se ha convertido en alguien por el que siente una cierta simpatía involuntaria, y cuyo futuro le interesaría conocer. Ahí radica el genio del autor.

Ahora me queda buscar la adaptación cinematográfica que Albert Finney protagonizó en 1960. Con que sea la mitad de buena que la novela, me daré por satisfecho.

Reseña: Los zombis que se comieron el mundo, de Jerry Frissen y Guy Davis

Grandísima sorpresa e importantísimo descubrimiento, amigos. Los zombies que se comieron el mundo es una pequeña obra de arte, viñeta tras viñeta. Humor negro (¡Me encanta!), acción, muertos vivientes y cantidad de situaciones… con las que lo pasarás bien y reirás como un esquizofrénico.

Pensad por un momento, en un mundo donde los zombis regresan, tanto que es tan habitual y normal como el nacimiento de un niño. Ahora imaginad que los que regresan lo hacen de forma pacífica, convertidos en meros servidores o súbditos de cualquier persona viva que desee jugar con ellos.

Es que no sé por donde empezar a explicaros, lo que me he reído con este tomo. Quizás habrá que hablar un poco de los personajes. Kart Neard y Freddy Merckx son cazadores de zombis en Los Angeles en el año 2064. Como he dicho, los muertos regresan de forma habitual cuando mueren y cada familiar es responsable de su pariente y debe hacerse cargo; teniendo totalmente prohibido deshacerse de él. No son zombis al uso, piensan (algunos más que otros), no comen cerebros, tienen representantes políticos, está prohibido cazarlos… Es entonces donde, en cada capítulo, empiezan a circular tramas de lo más descabelladas: sucesos religiosos muy esperados (como el regreso de Jesucristo), suegras que vuelven a la vida para seguir dando el coñazo a sus yernos, mafia y compra y venta de género (zombi), intrigas, racismo, apuestas prohibidas en boxeo zombi… Cada uno de los acontecimientos con Karl y Freddy como protagonistas. Violencia gratuita. Karl Neard es un friki fan de Star Trek, acomplejado, pervertido y con granos. Freddy Merckx es un enorme belga rompehuesos pero muy enamoradizo en el fondo.

El padre de semejante locura es Jerry Frissen, un guionista belga afincado en Los Ángeles. Su origen además, queda muy de manifiesto en el cómic con el personaje de Freddy y los comentarios hacia el pueblo belga.

Situaciones más que delirantes, dos personajes que nunca olvidaré. Escenas que recordaré cada vez que quiera reír. Un ejemplar más que recomendable para los que disfrutaron con películas como Zombies Party o gozaron del inusual sentido del humor de la descerebrada Braindead (Tú madre se ha comido a mi perro) de Peter Jackson.

En definitiva, otra joya de Norma Editorial.

Reseña: El Círculo de Krisky, de Miguel Puente Molins

Si digo que me leí este libro en dos tardes, ni es en sentido figurado ni exagero; fueron dos tardes. Empezar un relato y no poder dejar de leerlo hasta acabarlo y que me pase lo mismo con el resto… Eso es lo que ocurre con El Círculo de Krisky: al cerrar el libro, tienes la sensación de que te ha sabido a poco y quieres más.

El Círculo de Krisky se compone de ocho relatos. Historias con un toque de cierta locura en todos ellos. Locura que puede ser imaginaria o no.

Los siete cuervos, cuenta una leyenda mitológica donde los hijos de Danu y Bilé, creadores de la vida y la existencia, vivían en continua guerra donde se decidiría el destino del hombre. Pero algo ocurre y permite que esta guerra pueda llegar a su fin: Nay, hija de Lot, es picada un día por una garrapata topo que puede conducirla a la muerte.

En Una duda razonable, durante un entierro y transportando el ataúd, Félix cree escuchar quejidos y ruidos dentro de éste. Empieza a sospechar que el supuesto muerto está enterrado vivo debido a la catalepsia. Pero por miedo a equivocarse y creyendo que esos ruidos pueden por otras razones más lógicas decide no decir nada mientras el entierro se lleva a cabo. Pero sus dudas son demasiado fuertes y tiene que hacer algo.

Psicosomático, habla de Víctor y de cómo empieza a tener sueños violentos donde imagina que mata a su jefe y a dos personas más. Asustado decide ir al psicólogo que le recomienda un psiquiatra, pero como no quiere ir, su psicólogo le propone una curación alternativa basada en una tribu amazónica.

El hombre sin nombre, es la historia de un tipo que vive condenado desde hace siglos a vagar por el mundo sufriendo muertes horribles pero sin poder morir del todo. Durante ese tiempo se dedica a buscar un libro donde supuestamente se encuentra su nombre y así poder descansar al fin.

Sombra, cuenta como un extraño gato negro y un padre tiránico tienen atemorizados a su familia. Un día el gato aparece muerto.

El extraño caso de Elías Fosco: Jorge, se obsesiona con el caso de un niño que está interno en el centro psiquiátrico donde trabaja y que no soporta los espejos. Aunque a lo largo de su investigación Jorge, desgraciadamente, descubrirá el motivo de este miedo irracional y también conocerá a la Marimanta.

En La cabeza de Dick, un amigo de Michael ha perdido una “cabeza” en el transcurso de un vuelo en avión. Esta ha desaparecido sin dejar rastro y Michael decide investigar. La cabeza es una cabeza mecánica pensada para ser enciclopedia.

Y por último El círculo de Krisky, trata la leyenda de una cadena que circula por internet y que si no cumples acabará con tu muerte horrible a manos de Krisky, un espíritu nocturno de la mitología polaca.

Un libro que te deja con esa sensación de pensar que quizás los relatos que aquí se cuentan pueden haber ocurrido o pueden ocurrir. Pero sobretodo, que demuestra, una vez más, que algo está cambiando en el panorama literario español.