Reseña: Los Hombrecitos Integral (1978-1981), de Seron, Mittéï y Desberg

loshombrecitos1978-1981Publicados originalmente en Ediciones Dupuis, los personajes de Los Hombrecitos aparecieron por primera vez en la revista Spirou #1534. Desde septiembre de 1967 hasta 2010, toda una cantidad de tramas a cual más interesante y divertida para el aficionado. La idea principal cuenta como en el pequeño pueblo de Rajevols, un investigador encuentra un trozo de meteorito en su jardín, pero lo que no sabe es que su descubrimiento cambiará la vida de los habitantes del pueblo pues ese peñasco del espacio sideral, al tocarlo, reduce el tamaño de cualquiera hasta hacerlo minúsculo. No se detiene ahí la cosa, ya que un simple contacto físico con una persona ya “infectada”, causa el mismo efecto.

Maravillosa premisa, ¿no? Con esta base, comienzan a darse toda una serie de historias con la que el lector viaja a cantidad de fantásticos mundos, o para seguir sobreviviendo, o para enfrentarse a piratas, a señores feudales malvados, detener un atraco, a un aviador loco… Gracias al Dr. Joachim Hondegger, los Hombrecitos obtienen también con celeridad una tecnología muy avanzada, lo que les permitirá enfrentarse a todas las dificultades que empezarán a surgir, como buen cómic loshombrecitos1978-1981_01de la BD, en cada álbum.

Estos integrales de Los Hombrecitos genialmente editados en cartoné por Dolmen Editorial, viene recomendado para adultos que quieran disfrutar de una lectura entretenida y jovial e incluso son historias para iniciar a los buenos peques lectores que quieren cómics entretenidos que gustaron en el pasado a sus mayores. Es prototipo de un buen clásico. Si aún no la conocéis, Los Hombrecitos (Les Petits Hommes) es una serie franco-belga de aventuras y humor creada en 1967 por Pierre Seron en colaboración con los guionistas Albert Desprechins, aunque un poco más tarde entraría en el proyecto el genial Mittéï. Serie que finalizó en 2010 casi al mismo tiempo que se retiraba del noveno arte su creador Pierre Seron.

loshombrecitos1978-1981_02Dolmen Editorial dentro su magnífico sello Fuera Borda que se encarga de regresar al futuro grandes clásicos del cómic europeo; lleva con Los Hombrecitos Integral 1978-1981, seis enormes integrales indispensables para el mejor aficionado. Este nuevo tomo también los recopila de forma cronológica. Algunas permanecían inéditas en España y otras son difícilmente recuperables. Algunas historias son más cortas que otras pero cada titulo tiene la suficiente consistencia para hacerte pasar un buen rato. Comienza con El Pirata de la Campiña, trigésima cuarto historia que se publicó por primera vez en el Spirou #2089. Una historia corta con un pajarraco bastante cabroncete como protagonista. En el siguiente titulo En las garras del barón y su continuación Las ratas de establo, Renaud descubre una curiosa comunidad de Hombrecitos que viven en plena Edad Media. Luego viene otra historieta corta llamada Los inquilinos de Navidad con un pobre sacristán que de torpe que es, da pena.

loshombrecitos1978-1981_04El avispero puede ser una de las más chulas historias que he degustado de Los Hombrecitos. Va conmigo en todo. Una trama larga con bastante suspense de por medio: ir en busca de un grupo de pilotos desaparecidos y…, resultando encontrar a un nuevo enemigo implacable, el Duque de la Maraña, que vuelve a aparecer en Los prisioneros del tiempo, que cierra el tomo. Otro guion largo pero con todos los alicientes que busco en este tipo de tebeos. Exempli gratia: ciencia ficción, monos, naves espaciales…, con un comienzo interesante con el prota cayendo en un gran abismo que conduce a… ¡un valle prehistórico! Miniaturizado allí durante millones de años por el mismo meteorito que cayó una vez en Rajevols. Renaud encuentra un entorno sorprendentemente curioso que esconde…

Sugestivos extras, un gran dibujo de Seron que se va soltando a menudo que la cronología avanza, dibujos más detallados y dinámicos en cada aventura. Sentirte atraído por la cantidad de personajes que vas conociendo: Régis Renaud, héroe de la serie con gran nariz de Gastón, Cédille, muchachita ingenua y atractiva que ahora va de la mano de Renaud en todas sus aventuras, Dimanche, que encarna el arquetipo de adulto educado, filósofo, la conciencia de grupo…; Lapoutre, fiel amigo, buen compañero y valiente; y Lapaille, alter ego de Lapoutre, cuyos nombres recuerdan a la famosa parábola pronunciada por Jesús en el Sermón de la Montaña, esa de: “¿Por qué te fijas en la mota del ojo de tu hermano, y no loshombrecitos1978-1981_03adviertes la viga que hay en el tuyo?”. Y villanos, unos cuantos. Y destacables como el por mí recientemente descubierto Duque de la Maraña.

Historias cortas y atractivas, largas otras pero también interesantes. Además de un cierre de ejemplar con un colofón de extras y una buena labor de documentación. Nuevos mundos por disfrutar, un descanso a tanto pijameo. Y disponibles. No puedo pedir más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *