Reseña: Las XII Pruebas de Astérix, de R. Goscinny y Albert Uderzo

lasXIIpruebasdeAsterixMe han llegado a decir que el cómic de Las XII Pruebas de Astérix no existía en nuestro idioma. Como duro de mollera que soy, cuando sé que tengo razón, aquí lo traigo. Astérix y Obélix son dos de los personajes…, o mejor dicho los personajes más conocidos del cómic franco-belga. Las aventuras de Astérix y Obélix han sido publicadas en más de cien lenguas. Los álbumes protagonizados por estos galos, cuya aldea se resiste al constante y cansino asedio de los Romanos; son joyitas en sí mismas. Cada album una aventura, cada historia una trama la mar de interesante en la que perderse en una buena tarde de lectura “histórica”. Pues si por algo molan estas obras es por el gran contenido histórico que contienen pese a la ficción incluida por los maestros Goscinny y Uderzo.

La idea básica para todo la serie siempre fue buenísima. Estamos en el año 50 a.C, toda la Galia está ocupada por los Romanos… ¿Toda? ¡No! ¡Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía al invasor! Las XII Pruebas de Astérix cuenta una historia que al devorarla, vas a ver que merece la pena conservar para la posteridad. Una nueva edición, desternillante álbum basado en la mítica película de animación del mismo título que incluye, además de 40 ilustraciones inéditas y un texto nuevo, una carta de Uderzo a los lectores.

La historia a modo de narrativa te lleva a disfrutar en papel, del primer largometraje de los Studios Idéfix, fundados en 1974, del que Goscinny se erigiría como co-fundador para dirigir y escribir el guion de la película. Un guion que partió del mismo titulo de la historieta en la que en ese mismo momento estaba trabajando. Albert Uderzo también fue co-fundador de los estudios y también dirigió la película y colaboró en el guion del film con más éxito de los que se han llevado a cabo sobre estos personajes.

Os decía a los que curiosamente no sepan cual es el motor de las historias de Astérix y Obñelix, que en el año 50 a.C, la Galia casi al completo, estaba ocupada por los romanos. Pero un pequeño poblado resistía de forma victoriosa a los insistentes ataques. César sabe que hay que hacer algo para evitar esa mínima-máxima humillación, esa manchita negra-negra que emborrona su enorme curriculum de conquistas. Se le ocurre así, obligar a los habitantes de ese poblado a que elijan dos representantes que deberán superar doce pruebas que sólo los dioses podrían resistir. Las doce pruebas son una versión de Los Doce Trabajos de Heracles pero adaptados a la época. Lo que no sabe César es que los dos galos elegidos, un tal Astérix, el Guerrero y Obélix, el Portador de Menhires, tienen mucho que decir.

Esta obra sí que vio la luz en papel. Lo que ocurre es que se publicó en formato de tiras semanales que aparecieron por primera vez en nuestro país por entregas en el diario barcelonés El Noticiero Universal, allá por 1977. Aunque por convenio con Ediciones Junior aparecieron también en otros diarios del país al poco tiempo. La buena noticia es que Editorial Salvat nos la trae recién calentita para disfrute del aficionado. con ochenta páginas a todo color y en formato cartoné, mismo tamaño ideal para juntar con la colección de siempre. Y al mismo precio económico de todas las demás obras.

Una nueva adaptación de la película de animación homónima, con el mismo texto que en versiones anteriores pero con nuevos dibujos de Uderzo para acompañar el texto que adaptaba la historia de la película del mismo titulo. Una obra para mí, indispensable para todo coleccionista de cómics que se precie.

One comment

  1. Arely dice:

    Me encantaria poderlas tener. Son lo mejor despues de Wall Disney y me gustsria tener todo completo. Trataré de lograrlo.maravilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *