Reseña: Secreto de confesión, de Salvador Felip

secreto-de-confesion-salvador-felipLa editorial Pamiés lo ha vuelto a hacer, con Secreto de confesión nos trae un thriller bien elaborado, de los que se cocinan despacio pero dejan un sabor de boca profundo y agradable. Una trama interesante, bien construida, mejor llevada, y unos personajes principales cuidados con mimo.

En Secreto de confesión son dos los personajes que llevan el peso de la historia. Por un lado el padre Martín, un párroco que ve cómo su vida da un vuelco se tambalea en el momento en que escucha en confesión a un hombre que le advierte que ya ha matado y que piensa volver a hacerlo; no a cualquiera, sino al propio sacerdote, pero haciéndole sufrir antes de matarle. Bloqueado por el secreto de confesión que da título al libro, el padre Martín se ve obligado a guardar silencio, probablemente sus dilemas morales y sus miedos son uno de los puntos que mejor refleja Salvador Felip en el libro. Pero claro, el párroco no está dispuesto a quedarse de brazos cruzados esperando que le llegue la hora, e intentará averiguar quién es el hombre que le asedia a través de esas confesiones.

Por otro lado está el inspector Arteaga, un hombre metódico y rígido con un temperamento cuestionable y un odio compartido con su inmediato superior. Aparece en la historia teniendo que investigar un crimen reciente, una anciana asesinada en circunstancias brutales y extrañas, donde las pistas no parecen encajar entre sí. Sus pesquisas, y una segunda muerte, le llevarán a encontrarse pronto con el padre Martín, y a sospechar de que el cura oculta algo.

Y hasta ahí puedo comentar sin destripar la historia. Como he dicho más arriba, Salvador Felip trata a los personajes con mimo, sobre todo a los dos principales, sus pensamientos, sus dilemas, sus emociones y su forma de hablar, pero también a los secundarios que rodean a los protagonistas. Especial hincapié quiero hacer en el asesino, al que se nos presenta como una voz al otro lado del confesionario, o del teléfono, pero sin ser una presencia física, y sin embargo su forma de hablar consigue meternos de lleno en la conversación, sentirnos burlados cuando se ríe o amenazados cuando amenaza.

El desarrollo de la historia es correcto, sin flecos ni desvaríos. Cualquier acción de los personajes es lógica y comprensible, y eso ayuda a que el resultado sea creíble y te mantenga atrapado durante la lectura de todo el libro. Bien resuelto, además, cuando uno termina de leer Secreto de confesión siente esa satisfacción de haber puesto punto final a una buena historia. Que lo es.

No conocía a Salvador Felip antes de leer esta novela pero tras terminar me he interesado en él como autor (lo cual creo que siempre es una señal inequívoca de que el libro me ha gustado). Ingeniero aeronáutico con un trabajo como consultor informático que combina con la escritura, tiene dos novelas publicadas de corte histórico. Desde luego, su entrada en el universo de la novela negra no ha podido hacerlo con mejor pie.

Por mi parte, queda anotado en el radar de nombres a los que seguir la pista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *