Reseña: El Maestro de las Sombras, de Donato Carrisi

maestrodelassombrasEl Maestro de las Sombras es un nuevo libro de la serie protagonizada por Marcus, un curioso cura detectivesco y una policía llamada Sandra. En el año 1521, nueve días antes de morir, el Papa León X emitió un misterioso bulo: «Roma no debe nunca, nunca, nunca, quedarse a oscuras». Año 2017. Una terrible tormenta acecha la ciudad de Roma. Un rayo cae en una de las centrales eléctricas y las autoridades se ven obligadas a imponer un apagón de veinticuatro horas.  Antes de que la luz deje de funcionar, una llamada telefónica deja a Matilde Frai con el alma destrozada: su hijo pequeño, desaparecido hace años, reclama su ayuda…

Estamos ante una novela con muchos enigmas, en la que nuestros dos protagonistas principales, Marcus y Sandra, deberán ir resolviendo cada uno de ellos mientras una gran tormenta se alía con la oscuridad más absoluta. Debemos entender ante todo que es una novela para entretener, así la concibió su autor. No debemos ponernos a cuestionar muchos detalles, ya que algunos son bastante discutibles. Yo me dediqué a leer la interesante historia, con el cura cuya misión es defender esa frontera que separa la luz de las tinieblas.

Alguien está aprovechando el miedo y la profecía del Papa León X para ir dejando un camino lleno de cadáveres. Les habían aplicado horribles torturas hasta causarles la muerte. La oscuridad traerá el caos y con ella nos adentraremos en cuatro historias que no parecen tener relación. En realidad, se trata de una historia principal con varias subtramas. La novela está muy bien escrita y sabe dosificar la intriga. Hay personajes que esconden su pasado, mezclan mentiras con verdades y ocultan pecados inconfesables. El autor teje un tapiz con sus historias. Cada hilo se enlaza con el resto logrando una creación que mantiene al lector en cada filamento. Nos lleva de un lado a otro de su trabajo como una red, los hilos nos atrapan y capturan nuestra imaginación, poniéndola a prueba con cada nuevo acontecimiento.

Hay una escena que a mí personalmente me encantó. Sus diálogos me recordaron a la inteligencia de Hanibal Lecter. El asesino siempre parece que va por delante de nuestros protagonistas, pero para entender el motivo deberéis llegar al final del libro, donde la historia da un giro brutal. Maravilloso.

Dicen que las cosas peores suceden de la forma más sencilla, esta novela os dará un claro ejemplo de eso. Escenas de miedo bien narradas, sectas perdidas en la noche de los tiempos, donde la hostia negra simboliza la sombra de la tierra reflejada en la luna. Una historia entretenida e inteligente, que intenta ser diferente de otras novelas de misterios y lo consigue. Una Roma sin electricidad, nos hará cuestionar nuestra dependencia de la tecnología, y plantearnos si hemos llegado a un punto en el cual sembraríamos las calles de muerte y destrucción, privados de todo aquello a los que nos hemos acostumbrado. Un cura especial, una policía, crímenes, un niño desaparecido, torturas, la Iglesia, mentiras y más mentiras. ¿Cómo era aquello de Quién esté libre de pecado…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *