Reseña: Dragonero. Orígenes, de Luna Enoch, Stefano Vietti y Giuseppe Matteoni

dragonero00Ayer mismo en el Instituto de Cultura Italiano de Barcelona se realizó la presentación del acuerdo alcanzado para crear una “Joint Venture” entre los grupos editoriales de Panini y Bonelli, con el fin de editar las mejores novelas gráficas de la editorial milanesa en español. Y ya en este mismo mes se han publicado los primeros álbumes. Un acuerdo concretado en un par de títulos mensuales. Conocemos a Panini y los que llevamos años leyendo cómics la asociamos directamente al Universo Marvel. Sin embargo, en su sello eVolution hemos visto salir cositas la mar de interesantes, algunas indispensables en mi opinión, como el integral de Hombre, de José Ortíz, Torpedo 1936, de Enrique S. dragonero05Abulí y Jordi Bernet, o la más reciente edición de El Planeta de los Simios. Un lugar en una editorial grande bien encajado, necesario, y dedicado al cómic español, europeo e independiente. Necesario, para todos esos lectores que miran más allá del pijameo.

Mis ojos se iluminaron ante esta noticia. Años ha, que estaba deseando leer Dragonero. Sabía que eran tres álbumes, que se había recopilado en un integral y que era serie clásica italiana que estaba teniendo una revisión. Esperaba, deseaba, que fuera cuestión de tiempo que llegara aquí. Sergio Bonelli Editore se enfrenta a la fantasía en su esencia más pura, clásica y autoritaria. La serie cuenta las aventuras de Ian Arànill, un explorador conocido como Dragonero, que participa en misiones de viajes continuos y peligrosos a las zonas más salvajes de su mundo. Le acompaña un musculado y poderoso ogro llamado Gmor, un joven elfo llamado Sera, un anciano mago llamado Alben y Myrva, hermana del prota y miembro del gremio de los tecnócratas.

Después de tanta queja por mi parte por la falta de cómic de fantasía, Dragonero se mostró como una alternativa atractiva a raudales. Y me ha demostrado ser un buen placebo para mi sangre semiseca de dragonero03Espada y Brujería. Dragonero abre inmediatamente en las entrañas de la ciudad portuaria de Baijadan, la capital oriental de las satrapías nómadas. Corre el año 813 de la época erondariana. Si entiendes rápidamente que estás ante un cómic de Bonelli, descubres en unas pocas viñetas que llegas al centro de la acción y al corazón de personajes principales. Los mismos que se ven obligados a desenmarañar un curioso contrabando que se está llevando acabo en las calles de Baijadan. Ian ya nos muestra sus dotes saltando de techo en techo para perseguir al objetivo…

Superamos el inicio con algunos flashbacks, cortes temporales que nos introducen al maravilloso mapa fantástico que aporta, una prueba que nos dice dónde y cuándo estamos. Una trama que nos llevará más allá del Muro que separa al Imperio de la Tierra de Dragones. Las mágicas Torres de Sangre se derrumban bajo los furiosos embates de una fuerza maligna. La Gran Prohibición, el sello que encadena dragonero04las Abominaciones en su mundo oscuro, está a punto de romperse… La sinopsis oficial ya te mete en vereda pero ahora yo os diré que el máximo Alben, ante tanto horror, decide convocar al explorador Ian Aranill, ex oficial del Imperio, junto a su fiel amigo Gmor y los grandes cazadores de dragones; ya que los ve como única opción de prevenir la llegada de las hordas de los Algentes, seres megalíticos y primigenios que sólo desean llevar muerte y destrucción a las tierras civilizadas de Erondàr.

La primera novela gráfica de Dragonero aterriza. Lo mejor de todo es que se presenta en una nueva versión a todo color, enriquecida, ya que esto en sus inicios era un trabajo en blanco y negro. Ahora se nota un trabajo enorme tras cada ilustración; como muestra, la portada inédita de Giuseppe Matteoni. Uno de los aspectos que también demuestran el cuidado diseño de Dragonero, es precisamente la inclusión de peculiaridades del género Fantasy como el enorme mapa del mundo en interiores. Además, como curiosidad, se hizo un trabajo previo. Se creó un blog en forma de diario personal del protagonista, una experiencia narrativa que enriquece aún más la historia, un blog donde admirar bocetos, ilustraciones y prototipos (http://ian-dragonero.blogspot.it/).

dragoneroLa serie mensual de Dragonero comenzó a partir de Orígenes. Después de devorar este tomaco, puedo decir que este proyecto merece mi atención. Los creadores Luna Enoch (Gea, Morgana, Lilith), Stefano Vietti (Nathan Never, Martin Mystère, Spider-Man, Greystorm) y el diseñador Giuseppe Matteoni (primer ilustrador del cómic); me han demostrado una enorme calidad y una historia que se goza en un par de sentadas. Súper recomendado para los amantes de la aventura clásica y misiones a lo Dungeons & Dragons.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *