Reseña: Capitán América. Las Batallas del Bicentenario, de Jack Kirby

capitanamerica_bicentenarioRespondiendo a una invitación, el Capitán América visita a Mister Buda en el bicentenario de América. Mister Buda ofrece al Capi la oportunidad de ver América con un ojo universal, pero nuestro héroe teme que puede deparar todo este tema y se marcha. Incapaz de encontrar la salida, el Capi cae a través de una trampilla y aparece en tierras de la Alemania nazi. Tras evadir a algunos guardias descubre a Bucky el cual está siendo torturado por Hitler y Cráneo Rojo. El lío está montado… ¿Mejor comienzo que éste en un cómic Marvel?

En mucho tiempo.

Cuando era niño existían tiendas de cómics en las que podías intercambiar cómics de segunda mano. Para los “dependientes” como nosotros, eran oasis dentro de una ciudad gris de gente corriendo por llegar tarde a los trabajos, todo bajo el hedor del odioso (por entonces) café. Si oías de esas tiendas, guardabas el secreto o sólo se lo confesabas a tu mejor amigo, al oído, con un susurro, en plan mafioso. Eran lugares sólo para ti, para tus cambios, para encontrar tesoros, «palacios» en los que sólo tú podías/debías llevarte lo mejor. En una de ellas descubrí un hombre que ilógicamente (en este país) era capitanamerica_bicentenario_04fanático del Capitán América. Una de las colecciones que guardaba como oro en paño era Las Batallas del Bicentenario. Me explicó el argumento, yo navegaba en aquellas aventuras narradas, ya sea por ser amante de la Historia o los cómics de superhéroes. El magnate se regocijaba de la serie, la tenía/mostraba en una de las estanterías como diciendo: «Eso está ahí. Es mío. Sólo puedes contemplarlo de lejos».

Panini Cómics acaba de publicar Capitán América. Las Batallas del Bicentenario en su genial sello, y muy asequible, Marvel Gold. Acaba de hacerme recordar aquellos momentos de niño cuando la única preocupación era obtener un cómic que alguien se negaba a vender. Aquellos maravillosos años de vuelta… Se reimprime esta colección. Me equivoqué. La olvidé por inalcanzable. Ahora veo que es verdad eso que dicen de que el Universo se expande y se contrae. Todo es un bucle. Todo vuelve.

capitanamerica_bicentenario_03Uno de los muchos trabajos del maestro Kirby. No el mejor, pero algo que no se le podía criticar a este hombre es la ilusión con la que acogía cada historia. Que viene de su mano es algo indiscutible: encontrarás zonas aisladas, extrañas, desconcertantes, una banda de bichos raros sin hogar que tienen un dispositivo de teletransporte, seres grotescos, aberrantes y tipos musculosos. No es raro encontrar alguna potencia cósmica que insista en hacer que el héroe viva y reviva alguna experiencia salvaje e inimaginable. Acceso a tecnologías futuristas. Es fácil dejarse seducir por Kirby, por su ritmo e increíble narración.

Como os decía, el Capi gracias a Mister Buda puede volver a ver a su compañero Bucky. Lo que no sabe es que Mister Buda, para ampliar sus conocimientos, ha colocado en secreto un talismán psíquico en la palma de su mano. Nuestro héroe es transportado así a la Philadelphia de 1770, donde conoce a Benjamín Franklin, que diseña la bandera de Estados Unidos tras ver el uniforme del Capi. Genial detalle, ¿no?

La Segunda Guerra Mundial, la Guerra Civil Americana, la Gran Depresión, el ataque de los apaches, su líder Geronimo y su enorme sabiduría. La Primera Guerra Mundial. ¡Un combate del Capi con John L. Sullivan! Presenciarás la aparición de la primera bomba atómica. El gran incendio de Chicago. Ser testigo Jack-Kirby-Captain-Americade una batalla en la luna y más acontecimientos que no te puedes perder. Todo en un mismo tomo. Un Marvel Gold indispensable. Tras Marvel Gold. Capitán América: La saga de la Bomba Loca, continúa la espectacular etapa en la que Jack Kirby, el Rey de los Cómics, se hizo cargo tanto del guión como del dibujo del Centinela de la Libertad.

Cuando era niño existían tiendas de cómics en las que podías intercambiar cómics de segunda mano… Ya no. Pero vuelven a ver la luz grandes historias en tomos ideales para todos los públicos. Este es uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *