Tag Archive for Reseñas

Reseña: American Monster, de Brian Azzarello y Juan Doe

Planeta Cómic dio una gran noticia para el aficionado al cómic comunicando que a partir de marzo de 2019 comenzarían a publicar los cómics de Aftershock en España. Los títulos de Aftershock, independientes entre sí pero con una línea editorial común, van desde miniseries hasta series regulares que cubren todo tipo de géneros: serie negra, sobrenatural, espías, fantasía heroica, ciencia ficción…; cada una de estas colecciones suele aportar un tono único de inicio. Y por lo que he podido leer hasta ahora, un inicio fantástico. El plan editorial de Planeta Cómic comunicó también que cada mes se lanzarían uno o dos tomos de las distintas series, por lo que la continuidad mensual de Aftershock en nuestras librerías está garantizada. Series atrevidas, revolucionarias e interesantes del panorama actual norteamericano y con autores de renombre. Desde entonces, series como Animosity o Jimmy’s Bastard han visto la luz. En abril le siguió Insexts y ahora nos llega esta chulada de Brian Azzarello y Juan Doe, la exitosa en USA, American Monster.

Un buen tomito en tapa dura que recopila los primeros cinco números de la serie. La cuarta serie publicada de Aftershock en nuestro país viene de la mano del gran Brian Azzarello, del que eternamente recomendaré su serie 100 Balas. Como buen cómic de Azzarello, las primeras páginas de American Monster son impactantes: el asalto a una casa donde una mujer recibe un tremendo golpe en la cara, dejándola lista de papeles. Momentos fuertes que te desafían a seguir enganchado para perseguir el porqué de todo. Y entonces descubres que la trama se abre en tres frentes: traficantes de armas llevando a cabo su propia justicia, una chica llamada Snow aprovechándose de un mirón para ganar dinero, y finalmente, el personaje central, un tipo lleno de cicatrices regresando a la ciudad. Pero a ver, os cuento un poco del guión en general, que a veces me embalo cuando algo me gusta mucho: En una pequeña ciudad del medio oeste, un tipo enorme de cara horriblemente rajada se baja de un autobús y toma una habitación. Asusta a los lugareños, nadie lo conoce, ¿o sí? Es imposible decirlo porque aparentemente no tiene rostro. Las intenciones del hombre siguen siendo desconocidas, hasta que se enfrenta a un sheriff corrupto y al grupo de traficantes del pueblo. Tras esto, la opinión de los lugareños cambia. Ahora se le ve como un héroe. Hasta que sus verdaderas intenciones salen a la superficie… Pues este hombre no parece estar aquí para acabar con la mafia. Más bien para estar haciéndose cargo de ella. Bien, esto solo acaba de empezar: un veterano estadounidense quemado, desfigurado y cabreado tras pasar por el infierno. Theo Montclaire tiene muchos agujeros que tapar. Y afortunadamente, sabe diferenciar a sus víctimas. Las que merecen desatar más su furia y las que menos. Eso sí, aquí no se libra ni el tato.

Brian Azzarello hace en American Monster lo que mejor sabe hacer. Saca a relucir su don: violencia, desprecios, estupidez de jóvenes, decisiones clave y vidas que se alteran por mínimas decisiones tomadas. Que el lector se sienta cómodo tras presenciar personajes de cómics que tienen mucho parecido con gente real. Ignorantes y otros que no lo son tanto. Gente que acepta el sacrificio de vivir. Cada escenario parece programado para provocar una respuesta emocional y hacerte pensar. Con unos dibujos maravillosos de Juan Doe, que le vienen que ni pintado. Un dibujo que se intuye a mano alzada, con un estilo de gráficos vectoriales que simplemente molan. Limpio y nítido, combinado con una paleta de colores oscuros y tenues que te absorben en bastantes primeros planos.

American Monster es una lectura sombría, el género negro bien tratado en cómic que contiene también las buenas bases del género de acción de las pelis de los 70s a lo Walter Hill. Además, deja el poso de saber que Brian Azzarello solo está calentando motores para un golpe de los gordos en un breve futuro.

Reseña: Nuevas Hazañas Bélicas (Integral), de Hernán Migoya, Keko, Calpurnio, Kim, Bartolomé Seguí, Natacha Bustos, Cels Piñol y VVAA

Espectacular homenaje que se marca el guionista Hernán Migoya para con el mundo del cómic clásico bélico de toda la vida. Los amantes del buen cómic tenemos algo nuevo que devorar con calidad. Vuelven las Hazañas Bélicas pero ahora por fin con protagonistas, escenas y tramas situadas en nuestro propio país. Hechos de nuestra deleznable historia reciente. Nuevas Hazañas Bélicas nos ofrece una serie de viñetas basadas en la Guerra Civil Española; un cómic intenso, lleno de acción y emoción que aporta unas muy sugerentes tramas con personajes más que carismáticos. Cada uno a su modo.

Fue en los años 50 cuando Boixcar desarrolló la popular serie Hazañas Bélicas con la ayuda de grandes artistas. Crearon una serie de historietas que hablaban de personajes, héroes y antihéroes, y lo que les sucedía mientras “hacían vida” dentro de sendas catástrofes como fueron la Segunda Guerra Mundial o la Guerra de Corea. Soldados de ambos bandos protagonistas cada uno a su manera, mostraban carisma, heroicidad o simplemente lo peor de lo peor del ser humano. Como fue o debió ser, nos enseñaban que para cada cual, su lucha es verdadera. Bien, pues Nuevas Hazañas Bélicas nos retrotrae a los amantes del cómic bélico, a aquella mítica colección, aunque algo renovada. Esta vez trasladando la idea a la tierra patria. Por que aquí también hubo sufrimiento, amor, dolor y desesperación durante esos años infernales vividos por nuestros abuelos, padres, hermanos y hermanas. Años en los que el egoísmo y el odio creció hasta cotas altísimas en la tierra de conejos. Tanto que aún llega a nuestros días en ciertos parámetros, más de ochenta años después…, disfrazado de lo que algunos llaman política. A lo que vamos, en definitiva, una genial idea el reconvertir la hazaña del maestro Boixcar al formato español. ¿El culpable?

Hernán Migoya es guionista de cine y cómic y escritor. Una mente inquieta que vive entre Barcelona y Lima (Perú). Fue redactor jefe de la revista El Víbora en los 90 y entre otras muchas cosas ha traducido la obra del gran Peter Bagge para Ediciones La Cúpula. Considerándose “provocador por naturaleza”, Migoya suele atacar los tabúes de las sociedades a base de personajes individualistas, emocionalmente intensos y con humor muy cínico. Un guionista que no deja indiferente, en mi opinión. Por eso, la publicación en formato integral, en tapa dura y tamaño apaisado, de esta colección de relatos que en su día viera la luz en formato pasquín de la mano de la desaparecida Editores de Tebeos (Glénat), es motivo de enhorabuena para los amantes al mejor cómic. Norma Editorial es ahora la encargada de lanzar este tomo-joya que nadie se debería perder pues las historietas, las ilustraciones, muchas, jamás abandonarán vuestra mente.

Nuevas Hazañas Bélicas rinde homenaje al clásico con un enorme elenco de autores que han creado un conjunto de historias cortas indispensables para todo seguidor de cómic. Más de cincuenta años después, los protagonistas son españoles. Tú eliges el bando. O no. Simplemente, disfruta (como puedas) de lo narrado e ilustrado. Con gloriosos relatos cuyos títulos juegan con las palabras de forma hábil. Así visualizaréis genialidades como La Pasión Aria, Con el Moscardó tras la oreja, El Novio de la Muerta, La Guerra de los Inmundos, La Cóndor Pasa, ¡Huida del Planeta de los Tibios! o El Badajo de Badajoz…, entre otros muchos. Así hasta veintidós obritas que en su día comprendieran bien la llamada Serie Roja o Serie Azul, según el bando, obviamente.

Un magnifico tomo ejemplar que Norma Editorial y los diferentes autores presentaran en el pasado Salón del Cómic de Barcelona, y que se puede adquirir ya en tu librería favorita. Relatos escritos en clave pulp dibujados por grandes ilustradores del panorama actual español como Keko, Calpurnio, Kim, Bartolomé Seguí, Natacha Bustos, Cels Piñol y un largo etcétera. Los mejores lápices del país están aquí. Historietas con mucha acción, que nos meten en vereda nada más comenzar. Con tramas mordaces muchas que representan el afán de los españoles por ser lo peor de lo peor. Un pueblo considerado por el canciller prusiano Otto Von Bismarck el más fuerte del mundo, pues tras siglos tratando de autodestruirse (y a pesar de tener los peores políticos que pueda imaginarse), sigue adelante.

Este integral de Nuevas Hazañas Bélicas es mágico en sí. Echadle un ojo a alguna de sus historias y quedaréis prendado. Un reparto de personajes míticos de aquella terrible contienda (Franco, Dolores Ibárruri, Azaña, Durruti, La Pasionaria…), donde héroes de uniforme y de paisano nos ponen en la peores de la situaciones que se pudieron vivir. Autores apuntando muy alto, bastante bien documentados sobre aquellos fatales años. Cada una de estas historias pinchan en el lector una flecha que inyecta un aporte de realidad. Pasada y quedante la sensación que lo que se cuenta llegó a ocurrir. O al menos que estamos leyendo una historia que es muy probable que fuera de boca en boca aquellos días y así verídica fuera de algún modo.

Me encanta.

Reseña: Ayantek, de Miriam Jiménez Iriarte

Sentaros cómodos, amigos lectores, vais a leer una reseña que tal vez nunca debió escribirse. Hay libros que por su calidad o su increíble historia deberían ser leídos sin saberse absolutamente nada de ellos. Pero siempre he creído que un buen libro sin reseña puede quedar en el olvido. En la ciudad de Phadag-Llungan no cuidan bien de sus muertos. Cuenta nuestra autora que Asterkia no tiene útero y folla como un hombre. Ellos desean estar en su cama: es rubia, peligrosa, extranjera. Kora, viene de un linaje de Sanadores, será una simple Durmiente si no logra despertar su Don. A Fiacco le gustan las amputaciones, necesita cadáveres. En el Dragón Azul se cocina lo que otros tiran a la basura. Allí van a comer muchos champtalianos, entre ellos el mercenario Chotacabras. Yune nació para sobrevivir. Conoce la ciudad sin nombre. Dalcio vive atormentado lleno de secretos y alcoholizado por el licor de mandrágora. Puño es el jefe de los mercenarios. Y luego está la Voz… Pero cuando el sol se esconde pueden ser comida para los Zamuris. En un mundo que bien podría encontrarse entre la Edad Media o un extraño futuro, nos adentraremos tanto en fantasía oscura como en ciencia ficción. Sus calles son transitadas por carretas y ganado. Las mujeres visten tejidos de sedas mientras agitan abanicos de plumas. A veces el aire llega perfumado con el aroma del jazmín fresco, pero ahora trae el olor de tierra empapada de sangre, gusanos alimentándose de carne putrefacta, gritos y criaturas mitad humanas, mitad metal.

Miriam Jiménez utiliza una prosa de una calidad incuestionable, para dar vida a unos personajes que nada tienen que ver con los héroes. Avanza sin temor arrojando luz sobre temas que generalmente se pasan por alto. Aquí no hay héroes, algunos están llenos de odio, otros vienen con un pasado destruido casi sin esperanzas. Nos narra todo lo que han vivido para que entendamos la situación en la que se encuentran ahora. Miriam le dio voz a los derrotados que nadie escucha, les ayudó poniéndoles diálogos para que lleguen a nuestros ojos. Ellos son todos esos de los que nadie habla. Hombres, pero sobre todo mujeres cansadas de complacer, algunas hartas de suplicar por sus vidas. Según pasemos páginas se irán encontrando. Historias desgarradoras donde la palabra polla y follar es sinónimo de gritos y dolor, para ambos. La palabra sexo pasó a ser directamente puta y duele tanto como ese sonido de la sierra descuartizando cuerpos no siempre muertos.

Una narración que os ira rompiendo, no creo que sea apta para todos los lectores. Hay escenas verdaderamente nauseabundas juntándose en un potente trasfondo social. Aun así, vais a leerlo con verdadera fascinación. Dicen que no hay que escuchar al demonio, que miente. En cambio, escucharon a los dioses y los complacieron. Tal vez no entendieron nada y todavía no sea demasiado tarde. No todos los finales son felices. La libertad, como vemos en Ayantek, a veces debe comprarse con derramamiento de sangre. Aunque siempre será más dulce en contraste con la oscuridad de la que surgió.

Después de leer este increíble libro, solo puedo dejar unas letras para que otros lleguen a él. Libros de esta calidad merecerán el tiempo de un reseñador. Lo aplaudo, lo aplaudo mucho.

Reseña: Iron Man. Extremis, de Warren Ellis, Adi Granov, Charles y Daniel Knauff y Zircher

He comentado en más de una ocasión que me enamoré del personaje de Iron Man de niño, pese a que económicamente no podía seguir su colección. Con el paso de los años me di cuenta de dos cosas: se estaban escribiendo entonces las mejores tramas del personaje (El Demonio en una Botella, El Nuevo Iron Man), y también supe una verdad verdadera: yo los disfrutaba más que mi amigo. Y los años pasaron con ese buen sabor de boca de historias de un personaje que nunca coleccioné. Sabemos todos que las nuevas pelis Marvel se empeñaron en hacerlo molón. Y volví. Treinta años después, quise leer sus grandes sagas, lo mejor de lo mejor, sabiendo que había grandes arcos escritos como La Guerra de las Armaduras o esta joyita que os reseño hoy (a la que llego súper tarde) como es Extremis.

Desde una visión más madura, cuantas más historias de Iron Man leo, y cuantas más películas veo, no es ninguna metáfora visualizar a Tony Stark como un individuo perdido. Y eso que por lo general sus historias está bien escritas y rara vez se ve involucrado en ninguna narrativa particularmente compleja. Un atractivo centrado enteramente en el encanto, el carisma, el sarcasmo y el orgullo de un personaje como uno de los científicos o ingenieros más famosos inteligentes y ricos de la ficción. Aunque Warren Ellis casi que obvia bastante este tema en Extremis para crear un atractivo guión. Todo lo que necesitas saber para ponerte con ella (y en los films particulares de Iron Man lo comentan), es que ciertos terroristas “cercanos” han colaborado en un experimento súper secreto para crear a un súper soldado. Uno que esencialmente represente al “hombre del mañana”, y por supuesto, Tony Stark debe detener eso.

Descubrimos que la vida de este hombre crece y deriva a partir de malas decisiones. Aunque en esta ocasión, pareciendo culpable de algún modo: no ha hecho nada. Aunque aparentemente ha desperdiciado su potencial. En dos conversaciones absolutamente fascinantes, el mentor de Tony reprende a Stark por explorar frecuentemente no lo que es, sino lo que podría llegar a ser. Y nunca responde, porque no está seguro de la respuesta. Warren Ellis, guionista top actualmente y por supuesto, con grandes obras en su haber, toma al Hombre de Hierro y hace lo que mejor sabe hacer. Creando con Extremis, un arco argumental de seis números que se incluyó en volumen cuarto del personaje, publicado entre 2005 y 2006 e ilustrado de forma original, con un trazo muy realista de Adi Granov. Del que se necesita algo de tiempo para acostumbrarse, ero que luego te captura y como si de un film se tratara, disfrutas bastante con sus diseños.

Extremis es un guión que redefine el «status quo» del anterior Iron Man. Centrando e incrementando el poder en sus armaduras. Una obra que (como todo cambio que se les haga a los mayormente conservadores fans de todo personaje) recibió bastantes críticas. Aunque muy rápidamente se volvieron positivas y desde entonces es considerada como una de las mejores historias de Iron Man. Un guión basado en la crítica, la sátira en la ciencia y la tecnología más puntera como principales protagonistas del momento actual que se vivía a nivel global a principios del 2000. Un Tony Stark atractivo también como personaje y una trama que atrajo mucha la atención esencialmente por reescribir su origen, actualizándolo para con lo sucedido ahora en Afganistán. Un señor Stark que nunca deja que las cosas se salgan de control…, y es por eso que comienza encontrándose herido por su propio armamento en el conflictivo país afgano.

Extremis es un renacimiento, en toda regla. Ellis nos ofrece la imagen de un Tony Stark perdido, a la deriva y confundido. Stark afirma aquí que su pesadilla es una versión de sí mismo que no pudo ver el futuro, pero Ellis insinúa enérgicamente que su pesadilla no es un miedo abstracto: está sintiendo ese dolor y confusión en este momento. Tony Stark es un diseñador de armas cuyas invenciones se utilizan contra Al Qaeda antes de la primera Guerra del Golfo. Durante una visita de inspección, una de las propias bombas de Stark estalla, incrustando un fragmento de metralla en su pecho, el cual casi lo mata. Luego es capturado por terroristas afganos. Al igual que la historia original de origen del primer personaje, Tony crea una armadura junto con el Dr. Ho Yinsen y escapa de los terroristas, pero Yinsen no sobrevive. Esto lo cambiará todo para siempre…

Como habréis podido comprobar, algunos elementos de Extremis fueron adaptados para la película de 2008, Iron Man. Fuente primaria para Marvel/Disney de toda una serie de films que nos han hecho vibrar en el cine. Una gran historia. Una agenda de vida contada en formato de cómic, una lectura sólida y una de las mejores historias de Iron Man, sin duda. Totalmente de acuerdo.

Reseña: Batman. La Ascensión de los Hombres Murciélago, de James Tynion IV, Eddy Barrows, Álvaro Martínez y VVAA

Hoy toca una mini saga publicada en unos números continuados de la famosa serie regular norteamericana Detective Cómics. Unos números muy recientes comparados a los que he leído últimamente. Tal como indica la editorial, una historia perfecta para que se inicien nuevos lectores además de un muy buen relato de acción y suspense. Un mini volumen que ECC Ediciones publica como primer tomo dentro de su nueva colección Batman: Detective Cómics, de frontal amarillo, donde se editarán estos arcos argumentales recientes que tanto han gustado al público más moderno. En especial los números del #934 al #940 de la serie regular americana, números e historia comprendidos aún, dentro de los eventos de Renacimiento.

En La Ascensión de los Hombres Murciélago está James Tynion IV al frente, y como suele hacer, comienza con trama explosiva que involucra lazos familiares, el trabajo en equipo y un gran sacrificio humano. Trabajando además en paralelo con el juego que Tom King proponía por entonces en la serie regular de Batman. Aunque he podido comprobar que aquí se brinda por una mayor profundidad a la historia, con más desarrollo de personajes, sobre todo. Así se nos cuenta como un depredador desconocido comienza a superar a Batman en todas sus acciones, eliminando todo tipo de amenazas con cierta precisión militar. El Caballero Oscuro empieza a requerir ayuda y decide reunir a Batwoman y entrenar a los jóvenes héroes de Gotham City para acabar con este misterioso mal.

¿Es el villano Clayface quién está detrás de todo? El retornado criminal Basil Karlo…, todo apunta a él. Batman y su equipo se encuentran en su punto de mira desde hace tiempo y ya ha intentado cazar a alguno de los suyos. Tim Drake, conocido como Red Robin. Stephanie Brown, alias Spoiler, Cassandra Cain, la Huérfana; ellos son las tropas de asalto implicadas en la guerra de Batman y Batwoman y la sucia aberración. Una epopeya que concluye con una batalla contra la Colonia, esa misma que cambiará el mundo de Batman para siempre. Ya sea ganen o pierdan… Y muchos creen que ya han perdido.

Como sabéis (y si no os lo digo yo), tras los grandes momentos que vivimos en algunas series de Los Nuevos 52, en Renacimiento también se encuentran arcos argumentales interesantes como este que precisamente os propongo. Y eso que mientras vas leyendo, la historia de La Ascensión de los Hombres Murciélago puede resultar una historia típica; muestra a Batman detectando una amenaza inmediata para ciertos miembros de la Bat-Familia y parece que lo resolverá de inmediato con el «deus ex machina» más típico. No obstante, la parte orientada a la familia está bastante bien escrita y en tan solo una página podemos descubrir la fuente de la amenaza para la que se está preparando Batman. Comenzamos a visualizar encontronazos involucrados en la trama que provocan lo suficiente como para mantenerte interesado hasta el final. Las partes de «juntar al equipo» se ansían y se vuelven algo épicas cuando llegan. Además, Tyninion IV hace un trabajo muy bueno describiendo a un Batman primero como ser humano y después como superhéroe. Un contrapunto a la trama de Yo soy Gotham. Eso sí, las ilustraciones están bien, pero no al mismo nivel que la trama de Tom King, en mi opinión.

Totalmente, de acuerdo. La Ascensión de los Hombres Murciélago es de esas tramas que cumplen bastante bien. Recomendable para iniciarse en el Batman más actual.

Reseña: Drácula, de Bram Stoker, Roy Thomas, Mike Mignola y John Nyberg

Tan de enhorabuena estamos que en el mundo del cómic en nuestro país, casi todos los meses hay una editorial que nos da una alegría. Para mí, para mis gustos y para todo amante del género de Terror que se precie, Norma Editorial este mes de mayo se lleva la palma al reeditarnos por fin (¡después de veinte años!) la joya en formato cómic del Drácula, de Francis Ford Coppola, genial film que vio la luz en 1992. Cierto es, que sabemos que llegaría tarde o temprano. Pero los años han ido pasando y muchos veíamos que no. Problemas legales y demás, no llegaba. Y viendo las grandes cantidades que se barajaban en el mercado de segunda mano o mejor dicho especulación, uno llegaba a pensar ya que quizás jamás lo llegaría a tener.

Pero aquí está, friends. Disponible nuevamente y por el momento, en librerías. Sé que muchos estáis calentando el sitio por pillarlo. Una edición oscura, maravillosa y aterciopelada (a lo integral de Hellboy), una magnifica adaptación que en su día llevaran a la viñeta dos grandes como son Roy Thomas y Mike Mignola. Adaptación al noveno arte que maravilló a crítica y público, y originalmente publicada como una miniserie de cuatro números en 1993 por Topps, esta adaptación de Drácula, de Bram Stoker ha estado durante mucho tiempo en las listas de deseos de los fans. La visión del Drácula, de Francis Ford Coppola es más una historia de amor. que el horror gótico que rebosa la novela de Stoker. Sin embargo, la película es visualmente impresionante y en su mayor parte muy bien interpretada por todo el elenco actoral (cuentan que Coppola los instó a casi aprenderse la novela de memoria y a hacer varias sesiones de mesas redondas para comentarla). Y como tal, Mignola y Roy Thomas crearon poco después esta versión en cómic que de forma muy similar es una fiesta para los ojos. Después de librar una sangrienta cruzada contra los turcos, un noble valaco del siglo XV llamado Vlad Dracul, regresa a casa y encuentra que su esposa se suicidó luego de recibir noticias falsas de su muerte en el campo de batalla. La Iglesia condena el suicidio de Elisabeta como un pecado mortal y, con furia, Vlad Dracul renuncia a la iglesia y jura que si su esposa es condenada a arder en el infierno, entonces él también lo hará.

La sangre es la vida, y será mía.

Cuatrocientos años después, Jonathan Harker es enviado a Transilvania para ayudar a un misterioso Conde a comprar propiedades en Inglaterra y aprender todo lo que pueda sobre la sociedad británica y sus costumbres. Sin embargo, Harker pronto descubre la verdadera naturaleza del Conde y los horrores que habitan en su antiguo castillo. Abandonando al desafortunado abogado a merced de sus sirvientas vampiras, el ahora revitalizado Conde viaja a Inglaterra, donde centra su atención en Lucy. Hasta que conoce a su mejor amiga Mina (novia de Harker), la cual ve como una reencarnación de su amor perdido hace tanto tiempo. Ante tanto caos de sangre y deseo carnal, el experto profesor Van Helsing se rodea de un equipo de señores aristócratas para combatir a ese ser demoníaco presentado ante la noche como Drácula. Y salvar el alma de Mina en el proceso…

Un tema a tener en cuenta es que la película de Coppola, para nada es la obra de arte escrita por Bram Stoker. Aunque están muy logradas todas las escenas que toca. Y este cómic que os reseño hoy es un fiel reflejo del film a su vez. Para el cómic, Roy Thomas consigue escribir un guión que traslada de forma genial los ciento veinte minutos de la película en viñetas que llegan a algo más de cien páginas. Ahí es donde brilla. Mike Mignola (mi guionista favorito) aquí lleva el dibujo. Mignola puede crear las imágenes más increíbles con muy pocos detalles y sombras. Aunque lo que más me gusta de su lado ilustrador, no es tanto sus personajes sino el paisaje, el ambiente en sombras que crea. Realmente impresionante las sensaciones que provoca con tan poco. Además, John Nyberg entinta esta historia y hace que los lápices de Mignola cobren vida de una manera hermosa.

Ciertos temas legales han impedido su reedición en los últimos veinte años, convirtiendo la obra en leyenda y las copias existentes en preciados tesoros. Repito: vuelve a estar DISPONIBLE. Cierto y verdad que estas reseñas se hacen solas. Me siento ante la hoja en blanco y tan gustoso es hablar de una joyita así que solo tengo que abrir la puerta a mi subconsciente y dejar que los halagos fluyan hasta mis dedos, dedos-teclas, teclas-ordenador. No hay crítica alguna. Gracias a Norma Editorial por esta propuesta. Gracias a Thomas y Mignola por llevar a una novela grafica las mismas sensaciones que me provocó el film en su día, cuando la vi a solas, en un cine que ya no existe. No encontraréis critica alguna aquí como jamás encontraréis malas palabras en alguien que reseña un diamante de esos que te dejan con la boca abierta de tan solo mirarlo.

Reseña: Siete Caballeros (Integral), de Jean Raspail y Jacques Terpant

Y vuelvo a caer en una adaptación literaria en formato cómic. Pero de una novela reciente. Con una idea apocalíptica de las buenas y situada en un entorno poco común: el invierno es duro a finales del siglo XIX y la vida parece haber abandonado la ciudad fortaleza donde reina el heredero margrave. Su Alteza parece muy superada por los últimos acontecimientos. Su país está en declive: trenes detenidos, puertos vacíos, telégrafos cortados, gente huyendo… Un mal desconocido los está devorando. Y la salvación parece venir solo de un puñado de hombres. Siete jinetes nombrados para resolver un enorme dilema como es encontrar un reino, restaurar una vida perdida…

Después de su exitosa serie Piratas con Philippe Bonifay, Jacques Terpant quiso ampliar su paleta de diseños y convenció al novelista Jean Raspail para que confiara en la idea de convertir a sus personajes y su mundo apocalíptico en viñetas. Y debo deciros que Terpant encuentra el tono correcto para instalar el misterio de esta oscura historia en la mente del lector. Su narración, rica en citas tomadas de la novela, mantiene un ritmo adecuado para con la trama. El lector se asienta gradualmente en la incomodidad de lo que parece ser un fin de un mundo anunciado. Y es Ponent Mon quien nos trae esta joyita que me ha sorprendido tanto, en un formato integral ya que originalmente se resolvió en tres álbumes. El margrave heredero, El precio de la sangre y El puente de Sefarea, tres títulos que forman un todo, pero que diseccionaré como siempre sin spoilear demasiado pues la historia lo merece.

Siete Caballeros es de una de esas joyitas que suelo encontrar en mi año lector, que me sorprenden de la nada. El margrave heredero es el primer álbum que establece claramente la escena que engancha. Deja un misterio flotante, que esperas, se explique cuanto antes. Siendo especialmente conscientes de la misión que se les ha confiado, los siete jinetes con caracteres muy marcados, cada uno tiene su propia personalidad y situados en un ambiente muy original; campos nevados, diálogos de calidad, la ciudad medieval, el ambiente y el finito reinado de este heredero Margrave, quien da título al álbum. Se desarrolla en un estado ficticio de la Europa del siglo XIX en la frontera entre eslavos y alemanes. Una catástrofe que ha aniquilado a la civilización. Un buen inicio que pone en situación, un regreso de Terpant por todo lo grande que ilustra y colorea esta historia.

El precio de la sangre es donde se demuestra de verdad que el mundo se apaga. El heredero Margrave lo sabe bien, confinado en su fortaleza, es asaltado por bandas de infieles devorados por el odio. Ha enviado al coronel Pikkendorff y seis jinetes más, en busca de información y de su heredera atrapada en algún lugar. Sometiéndose y dando a estos hombres una última esperanza para el éxito de su misión, una esperanza para vivir, dejando atrás a su príncipe caído, la pequeña tropa se sumerge en un depravado país, evitando en el mejor de los casos las ciudades devastadas y los edificios religiosos profanados. Cruzando el campo con los estigmas de horrores indescriptibles, los siete jinetes más aislados que nunca… En un viaje desesperado. El estado de alerta constante de los miembros de la expedición incomóda te meten en situación de manera brillante.

El puente de Sefarea cuenta como después de cruzar montañas e incluso países, los jinetes descubren la destrucción de los reinos tras más de doscientos años. La tropa de élite margraviana se dirige a las fronteras del Reino buscando la mejor ruta, adoptando un camino que corresponde a los gustos y orígenes de cada uno. Abai propone el gran bosque, visitar al obispo de la abadía de Zurfenberg y es cuando se detienen en St. Gallen, donde se encuentran con un joven Arno Valric, autoproclamado civil y militar mandatario. Tras la anarquía y la destrucción, parece que cierta organización está comenzado de nuevo…, aunque todos sabemos que aquí hay algo que aún no se ha contado.

Una epopeya en un mundo imaginario que nos permite cuestionar nuestro mundo contemporáneo. Qué buena idea tuvo Jacques Terpant en adaptar esta novela de Jean Raspail. Gracias a eso y a Ponent Mon, ahora podemos disfrutar de esta inmersiva historia digna de una gran producción fílmica. Pues Siete Caballeros no deja indiferente, con un dibujo extraordinariamente poderoso, con colores precisos y perfectamente adaptados a un escenario muy bien representado al que tu propia cabeza crea banda sonora. Recomendable total.

Reseña: Sed, de Neal Shusterman y Jarrod Shusterman

Sed es la nueva novela independiente de Neal Shusterman, Premio Nacional de Literatura Juvenil en Estados Unidos. Paramount está preparando su adaptación cinematográfica. La pregunta que deja nuestro autor es sencilla: ¿Hasta dónde llegarías para conseguir la última gota de agua?

Alyssa reside con su familia al sur de California, en un barrio residencial muy apacible hasta que un día, del grifo del fregadero deja de salir agua. Ya habían padecido varios años de sequía así que en principio no parece algo tan extraño. Estaban acostumbrados a las advertencias: no riegues el césped, no llenes la piscina, no te des duchas largas. Pero esta vez ya no queda agua que ahorrar. Una novela con un comienzo directo de lo que será la historia, un grifo que hace ruidos y no fluye agua por él. La realidad mundana se volverá aterradora cuando Neal Shusterman tome una cosa tan sencilla como el agua para traer el caos. Shusterman desea que entendamos «¿qué pasaría sí?» y lo presenta en una historia de toque apocalíptico usándolo como un ejemplo de lo que sucede con otras cosas de la sociedad en que vive que es la estadounidense ¿Qué harán nuestros protagonistas cuando se encuentren sin agua? Unos lo verán en forma de oportunidad mientras otros deben ajustarse. Habrá familias que confiarán en el gobierno, otras en cambio creen que sólo pueden contar con ellos mismos. Los McCrakensen se han preparado durante años y ahora su casa es un búnker lleno de provisiones los vecinos lo saben… Los padres de Alyssa, protagonista principal, desaparecerán cuando salen en busca de agua. Ella, junto a su hermano pequeño y el hijo de vecino, saldrán en su encuentro. Ahí empezará un viaje donde se unirán otros protagonistas en lo que será una carrera contra reloj por la supervivencia.

El libro viene a explicar qué sucedería con la escasez de un recurso básico como el agua. Describiéndonos a la perfección cómo la gente en circunstancias extremas puede darse a sus bajos instintos, al miedo y también al sacrificio. Para mí quedaron dos cosas muy bien tratadas, conforme se cae en la anarquía las personas se comportan de manera más salvaje y cuando falta algo que no quieres que te falte a ti, la generosidad desaparece. Escrito una parte por un narrador, mientras que los principales protagonistas lo hacen de forma fluida en primera persona al igual que un diario personal, sabiendo así en todo momento el lector cuáles son sus pensamientos y sus tácticas para salir vivos. Recordad que son adolescentes, usaran diálogos a la altura de sus años y capacidades. Hay escenas que llegan muy adentro, como cuando le escupen a alguien llegando a ser tanta su sed que no solo lo lamerá, pedirá más…

A pesar de que el autor no predica, el mensaje detrás de la historia es importante. Proteger nuestros recursos antes de que sea demasiado tarde. Presentado en una manera directa, el drama y la tensión juegan de manera realista. De hecho, todo lo escrito es un grito a los que día a día están tratando de evitar una situación apocalíptica como Sed. Una historia dramática y aterradora donde comprobaremos que los hechos pueden transformar a las personas en monstruos. Si te gustan los temas apocalípticos o de supervivencia, sin duda, es tu próxima novela.

Reseña: Batman. Justicia Ciega, de Sam Hamm, Denys Cowan y Dick Giordano

Batman: Justicia Ciega es otro tomito del Caballero Oscuro que recoge un buen arco argumental publicado en su día en la gloriosa serie regular Detective Cómics. Una curiosa historia de 1989, una trama de la que no había escuchado nada hasta que un amigo muy entendido que tengo (el que me metió el personaje en vena) me habló de ella. Ahora que la editaba ECC Ediciones en un solo tomito, «era una buena oportunidad». Hará unos seis meses de aquella buena tarde de solecito y birras, y charlas sobre cómics.

Este personaje (mi amigo) sabe tela y como forofo del Caballero Oscuro, ayer mismo me enseñaba el nuevo juego de mesa de Batman que sacaron por kickstarter… Wow! En fin, ansias de otros hobbies aparte, recuerdo que me contó algo de lo que Batman: Justicia Ciega llevaba detrás. La historia tras la historia. En realidad, es de esos guiones que se deben a una celebración. Con esta trama conmemoraba DC la llegada al Detective Cómics #600. Decidieron darle la oportunidad a Sam Hamm, pues había co-escrito el guión del film Batman, de Tim Burton y estaban entusiasmados por ver que era capaz de hacer en el mundo del noveno arte. Justicia Ciega (Blind Justice) abarcó los números del #598 al #600, pero a groso modo, es como una mini novela gráfica. Y es raro que supiera yo poco de ello. Algo había leído allá por los 90, una grapa donde Bruce Wayne había sido arrestado y demás… Pero no recordaba nada más. Así que me piqué.

Una historia de las clásicas, con dibujo clásico, de esas que enamora al ochentero más fan del cómic de superhéroes. Una ejecución de guión clásica también, si se quiere. Pero hay muchas cosas interesantes que suceden y la trama no baja el ritmo en ningún momento. ¿Bruce Wayne arrestado? ¿Por qué? Se niega a permitir que unos experimentos ilegales de control mental sigan adelante en el seno de WayneTech y termina siendo acusado de traición. Su identidad como Batman está realmente en peligro, porque la fiscalía está profundizando muy mucho en su tiempo libre, en su pasado en el extranjero asociándose con todo tipo de seres desagradables. Y empieza a resultar bastante fácil relacionar al señor Wayne con el orejas picudas…

Además, tenemos en esta historia la primera aparición de Henri Ducard (creado por Sam Hamm), una especie de genial detective independiente, uno de los tantos mentores que tuvo Bruce Wayne en su juventud y del que aprendió tanto a la hora de investigar y de saber poner a cada uno en su sitio. Hasta que Bruce descubre que Ducard es realmente un efectivo… Bueno, me callo. Eso sí, para el que no lo sepa, Henri Ducard es ese mismo personaje que en 2005 apareciera personificado por Liam Neeson en el Batman Begins de Christopher Nolan.

Y es refrescante siempre para mí leer un guión donde descubrir villanos nuevos y personajes secundarios con una base sostenible. Roy, una especie de suplente de Robin, o su hermana Jeannie y el interés romántico que hay detrás. Una historia donde más que nunca, Wayne no solamente debe limpiar su nombre, sino también proteger su secreto y salvar a su empresa de la ruina. Una buena historia con un concepto general llevado hasta la saciedad, aunque no tanto en los años en que esto fue publicado por primera vez. En Batman: Justicia Ciega participa también Denys Cowan, un aclamado director de dibujos animados (Static Shock) y dibujante de cómics (Icon). Y Dick Giordano. Uno de los más legendarios colaboradores de Batman como editor, dibujante y entintador desde los años 70.

Reseña: Las Reglas del Oeste, de Serpieri

Al ser uno de ellos, soy consciente lo bien que se lo debe estar pasando el aficionado a los cómics del Oeste en estos tiempos. Cada vez más, se van encontrando, publicando, editando, ciertas joyitas en las distintas editoriales del país. En especial, las dedicadas al mejor cómic europeo donde sin duda, Ponent Mon goza de un puesto en el mejor podio. Grandes autores, grandes ilustradores…, y así del género comentado muy buenos títulos que me han dado tardes/noches gloriosas de lectura como los Apache Junction, Simón del Río o el maravilloso integral de Manos Kelly, de mi amado Antonio Hernández Palacios. Sin embargo, tenía ese pellizquito de no haber podido leer aún ninguno de los volúmenes del maestro Serpieri que ha publicado la editorial. Con la publicación de Las Reglas del Oeste van tres. Y bueno, ya sabéis eso de a la tercera va la vencida, ¿no?

Os lo adelanto: para mí Serpieri, es uno de los más grandes ilustradores que ha parido el Viejo Continente. Paolo Eleuteri Serpieri (1944) es un guionista e ilustrador de cómics italiano, de todos conocido por sus trabajos de representaciones muy detalladas. Aunque al principio su fama llegó por sus logrados trabajos dentro del género erótico, podríamos decir que empieza a destacar a nivel mundial con su obra de Ciencia Ficción, Druuna (la cual espero leer algún día al completo), de la que recuerdo algunos retazos en aquella vieja revista ochentera Zona 84. A raíz de ahí vinieron bastantes títulos y. produjo cantidad de trabajos para revistas italianas. Serpieri siempre se consideró un gran fan del Viejo Oeste americano. Y de este amor crea grandes historias, tramas, relatos gráficos en su mayoría, que han sido recogidos en varias antologías, algunas de ellas ya editadas por Ponent Mon. Lakota, La India Blanca y otras historias de mujeres y el recién pasado mes de abril este Las Reglas del Oeste que hoy os reseño. Tal como dice la sinopsis editorial: «…un tomo protagonizado por individuos que, llenos de incertidumbre, se resignan ante su propio destino… Todo bien servido por el excelso grafismo del artista veneciano». Un tercer volumen dedicado al maestro italiano que ningún buen amante del dibujo verdaderamente explícito (¿hiperrealista?) debiera perderse.

Paolo Eleuteri Serpieri sorprende en muchos aspectos gráficos a cuyos ojos lo descubren por primera vez. Además, las siete historias incluidas aquí, también tienen su aquel. Viejo Pintor del Far West, Las Reglas del Juego, Oro Maldito, Huellas, Una historia insólita del Oeste, Los Navegantes del Río y Chamán. Dificil hablar de ellas sin spoilear un ápice. Como ha reconocido en varias entrevistas, Serpieri, como gran aficionado a los westerns, no quería irse de este mundo sin aportar su granito de arena. «…tratan la búsqueda de la personalidad, revivir el género es lo que toca, me sentía obligado conmigo mismo…».

Un gran fan de los westerns que se lanza a los cuentos que explotan el género. Unas historias que tendrían cabida en su día en la famosa revista italiana Lanciostory a mediados de los 70 y principios de los 80. Donde yo destacaría lo diferente de sus tramas respecto a lo que se suele encontrar en la historias del Oeste. Pues Serpieri sabe crear enclaves diferentes, escenarios curiosos, desconcertantes, donde rebosa el pesimismo. Personajes impertérritos que ocultan bastante al lector. De esos que siempre quieres saber más, sabiendo que si tuvieran su serie propia querrías leerla…

Para saber más. Destino inevitables y otros lances del destino que muy pocos esperan. La vida misma. Pues aunque tildan estas historias de Weird West, respecto a lo común en las viejas historias de frontera, como amante de la originalidad, para mí brillan. Cada una en su palo. El Far West con representaciones altamente detalladas donde Serpieri se luce. Un maestro en toda regla con grandes premios en su haber y un Premio Honorífico por el Salón Internacional del Cómic de Barcelona en 2016. Bastante claro tener que degustarlo en cuanto podáis, ¿no?