Tag Archive for Panini Cómics

Reseña: El Inquisidor, de Gianfranco Manfredi y Antonio Lucchi

Se abusa con frecuencia del término cómic visionario, y sin embargo, aún no lo he oído de títulos que verdaderamente lo merecen. El Inquisidor, la nueva publicación que trae Panini Cómics dentro de su sello alternativo con el acuerdo de publicación que hizo con Sergio Bonelli Editore con el fin de editar las mejores novelas gráficas de la editorial milanesa en español; es un buen ejemplo. Sin duda, de cómic visionario. Por que parte de un prolífico autor también portador de dicho término. Gianfranco Manfredi (1948) es un cantautor, actor, escritor y guionista de cómics italiano, el cual suele incluir elementos quiméricos en sus historias en contextos históricos meticulosamente estudiados. Y ha tratado casi todos los géneros posibles. Con El Inquisidor, por ejemplo, el guionista nos traslada a la Galicia de principios del siglo XVII, para contarnos una historia de magia negra, brujería y amores truculentos.

También demuestra su valía en este cómic Antonio Lucchi (1978); diseñador gráfico y fotógrafo que trabajó varios años en el mundo 3D para videojuegos. Aunque dentro de lo que nos interesa, actualmente forma parte del grupo de trabajo para el personaje de Adam Wild, la más famosa creación del maestro Manfredi. En El Inquisidor, Lucchi se mueve como pez en el agua; desde las ya espectaculares ilustraciones en blanco y negro, a una obra totalmente en color, en la que cada viñeta es prácticamente una pintura. Leyendo El Inquisidor, uno tiene la impresión de estar avanzando en un viaje extraño junto a los protagonistas. De vivir un sueño, que en algunos momentos adquiere la categoría de alucinación. Y tan bien conseguido está el guión para con el dibujo, que se llega a tener sensación de vértigo. Es increíble cómo Lucchi logra obtener al mismo tiempo originalidad, belleza en ciertos paneles y variedad de atmósferas (gradualmente oscura, soleada, gótica, de ensueño). La expresividad de los personajes y también el dinamismo de las escenas de acción, con duelos a espada viva, brillan.

España, 1610. La bella Amanda es acusada de usar la magia negra. Por causas del destino (o no), irrumpe en la vida de Luis de Santiago, un inquisidor que odia la brujería, hombre de fe, sin prejuicios, pero sobre todo un hombre de mente abierta que sabe llevar falsedades y abusos. Es un hombre que ejerce el poder (y puede hacerlo terriblemente), pero no es un esclavo del poder ni se mueve solo por la lujuria de poseerlo. Lo que también subordina a la hermosa Amanda que pasea su corazón alrededor de Santiago… Una historia llena de giros, traiciones, detalles históricos e ingreso a lo sobrenatural (como la hermosa portada de Aldo Di Gennaro) que ya lo anticipa. Es una de esas historias de las que contar poco, es spoilear mucho. Aun así, el propio Manfredi la describió muy bien en una reciente entrevista: «La historia se desarrolla en España en el siglo XVII. Protagonistas: Santiago (un inquisidor disidente), Gonzalo (un espadachín a su servicio), Amanda (una morisca acusada de brujería y provisión de aborto), Barbàn (un niño gitano con poderes misteriosos), Vasco (un amigo de la infancia de Santiago, pero un seguidor de la Espada Blanca, un culto dedicado a la pureza de la sangre), Djiin (la versión horrenda del genio de Aladin) y las horribles criaturas hechas de odio y viento, traídas de la más popular tradición oriental. ¡Una buena ensalada!».

Una historia que goza de personajes genialmente creados y realistas. El pequeño Barbàn, un niño descarado con dones y misterios en su interior, es sencillamente brillante. Un contexto histórico y religioso preciso… Obras que se esperaban hace tiempo, muy buenos títulos que brotan de la tierra de la pasta y la pizza. El buen cómic europeo que uno debe leer para ser objetivo con todas las lecturas que le rodean. Lo realmente bueno, cuesta encontrarlo.

Reseña: CapaBlanca Volumen I, de Joan Mundet

Panini Cómics acaba de publicar dentro de su sello independiente Evolution Comics un primer integral de la serie Capablanca, del genial ilustrador Joan Mundet. Un buen primer volumen integral con historias del personaje ahora tan en boga del autor catalán. Una obra que muchos esperábamos leer en un bonita edición en tapa dura, a color, con una estructura y papel magnífico tal y como se merece disfrutar de estas historias. Llega por fin a nuestro país un primer volumen en formato ideal, después de su éxito en Italia, aunque aquí ya era publicada en blanco y negro por Amaníaco Ediciones.

Este primer volumen de Capablanca contiene en su interior tres novelas gráficas que no son otra que pura aventura, recreación histórica, espadeo y libertinaje. Correcto, es lo que estáis pensando, todo con un tono muy a lo Capitán Alatriste. Pero en otros detrimentos se las ve y se las desea Joan Muntada, un anti-héroe medio que bambolea en la Cataluña y España de inicios del siglo XVII. Un tiempo en el que las calles de Barcelona son pisadas por Miguel de Cervantes, el bandolero Perot Rocaguinarda, el capitán Alonso de Contreras o el conquistador Juan de Orpín. Y es obvio que el autor sepa manejar bien estos lares, pues ya fue recreador gráfico de las portadas del Alatriste, de Arturo Pérez-Reverte, e incluso adaptó al cómic dos de sus títulos con guiones de Carlos Giménez.

A Cara o Cruz es la primera de las aventuras. Nos trasladamos a Llacera (un pueblo de Barcelona) donde comienza sus andaduras un joven Joan Muntada el cual se cruza con los últimos días del bandolero Caracreu. Joan es un chaval que va recibiendo palos de la vida a la vez que se hace hombre. Una madre que hace años que no ve muere en circunstancias nefastas. En su vida se cruzan familiares, amigos y conocidos, el secretario Gaspar, Jerónima, Sebastià, Janot…; que conformarán sus primeras experiencias en la vida. La llegada de Don Rodrigo de Ucero le aporta un grado de libertad y conocimiento al muchacho, sin embargo, no todo es felicidad, pues el bandolero Caracreu hace aparición con un secreto tras él que nadie espera. Además de repartir maldad allá por donde pasa. Caracreu adopta como sirviente a Joan, quién acumulará conocimiento, vileza y un nuevo modo de ver la vida. En Dos Muertes, Joan sigue malviviendo en Llacera, no obstante, el recuerdo de lo ocurrido con Don Rodrigo le persigue y después de una trifulca con Sebastià, se ve obligado a huir a la Barcelona de la época. Un mundo totalmente diferente, abierto a cantidad de posibilidades tanto buenas como malas para la supervivencia. Y donde la muerte de un amigo desencadena una tragedia en la que Joan Muntada se ve envuelto sin remedio. El Pozo del Olvido es la tercera novela gráfica y última que encontramos en el tomo. Donde Joan, el jovenzuelo bastardo, es condenado por un delito que no cometió e intenta sobrevivir en una cárcel de las duras-duras de la época.

Contó el autor Joan Mundet en una interesante entrevista que le hicieron en zendalibros.com que Capablanca está basado ligeramente en un bandolero de leyenda de la comarca donde vivía. Sin datos históricos concretos, sí que encontró información de un bandolero llamado Joan Muntada que efectivamente existió. Se topó con una gran referencia en su labor de investigación: estaba en la lista de bandoleros de Perot Rocaguinarda que fueron perdonados a cambio de servir durante diez años en el tercio en Italia. Esto le gustó y a partir de entonces, decidió utilizar la fabulación para unir a los dos personajes. Al legendario y al real, y así recrear la hipotética vida de un pícaro-bandolero-soldado del siglo XVII al que terminarán por llamar Joan Capablanca.

Joan Mundet es responsable de haber dibujado las imágenes más creíbles del rostro, cuerpo, manera de moverse y actuar, así como del entorno y de las situaciones vividas del Capitán Alatriste. Borda esta temática. Y es en Capablanca donde esplende con una serie propia, una nueva urbe, un nuevo entorno donde pícaros, carceleros, bandoleros, engaños y traiciones, cobran vida.

Reseña: La Primavera del Comisario Ricciardi. La Condena de Sangre, de Maurizio de Giovanni, Brancato y Stellato

Entre los grupos editoriales de Panini Cómics y Sergio Bonelli Editore hubo un acuerdo con el fin de editar las mejores novelas gráficas de la editorial milanesa en español. Obras que se esperaban hace tiempo, pues muy buenos titulos brotaron de la tierra de la pasta y la pizza durante un tiempo. Desde entonces, ya han aterrizado tres obras. Primavera del 68 creo que no es mi tipo de cómic, aunque no descarto leerlo algún día. ¡Pero mamma mía!, lo que disfruté con Dragonero. El primero de todos, un buen relato de fantasía épica con una presentación a todo color enriquecida, ya que estos fueron obras en sus inicios elaboradas en blanco y negro.

Después de devorar dicho tomo, tenía ganas de más y me enteré que el siguiente en publicación era La Primavera del Comisario Ricciardi: La Condena Sangre, otro de los recomendados de la Bonelli, esta vez tocando el género negro y/o detectivesco. Uno de los cuatro casos protagonizados por el famoso Comisario Ricciardi. ¿Cómo? Ricciardi. Un personaje creado por el escritor napolitano Maurizio De Giovanni. Un comisario de policía, protagonista de algunas novelas de detectives y cómics ambientados en los años treinta del pasado siglo. Pero no en cualquier lugar, durante los años más fascistas de la ciudad de Nápoles. Hasta aquí todo muy liviano, o mejor dicho, casi normal en este tipo de obras; un entorno de asesinatos con un lugar de fondo político inestable. Normal no, pero algo visto sí. Pero, ¿y si os dijera algo curioso y para mí súper chulo sobre Ricciardi? Ahí voy: Ricciardi tiene un don. Algo que lo diferencia de los demás. Tiene el poder percibir las últimas palabras y las últimas sensaciones de las víctimas que han sufrido una muerte violenta (tanto accidentes como homicidios), cuyo fantasma ve en el lugar donde dicho ser perdió la vida… ¡Wow! Un poder que descubrió cuando era niño, cuando, caminando por los viñedos que pertenecían a su familia, encontró el cuerpo de un granjero que luego fue descubierto por otro campesino. No obstante, saber de estos males, le hace vivir en un constante ambiente de tristeza, ya sabéis, rodeado de presencias de cuerpos destrozados en accidentes y sobre todo, esas ansiadas últimas solicitudes de ayuda que nunca llegaron…

Pero en una de sus investigaciones, conoce al brigadier Maione que vive en los barrios españoles y lo suele ayudar bastante después de que su hijo también policía, fuera asesinado y Ricciardi le contara sus últimas palabras. Otros personajes destacables son el médico racional y antifascista Modo quien es médico forense y el femminiello (una figura típica de la cultura popular napolitana tradicional, un hombre homosexual con marcada expresividad femenina) Bambinella, que le suele contar los alcahueteos de la ciudad.

Ricciardi está convencido de que, en la base de cada crimen, el motivo del culpable se puede reducir a dos razones: el hambre o el amor. Cuando trata con un caso, no deja de trabajar en él hasta resolverlo. Ricciardi tiene un profundo sentido de la justicia que lo impulsa a investigar a fondo todas las facetas de un caso, incluso después de obtener una confesión del presunto delincuente. Jamás de los jamases enviará a un inocente a la cárcel. Inteligente, recto y con gran intuición es un personaje que deseo seguir leyendo. Así que animo muy mucho a Joseba Basalo (Editor de los Bonelli para Panini Cómics) a seguir trayéndonos más títulos del personaje…, aunque parece que sí por que para mayo Panini ya ha anunciado el siguiento tomo. 

Un personaje molón que en apariencia no tiene interés en su carrera, razón para ser bien considerado por sus superiores ya que así, a menudo, pueden tomar el mérito de sus éxitos, como suele hacer el asistente del jefe Garzo. La Primavera del Comisario Ricciardi: La Condena Sangre se centra específicamente en la segunda investigación. Un caso terrible donde la adivina Carmela Calise es descuartizada en su casa de Nápoles. Abril de 1931. Con su habilidad de médium llenaba de ilusiones a muchos pero también irritaba a otros. El Comisario Ricciardi pondrá rostro a su asesino… Amantes del género negro, os presento a un personaje original como pocos.

Reseña: El Poder de Warlock. La Saga de la Contratierra, de Roy Thomas, Friedrich y Kane

Fue a principios de los 60 cuando por fin se liberó en USA toda una gran variedad de libres pensamientos, imaginaciones y grandes sueños, que desembocaron en el mundo del cómic. De donde surgieron cantidad de jóvenes promesas de rumbo incierto que terminaron por ser guionistas, autores y dibujantes de cómics. Los objetivos eran sorprender al lector constantemente y esta era una de las premisas de Roy Thomas, guionista, editor y culpable de Warlock; además de la introducción de Conan en el mundo de los cómics entre otras muchas virtudes. Pero Thomas quiso intentarlo con superhéroes también y tuvo una idea original: crearía una historia que bailara al son de la obra más famosa del momento, el film musical Jesucristo Superstar. Roy Thomas formó equipo con el dibujante Gil Kane y recuperaron un personaje antiguo creado por Stan Lee y Jack Kirby y se pusieron al tema. Y es ahora, marzo de 2019, cuando Panini Cómics vuelve a poner el candelero dicho proyecto. La recuperación de una de las grandes obras del cómic.

El Poder de Warlock: La Saga de la Contratierra llegó en los 70s. Narra los comienzos del personaje y su nueva introducción al Universo Marvel con historias audaces que nos llevan a aquellos buenos momentos con los que alucinábamos en su día. El comienzo viene de la mano de El Alto Evolucionador, un ente, un Dios, que surca el espacio en su nave espacial con un proyecto en mente: crear una Tierra ideal en el que reine la bondad de sus seres. Un nuevo mundo fuera de toda maldad en el que prospere la vida y él pueda vislumbrar como es posible que el bien exista en soledad. Para ello con un trozo de roca de la Tierra original, a partir de ahí, forma la Contratierra, la cual ubica en el Sistema Solar, justo al otro lado el Sol, para que jamás pueda saber de ella nadie y crezca independiente y feliz. El Alto Evolucionador cuida de ella desde sus comienzos, vela en cada momento para que no surjan seres humanos que ideen grandes guerras, no a los conflictos que deparen catástrofes. Todo debe ser bondad y bienestar… Pero mientras traza su plan, El Alto Evolucionador encuentra un trozo de membrana espacial flotando y la recoge. Cuando sus potentes aparatos la examinan, encuentran a un ser dentro que empieza a hablar. Se llama a sí mismo Él. Reconoce haber estado en la Tierra, donde algunos le llamaron Adam Warlock. El Alto Evolucionador, viendo su paz interior, decide contarle su plan sobre la creación de una Contratierra. A Warlock le gusta la idea pero tiene muchas preguntas. Muchísimas. El Alto Evolucionador decide seguir adelante, y del trozo de roca crea la Contratierra, pero entonces aparece un ser que no recordaba, El Hombre Bestia, también creado por él y el cual le odia por hacerlo. El Hombre Bestia ataca la nave, Warlock no puede salir de la membrana aún, y en la lucha con su creador, El Hombre Bestia escapa para hacerle daño donde más duele a su padre: se instalará en la Contratierra y esparcirá por allí a sus esbirros y dotará de Mal un mundo que aún nadie conoce. Un mundo hasta el momento ideal, sin males, pero también sin superhéroes…

Warlock es un personaje que tuvo su origen en la Tierra, a finales de los 60, en la colección de Los 4 Fantásticos. La nueva colección de Warlock acabó en 1976, pero Jim Starlin, el guionista que lo llevó a la cumbre a Él y a todo a lo que acaba en… Infinito; fue cerrando grandes argumentos intergalácticos e incluso creó (y sigue creando) novelas gráficas conclusivas. Quería asegurarse que ningún autor siguiera escribiendo acerca de Warlock y Thanos. Sus dos grandes creaciones por excelencia.

El Poder de Warlock: La Saga de la Contratierra es de esos cómics indispensables que todo amante del pijameo debería tener. Como poco, leer. Releerlo cada año como muchos hacemos. Una saga indispensable por muchas razones. La principal es que se hacen cantidad de referencias a ella (aún a día de hoy) en colecciones de Thor, Hulk, Los 4 Fantásticos, Los Vengadores… Una historia que parte de la idea principal de que hemos sido creados por un ente superior de otro planeta y, ¿quién puede levantar la mano y decir que no ha pensado en ello alguna vez?

Una idea original que hace que te plantees ciertas cosas. El Hombre-Bestia apareció en la Contratierra y les fastidió el plan, por lo que: ¿es inevitable un mundo sin maldad? La recuperación de un conjunto de cómics geniales. El resultado es un volumen tan interesante como original. Imposible perdérselo.

Reseña: God Country, de Donny Cates y Geoff Shaw

Si bien ya no se suele hacer por atribución infantil, algunos lectores (¿de toda la vida?) intentan desprestigiar a los cómics agarrándose a la idea de que, «donde esté un buen libro…». A todos esos con los que consigo hablar en persona, siempre los sentencio con la misma frase: «Ya hace bastante tiempo que las mejores historias se publican en formato cómic». Y soy consciente que nunca es bueno generalizar: si el mundo del noveno arte es amplio en cuanto a títulos, el de la literatura casi lo quintuplica. Sí, no es bueno generalizar y menos en tal desventaja. Pero en mi opinión (un colgado que puede leer más obras en una semana que muchos en un año), os aseguro que desde hace tiempo ya, los mejores momentos lectores (esos de sonrisilla de ¡Wow!), me los está dando el mundo el cómic.

Historias diferentes, independientes, que no esperas. Ahí está el verdadero mithril literario cada vez más difícil de encontrar. Pero ah, cuando lo encuentras… Un ejemplo de todo lo comentado: God Country. Una joyita de Image que acaba de publicar Panini Cómics en formato integral en su sello Evolution. Una alucinante historia con la que se descubrió al mundo Donny Cates (Doctor Extraño, Veneno).

¿La historia de un hombre y su espada?

God Country habla de Emmet Quinlan, un viudo anciano afectado por la demencia, que no es solo un problema para sus hijos, sus arrebatos violentos son más duros de lo que los policías locales pueden manejar. Sin embargo, cuando un tornado azota el oeste de Texas, el señor Quinlan emerge de sus restos. Cambia. La espada, su inseparable arma años atrás que habita en el ojo del huracán, ha venido para darle una mente y cuerpo sano. Vuelve a ser el único hombre con poder suficiente para hacer frente a las criaturas de otro mundo que se le vienen encima… ¿Qué criaturas? Mientras que Emmett Quinlan intenta reconstruir un poco los destrozos que la tormenta ha dejado, algo de otro mundo grita y retumba a través del cielo. Quiere, viene exigiendo el Dios de la Guerra. La Muerte ha venido al oeste de Texas para mostrarle a la familia Quinlan el precio de la resurrección… Después de la tormenta no viene la calma, la batalla por Valofax acaba de comenzar. Y es cuando la verdadera naturaleza de Quinlan sale a la luz.

El arte de Geoff Shaw y los colores de Jason Wordie se combinan maravillosamente a lo largo de esta historia. Digo más, el estilo artístico de Shaw es impresionante desde el principio, pero lo que realmente hace que el integral se destaque sobremanera es la forma en que van evolucionando las ilustraciones. Dibuja un vasto campo de Texas con líneas nítidas y detalles ásperos, consolida la realidad, para más tarde representar un caótico campo de batalla celestial. Un perfecto escenario a lo Kirby, pero actual. Con trazos capaces de transmitir tanto ruido como calma. Me encanta.

Lo dicho. Toda una sorpresa. El mensaje de la historia es genial y está bien elaborado en todo momento. Al final, un relato conmovedor. En general, un contexto de fantasía mística basado en la idea de ese examen mental que nos hará a cada uno de nosotros la Muerte algún día. El que nos llevará a pensar en familia y legado. God Country, de Donny Cates, no es solo una historia sobre una espada mágica. Es toda una epopeya, una alegoría impregnada de temas que nos tocan la fibra. Con algunos momentos brillantes y siempre-siempre un dibujo magnífico y una narrativa que atrapa.

Reseña: Apocalipsis (Vol.1), de Stephen King, Roberto Aguirre-Sacasa, Mike Perkins y Laura Martin

Siempre quise leer una posible continuación de una maravillosa historia de Terror como fue/es Apocalípsis (The Stand), de Stephen King. Uno no pierde la esperanza en cosas así aunque rechinen a primera vista, sobre todo, si se cambia el formato y los autores son otros. Y ahora me dices: ¿por qué no desistir y pasar página? Fácil. Este que os habla a través de sus casi cuatro décadas de lecturas ha vivido/leído/degustado historias de franquicias muy buenas donde las secuelas no brindaban por lo mejor de lo mejor en un principio, aunque no obstante, se me viene a la mente casos espectacularmente buenos como Razas de Noche, de Clive Barker en la extinguida editorial Épic Cómics. Una colección que después del cuarto número (que abarcaba película y novela), siguieron publicándola como una serie de cómics, con una calidad tremendamente alta, que en mi opinión superaba todo lo demás y que por cierto, nadie ha vuelto a reeditar. Fue entonces que mis ojos hicieron chiribitas cuando me asomé a Panini Cómics comprobando que recopilaban en un primer tomo, nada más y nada menos que los dos primeros arcos argumentales de la novela. Qué queréis que os diga, me atrae saber más.

El Capitán Trotamundos es la primera miniserie de cinco que abre el ejemplar, y también el nombre del virus. Con un comienzo tremendamente adictivo nos adentramos en una base secreta del ejército en el desierto de California donde todo se torna en desgracia. Charlie Campion, esposa e hija huyen en medio de la noche, llevando encima un terrible virus para horror de sus semejantes. Una carga mortal: un virus que se propagará de persona a persona como un incendio forestal, provocando una ola masiva de enfermedades y muertes. Probablemente, la última batalla de la humanidad, como dice la sinopsis editorial. Una epopeya nacida de la mente del Rey del Terror como es Stephen King. Que continúa y se complica a cada paso con personajes estridentes como el asesino invisible, el virus súper expansivo, llevándonos entre otros muchos lugares a Atlanta, al Centro para el Control de Enfermedades, donde el gobierno USA curiosamente ha mostrado un gran interés en Stuart Redman, que parece ser la única persona inmune a la infección. Decididos a descubrir por qué, con o sin la cooperación de Stu… Pero… ¿qué significan las pesadillas recurrentes de Stu, sobre un hombre oscuro con ojos rojos parados en un campo de maíz?

A medida que la súper gripe continúa extendiéndose por todo el país, las vidas de las almas pobres como Larry Underwood y Frannie Goldsmith no pueden ayudar, pero pueden verse afectadas por ello. Y a medida que los medios comienzan a expandir la noticia de una guerra química y/o la nueva peste bubónica, las acciones del gobierno estadounidense comienzan a evolucionar, los sistemas legales locales y mundiales comienzan a deteriorarse, y dos forajidos locos y salvajes, Lloyd Henreid y Poke Freeman a aprovecharse de la situación. Asesinato y caos al más puro estilo King. Con unas ilustraciones para rememorar «momentos geniales». Muy buen inicio de adaptación. Un hombre oscuro, un Randall Flagg, maravilloso.

Pesadillas Americanas es el segundo arco argumental. Aquí la contagiosa enfermedad ya ha devastado el país y ahora los pocos sobrevivientes deben recoger las pocas cosas que le quedan y continuar. Larry Underwood busca escapar de Nueva York, Lloyd contempla una opción de cena extremadamente desagradable en la cárcel…, y Stu Redman hace un desesperado intento por liberarse de sus interrogadores. Lo más siniestro de todo, el extraño ser llamado Randall Flagg que continúa su terrible viaje, sin volver a crecer la hierba por donde pasa. Donde aparece por primera vez el Basuras, un seguidor insensato del Mal con un deseo innato de quemar cosas…

¡Mi vida por ti!

A los conocedores de la historia: ¿Recordáis aquel hombre oscuro que te puso los pelos de punta y te hizo sentir incómodo en tu sillón de lectura en tu primer contacto? Ha vuelto. Vuelve a estar en movimiento y siente que ésta es su noche de suerte. En formato ilustrado, nada menos. Un primer volumen de tres que recopilará todo-todito-todo de este titulo en formato cómic. Por mi parte, esperando desde ya ese “más” que tanto deseo saber donde al parecer veremos destellos en el siguiente volumen.

Integrales indispensables para amantes del Tito King.

Reseña: Starr El Asesino, de Daniel Way, Richard Corben y José Villarrubia

Si seguís Desde New York – Crónicas Literarias, debéis tener claro ya desde hace algún tiempo cuán fan soy de Richard Corben. Aunque os delata un poco el hecho de, si estáis leyendo esta reseña, ser un poco amantes también de este genial autor. Y es normal. Hablamos de un maestro que lleva ya casi cincuenta años en el noveno arte. Con un trabajo además que realmente impresiona e inspira a muchos. Y siendo sincero, sí que Corben ha colaborado en argumentos no muy buenos o que no han estado a la altura de lo que uno esperaba; pero que el maestro aparezca en un título significa en un porcentaje muy alto, que la obra se convierte en medianamente buena, solo por el hecho de poder admirar sus ilustraciones. Ilustraciones capaces de empujar una historia al siguiente nivel.

Como decía, aquí tenéis a un declarado fanboy. Me emociona leer y admirar un cómic de Corben y Starr El Asesino, la nueva joyita que acaba de publicar Panini Cómics, no ha sido para menos. De hecho, ha sido uno de los cómics que más he disfrutado en lo que llevamos de año. El guión de Daniel Way de una clásica historia retomada de hace años, ha sido excepcional. Acción, humor negro, amores no correspondidos y odio, mucho odio. Muy a lo Conan en ocasiones, incluso lo que uno de Conan a veces espera.

Starr El Asesino abre contando la historia del escritor pulp Len Carson, quien pasa de la oscuridad a la fama y fortuna escribiendo. Un escritor de género con éxito quien muy pronto, pasa de gastar todo su dinero en coches y mujeres a una decisión repentina de abandonar para salirse de ese mundo de escritor de «segunda división». Hasta que ve que no, y tiene que pedir perdón a su antiguo editor para volver. Pero las musas parecen haberse disipado. Abandonó lo que mejor sabía hacer para escribir narrativa “ideal” para gente culta y ahora… Nada. Así que decide visitar los orígenes de su famoso héroe Starr El Asesino por primera vez. Historia que nos lleva a ver a Starr y su familia teniendo que asomarse a la ciudad por la crisis de hambruna que azota a su clan. Hecho que se volverá fatal.

Starr llega a la ciudad de Zardath junto a dos más de su tribu para realizar intercambios comerciales, pero en las puertas de la ciudad son ridiculizados por dos hermanos debido a que van desnudos. Starr se ofende y golpea a uno de ellos. El hermano del mercader se enfurece e interviene, por lo que Starr encolerizado le destroza la cabeza matándole. La gente aterrorizada se espanta y la guardia del Rey los apresan… Se pone en marcha un giro de acontecimientos que van más allá de ser condenados por asesinato, caída y auge de nuestro héroe. Y aquí es donde el escritor Len Carson sufre un bloqueo de escritor. Hasta que una de sus creaciones aparece en su casa para secuestrarlo y manipular la historia…

Un genial guión repleto de personajes coloridos (y lascivos), como Trull el malvado hechicero, Starr es el personaje principal, pero también muy buenas divas como Tira, una compañera gladiadora de Starr la cual por alguna extraña razón le odia y eso que Starr anda loquito tras ella. También un personaje puntero como Moonja, la cabecilla del acuartelamiento de gladiadores, enamorada de Starr, y ángel de la guarda indispensable. Todos estos iluminados por los lápices de un Corben en estado puro. Creando rostros y estereotipos que se quedan guardados en la retina.

Starr El Asesino es una joyita de cómic que no debiera pasar inadvertida para el buen amante del cómic. Uno de los mejores últimos trabajos del maestro que además se siente respaldado por unos tremendos colores de nuestro paisano y también maestro José Villarrubia. Un complemento maravilloso para relanzarnos un cómic inolvidable.

Reseña: Dragonero. Orígenes, de Luna Enoch, Stefano Vietti y Giuseppe Matteoni

dragonero00Ayer mismo en el Instituto de Cultura Italiano de Barcelona se realizó la presentación del acuerdo alcanzado para crear una «Joint Venture» entre los grupos editoriales de Panini y Bonelli, con el fin de editar las mejores novelas gráficas de la editorial milanesa en español. Y ya en este mismo mes se han publicado los primeros álbumes. Un acuerdo concretado en un par de títulos mensuales. Conocemos a Panini y los que llevamos años leyendo cómics la asociamos directamente al Universo Marvel. Sin embargo, en su sello eVolution hemos visto salir cositas la mar de interesantes, algunas indispensables en mi opinión, como el integral de Hombre, de José Ortíz, Torpedo 1936, de Enrique S. dragonero05Abulí y Jordi Bernet, o la más reciente edición de El Planeta de los Simios. Un lugar en una editorial grande bien encajado, necesario, y dedicado al cómic español, europeo e independiente. Necesario, para todos esos lectores que miran más allá del pijameo.

Mis ojos se iluminaron ante esta noticia. Años ha, que estaba deseando leer Dragonero. Sabía que eran tres álbumes, que se había recopilado en un integral y que era serie clásica italiana que estaba teniendo una revisión. Esperaba, deseaba, que fuera cuestión de tiempo que llegara aquí. Sergio Bonelli Editore se enfrenta a la fantasía en su esencia más pura, clásica y autoritaria. La serie cuenta las aventuras de Ian Arànill, un explorador conocido como Dragonero, que participa en misiones de viajes continuos y peligrosos a las zonas más salvajes de su mundo. Le acompaña un musculado y poderoso ogro llamado Gmor, un joven elfo llamado Sera, un anciano mago llamado Alben y Myrva, hermana del prota y miembro del gremio de los tecnócratas.

Después de tanta queja por mi parte por la falta de cómic de fantasía, Dragonero se mostró como una alternativa atractiva a raudales. Y me ha demostrado ser un buen placebo para mi sangre semiseca de dragonero03Espada y Brujería. Dragonero abre inmediatamente en las entrañas de la ciudad portuaria de Baijadan, la capital oriental de las satrapías nómadas. Corre el año 813 de la época erondariana. Si entiendes rápidamente que estás ante un cómic de Bonelli, descubres en unas pocas viñetas que llegas al centro de la acción y al corazón de personajes principales. Los mismos que se ven obligados a desenmarañar un curioso contrabando que se está llevando acabo en las calles de Baijadan. Ian ya nos muestra sus dotes saltando de techo en techo para perseguir al objetivo…

Superamos el inicio con algunos flashbacks, cortes temporales que nos introducen al maravilloso mapa fantástico que aporta, una prueba que nos dice dónde y cuándo estamos. Una trama que nos llevará más allá del Muro que separa al Imperio de la Tierra de Dragones. Las mágicas Torres de Sangre se derrumban bajo los furiosos embates de una fuerza maligna. La Gran Prohibición, el sello que encadena dragonero04las Abominaciones en su mundo oscuro, está a punto de romperse… La sinopsis oficial ya te mete en vereda pero ahora yo os diré que el máximo Alben, ante tanto horror, decide convocar al explorador Ian Aranill, ex oficial del Imperio, junto a su fiel amigo Gmor y los grandes cazadores de dragones; ya que los ve como única opción de prevenir la llegada de las hordas de los Algentes, seres megalíticos y primigenios que sólo desean llevar muerte y destrucción a las tierras civilizadas de Erondàr.

La primera novela gráfica de Dragonero aterriza. Lo mejor de todo es que se presenta en una nueva versión a todo color, enriquecida, ya que esto en sus inicios era un trabajo en blanco y negro. Ahora se nota un trabajo enorme tras cada ilustración; como muestra, la portada inédita de Giuseppe Matteoni. Uno de los aspectos que también demuestran el cuidado diseño de Dragonero, es precisamente la inclusión de peculiaridades del género Fantasy como el enorme mapa del mundo en interiores. Además, como curiosidad, se hizo un trabajo previo. Se creó un blog en forma de diario personal del protagonista, una experiencia narrativa que enriquece aún más la historia, un blog donde admirar bocetos, ilustraciones y prototipos (http://ian-dragonero.blogspot.it/).

dragoneroLa serie mensual de Dragonero comenzó a partir de Orígenes. Después de devorar este tomaco, puedo decir que este proyecto merece mi atención. Los creadores Luna Enoch (Gea, Morgana, Lilith), Stefano Vietti (Nathan Never, Martin Mystère, Spider-Man, Greystorm) y el diseñador Giuseppe Matteoni (primer ilustrador del cómic); me han demostrado una enorme calidad y una historia que se goza en un par de sentadas. Súper recomendado para los amantes de la aventura clásica y misiones a lo Dungeons & Dragons.

Reseña: El Planeta de los Simios. Archivos Volumen 1, de Doug Moench, Mike Ploog, Tom Sutton y VVAA

archivos_planetasimiosHubo un tiempo en que los grandes guionistas le daban a todo tipo de historias de género fantásticos. Y lo hacían con pasión. Esa que hace falta para que las obras luzcan. Autores por entonces prometedores, a día de hoy considerados maestros del noveno arte. Fue en aquellos avanzados años 70, que se auguraban unos buenísimos 80s, en los que dichos autores junto a otros, ponían pasión. Y sacaron adelante una insistente propuesta de Gerry Conway en cómic, una nueva franquicia muy visual como fue todo lo relacionado con El Planeta de los Simios. Una historia distópica que como su título indica, trata sobre un planeta en el que los simios y no los humanos son la raza dominante. Y que como muchos muchos sabéis fue adaptada al cine archivos_planetasimios02en 1968, teniendo un enorme impacto social y generando numerosas secuelas, series de televisión, remakes modernos, pero también varias series de cómics cada vez más alejados de la obra original. Pero chuladas en toda regla. Un caso muy particular como le puede pasar por ejemplo a los cómics de Conan.

Mi amor por la franquicia de El Planeta de los Simios se remonta a más de treinta años atrás. Fueron tiempos en el que casi cualquier guión “de escape” prometía mucho, fantasía e imaginación gobernaba las mentes de los niños, nada era tan fácil como hoy en día. Algunos de mis primeros recuerdos vienen de imágenes de la televisión. Yo era un niño que si pasaba cerca, soltaba el balón de fútbol, avisaba a mis amigos de que no bajaría a la calle y picaba ese anzuelo llamado Sofá+TV+Película. Uno de esos anzuelos fue un final (sí, lo primero que vi fue el final), un final histórico, con un Charlton Heston en una playa…

archivos_planetasimios08Obviamente, quería saber más. Y empecé a encontrar más. Fueron buenos años para eso…, igual que ahora. Buenísimos años para volver a toparnos con sendos integrales que editoriales como Panini Cómic están poniendo en bandeja a ese gran lector nostálgico que viene de un par de décadas de sufrimiento. Debido a no poder encontrar lo que tanto le molaba y se lo llevó el tiempo. O una madre que tiraba cosas…

Ha legado por fin el primer volumen de Archivos. El Planeta de los Simios. Una joyita que arranca con los primeros cómics de la franquicia, donde ya percibes de primera mano la segregación, la intolerancia, archivos_planetasimios04violencia, todo-todito-todo escrito en un cuento de la mano de Doug Moench. Capítulos uno y dos de Terror en el Planeta de los Simios donde los supervivientes y algunos de los protagonistas simios empiezan a conocer ese lugar tan extraño y poco accesible llamado La Zona Prohibida y con ello empezar a pensar en ese cielo carmesí para…

Lo maravilloso de este tomo es que incluye la continuación de la epopeya original de Moench así como la adaptación de la primera película. Así como la verdadera joya de la revista llamada Terror en el Planeta de los Simios. Donde Moench se extendió un poco y concluyó una historia más emocionante y mejor escrita en la que nos presenta a Alexander, un joven chimpancé, y Jason, su joven amigo humano. La historia comienza con gorilas racistas matando a los padres de este último y partir de entonces la trama corre archivos_planetasimios01vertiginosamente entre política, monstruos gigantes, cyborgs, mutantes de la Zona Prohibida y una gran cantidad de nuevos personajes, algunos la mar de atractivos. Con un arte manejado principalmente por Mike Ploog, un ex-asistente de Will Eisner, que ya había dejado su huella en mis amados cómics como fueron Werewolf by Night y The Monster of Frankenstein.

Esta recopilación que edita Panini a través de Boom! Studios, se vuelve un cómic suficiente para entretener a los fanáticos de los simios antiguos y nuevos, ya que toca temas eternos de manera emocionante y de forma entretenida. Aun así, se le escapan a este integral (aunque supongo que se incluirán en próximos tomos), extras que recuerdo que traía la serie como entrevistas a Roddy McDowall, el actor que interpretó a Cornelius en las películas, cartas a la serie de un joven J. Michael archivos_planetasimios05Straczynski, artículos o un enorme encuentro que se hizo con el gran Rod Serling (The Twilight Zone), guionista de la primera película. Detallitos frikis que molan tener.

Sin más preámbulos, esperando con impaciencia el próximo tomo, sobre todo, para ver como empiezan a caer en el campo de batalla héroes y tiranos; un cómic brillantemente concebido y ejecutado que da la sensación de ser el comienzo de algo realmente especial. Recopilado por primera vez y remasterizado en este prestigioso tomo en tapa dura. Novedad indispensable para el buen comiquero y amante de la buena Ciencia Ficción.

Reseña: Kick-Ass, de Mark Millar y John Romita Jr.

kickassA algunas cosas llego más tarde que pronto. Son tantas circunstancias que asumir para los que vivimos tan al día de la información friki que; un colega lo comenta, lees un artículo, en RRSS hablan de ello, casi sin querer te ves en el cine viendo la peli antes de saber que proviene de un libro, cómic o novela gráfica… Cantidad de antecedentes que pueden hacer (fácilmente) que ciertas joyitas casi se te pasen desapercibidas. Hasta que decides leerlo. Obviamente, os hablo de Kick-Ass, del magnífico tándem Millar-Romita Jr., al que llego unos ocho años tarde. ¿Nunca es tarde si la dicha es buena? Pues en este caso sí. Casos en los que rezo a todos los dioses conocidos por que la obra original me innove o tenga algo diferente respecto a la película. A la que por cierto fui invitado a la kickass01promo. ¿Quién dice no a una invitación de cine?

Aun así, como todo en la vida, dentro de lo malo siempre hay algo bueno. Para mí, en este caso ha sido ver como Panini Cómics, acaba de editar la obra recopilada en un muy económico y llevadero formato TPB. Accesible a todo aquel que se precie. Y dentro de lo que ha dado en llamar Biblioteca Millarworld, en su sello Evolution, en el que tienen intención de publicar estas joyitas sueltas del maestro como fueron Kick-Ass y Superior, por lo pronto.

fffffffffffKick-Ass en su día se catalogó de obra descarada, violenta y casi ofensiva para el mundo del noveno arte. El mundo del noveno arte “correcto”, apostillo. Una obra que en tiempos del CC (Cómic Code) hubiera quedado en el olvido. ¿Alguna vez has querido ser un superhéroe? ¿Soñabas con ponerte una máscara y salir ahí fuera a pegar una paliza a los malos? Bueno, pues este cómic es lo que ofrece. Es para todos los que alguna vez hemos pensado qué haríamos en realidad si tuviéramos una pizca de poder para someter a esos insensatos. Una miniserie de ocho números que en realidad me da que estaba pensada principalmente como novela gráfica.

Dave Lizewski es simplemente otro adolescente estadounidense común. Le gustan las chicas, los videojuegos y los cómics. Pero a veces una vida ordinaria no es suficiente. Su transformación en Kick-Ass (lo que mi mente por defecto traduce como “Pateaculos”), es el primer superhéroe de la vida real. Hecho que su alter ego y algunos vídeos de anónimos se encargan de convertir en sensación en Internet. Como suele pasar en el tema viral, el público lo ama y casi que los malos callejeros empiezan a temerle también. O no. O sí, por que no mucho después conoce a un arma letal en forma de niña que se hace llamar Hit-Girl y a kickass03su intimidante compañero Big Daddy. A partir de entonces, las cosas empiezan a ponerse feas de verdad.

Y muy, pero que muy violentas.

Kick-Ass es una historia de superhéroes, pero no como estás pensando. Esto se establece en nuestro mundo, el mundo real, donde la kriptonita, los rayos gamma y las cuevas de murciélagos existen solo en la ficción. Dave es solo un chico normal que de repente se pregunta por qué nadie ha tratado alguna vez de emular a uno de los héroes de sus cómics. En realidad, es una idea muy inteligente y te hace ver su punto de vista: ¿por qué nadie ha hecho esto antes? Por que por muy fuerte que seas, alguna que otra paliza seguramente te vas a llevar. Si no te matan.

kickass02El arte de John Romita Jr. aquí está chulo. Muy acorde al estilo de dibujo que se ven en novelas gráficas largas, calidad y acción. No brilla por su calidad, pero es lo suficientemente atractivo para que el foco se centre en trama y personajes. Que no se te desvíen los ojos antes que nada hacia la estética, como suele pasar en cómics de Jim Lee o Alex Ross, por ejemplo. He leído demasiadas novelas gráficas que están muy bien dibujadas pero que no tienen ninguna sustancia real más allá de eso… ¡Y eso! La historia de Kick-Ass es maravillosa en sí misma.

Lo que os decía que buscaba y me alegró encontrar es que si bien la trama es muy similar a la película en general, el tono es diferente. Es mucho menos estilo peli de dibujos animados maravillosita. No kickass06diría que es mucho menos “seria” tampoco: aquí Hit-Girl no se lanza al ataque de los ninjas con un trasfondo de alegre música rapera que no encaja en tu mente con lo leído. Hay más esencia comiquera. Más miedo genuino, más tortura y más conversación adulta con menos chistes fáciles de instituto. Ni que decir tiene que me enamoré de la Hit-Girl del cómic. Y el final de la historia es ligeramente diferente también. Que más puedo pedir.