Tag Archive for Óscar Garrido

Reseña: El Pasaje, de Justin Cronin

elpasajeCuando en 1897 el irlandés Bram Stoker publicó Drácula, nunca pensó que había creado una de las novelas más relevantes en la literatura de terror. Había nacido un mito: el de los vampiros y con él un nuevo género de horror literario. La historia no había hecho más que empezar, pues hoy son muchas las obras que rinden homenaje bien al personaje o bien al autor, sirvan de ejemplo Soy leyenda, del recién fallecido Richard Matheson, la cual ha sido premiada como Mejor Novela de Vampiros del pasado siglo por delante de clásicos como Entrevista con el vampiro, de Anne Rice o El misterio de Salem’s Lot, de Stephen King entre otras.

Hace poco retomé la lectura de obras de temática de vampiros y tuve el placer de descubrir a John Ajvide Lindqvist, un excelente autor sueco que aporta al género la soberbia Déjame entrar, y a Justin Cronin, con El Pasaje, de la cual les adelanto que los derechos han sido comprados por el director Ridley Scott para ser adaptada a la gran pantalla.

Si bien he de admitir que el principio me resultó un poco lento, no fue hasta la segunda parte, titulada “El año de Cero”, donde el ritmo me pareció frenético, la novela en conjunto es una “pasada”, con mucha acción, suspense y algún que otro susto, todo dentro de un mundo apocalíptico, otro género que devoro con ansiedad y que está en auge en los últimos años. Sin duda alguna El Pasaje, de Justin Cronin se convertirá en otro clásico del terror, si no lo es ya. Estos peculiares vampiros son más conocidos como “virales”, “colillas” o “dragones”.

Pero el origen de esta nueva especie se debe al descubrimiento de una sustancia a cargo de un científico que dirige una expedición que tiene lugar en Bolivia. Dicha sustancia se cree que aumenta la longevidad. ¡Y lo hace! Pero no como ellos pensaban. Ahora el daño es irreversible y la población ha sucumbido al efecto de esa misteriosa materia. No hay vuelta atrás, los supervivientes a la catástrofe no tienen más remedio que huir, esconderse y procurar mantener los generadores eléctricos encendidos durante la noche hasta que se agote la energía, después…

El impacto que causó El Pasaje (Umbriel) fue colosal, Stephen King la catalogó como la novela del año, incluso hizo una llamada telefónica a un programa que estaba emitiendo en directo y donde Justin Cronin estaba siendo entrevistado para felicitarle personalmente. De ella, el autor de Maine llegó a decir: “cada tanto aparece una novela que ofrece una historia fascinante y entretenida con una prosa sencilla y ágil, fundamentada en una imaginación extraordinaria. Este año, los lectores de esas novelas podrán disfrutar de El Pasaje de Justin Cronin. Si lees quince páginas, quedarás cautivado; si lees treinta, caerás prisionero y ya no podrás parar de leer hasta altas horas de la madrugada. Tiene la nitidez que sólo pueden lograr las obras épicas de la fantasía y la imaginación. ¿Qué más puedo decir? Lo siguiente: lee este libro y el mundo cotidiano desaparecerá”.

Más de mil páginas nos ha regalado el autor en El Pasaje.

Reseña: El asesino dentro de mí, de Jim Thompson

El-asesino-dento-de-miHabía oído hablar muy bien de Jim Thompson pero, al igual que con muchos otros autores que con tanta insistencia me han sido recomendados, nunca había leído nada suyo. Hace apenas un mes decidí seguir el consejo que me habían dado y juraría que quienes lo hicieron se quedaron cortos: no es un gran escritor, es mucho más que eso. Ya se ha ganado un privilegiado puesto entre mis autores favoritos.

Durante este tiempo (un mes), he leído tres novelas del autor estadounidense y las tres me han quedado con la boca abierta. Para que se hagan una idea de lo que encontrará en las novelas de este señor (al menos en las tres que llevo me ha pasado), es como si trabajara en una empresa y tuviera acceso a todos los archivos. Usted entra a tal despacho y siempre tendrá la luz encendida, para que pueda ver bien cada detalle. Nada de andar a tientas, en la oscuridad. Esto hace Jim Thompson con sus obras, ser directo a conciencia. Te deja que, bajo tu responsabilidad, indagues en todos los asuntos que conciernen a la trama que tienes delante. Y si no te gusta cómo son tratados algunos personajes o la dureza de su lenguaje, ya has sido advertido de antemano. Este señor no tiene pelos en la lengua, no se corta y llama a las cosas por su nombre, al menos de la forma en la que él lo piensa. Yo me imagino que esto, en la época en que fueron publicadas las novelas, debió causar demasiadas discrepancias entre la crítica. Supongo que el señor Thompson no pasaba muy desapercibido que digamos. O te gustaba o lo odiabas. Me inclino por lo primero, pues escribía como Dios, vaya que lo hacía. Una pena que el estadounidense nos dejara en abril de 1977. Solía escribir novelas más bien cortas, pero directas, entretenidas y con situaciones bastante comunes, eso hasta que todo empieza a retorcerse, para deleite del lector. Sí, gente, me sumo a la Jim Thompson manía. Si ya lo has leído lo entenderás y si no pues, ¿a qué estás esperando? No cometa el mismo error que un servidor y deje pasar durante años las recomendaciones de tantos lectores y amigos. Ya conoce el proverbio: “cuando el río suena, agua lleva”.

Tres novelas, como he dicho, en un mes: Aquí y ahora (Now and on Earth, 1942), 1280 almas (Pop. 1280, 1964) y El asesino dentro de mí (The killer inside me, 1952), en mi opinión la mejor de las tres. En esta ocasión no voy a hacer una pequeña sinopsis de esta obra, al contrario de otras veces, si no que voy a copiar un pequeño texto de esta última para dar veracidad a lo comentado en el anterior párrafo. Bueno y más que nada porque las otras dos novelas las leí en su idioma original, aunque puedo dar fe de que el autor también se despacha a gusto, es igual de directo, sin tapujos. De acuerdo, allá voy. Y que cada uno saque sus propias conclusiones. Advertidos están:

“Los policías juegan a ladrones y los ladrones juegan a policías. Los políticos son predicadores y los predicadores son políticos. Los recaudadores de impuestos recaudan para su propio bolsillo. Los Malos quieren que tengamos más dinero y los Buenos luchan para impedírnoslo. No nos conviene, ¿comprendes? Si pudiéramos comer todo lo que quisiéramos, cagaríamos demasiado. Habría inflación en la industria de papel higiénico…”

Muy sutil, ¿verdad? Como has podido comprobar, Jim Thompson las mandaba dobladas… Y a quien no le gustara pues que no mirase, como suele decirse. A mi personalmente me encantaba este atrevimiento que tenía. Creo que de ahí radica parte de su éxito. Y esto fue en la década de los ’50. ¡Ole tus “tus”, genio!

No me enrollo más, me esperan muy buenos ratos de diversión con este crack de la novela negra. Estoy preparado para lo que se avecina. Voy a seguir gozando del hallazgo.

Reseña: ¡Es la Guerra! Las Mejores Historias de Guerra Militar, de Jesús Hernández

eslaguerraSiguiendo una tónica bastante similar a la de la divertida Las mejores anécdotas de la Segunda Guerra Mundial, anteriormente reseñada en esta misma web, Roca Editorial rescata del olvido ¡Es la guerra! Las mejores anécdotas de la historia militar, escrita también por el autor barcelonés Jesús Hernández y, como digo, reeditada para deleite de todo amante del género bélico e histórico.

Como bien acierta a decir el propio autor en la introducción de esta novela, los conflictos bélicos tienen dos caras inseparables en una misma moneda: el drama y la comedia, algo que, por otra parte, resulta bastante paradójico. Es en este último aspecto, en la comedia, donde el autor decide, acertadamente en cualquier caso, hacer hincapié en la confección de esta obra, si bien el lector encontrará diversos acontecimientos dramáticos a lo largo de la lectura; desde el comienzo de las primeras disputas hasta casi la actualidad, la Segunda Guerra Mundial, o lo que es lo mismo, desde las primeras armas mortíferas de uso primitivo, pasando por utensilios de hierro forjados durante el dominio griego, romano y otros pueblos de la Edad Media, y finalizando por el conocido armamento de fuego, en la Edad Moderna.

Esta obra está dividida en catorce capítulos y en cada uno de los mismos usted podrá encontrar anécdotas tanto divertidas como trágicas, todas ellas curiosas. ¡Hasta un total de doscientas veintisiete!

Descubra la procedencia del adjetivo “espartano”, cuyo origen se remonta a una dura prueba conocida como Oktonyktia, que significa ocho noches. Sepa un poco más de la historia de El caballo de Troya y de un ejército conocido como Los Inmortales.

Averigüe los motivos que llevaron a incumplir las obligaciones militares a Maximiliano, el primer objetor de conciencia de la historia, el hijo de un veterano soldado romano encargado del reclutamiento de soldados. Conozca por qué se celebra el día de San Valentín, una festividad que tiene sus orígenes en la era romana.

Conozca, de primera mano, por qué los habitantes de Rávena no pudieron consumir pescado de las aguas del río Po durante seis largos años o por qué la flor del cardo es un símbolo nacional en Escocia, o explore un poco más sobre el apasionante modo de vida de los vikingos.

Sepa cómo el líder del pueblo mongol, el célebre Gengis Khan, logró cruzar la muralla china situada en la ciudad de Wolohai gracias a un curioso tributo a cambio de la libertad: el regalo de mil gatos y diez mil golondrinas.

Lea cómo algunas de estas anécdotas fueron fuente de inspiración para clásicos como La flecha negra de Robert Louis Stevenson o Drácula de Bram Stoker.

Alejandro Magno, Julio César, Carlomagno, Aníbal, Gengis Khan, Napoleón Bonaparte, el General Patton y un largo etcétera, todos ellos personajes considerados como grandes estrategas durante la contienda, cometieron errores que por astucia o por suerte cambiaron el rumbo de la historia. Hechos insólitos, divertidos y la mayoría de ellos desconocidos para el público están aquí recopilados, en un solo volumen que, mediante una exhaustiva búsqueda, Jesús Hernández nos los sirve en bandeja, embelesándonos, como hiciera aquella bella ciudad romana de nombre Capua al caudillo cartaginés Aníbal, justo al concluir la victoria contra sus habitantes en la conocida batalla de Cannas.

No busque en grandes enciclopedias, en ¡Es la guerra! Las mejores anécdotas de la historia militar están todas esas anécdotas, resumidas y contadas tal cual sucedieron.

Más de doscientas anécdotas similares a las narradas en el anterior párrafo se dan cita en una pieza imprescindible en su biblioteca, directa al grano y sin rodeos. Aquí encontrarás todo aquello que no te contaron en el colegio, así es esta obra que usted no solo no debería perderse, sino que, además, no debería dejar de recomendar. ¡Es la guerra! Las mejores anécdotas de la historia militar es una enciclopedia en tamaño mini, para llevar a cualquier parte y consultar aquel dato que le llamó la atención o para volver a leer todos ellos. El drama y el humor están en su bolsillo, en la misma moneda.

Si disfrutó con Las mejores anécdotas de la Segunda Guerra Mundial, no debería alargar la lectura de esta. Imprescindible.

Reseña: El ladrón de días, de Clive Barker

elladrondediasSupongo que, como a muchos, no me gustan las fechas navideñas. Opino que son días cargados de nostalgia. Pero he de admitir que el día de reyes, donde todos volvemos a ser un poco niños, (o al menos disfrutamos cuando los más peques abren sus regalos), disfruto como un enano más. Tal vez a causa de esta añoranza de mi tierna juventud, siempre tengo un libro “infantil” en mi mesilla durante esta época. En esta ocasión un relato extenso, casi una novela corta, de Clive Barker titulada El ladrón de días , escrito en 1992 y publicado en castellano por Grijalbo en 1993. Sí, ese autor que suele asustarnos con seres que parecen haber salido del mismísimo averno, de ahí que la palabra infantil esté entrecomillada, pues este pequeño relato tiene un ligero toque de terror.

He elegido esta lectura para estas navidades por simple recomendación de un ávido lector y entendido en la materia a la par, si bien antes ya lo había leído en inglés en formato cómic. Son muchos los lectores a los que el señor Barker no es santo de su devoción debido, tal vez, a esa peculiar forma tan suya de enfocar el terror. Para mí es todo lo contrario, me han gustado todas y cada una de sus novelas. Es diferente, descriptivo y macabro, muy macabro. A veces, todo hay que decirlo, puede resultar un poco estrambótico.

Pero precisamente esos son los escritos que más me gustan del autor, especial mención requiere su gran desenvoltura sobre ello en el cuento corto. Su antología Libros sangrientos no tiene desperdicio alguno y todos sus relatos son altamente recomendados.

En El ladrón de días he encontrado una prosa diferente de todo lo que había leído del autor, y no por menos interesante. De hecho, recomiendo su lectura a todos aquellos a los que hayan disfrutado de obras como el cuento “infantil” Hansel y Gretel, Momo, de Michael Ende o la excelente recopilación de Roald Dahl titulada Historias extraordinarias, cuya serie aún sigue estando entre mis favoritas de todos los tiempos en cuanto a género fantástico.

Y fue precisamente viendo la película de Momo cuando recordé este excelente cuento de terror, pues en ambas historias el protagonista principal es el tiempo… o el robo del mismo.

“Harvey tiene diez años y desea que pase pronto febrero, un mes que considera muy aburrido y sin fiestas. En ese momento conoce a Rictus, un simpático personaje que pondrá fin a su problema llevándolo a la casa del señor Hood, un lugar donde siempre brilla el sol, todos los días son primaveras y todas las noches se celebra Halloween o las Navidades, todo con nieve incluida para, poco después, al despertar, amanecer nuevamente bajo un cálido y radiante sol. Por si esto fuera poco, la señora Griffin, la cocinera de la casa, siempre está dispuesta a cocinar para los niños del hogar el plato que deseen. Poco a poco, Harvey comienza a sospechar del lugar, le parece tan perfecto que no puede ser real. Cierto día, investigando por los alrededores, se da cuenta de que no es posible escapar y de que un día en este fabuloso lugar es como un año en la vida real. Cuando consigue, por fin, regresar a su verdadero hogar, han pasado treinta y un años, sus padres apenas lo reconocen, pese que para él apenas han sido unos cuantos días. Angustiado por el suceso, decide regresar a la casa del señor Hood para liberar a todos los niños y…”.

Reseña: Pacto al filo de la medianoche, de Víctor Blázquez

pactoalfilodelamedianocheEn un evento literario que tuvo lugar hace unos años en Madrid coincidí con el señor Blázquez, de quien había dado cuenta de su buen hacer en este oficio después de haber concluido recientemente su primera novela publicada: la primera entrega de una trilogía de género Z titulada El cuarto jinete. Su prosa me pareció directa, apenas estaba asimilando lo que había pasado en el anterior capítulo y ya tenía otra sorpresa más que digerir en el nuevo. La acción era trepidante, sin respiro. El corazón me latía a mil por hora, ansioso por descubrir lo que había detrás de la siguiente página.

No era solo como ver una película en 3D, era como formar parte del elenco principal.

Recuerdo que algo parecido le comenté a Víctor aquel día. Además, varios de los presentes me confirmaron esto en un evento posterior, “que el autor se lo curraba mogollón”, “que llegaría lejos en este mundillo” y otros buenos calificativos y argumentos a su favor. A consecuencia de todo esto, no me resulta extraño que, poco tiempo después de dichos sucesos, el autor cuente con seis novelas publicadas hasta la fecha, la última, la que recién he cerrado sus páginas: Pacto al filo de la medianoche: Tomen nota de este drama con un pequeño elemento fantástico y añádanlo a su lista de pendientes, pues, al igual que me ocurrió con la citada trilogía, esta es una novela donde no dejan de pasar cosas y el entretenimiento está garantizado.

Pacto al filo de la medianoche (Editorial Base, 2015), es una historia muy dura cuya narración se centra en los terribles sucesos por los que ha tenido que pasar la vida de Hugo Smith, su protagonista. Desde una inocentada infantil ocurrida en las vías del tren y que cambia el curso de su vida, pasando por la repentina e inesperada muerte de su esposa y concluyendo en un final que hace que el ritmo cardíaco suba a unas peligrosas pulsaciones. Y en medio de todo esto se encuentra Alejandro Bernet, un enigmático personaje que no estaba invitado a la fiesta y que después de oír la historia de Hugo entre tragos de whisky en la barra de un bar, hará de puente entre el pasado, presente y futuro de esta novela.

El vínculo que se ha abierto entre estos dos personajes recorrerá caminos peligrosos. Solo uno de ellos puede conseguir su objetivo y salir indemne de un peligroso pacto que está a punto de ser sellado. Una relación a consecuencia de una breve charla va a dar origen a una invocación y rebasará la frontera de lo hasta ahora conocido en el mundo sin rumbo en el que vive Hugo.

Leyendo las notas finales del autor, me ha sorprendido el largo camino que ha tenido que recorrer Pacto al filo de la medianoche hasta su publicación (tanto o más largo que el que hace el propio Hugo en el devenir de la historia), pues opino que engancha desde la primera página y entretiene en su totalidad.

También he de hacer mención a los constantes guiños que el autor brinda a la obra de Stephen King, ya sea directa o indirectamente. Sé que sois muchos a los que os interesa este tipo de referencias, razón de más para mencionarlo. Quizás todo esto sea ka y todos formemos parte del mismo del ka-tet, no lo sé. De lo que sí estoy seguro es de que esta es una buena historia para leer, tan dura y cruel como las que el maestro publicó en Todo oscuro, sin estrellas. Y si que te gustaron todas ellas, esta lo va a hacer igualmente.

¡¡¡Feliz Lectura!!!

Reseña: American psycho, de Bret Easton Ellis

americanpsychoSer reseñador me ha dado la oportunidad de conocer géneros literarios que en un principio jamás pensé que leería. Antes de que aceptara este oficio, siempre había inclinado la balanza a favor del género fantástico, ya saben, el terror, la fantasía y la ciencia ficción, para quienes aún desconozcan lo que engloba este estilo; y tan solo en puntuales ocasiones había abogado por otros temas narrativos tales como la novela negra o el histórico. A día de hoy, ambos han pasado a formar parte de mi interés personal a la hora de elegir una lectura. Nunca me he atrevido, por ejemplo, con la novela rosa, o romántica, como guste llamarla, ni con la poesía.

Uno de ellos, sin entrar en detalles, no es santo de mi devoción, el otro, simplemente, no ha surgido la oportunidad. Para mi asombro, doy fe, en cierta ocasión me atreví incluso con una antología de relatos eróticos… ¡Y me encantó! Tanto es así que prometí volver a leer algo relacionado con un tema que parece estar censurado y que, no obstante, forma parte de la naturaleza y del comportamiento humano. Y heme aquí, volviendo a este intrincado tema, como dije que haría. Estoy de acuerdo con usted, si es que ha leído esta novela, en que no se trata de erotismo, sino que más bien podríamos llamarlo porno, por decirlo suavemente, pues algunos pasajes de American psycho son de auténtico sexo sucio, sin amor. Guarreridas españolas, ya me entienden.

Los detalles me los ahorro.

También estará de acuerdo conmigo, querido lector, en que realmente al género literario que pertenece esta obra es el de ficción. Y, aunque puede parecer una sorpresa para muchos, esta novela se convirtió en un boom literario a principio de los noventa. Su particular estilo narrativa convirtió a Bret Easton Ellis uno de los autores más populares del momento. Y así sigue, encaramado en un privilegiado puesto de ventas cada vez que una novela suya ve la luz.

American psycho es una novela tan maravillosa como paranoica, donde se refleja la atormentada vida de Patrick Bateman, un adolescente de veintiséis años, amable, educado, rico, afortunado con las mujeres,  amante del J&B y con un trabajo digno que ni siquiera necesita. Pero detrás de esta apacible persona se haya un monstruo sin escrúpulos, un asesino de vagabundos y de todas aquellas personas que simplemente le molestan o le caen mal.

Cargada de un inteligente humor negro, American psycho es una sátira hacia una alta sociedad sin escrúpulos. Una pieza brillante que no debería faltar en su biblioteca.

Debido a la extrema dureza de su lenguaje y de varias de sus acciones, en ocasiones el lector se verá tentado a cerrar el libro para digerir lo que está sucediendo, incluso se sentirá atraído por un frenético deseo de dar por finalizada la lectura. Es un aviso, las escenas de este libro pueden (y lo hacen) herir la sensibilidad de algunas personas.

“Brutal”. Esta podría ser la palabra que mejor definiría a esta obra.

Un consejo: No abandone esta maravillosa obra de arte, si ha llegado hasta aquí, ¿por qué no dar un paso más?

Reseña: Jonathan Strange y el Señor Norrell, de Susanna Clarke

jonathanstrangeyelseñornorrellEsta novela era como un sonsonete en mi cabeza que no dejaba de repiquetear. El hecho de no haberla leído antes fue por motivos ajenos a su longitud: más de mil páginas. Hacía muchísimo tiempo que no leía una obra tan extensa, pero ese no era el motivo de mi distanciamiento hacia con ella. No me asusta el volumen y más aún sabiendo, por recomendación, que la calidad estaba garantizada. Pero, por desgracia, cada vez que quería echarle mano aparecían otros compromisos editoriales o de otra índole y la lectura se prolongaba durante más y más días.

Jonathan Strange y el señor Norrell se trata del debut literario de la autora británica, Susanna Clarke. ¡La madre del cordero qué pedazo de debut! Esta joya de la literatura fantástica cuenta con numerosos premios, entre ellos el Premio Hugo a la mejor novela, en el 2005, ese mismo año también se alzaría con el Premio Locus a la mejor primera novela y también sería galardonada con el Premio Mundial de Fantasía a la mejor novela. En el 2006, además, estuvo nominada al Nebula, en la misma categoría y un largo etcétera. La carrera de la escritora no ha hecho más que empezar y ya es toda una referente en el mundo de la Fantasía. ¡Impresionante!

La novela está dividida en tres partes y se ambienta en el siglo XIX, en plena guerras napoleónicas, por lo que combina personajes de ficción con los históricos. Hasta 185 notas de página se permite el lujo de hacer la autora para quedar todo más claro, sobre todo porque su jerga emplea muchas palabras en desuso en el inglés actual.

Es una historia que me ha encantado, su magia me ha atrapado y casi he sido uno más de sus personajes. Los pasajes que tienen lugar en Desesperanza son una maravilla y su villano, El caballero del pelo como el vilano del cardo, me ha calado hasta las entrañas, al igual que los dos protagonistas de esta historia: los magos Jonathan Strange y el señor Norrell. Sería incauto por mi parte obviar a Vinculus, esa especie de vagabundo cuyo cuerpo es una novela; al misterioso y majestuoso al mismo tiempo, Señor Cuervo. Y, por supuesto a las damiselas: lady Pole, Flora y, especialmente, Arabella, la esposa de Jonathan Strange.

En mi opinión, esta es una novela de la que el mismísimo Charles Dickens estaría orgullos de haber escrito. Además tiene ese toque a lo Neil Gaiman que tan buenos resultados ha dado para el público. También hay quienes la comparan a Jane Austen. Aquí no puedo opinar, pues no leí nada, pero lo que tengo claro es que, si te gustan estos escritores, o similares, no lo dudes y hazte con Jonathan Strange y el señor Norrell. No te arrepentirás.

Al parecer, la autora está trabajando con los supervivientes de esta historia. ¿Posible secuela? Ojalá sea así. El final quedó abierto y una nueva historia clama a gritos ser contada. Oh, my god, creo que empieza de nuevo ese sonsonete del que hablaba al principio de esta reseña. Esta vez, prometo, no retrasar tanto la lectura.

¡Joya literaria, gente!

Reseña: Los que sueñan, de Elio Quiroga

los-que-sueñanLa cabaña donde vive Dante, su esposa, Dana y su hijo, Justin, tiene ni más ni menos que ciento cincuenta metros cuadrados por cada una de las tres plantas. Su interior es acogedor, pues dispones de todas las comodidades habidas y por haber y sus vistas parecen un lugar de ensueño, como si el edificio fuera fruto de la imaginación de un escritor de fantasía: ubicada en las cercanías de una ladera de la montaña donde se puede disfrutar de un paisaje verde durante gran parte del año, salvo cuando, durante un par de veces al año, la nieve cubre el manto de hierba.  Un hermoso camino conduce hacia un sombreado bosque de castaños y otros árboles, el cual se encuentra separado por dos cordilleras. Otra bifurcación se abre paso hasta una fuente natural de agua. Al lado de la montaña hay una pequeña cueva. Vivir en este precioso lugar es un regalo cada día para los ojos. Es el lugar idóneo para todo aquel que disfrute del silencio, la paz y el campo.

Dante es ebanista y disfruta de su trabajo, de su familia y de todo lo que lo rodea. No le puede pedir más a la vida. Todo marcha sobre ruedas hasta que cierto día su hijo tiene una pesadilla y, a consecuencia, todo va cuesta abajo… y sin frenos.

Cierto día, poco después del sueño de Justin, Dante descubre una pequeña grieta en la cocina, allí donde ambas paredes y techo se unen. Y, como la curiosidad mató al gato, Dante se decide a inspeccionar qué es lo que hay detrás de esa concavidad… y, entonces, será demasiado tarde, pues lo que ven sus ojos es un abismo que escapa a su comprensión y tanto él como su familia sufrirán las consecuencias…

Esta es la primera de las tres partes de las que constan Los que sueñan. Podría decirse que es la parte más escabrosa de la novela. A partir de aquí empieza la ciencia ficción que es realmente al género al que pertenece la obra. Y es desde este punto donde todo comienza a volverse un tanto confuso para el lector, que se preguntará qué está pasando, el por qué este giro argumental por parte del autor, si bien, ansioso por conocer más detalles y aclarar todo el asunto, verá pasar las páginas a velocidad vertiginosa, deseando, como digo, conocer el desenlace. También es a partir de este momento donde la prosa se vuelve más técnica, algo a lo que me tiene acostumbrado el señor Quiroga, quien parece haberle cogido gustillo por retorcer la trama, para bien, siempre para bien, no me malinterpreten.

En esta segunda parte, el autor amplia su imaginación y nos obsequia con toda una serie de detalles y conocimientos acerca de experimentos programados por ordenador, memorias relacionadas con el espacio-tiempo y una nueva forma de vida que no tiene desperdicio. Una pena no poder hablar un poco más de todo esto, pues me temo que caería en los temidos spoilers y más de uno se me lanzaría a la yugular. Y si no puedo obsequiaros con una sola palabra sobre la segunda parte, de la tercera mejor ni hablamos. Pero me voy a mojar con algo que a usted, querido lector, tal vez pueda interesarle. Algo que yo no he hecho. El autor brinda un pequeño homenaje a la novela de John Updike, La versión de Roger. Pese a haber leído varias obras de él, esta no fue una de ellas y, aunque no es necesario leerla, puede que sea bastante recomendable hacerlo. Lo que no me ha extrañado ni un pelo es que la editorial Planeta haya concedido a este Los que sueñan el Premio Minotauro 2015. Muy, muy merecido.

He tenido la suerte de haber seguido los pasos de este director/productor/escritor canario y poseer en mi estantería varios DVD y novelas suyas. Sé, por decirlo de alguna manera, con quién estoy tratando, a quién estoy leyendo o viendo sus películas. ¡Si hasta el mismísimo Stephen King le felicitó por su Dollar Baby (cortometraje para quienes desconocen el término) Servicio a domicilio, el cuál está basado en un relato del maestro de Maine, producido por Guillermo Del Toro y cuya banda sonora es ni más ni menos que REM! ¿Y qué decir de sus films? Fotos, La hora fría y No-Do. ¡Espectaculares!  Así como sus novelas El despertar, Los códices del Apocalipsis e Idyll… Sin palabras, gente. Elio Quiroga es otro de esos genios que parece convertir en oro todo lo que toca, como sin duda me ha vuelto ha demostrar con su obra más actual, Los que sueñan.

Genio y figura.

Léanla… y después hablamos.

Reseña: Revival, de Stephen King

revival“Poco después de instalarse en un apacible pueblo, la familia del Reverendo Jacobs sufre un trágico incidente que hará que su vida cambia drásticamente. Con la fe perdida, Charles Jacobs comienza a realizar experimentos en ferias ambulantes y espectáculos similares mediante el uso de la energía eléctrica. Pero sus experimentos son puestos en entredicho por Jamie Morton, un hombre a quien conoció durante su infancia mientras jugaba con sus soldaditos de juguete. Ahora, Jamie no duda de que, el antes Reverendo, está usando a personas humanas como cobayas con sus controvertidas maneras de curar a los enfermos, pese a que los resultados son, en la mayoría de los casos, positivos. A medida que transcurren los años, Jamie se ve obligado a probar de su propia medicina y poco después se da cuenta de que él mismo está siendo una manipulación de los experimentos que el señor Jacobs ha llevado a cabo a lo largo de su vida…”

Hay personas que han nacido para ser escritores, como es el caso de Stephen King. No hay que ser un cerebrito para darse cuenta de ello. Basta con leer cualquiera de sus novelas, incluso la menos valorada por la crítica y/o el público, para saber que es un perfecto narrador de historias y un creador de personajes especial, casi diría inigualable.

En Revival, la última novela hasta la fecha publicada en castellano por la editorial Plaza & Janés, King vuelve a poner el listón muy alto con otra gran obra, probablemente la más oscura de su carrera, y añadiendo más personajes entrañables a su ya extensa lista, como es el caso del mencionado Reverendo Charles Daniel Jacobs.

En esta, su más reciente publicación en castellano, King me ha deleitado con uno de los comienzos más tristes de todos cuantos he leído de su propia obra. Me ha enternecido hasta más no poder para después hacérmelas pasar canutas con un cambio brusco en la personalidad del Reverendo Jacobs. Una persona amable y considerada con los suyos y con quienes les rodea, que se mete rápido en el bolsillo al lector, cae muy bien pero que, debido a un trágico suceso, se sume en un dolor tan profundo que su vida cambia drásticamente hasta casi llegar a hacer un pacto con el diablo y que pase de héroe a villano apenas sin que el propio lector se de cuenta.

A los más Kingnianos, los Lectores Constantes, tal vez les venga a la memoria lo que le sucedió al Padre Callahan después de esquivar la muerte a manos (¿o debería decir colmillos?) de Kurt Barlow, el vampiro que pone patas arriba un apacible pueblo llamado Jerusalem’s Lot y cuyo desenlace del párroco conocemos tres décadas después en la excelente saga de La torre oscura. La historia del Reverendo Jacobs es, si cabe, más triste aún, pues los hechos que desencadenan su cambio de actitud, su pérdida de fe, hacen estremecer incluso a la persona más devota.

Cuando Michael Anderson ha de enfrentarse a André Linoge, ese misterioso extraño que, de manera imprevista, aparece en la pequeña isla de Little Tall en la novela La tormenta del siglo, el lector sabe desde un primer instante la naturaleza de este ser demoníaco. Charles D. Jacobs, al igual que André Linoge en la citada obra, solo tienen un objetivo: conseguir a toda costa lo que quieren, aunque para ello deban sacrificar algunas vidas por el camino. Es Jamie Morton quien, tiene que tratar de poner fin a los terribles experimentos que hace el Reverendo Jacobs. Para ello tienen que transcurrir tres décadas y sufrir su propio tormento personal, una vida marcada por diversas tragedias familiares y un profundo problema con las drogas.

Con esta novela, King ha querido rendir homenaje a varios escritores que cambiaron su vida, así cómo tributar a ciertas bandas de rock’n’roll que igualmente lo hicieron.

Revival tiene ese regusto terror gótico al estilo de Lovecraft y al clásico Frankenstein, de Mary Shelley, a lo largo de casi toda su extensión y que va creciendo, en sus páginas finales sobre todo. Tanto Victor Frankenstein como el Reverendo Jacobs desconocen el inmenso poder que posee la electricidad… y sus terribles consecuencias.

Reseña: La caricia de Tánatos, de María José Moreno

lacariciadetanatosAsí, a bote pronto, me vienen a la memoria varias trilogías de thriller psicológico que me tuvieron enganchado durante varios años, esperando la continuación de cada volumen como si me fuera la vida en ello.

Con La caricia de Tánatos, la primera parte de la Trilogía del Mal, se han despertado en mí sentimientos encontrados. Lo mejor del asunto es que sé cuándo serán las fechas que la editorial Versátil tiene estipuladas para sus publicaciones. Tomen nota: El poder de la sombra, la segunda entrega, verá la luz en marzo del 2016 y el ciclo se cerrará en septiembre de ese mismo año, con La fuerza de Eros, la tercera y definitiva parte. Aún queda mucho para ver el desarrollo final de la historia, pero al menos puedo tener una nota recordatoria en mi agenda.

En La caricia de Tánatos no hay lugar para el aburrimiento, al tratarse de varias historias, la que les ocurren a los personajes de la novela, la sucesión de acontecimientos está garantizada. No hay un solo capítulo donde deje de pasar algo digno de mención. Esta sinopsis es un pequeño avance de lo que encontrarán en ente maravilloso thriller psicológico:

“Mercedes Lozano es psicoterapeuta y es la protagonista de esta historia. A lo largo de su vida ha tenido que ayudar a numerosos pacientes ajena a que la suya propia va a dar un vuelco insospechado. Ahora es ella quien requiere de minuciosos cuidados, pues alguien parece estar a su acecho, acosándola mediante llamadas sin voz a su móvil. Tan sólo el sonido de una respiración es cuanto puede oír tras el aparato.

Criada en el seno de una familia donde nunca se ha visto aceptada por su propia madre, Mercedes está a punto de sufrir en sus carnes toda la maldad que durante años ha intentado apaciguar a las personas que a diario acuden a su consulta…

Marta es la secretaria de Mercedes y una de sus mejores amigas. Se siente un poco avergonzada cuando decide contarle que su piensa que su hijo Enrique está metido en problemas, pues le ha robado dinero de su cartera. Justo después de finalizar una de las sesiones de recuperación, Enrique es atropellado intencionadamente por un coche que se da a la fuga…

José Luís dejó plantada a Mercedes pocos días antes de la boda que tenían planeada. El joven confiesa haberle sido infiel con Clara, quien por aquella época era la mejor amiga de Mercedes y a la que ha quedado embarazada. Diez años después y con el asunto todavía presente en el recuerdo de la psicoterapeuta, José Luís se presenta en la oficina solicitando la ayuda de Merche. Clara ha empezado a enloquecer y teme por la seguridad de todos los miembros de su familia…

Marina es una joven despampanante cuya vida es un ir y venir de problemas. En primera instancia tuvo que soportar las palizas que Jaime le proporcionaba y que la obligó a terminar en la consulta de Mercedes. Las sesiones la han ayudado mucho. Ahora trabaja para una Inmobiliaria y ha conocido a Marcos, la persona perfecta para ella, su medio limón, el hombre que cree ser el amor de su vida. Si no fuera por el estado de salud de su madre, podría decir que su vida ha tomado el rumbo correcto. Pero a veces, simplemente, las apariencias engañan, como bien le aconseja su psicoterapeuta…

Miguel es una persona cuyo pasado es parecido al de Mercedes: un desafortunado y triste suceso que el lector descubrirá por sí mismo, hace que las relaciones con su padre no sean cómo debieran ser. Quizás por esa razón ha conseguido entrar tan fácilmente en la vida de Mercedes y ha logrado conquistar su corazón. Ambos coinciden en que su relación ha de ir con calma, sin prisas…”

Lo dicho, el lector no tendrá un solo momento de respiro. Ya avanzada la lectura, en un momento el lector puede llegar a pensar que ya ha llegado a la conclusión de la historia y que el resto es tan sólo relleno, pero María José Moreno se saca de la manga algo con lo que no pensábamos. Fue una sorpresa muy agradable encontrarme con ese giro del argumento. Sin desvelar nada más, esta primera parte es tan solo la base de la cimentación de una novela que se erigirá como un colosal edificio. Además, es una obra que funcionaría muy bien en pantalla grande o como serie televisiva. Si la leen no será necesario recordarles que anoten las fechas de publicación de las siguientes partes. NO es necesario decirles que disfruten, si les gusta el thriller con tintes psicológicos, sé que lo harán.