Tag Archive for ECC Ediciones (DC Cómics)

Reseña: Aquaman. Guerra por el Trono, de Geoff Johns, Bedard, Reis, Pelletier, Woods y Pérez

Sabíamos que esto pasaría. Y quizás nos gusta que pase. Sale un peli nueva, nos ilusionamos y queremos leer en que cómic o novela se basa. O en mi caso, al revés; voy a ver la peli, digo esto me suena, y entonces recuerdo en qué cómic o novela se basa. O una mezcla de todo eso y el caso es que quieres vivirlo en formato cómic. Bien, pues por si no lo sabíais ya, el nuevo film de Aquaman se inspiró en El Trono de Atlantis, una historia que vuelve a reeditar ECC Ediciones en este llamado Aquaman: Guerra por el Trono. Donde el chico de oro de DC Comics, Geoff Johns, prueba cositas para un nuevo gran nuevo universo. La Liga de la Justicia, es uno de los principales puntos de referencia y por tanto hay que seguir sus hazañas. Cuando el nuevo reboot fue lanzado por primera vez en 2011, Johns fue emparejado con la súper estrella Jim Lee. La idea, era relanzar el grupo de superhéroes más potente de DC y volver de nuevo sus aventuras a la conciencia del público lector. El resultado fue un tomo ruidoso y lleno de acción como el que os reseño hoy. Aunque Jim Lee dejó la cabecera antes de comenzar con la edición #13 (sus motivos tendría), el argumento sigue siendo envidiable respecto a otras historias.

Encontramos entonces un tomo que vuelve a introducir a un personaje, tal vez, uno de mis villanos favoritos. Y digo tal vez, pues Aquaman se ha convertido en un personaje con dos caras. Al principio, fue el típico superhéroe enamorado y alto señor, seguidor de la justicia por encima de todo. Pero el paso de los años le han azotado ferozmente; perdió un hijo, pudo hacer algo para salvarlo, cambiaron las tornas en Atlantis de donde pasó a ser Rey a prófugo… En definitiva, ya nada es lo que era. Y desde el previo a Flashpoint hasta ahora, Aquaman es un tipo al que hay que tener respeto… Por no decir miedo. Como contrapartida, también es un personaje del que todo el mundo se ha burlado. Hecho que se puede ver constantemente en la serie The Big Bang Theory. Se alega un héroe bastante infantil, un hombre que vive y hace sus “necesidades” en el mar y habla con los peces… Aquaman es un superhéroe del que mucha gente se burla y Johns cogió eso y le dio la vuelta. Ahora la nueva cabecera se ha convertido en éxito de críticas y ventas. Ya que a manos del guionista: va a demostrar al mundo su valía. Y la leña que da cuando una mosca le roza la oreja.

El Trono de Atlantis supone un antes y un después. Después de leerlo se ve claramente como todo lo ocurrido aquí va a tener grandes repercusiones en demás series. El guionista ha consiguió que la serie Aquaman fuera una de las más aclamadas del relanzamiento de DC, y el personaje vuelve a tomarse en serio. En la historia, creyendo que Atlantis está bajo ataque, el Rey Orm declara la guerra al mundo de la superficie. La lealtad de Aquaman se debate entre su hermano y la Liga de la Justicia, mientras que el segundo grupo se encuentra abrumado, al ver como la costa este de USA es tragada, literalmente, por el océano, y ven como las tropas reales atlantes marchan contra la humanidad. La aparición de la Liga de la Justicia es de vital importancia para intentar frenar el ataque de los atlantes. El papel como mediador de Arthur (Aquaman) se hace súper importante. Y como no soy propenso a destripar tramas tan interesantes y bien resueltas en un sólo tomo como ésta, pues…

El Trono de Atlantis es una de esas buenas sorpresitas del cómic que vuelve a estar disponible en librerías. Contiene un buen plantel de personajes del universo de DC, tanto héroes como villanos y unas splash-pages impresionantes. Un poquito de avance en la relación amorosa entre Superman y Wonder Woman, con aparentes celos de Lois Lane incluidos. Acompañado por el espectacular dibujo de Ivan Reis y otros artistas de renombre como Paul Pelletier, Pere Pérez y Pete Woods; aquí Aquaman se verá forzado a tomar decisiones que marcarán su vida. Afortunadamente, Geoff Johns continuó en aumento de creatividad. Es lo que ocurre cuando un buen autor tiene mano libre en crear crossovers. Diseña joyitas como El Trono de Atlantis.

Sí, has leído bien, Aquaman ahora es una estrella, un portento físico mezcla de nuestros dos más grandes elementos, una rehabilitada franquicia, un momento que muchos deseábamos e incluso suponíamos que con buenos autores y tiempo, pasaría. Siendo bueno que además se empezarán a editar grandes sagas del personajes, algunas ya han llegado como el magnífico Aquaman, de Peter David, que estoy loco por empezar a leer. En El Trono de Atlantis se produce el primer gran cruce entre ambas colecciones. Las fricciones en la relación de dos hermanos como Aquaman y Orm, un punto a tener muy en cuenta. Un toque de drama interesante y un punto crucial tremendo.

Reseña: Flash. Relámpago Expansivo, de Mark Waid, Augustyn, Pelletier, Rouleau y Kolins

Mark Waid tomó las riendas del tercer Velocista Escarlata en 1992. Su etapa, cuya recuperación sigue adelante en el presente volumen, es la continuación de Nacido para Correr, El Regreso de Barry Allen, Impulso, Velocidad Terminal, Punto Muerto y Deudas Infernales. Es hoy una de las más recordadas etapas del personaje. Una gloriosa época del héroe que devoro con hambre, como el niño que fui, que llevo dentro y que jamás hasta ahora, había conseguido leer todos estos sucesos en continuidad.

Lo cuento, no hay problema, en casa somos fans de la serie de TV de Flash. My family ve entusiasmada cada capítulo. En mi caso, la veo de reojo a la espera de que no puedan estropear nada de lo que leo, pues si algo tiene de bueno tiene esa serie (que ya va por su 5ª Temporada), es que desprende comiqueo y mucho del Flash de Mark Waid. Se huele que los guionistas de la serie tienen muy al tanto el Universo DC en el que se mueve-desliza-flota-vuela dicho Velocista Escarlata. En ocasiones, mola ver como introducen y lo bien que están representados algunos villanos. Actualizados sus trajes y bien hechos dentro del presupuesto…, un pijama así como así desmerece y eso hay que tenerlo muy en cuenta. ¿De ahí su éxito? No. Pero si se ha tenido como referencia la serie regular de Waid, donde os aseguro, estoy encontrando cantidad de paralelismos; entonces, es bien.

Flash: Relámpago Expansivo contiene del #142 al #162 de la serie original, números publicados entre 1998 y el 2000. Época en la que Mark Waid (Kingdom Come, entre otras muchas) se asoció con el escritor Brian Augustyn (Gotham a luz de gas) y el dibujante Paul Pelletier (Aquaman) para poner punto final a su relación con el Velocista Escarlata. Un vertiginoso final que despeinará y hará saltar lágrimas al más pintado, debido a la carrera contrarreloj en la que está inmiscuido Flash en estos momentos.

Relámpago Expansivo comienza con un intrépido número donde Wally West “vuela” en dirección a la vicaria a casarse con Linda Park, cuando de pronto su línea temporal se desvanece y su novia se esfuma del altar ante los ojos de todos. Corre por detrás una trama, o mejor dicho un tipo con muy malas intenciones: destruir la vida de Wally West y atacar a todas las personas importantes para él, es su misión. Es alguien de color azul cobalto… un villano que tendrá un impacto duradero y devastador en la vida del futuro Flash. Además de ser un tipo que tiene relación con el gran Barry Allen, por lo que Wally West recluta a Max Mercury, Jay Garrick, Jesse Quick y también lo intenta con Barry “Impulso” Allen. Necesita ayuda para recuperar al amor de su vida, viajar en el tiempo e investigar no es fácil para alguien que jamás tuvo tal problema. Complicándose todo, pues tiene que evitar además que dos Flash futuros sucumban ante la gema mística de Cobalto Azul.

Después de dichos eventos viene en este súper tomo uno de los arcos argumentales largos que más he disfrutado de Mark Waid. Por que es dicho autor en estado puro. Y es el mismo que da nombre al volumen. Relámpago Expansivo (Chain Lightning) es una trama de seis números que descubre un enorme secreto que nadie espera y… Y QUE NO DIRÉ AQUÍ. Pero os adelanto ya que ni siquiera Wally West lo espera, y tiene mucho que ver con mi amado Barry Allen. Malcolm Thawne (Cobalto Azúl) sigue en el centro de la idea y Wally también descubre que entre ahora y el Siglo XXX, dos destellos caerán, que el Mal gobernará a pasos agigantados si no se dedica a avisar a a los Destellos de cada generación. Y de salto en salto, va reclutando a los mejores.

Aventuras de viajes en el tiempo por doquier, con conexiones lógicas y tramas que cierran bien. Estrellas invitadas e inesperadas como Robin o alguien que no veía hacía tiempo como Aqualad. Evitar la invasión del país por parte de una desatada Gorilla City. Kid Flash descubriendo que Gorilla Montague no es enemigo. Un nuevo logotipo, un nuevo traje y un nuevo e inspirador villano. Deseos de luna de miel en Venecia…, pero no tan relajante como uno puede esperar.

Mark Waid diciendo adiós por todo lo alto.

Reseña: Batman. El Cáliz, de Chuck Dixon y John Van Fleet

Una nueva y curiosa aventura de nuestro héroe favorito con un dibujante que utiliza una técnica la mar de original. Eso he encontrado en Batman: El Cáliz. Un solo tomito, un solo ejemplar en el que Chuck Dixon hace lo que mejor saber hacer y John Van Fleet crea un dibujo diferente e inesperado para mí, ya que no lo conocía. Una historia que con tan solo una frase potente, hace que ascienda el interés por leerla. Dice así: «El hijo de Thomas Wayne recibe un misterioso paquete que lo convierte en el objetivo de los villanos más peligrosos del mundo». ¿Thoma? ¿Bruce? ¿En qué punto estamos?

La religión es un área en la que los cómics siempre han tergiversado. Los personajes son agnósticos o devotos, como si no hubiera ningún punto intermedio. Batman es, en muchos aspectos, un personaje que podría estar bastante versado en el conflicto religioso. Sin embargo, ese nunca fue realmente el caso del orejas picudas ya que la religión ha sido casi inexistente en los mitos de sus historias. Eso hace que una historia sobre el Santo Grial sea cuando menos, atractiva.

El Cáliz nos cuenta como Bruce Wayne aparece en una larga lista de guardianes del Grial. Un día recibe un paquete dirigido a su padre. El contenido es la famosa copa. Batman examina de forma inmediata la famosa reliquia en busca de alguna evidencia científica de su veracidad espiritual. Lo que casi le está convirtiendo, o al menos se le ve profesando, ser un creyente de Cristo. Y no hay nada de malo en que Batman sea cristiano, pero gracias a Dixon vemos que esto es de alguna manera un secreto oculto que no conocíamos. ¿Batman creyendo en un poder superior? Respuesta: Nadie imaginó nunca antes algo así.

Escrito por el veterano Chuck Dixon, El Cáliz no es un cuento de Elseworlds (Otros Mundos). Fue una historia que vio la luz en la serie regular en 1999 y esto se metió en continuidad. Presenta a varios villanos intentando reclamar la copa que contuvo la sangre de Cristo. Un extraño poder, una extraña atracción desprende… Siendo curioso ver como la mayoría de los malos, de un modo u otro, afirman ser descendientes del Redentor y por ello se sienten arrojados a provocar encuentros interesantes. El único en su línea es Ra’s Al Ghul, cuya obsesión se basa en la inmortalidad que aporta la copa según la leyenda. Transformando su ataque en una cruda embestida.

Un cómic con una idea diferente e interesante: ¿qué pasaría si el Caballero Oscuro se topara con el Santo Grial? ¿Mantenerlo a salvo únicamente? Esta es la idea con la que juega Dixon y hace que leas toda la aventura de una sentada, probablemente. Pues estamos ante un capítulo interesante y provocativo introducido a la leyenda de Batman.

Reseña: Superman. El Hijo de Superman, de Peter J. Tomasi, Patrick Gleason, Doug Mahnke y VVAA

La premisa, en una frase compuesta, fue para mí realmente atractiva: “El mundo necesita a El Hombre de Acero… Pero, ¿puede Superman proteger al mundo mientras cría a un súper hijo junto a su esposa Lois Lane?”. También me llamaba bastante las buenísimas críticas que había oído sobre este Superman situado tras los acontecimientos Rebirth. Sin duda, y dicho por muchos, el mejor Superman a leer en bastante tiempo. Y llegado el momento, ECC Ediciones nos publica este tomito, llamado igual que el arco argumental que recopila. Entonces, momento ideal se mire por donde se mire, ¿no?

Ahora es el turno de ser papá Kent y enseñarle a su hijo lo que significa ser un tío mega súper. Sus pros, sus muchas contras y los mil ojos a tener para que todo fluya con asiduidad. ¿Libre albedrío bajo la custodia de un padre que es capaz de ver a través de las paredes? Poco libre albedrío veo yo ahí. Pero buenos momentos y escenas que a más de uno (sobre todo, a los que seáis padres), os hará soltar alguna que otra sonrisita. Con el incentivo de una sombra persiguiendo al niño para algún temible fin. Mas, ¿quién quiero cazar al hijo de Superman y por qué?

Superman surge en pleno evento Renacimiento y supone el principio de una nueva era para el Hombre del Mañana. Nos lo ofrecen autores de renombre actual como Peter J. Tomasi, Patrick Gleason, Doug Mahnke, Jorge Jiménez, y algunos más. Un volumen que recopila del #1 al #6 (así como el especial Superman: Rebirth), los mismos ejemplares que inician la nueva etapa y serie regular de Superman.

El último hijo de Krypton debe decidir si ayudar a su hijo pequeño a usar sus nuevas y crecientes habilidades u ocultárselo al mundo. Una historia que nos traslada al condado de Hamilton donde Lois y Clark están tratando de construir una nueva vida con su hijo, Jonathan Kent. Sin embargo, parece que ocultar identidades secretas no sea tarea fácil, especialmente para Jon. Además, se junta que Clark Kent tiene que aparentar estar de luto por la muerte del héroe (en Los New52) cuando visita las tumbas de Pa y Ma Kent. Un lugar tan cerca y a la vez tan distante, donde se da cuenta que este mundo todavía necesita ayuda. Un Superman. Por lo tanto, se vuelve a poner la capa…

Una trama costumbrista, cosas de casa, vida en familia y sucesos inesperados junto a mentiras de patas muy cortas. Descubrir las habilidades de un hijo y ver si es capaz de discernir entre el Bien y el Mal. Sumando acontecimientos que el niño no comprende pero quiere comprender. Ver a su padre discutiendo en la cocina con Batman y Wonder Woman, por ejemplo. Contemplar como la famosa Trinidad parece que volverá a trabajar unida. Y Jonathan descubriéndolos. Esa es la parte buena. ¿La mala? Enterarse de que la mente artificial conocida como Erradicador pisa los talones a la familia. Ese ser que llevará hasta el final de sus días cumplir los parámetros para el que fue creado: proteger el genoma kryptoniano y no tolerar ninguna otra forma de vida. Ni siguiera la de un niño que no considera completamente puro.

El mismo equipo de creadores que nos trajera las aventuras de Damian Wayne en Batman y Robin (una de las series regulares que más he recomendado últimamente), regresa para hacernos vibrar con unas atractivas aventuras carismáticas como es saber de Superman y su descendencia. Un arco que en un solo tomo, tiene todo lo necesario para los que andamos cortos de tiempo y necesitamos terminar de “comernos” lo que tenemos delante casi de un bocado.

Reseña: DC Cómics Bombshells. Reclutadas, de Marguerite Bennett, Marguerite Sauvage y VVAA

Si eres asiduo visitante a tiendas de cómics, con toda probabilidad tus ojos se habrán posado más de una vez, se habrán hecho un poquito más grandes al ver una de las portadas donde aparecen las Bombshells. Esas damas, señoritas, espectaculares féminas dibujadas de un modo retro que DC Cómics acaba de rescatar y ECC Ediciones acaba de publicar en nuestro país. Una línea que al otro lado del charco ha demostrado ser un gran éxito comercial y estético. DC Cómics Bombshells se inspira en la marca creada en los años 40 a modo de ilustraciones que se pusieron de moda en USA y que se utilizaban como telón de fondo y de modo atractivo para hacer publicidad en hazañas patrias durante la Segunda Guerra Mundial. En lo que respecta a nuestras heroínas favoritas, una nueva apariencia para algunas caras conocidas.

DC Cómics Bombshells se lanzó inicialmente como una serie de historias cortas específicas para cada personaje del mundo femenino superheróico DCíta. De hecho, los tres primeros son de Batwoman, Wonder Woman y Supergirl. Dicha estructura y como se combinan, mola bastante. Tres one-shots de inicio capaces de establecer un tono consistente y como se hacía antaño, una configuración de tramas bastante convincente, a veces, con efecto inspirador. Por otro lado, las tres historias siguientes no tienen nada que ver entre sí y cuando vas leyendo cada historia independiente solo esperas que en el siguiente/futuro tomo todo vuelva relacionarse como al principio.

Lo que sí encontrarás es un gran sentido de la diversión como suelen representar en sus cómics el tandem de margaritas como se les suele llamar, a las autoras Marguerite Bennett y Marguerite Sauvage. Bennett vuelve a mostrar su don para las escenas de acción, y ambas utilizan unos métodos introductorios a las tramas que funcionan a la perfección. Sus tramas despegan cual cohete en época de la carrera espacial. Desde las aperturas al estilo de noticieros de Batwoman hasta la conexión de Steve Trevor entre música y guerra, se ha pensado claramente en cómo se representaría esta era de personajes por entonces. Las historias en sí mismas varían en cierta proporción, destacando por encima de todas, y en mi opinión, la de Batwoman. Destaca como más atractiva, aunque cada una tiene su encanto. La aventura de Wonder Woman se siente un poco más tradicional en comparación a las demás, ofreciendo pocas novedades a sus mitos previamente establecidos. Pero para gustos los colores. Y con la lectura de DC Cómics Bombshells tus ojos se colapsarán de ellos.

Dejando de lado reproches menores, sólo por los tres capítulos iniciales merece la pena adquirir esta recopilación. La increíblemente popular línea de coleccionables de DC que cobra vida en estas aventuras y reinterpretan el curso de la historia, donde Marguerite Bennett (Batgirl, Tierra 2: El fin del mundo) y artistas como Marguerite Sauvage (Hinterkind), Laura Braga (Witchblade), Bilquis Evely (Doc Savage), Mirka Andolfo (Chaos) y Ming Doyle (Constantine: Hellblazer), entre otros tantos, lo dan todo.

Un excelente trabajo al enfatizar fuerza y habilidad de cada personaje. Mujeres fuertes de cuerpo y espíritu capaces de realizar hazañas maravillosas. Capturando a la perfección la estética de aquellos libretos pasados que promovían lectura y distracción en tiempos de crisis. Con un comienzo sólido, una serie bastante divertida. A la espera de más.

Reseña: As Enemigo. Amor por la Guerra, de George Pratt

Lo mismo que Maus, Watchmen o El Regreso del Caballero Oscuro no eran cómics precisamente para ser leídos por niños, y eso que brotaron en los curiosos años 90, As Enemigo: Amor por la Guerra también es un producto de su tiempo. Pero eso no desmerece. Todo lo contrario más bien. Es digno de mención especialmente ahora que lo vuelve a poner en el candelero ECC Ediciones. Entre muchas de sus particularidades está el ser un cómic que se comenzó a crear a finales de los 80 y que se publicó durante ese vacío oscuro, esos días previos a la creación de la gloriosa distensión de DC Cómics llamada Vértigo. Por eso, As Enemigo: Amor por la Guerra es uno de los pilares de ese puente que nació para elaborar cómics más maduros y sofisticados; ambientados en el universo de superhéroes o no, pero con grandes autores llenos de ideas.

George Pratt escribió e ilustró la historia completa en esta ocasión. Regresó a la actualidad al As Enemigo clásico que en 1965, los maestros Robert Kanigher y Joe Kubert dieran vida como complemento a una serie llamada Our Army at War; una obra que utilizaba la popularidad del héroe y sus aliados, para incentivar la lucha contra fuerzas enemigas en la guerra. Aquí George Pratt recoge el testigo y centra la trama en ciento veintiocho páginas con dos soldados de dos guerras muy diferentes que se encuentran y comparten sus experiencias con los demás. Cada capítulo, que se divide en capítulos, comienza con una cita sobre la I Guerra Mundial de un combatiente y/o escritor.

Siendo sincero fue algo extraño leer este cómic en 2019 e intentar imaginar cómo habría sido leerlo en 1990, ya que su publicación y mi primera lectura han estado separadas en casi treinta años, donde para más inri, estamos hablando de una mini novela gráfica aún en construcción, cómics ilustrados como lienzos, citas, capítulos y galerías de bocetos. Perspectivas adultas de personajes creados aquellos años para entretener a jóvenes…, que ahora toman un carácter senil en ciertos momentos. Relatos de viejos, historias de la puta mili que sólo les puede gustar oír (leer) a quién ama el cómic bélico o vivió la guerra o el entrenamiento para ella de algún modo.

No obstante, encontramos una historia fácil de seguir ambientada en tiempos más modernos, con momentos de la I Guerra Mundial contados en flashbacks. Alguien me dijo alguna vez que los guiones de As Enemigo eran bastantes más sutiles, ya que Robert Kanigher y Joe Kubert siempre hablaban sobre la guerra en general, comentando de manera bastante marcada la I Guerra Mundial (casi sin abandonar nunca ese escenario) aunque la serie empezaba a molar cuando salían de esas ollas repetitivas y se contaba a los lectores conexiones y experiencias entre personajes que transitaron de alguna forma las dos grandes guerras, la Guerra de Corea, la Guerra Fría y más recientemente, Vietnam.

George Pratt sabía del gusto de algunos por leer algo así. Por eso en As Enemigo: Amor por la Guerra intenta la conexión entre Vietnam y la Gran Guerra quedando así un guión bastante inteligente e intencional. Encontramos aquí a dos personas charlando, uno entrevistando a As Enemigo, y ambos comparando sus experiencias con las de un veterano de Vietnam.

As Enemigo: Amor por la Guerra fue nominada a los premios Eisner y Harvey. De la mano de George Pratt (ya galardonado con el Premio Eisner, con la Medalla de Oro Spectrum y el Premio al Mejor Documental del Festival Internacional de Cine Independiente de Nueva York, por su película documental See You In Hell, Blind Boy) vuelve a estar disponible una historia reeditada en varias ocasiones, traducida a nueve idiomas e incluida en la Lista de Lecturas Obligatorias de la Academia Militar de West Point.

Ustedes veréis.

Reseña: Batman. Yo Soy Gotham, de Tom King, David Finch, Scott Snyder, Ivan Reis y Mikel Janín

Más Batman de Tom King. Aún con el regustillo del último cómic del autor, era de esperar que me pusiera con la recopilación en tomo de la serie que ECC Ediciones nos trajo en formato grapa. Más Batman, más Tom King y más de lo bueno. Como molan estos autores que llegan con tantas ganas a cabeceras eminencias queriendo dar lo mejor de sí mismos. Le ha pasado a King, a Snyder (El Tribunal de los Búhos) y a otros muchos antes. Sangre fresca, sangre nueva, sangre con ganas de innovar… Mientras les dejen.

Batman: Yo Soy Gotham es el primer arco argumental que iniciara la cabecera de Batman en los recientes acontecimientos de Rebirth (Renacimiento). De hecho, son los seis primeros números de la serie los que se recogen aquí. Más un numerito de enlace o epílogo. Una historia intimista con una curiosidad que quizás a nadie antes se le había ocurrido para con el Caballero Oscuro. Hay dos nuevos héroes en la ciudad: un par de metahumanos enmascarados con los poderes de Superman, ambos dos demostrando una gran devoción por salvar a la corrupta ciudad de Gotham. Para más inri, se hacen llamar Gotham y Gotham Girl e incluso han salvado ya la vida de Batman, han luchado junto a él y lo toman como referente. ¡Batmans por todos lados! Pero, ¿y si se volvieran malvados? ¿Y si a partir de entonces acusaran al verdadero Caballero Oscuro de todos sus desastres? ¿Cómo enfrentarse a nuevos héroes los cuales en principio desean salvar la ciudad por encima de todo?

En Yo Soy Gotham, Batman lucha por recuperar el destino de su amada ciudad y se acerca al nuevo héroe idealista que siempre conocimos. Hasta que percibe que se está construyendo un mal que puede vencer tanto a él como a sus aliados. Es por ello que Batman y Gotham se unen para llegar al fondo de los misteriosos ataques que se están dando en la ciudad. Evitar que Gotham City sea presa de un mal verdadero. El Caballero Oscuro debe decidir a quién confiarle la seguridad de la tierra que le vio nacer. Cuestión de confianza, a unos superhéroes que brotaron de la nada. Un enfrentamiento final, donde la línea entre aliados y enemigos se desdibuja. Con un cuento independiente como epílogo donde el orejas picudas buscará la redención mientras trata de evitar que Gotham Girl siga pisando la línea que separa la cordura de la razón.

Batman: Yo Soy Gotham es el primer volumen recopilatorio que aporta lo que el nuevo Universo DC: Renacimiento tenía reservado para el Caballero Oscuro. Una ocasión también para reunir a dos superhéroes del mundo del cómic actual. El tan nombrado últimamente Tom King (Grayson, entre otros) y David Finch (Wonder Woman, entre otros). Ayudados además por los creadores estelares del nuevo Batman como son Scott Snyder, Ivan Reis y Mikel Janín.

Dadle un tiento.

Reseña: Batman. Detective Cómics. La Guerra de Gordon, de Peter J. Tomasi, Fernando Pasarín y VVAA

Vamos con nuestro primer Batman del año. Sin dejarlo. Siendo imposible olvidarse de él. Para todos aquellos que como yo necesitan devorar una historia del orejas picudas cada poco. Recurrir a una aventura o mejor dicho, a uno de esos tomitos que hoy en día publica ECC Ediciones donde se recoge una etapa, un arco argumental, varios o una buena trama que probablemente fuera recogida en su momento en una de las muchas series que salen adelante a día de hoy al otro lado del charco. Pues ya sabéis (y si no os lo confirmo yo), Batman es el personaje de cómic más seguido actualmente en todo el mundo en cada uno de los formatos del noveno arte que existen.

Y como no hacerse con un tomo sabiendo que extrae lo mejor de la primera serie mítica (casi eterna a estas alturas) que dio vida a Bruce Wayne y nombre a la actual editorial DC. Centrándose además en uno de los personajes para mí más interesantes del mundo del Caballero Oscuro como es el comisario Gordon. Donde se promueve la idea de que ser Batman nunca ha sido fácil, y ahora Jim Gordon lo sabe por experiencia… Y eso implica situaciones del tipo perseguir a un asesino en serie por Gotham o viajar a Afganistán para combatir una amenaza que lleva años oculta bajo el desierto. La dos últimas tramas aparecidas en los cincuenta y dos números que comprendieron la serie Detective Cómics y que cerró en 2016 para dar paso a la actual. Un nuevo volumen del famoso título insignia de DC, que fue relanzada tras los sucesos acaecidos en Flashpoint, y que cuenta lo que sigue tras la Guerra de los Robin y todo lo que tuvo que hacer la Liga de la Justicia para detenerlos.

Por eso, Jim Gordon está ansioso por volver a lo que él y Batman hacían mejor, Colaborar. Eliminar el crimen en Gotham City. Pero acechando en las sombras, en casa, un caso del pasado de Jim empieza a hacer mella entre ambos. Y James Gordon termina lidiando con esa nueva libertad que tiene como Batman para investigar los crímenes de la ciudad del pecado. Vuelta a la pregunta: ¿el sistema en el que cree sigue funcionando? Ahora que todo lo puede, ¿qué actitud tomar? Cuando de pronto surge uno de los casos más sorprendentes a los que se ha enfrentado. Gordon recibe una llamada de sus viejos amigos del Cuerpo de Marines y se dirige a la base para investigar un posible crimen. Lleva su traje de Batman, por si acaso.

Detective Cómics: La Guerra de Gordon incluye los números del #48 al #52. Como os decía, los últimos números antes de que la serie recobrara su numeración original. Un guión de Peter J. Tomasi (Batman y Robin) junto al dibujazo de Fernando Pasarín (Liga de la Justicia). Aunque sinceramente las portadas de los autores participantes (que es lo que debiera ser más atractivo en principio) aquí no gozan de mi admiración. Aunque no por ello deja ser un tomo que me aportó buenas sensaciones. Una de las mejores historias leidas últimamente donde el papel del Caballero Oscuro se reduce al título de la cabecera y poco más. Una de Gordon.

Reseña: Wonder Woman/Conan, de Gail Simone, Aaron Lopresti, Matt Ryan y Wendy Broome

No es mala idea hacer tándems de personajes que de alguna forma pegan, siempre que el guión se asiente con el paso de las páginas y parta de una buena base. Esto último no sabía si se cumpliría en el cómic que os reseño hoy, pero no me digáis que una miniserie con Wonder Woman repartiendo leña junto a Conan, no es cuanto menos atractiva. Y más, sabiendo que Gail Simone (Red Sonja) anda en los guiones.

ECC Ediciones publica esta novedad que vio la luz en una co-edición de Dark Horse Comics junto a DC. Un primer número que brotó en noviembre de 2017 y que ahora ECC Ediciones acaba de editar en un formato mini integral, comprendiendo los seis ejemplares que totalizaban aquella serie.

Una era jamás soñada, donde Conan deambula en sus tejemanejes y donde va a dar con una misteriosa campeona de combates entre gladiadores, que dice sentirse incapaz de recordar su pasado. Así que, ¿cómo ha llegado Diana desde la Themyscira actual hasta la primigenia Cimmeria? ¿Y por qué la amenaza de esas llamadas Córvidas?

Entonces, ¿qué convierte a uno en leyenda? ¿Cómo las leyendas tallan sus nombres en la historia, cuando muchos otros son olvidados? Wonder Woman y Conan el Bárbaro están destinados a ser legendarios, pero cuando sus historias chocan, ¿saldrán victoriosos los dos o los dioses misericordiosos acortarán sus vidas? Una tal Diana ha conseguido escapar de la arena de los gladiadores cimmerios. Pero ha cambiado ese campo de batalla por un destino igualmente terrible. Ahora está encadenada junto a alguien que dice llamarse Conan, un guerrero que se negó a luchar. Y poco después son vendidos como tripulación a una nave pirata. Hasta que sus barcos se encuentran con una misteriosa tormenta…

Ambos (y Diana entre recuerdos que empiezan a regresar), perciben que las Córvidas están entrometiéndose en sus destinos. Desean provocar una batalla. Y lo que estas brujas quieren, están decididas a conseguirlo.

Dos héroes admirados. Cada uno a su modo. Pero que sin duda, cuando lo piensas, sí que hay cierto tienen feeling y atracción entre ellos. Y Gail Simone debió verlo, idearlo, antes que nadie; creando así una historia épica y única, con dos personajes míticos de la cultura popular contemporánea. Donde quizás lo que menos me ha gustado ha sido el dibujo de Aaron Lopresti; el cual en ocasiones lo borda creando ilustraciones súper chulas de ambos personajes, o también encuentras alguna que otra viñeta que parece sacada de algún fan-art.

De todos modos, un buen tomito, con una aventura diferente, digna de comentar entre amigos o para decir: «Yo estuve allí cuando Wonder Woman y Conan se enfrentaron».

Reseña: Superman. Especial Action Comics #1000, de VVAA

action_comics1000En abril en USA y en octubre aquí se marcó un hito en los cómics de Superman. Una publicación, un gran día en la historia del noveno arte pues se editó el Action Comics #1000. Número especial en el que colaboraron diez puntos de vista diferentes para diez historias distintas. No sé ustedes pero yo quería bichearlo pronto. Y más sabiendo que para el acontecimiento se marcaba como objetivo hacer una buena presentación del personaje antes la inminente gestión de los mitos de Superman por parte del recién fichado Brian Michael Bendis. Una edición que además cuenta con una introducción del director español J.A. Bayona (Lo Imposible, Jurassic World: El Reino Caído…), una antología que sin duda, me apetecía leer.

Tengo que decir que me encantó el tema. No todas las historias fluctuaron conmigo, pero podría decir sin remordimientos que todos los autores abordaron bien la idea de lo que para mí es Superman. No action_comics1000_02reseñaré cada trama, ya sabéis, que evito los spoilers a toda costa, sobre todo, en una mini antología; pero tengo que decir que cada viñeta se apoya bien en la idea de lo que es Superman por encima de todo. Una fuente de verdad y justicia. Un buen hombre (demasiado inocente) que trata de ayudar. Una inspiración para las personas que aman al prójimo. El superhéroe perfecto. Una idea que no funciona para muchos hoy en día, lo sé, pero el verdadero Superman nació y debe ser así. Y todo lo que se aleje de esa idea, no es para nada el verdadero Hijo de Krypton. Pero al menos aquí, en el Action Comics #1000, la edición aniversario con más colaboradores de toda la historia, intenta recordar los grandes conceptos. Y lo consigue.

Portadas muy chulas se aportan al final del tomo. Donde mi favorita es probablemente la de Allred por esconder cierta dulzura y homenaje respecto a la Edad de Plata, y con algunos buenos momentos de su Supergirl, por supuesto. Pero el plan para mí era ir directamente a devorar unas buenas historias sobre el personaje, toda una presentación a la esperada etapa de Brian Michael Bendis. Aun así hay ciertas reticencias en la compilación, en mi opinión. No sé por qué tenemos que repensar los orígenes de Krypton a cada momento, o por qué explotó. No se podía sostener el planeta origen, el mundo era inestable, Jor-El no pudo convencer a la gente del peligro, Kal-El es lanzado lejos, funciona; diablos, Morrison lo redujo a ocho palabras. Es por ello que no sé si me gustan los creadores que sienten que necesitan agregar una nueva arruga en la base, contar la historia detrás de la historia o cambiar action_comics1000_03las cosas radicalmente. ¿Bendis hará que esto funcione? Quién sabe. Pero ya se comentan ciertos detallitos sobre eso a tener en cuenta…

Me mola por ejemplo la historia de Dan Jurgens donde escribe y dibuja un inicio en el que Lois tiene que convencer y convencer a Superman para que asista a un Día de Superman en Metrópolis y obtenga algunos elogios. Incluso habla con la JLA para que no le interrumpan si sucede algo. Poner en modo incómodo a Superman. Gran historia.

También es bastante buena la historia de Peter Tomasi y Patrick Gleason , donde Superman es lanzado a través Espacio-Tiempo y vamos viendo un paso por todas las épocas vividas en la Tierra por el Hombre de Acero, desde los primeros días hasta los 90 y su paso por El Regreso del Caballero Oscuro e incluso Kingdom Come. Su deseo de justicia, el amor por su familia y su deseo de llegar a casa lo mantienen a tope para vencer al villano. Muy humana la historia.

action_comics1000_04Gran retrospectiva contada en varios relatos. Pequeñas y bonitas historias, algunas extrañas y otras curiosas y fáciles de contar a algún incauto que jamás haya leído nada de Superman. Ochenta años de cómics de superhéroe gracias a dos muchachos de Cleveland que hace ocho décadas soñaban que un hombre podía volar… (saltar de edificio en edificio, solo fue el principio). ¿Quién aseguraría que algún día estaríamos leyendo el Action Comics #1000? Un rápido repaso a diferentes manos, de las cosas que hacen que Superman sea Superman: el granjero de Kansas, el extranjero de otro planeta, el periodista, el buen hombre que intenta hacer lo correcto, el ser divino, el padre de familia… Todo eso y más.