Tag Archive for Alianza Editorial

Reseña: El hombre delgado, de Dashiell Hammett

Solemos pensar que muchos de los libros de autores consagrados cuyos títulos no son archifamosos, no necesitan nuestra atención. Es así que nos dejamos en el tintero grandes y buenas historias. Como me dijo alguien alguna vez: “Las opiniones son como la raja del culo. Todo el mundo tiene una”. Sólo por eso puede ocurrir y ocurre, que la magnánima obra de un autor a la que todos alaban a ti no te guste y en cambio, sí otra pequeñita de la que nadie habla… El hombre delgado es una de las novelas de Dashiell Hammett, ese autor que he descubierto con el paso de los años cuyas tramas, diálogos y personajes me fascinan. Fue un tío que ejerció verdaderamente de investigador privado antes de dedicarse a escribir y plasmar así todas las injusticias que sus ojos vieron pasar. En el tema escrito fue un tío que escribía formidablemente bien, a mi modo, directo al grano, cuyas tramas son como un tiro en la cara.

Acabado de leer. Me ha entusiasmado saber que hay muchas obras semiocultas con las que hay que atreverse, y no ir de fantoche por ahí diciendo «Yo sólo leeré lo mejor de cada autor», como he oído en alguna ocasión. Leer El hombre delgado me ha dejado la extraña sensación de que hay historias con las que se aprenden cantidad de cosas. Dashiell Hammett fue un buen escritor de novela negra, el precursor dicen, con sus tramas sabes lo bien que sabía pillar a alguien por sus actos, frases o incluso palabras que soltaba en una simple conversación.

Hammett (1894-1961) fue un detective cínico, duro y lo más importante: sabía de lo que hablaba. Y es en El hombre delgado (de las novelas que llevo leídas hasta ahora) donde mejor se refleja. Y lo hace como Nick Charles, un detective que ha dejado el oficio para casarse y vivir la vida con una dama de la alta sociedad. No obstante, de pronto, una chica aparece muerta en una oficina importante de la ciudad. Nick Charles se ve obligado sin quererlo a entrar en el caso. Conoce a tanta gente y es tan famoso que parece imposible evadirse y que nadie lo requiera. Se rodea así de cantidad de personajes, la mayoría sospechosos, cantidad de indicios contradictorios y pistas que con el paso de la historia se convierten en pruebas elementales. El clímax de la novela es tan envolvente que sientes el deseo de llegar al final cuanto antes porque cuando parece que hay un culpable, e incluso en ocasiones Charles se inclina por ello, éste muere, desaparece o se encuentra algo que le absuelve. El hombre delgado transcurre durante las Navidades de 1932 en Nueva York, pero maneja la historia criminal de forma muy actual. La policía lleva el caso pero hay cierta gente que prefiere que lo lleve Charles; ya sea por una solución rápida, ya sea para eliminarlo.

Ya lo he dicho, un estilo directo, conciso y con una ironía constante en los diálogos que hace que sonrías o incluso sueltes alguna carcajada. En definitiva, una tragicomedia. Muy, muy buen libro, friends. Interesantísimo y genial argumento. Final anecdótico. Ideal para la época veraniega. Una novela amena, con no muchas páginas y envolvente como un film de Martin Scorsese.

¿Mi consejo? No leerlo al sol. Porque te quemarás seguro.

Reseña: Hermosos y malditos, de Francis Scott Fitzgerald

Hacía tiempo que quería leer algo de este autor clásico, pero por unas y por otras, aún no había caído en mis garras, ninguna de sus novelas. Reconozco que llegué a él, tras leer al que fue muy buen amigo suyo, Ernest Heminway, y con el que estuvo muy unido en el París de los años veinte. Y si bien podía haber empezado por su obra más sonada, El gran Gatsby, al final me decanté por Hermosos y malditos.

Pienso que hay dos tipos de novelas, las que nacen para entretener y las que nacen para hacer pensar. No me decanto por una o por otra, hay un tiempo para cada tipo de lectura, y Hermosos y malditos entra dentro de la categoría de novelas que te hacen pensar. Quizás, basada en su propia vida, la novela tiene muchas similitudes con el propio matrimonio de Fitzgerald y Zelda. La historia es densa para qué negarlo, exige que el lector se involucre mucho, y que nadie espere una trama enrevesada, o mucha acción, o giros inesperados. Si tuviera que describir esta novela en una palabra sería “decadencia”.

Francis Scott Fitzgerald nos hace un retrato de la clase alta de su época, aquellos años dorados que fueron los años veinte. Nos traslada a una sociedad hedonista, aburrida de sí misma, en cierto modo vacía y que tiene los días contados. Nos cuenta una historia de amor, la de Anthony, un naufrago en la vida, nieto de un acaudalado anciano, y Gloria, una niña mimada de la clase alta, cuyo mayor interés parece ser el de sentirse bella y deseada. Se nos narra las vivencias y penalidades del matrimonio, desde su nacimiento hasta su ocaso, y ahí es donde está implícita la crítica que Fitzgerald hace a la institución del matrimonio y en cierto modo a toda la sociedad americana, obsesionada con lo bonito y a la vez efímero.

La prosa de Fitzgerald es envidiable, y la estructura de la novela no es del todo clásica. A veces saltamos de una narración omnisciente a una especie de diálogo teatral para volver a la omnisciente. Los personajes están bien desarrollados, he empatizado mucho con Dick, el escritor que tiene un golpe de suerte con su primera novela, y en ciertos momentos he odiado a Gloria, tan caprichosa, y también a Anthony, tan pazguato… Pero sólo por lo bien perfilados que están. Al finalizar la novela te queda cierto regusto amargo, pero ahí está el logro del escritor, el de dejarnos eso poso de nostalgia y muchas cosas en las que pensar tras pasar la última página. En definitiva, una novela muy recomendable, para leer tranquilamente, sin prisas, con la mente abierta.

Un clásico, siempre será un clásico.

Reseña: El mapa del tiempo, de Félix J. Palma

Esta es la primera parte que Félix J. Palma ha escrito sobre una trilogía victoriana que sirve para rendir homenaje a uno de los más grandes escritores de la ciencia ficción de todos los tiempos: Herbert George Wells, para muchos considerado el padre de dicho género. En esta primera entrega, la obra del célebre autor a la que se hace referencia es La máquina del tiempo.

Si bien la idea de viajar a través del tiempo ya había sido concebida anteriormente, aunque de un modo diferente, por Edgar Allan Poe en su novela La narración de Arthur Gordon Pym y por Julio Verne, en Robur el conquistador,  fue H.G. Wells quien lo hizo por primera vez mencionando una máquina que estuviese capacitada para tal proeza. La novela causó un espectacular éxito de ventas y la aprobación de la crítica más exigente en el siglo XIX. Aún hoy, en nuestros días, novela y autor están considerados como imprescindibles en la lectura de los aficionados al género fantástico, en especial a los de la ciencia ficción. Para disfrutar de la lectura de El mapa del tiempo no es necesario haber leído la obra de H.G. Wells, aunque yo os la recomiendo, pues algunos de los seres que aparecen en la obra del inglés son mencionados aquí, como los eloi y los morlocks, esos seres fantásticos que descubrimos en La máquina del tiempo.

Debemos sentirnos afortunados al contar con uno de los escritores con más talento que tenemos actualmente en este país: Félix J. Palma, un autor reconocido internacionalmente y alabado por su fascinante imaginación a la hora de desarrollar una novela, tanto por su historia como por sus personajes. Pero hablemos de la obra. Hablemos de El mapa del tiempo. Está dividida en tres partes, cada una de ellas aborda un tema diferente y, a la vez, guardan un nexo entre sí. Podríamos terminar la primera parte y dar por concluida la novela, pues todo parece encajar, pero no, Félix J. Palma da una vuelta más de tuerca y nos invita, no a una, sino a dos historias que nos mantendrán expectantes hasta el sorprendente desenlace final.

En la primera parte conoceremos la historia de Andrew Harrington, un joven residente en Whitechappel que se ha enamorado de una prostituta cuya vida ha sido sesgada a manos de Jack el Destripador. La aparición de una empresa llamada “Viajes Temporales Murray” cambiará la vida para siempre de Andrew, que viajará al pasado para tratar de evitar la muerte de Marie Kelly, la desgraciada mujer que ha sido brutalmente asesinada. En la segunda viviremos otra historia de amor, esta vez la que nace entre Claire Haggerty, una apuesta mujer de finales del siglo XIX y Derek Shackelton, un capitán del año 2000 que se convierte en héroe después de derrotar a Salomón, el malvado jefe de los autómatas con quienes los humanos libran batalla. Y en la tercer y última parte, seremos testigos de la unión de las dos historias anteriores mezclada con otra que hace referencia a grandes escritores de la época como Bram Stoker, Henry James y el propio Wells. Un gran colofón. El broche de oro de una excelente novela que rebosa mucha imaginación. Si te gusta la ciencia ficción, no debes dejarla pasar. Si te gusta la novela victoriana, tampoco.

No lo dudes, hazte con ella y… ¡Cuidado con lo que deseas!