Tag Archive for Alianza Editorial (Colección Runas)

Reseña: Cara Corazón, Un Umbral, de Seanan McGuire

cada-corazon-un-umbralTampoco pedíamos tanto… Gloriosa la época de buenas publicaciones que estamos viviendo, y por ello no me canso de decirlo: ¿era mucho pedir como lectores tener a mano los más recientes Premios Stoker, Hugo, Locus, Nebula en español? Y si es posible, a poco de su publicación, el más reciente, ¿no? Nos lo merecemos. Y tanto. Como lectores y siendo el fantástico el tipo de lectura que más vende en nuestro país pese a lo que digan; nos merecemos tener disponible lo mejor de lo mejor.  Y algunas editoriales por fin se van dando cuenta y hacen ese esfuerzo.

Con un trabajo estupendo, en formato económico y con una genial calidad en tapa dura, vamos encontrando de esto que tanto pedimos en editoriales y sellos tan recomendables como la Colección Runas de la eterna Alianza Editorial. La cual va trayéndonos poco a poco joyitas del otro lado del charco como La Balada de Tom el Negro, Agentes de Dreamland o Cada Corazón, Un Umbral, la novela de Seanan McGuire que se llevó nada más y nada menos que el Hugo, Locus y Nebula en 2017.

Cada Corazón, Un Umbral es un alejamiento en realidad, de lo que suele propinar Seanan McGuire con sus escritos. Eso me dijeron. Un giro agridulce de la fantasía convencional que mora vecina en ese vecindario oscuro que llamamos Terror. Narra la historia de un lugar, de una extensión de terreno donde existe un internado para niños inusuales… La escuela que dirige Eleanor West cuenta con pequeñas almas de corazón roto. De niños expulsados del paraíso. Algunos de ellos, traumatizados por lo que experimentaron en el doloroso exterior. La mayoría de ellos esperan regresar a esos mundos individuales, de alguna manera, pero encontrando cada uno su “puerta”. Y esa puerta llega a muchos con la llegada de Nancy. Una joven que ha conseguido superar el gram trauma, el peor que existe: regresar de la tierra de los muertos. Sin embargo, poco después de su llegada, un alumno es encontrado muerto en la mansión. Y Nancy (junto a sus nuevos amigos), decide encontrar al asesino antes de que la escuela cierre o se conviertan en próximas víctimas…

Bellamente diseñado y escrito de forma muy inteligente, me sorprendió gratamente como McGuire compone la estructura de esta historia. Un cuento fantástico genialmente disfrazado de aventura recubierta de thriller, intriga y mundos fantásticos. Con personajes diversos y prosa que llega, mejor dicho, goza de esos momentos lectores en los que siente uno verdadera emoción por la lectura que tienes entre manos.

Me encantan las historias sobre portales a otros mundos. Me encanta la idea de abrir una puerta y encontrar algo inesperado en el otro lado. Pero sobre todo me motiva mucho leer e inmiscuirme en historias sobre personas o personitas sin complejos. Lo que me ha llevado a descubrir que hay más. Que hay serie, o mejor dicho, una trilogía denominada Wayward Children en la que se cuenta más de estos niños, de sus identidades, de sus anhelos y pertenencias. Bueno saberlo después de degustar los que se cuenta en Cada Corazón, Un Umbral donde el eje principal va de encontrar el lugar perfecto…

Y luego perderlo.

Bien por estas novedades. Bien por la Colección Runas una vez más. Y bien por el fantástico SIEMPRE. Evadirse motiva. Te hace diferente. Una buena lectura te pone en su sitio un hombro dislocado. Así de fuerte. Y así de placentero después de acabar el trabajo.

Reseña: La Balada de Tom El Negro, de Victor LaValle

la-balada-de-tom-el-negroPara mí no es novedad este éxito. Tras una serie de coincidencias o acontecimientos cercanos, debido a mi relación con New York City, estoy muy al tanto de lo que nace allí para con nuestro mundillo. Hace bastantes años leí Big Machine de Victor LaValle. Lo encontré nor-malito por ser respetuoso con la creatividad. Debido a esa falta de entusiasmo, realmente no seguí más los escritos del profe de la Universidad de Columbia. Pero un amigo (cada vez más cercano gracias a internet), me comentó el año pasado que tenía que leer La Balada de Tom El Negro sí o sí. A él (es más lector de cómics que de libros), se lo había recomendado otro amigo. Y al otro, otro. Y luego otro a otro, y otro… Era como una leyenda urbana: imposible de llegar a primer recomendador. ¿Y adivináis qué? Tenían razón. Por eso, después de leer esta reseña, probablemente queráis leerlo vosotros también.

En muchos aspectos, La Balada de Tom El Negro está lleno de emociones: dolor, ira y miedo. Os adelanto ya que un suceso que ocurre al final de la primera mitad de la novela se describe con tal fuerza que me perdí completamente entre emociones. Emociones que desprende el personaje y que me afectaron como lector. Una situación muy curiosa y casi estresante a la vez. En ese sentido, Charles Thomas Tester, el personaje principal, es fascinante y su desarrollo, a lo largo de esta novela corta, es coherente y llamativo. La escritura de LaValle se ha vuelto poderosa. Para nada es lo que recordaba. Aquí hay situaciones que preocupan y casi provocan el jadeo. Hay tramos de la historia en los que estuve tan inmiscuido que nada a mi alrededor me hizo preocuparme de otra cosa que no fuera saber en qué deparaba la situación que estaba “viviendo”.

Hasta entender.

Nos situamos en los famosos años 20. Charles Thomas Tester es un hombre negro que vive en el Harlem de entonces, con su padre. Tommy es un tipo desconfiado, se suele situar a la sombra del lado malvado de un trato poco fiable. ¿Ejemplo? Conseguir un libro oculto para una hechicera, quedándose la última página para que sea inútil, por lo que pueda pasar… No obstante, también anda en otros tema más de su día a día como músico. Uno de ellos, mientras transita una zona menos oscura de la bella Manhattan, un viejo blanco lo contrata para tocar la guitarra en una fiesta. La historia se narra en dos secciones, en realidad. La primera desde el punto de vista de Tommy Tester, un hombre que se gana la vida como mensajero entregando objetos mágicos en varias partes de la ciudad. La segunda, cuenta desde la perspectiva de un policía blanco llamado Malone, y aparece justo después de un impactante acto de violencia. Lo chulo es que un hombre llamado Robert Suydam aparece en ambas partes de la historia. ¿Quién? Un hechicero que puede doblegar la realidad y crear puertas a otro mundo. Tanto Tommy como Malone interactuarán con él, pero es Tommy quien usa el conocimiento arcano de Suydam para usarlo en propiedad.

Y a partir de aquí, os toca a vosotros pasarlo “bien” leyendo.

La Balada de Tom El Negro tiene cosas maravillosas. Desde temas costumbristas a fantásticos. Me gustó mucho la relación de Tommy con su padre Otis. Otis ha experimentado la injusticia racial de primera mano, y lleva una navaja de afeitar en una cadena alrededor de su cuello. Cuando se entera de que Tommy se está aventurando a salir de Harlem, le da su “amuleto”. Otro punto fuerte es que los sutiles indicios de peligro que sabe crear LaValle tanto reales como sobrenaturales, dan a la trama un extraño sentimiento de amenaza. Las sombras de seres inimaginables aparecen tras las personas, los agujeros negros se abren de la nada para tragarse a personas por completo; momentos espeluznantes. Aunque un acto de violencia inesperado y lo que sucede entonces, os va a dejar con el culo torcido…

A los fanáticos de H,P. Lovecraft os gustará saber que La Balada de Tom El Negro está basado en un relato llamado El Horror de Red Hook del maestro de Providence. Varios de los personajes cuentan con los mismos nombres. Mi recomendación es que leáis el relato antes. Pues aunque tampoco sea indispensable y los elementos en relación a Lovecraft sean sutiles; todos estos detallitos encumbran aún más una buenísima historia.

Leedlo sí o sí.

Reseña: Agentes de Dreamland, de Caitlín R. Kiernan

agentesdedreamlandLa nueva novela de Caitlin R. Kiernan ha tenido una gran acogida en nuestro país. Recién publicada por Alianza Editorial en su colección Runas, esta novela corta con tintes lovecraftianos está dando mucho que hablar. Lo principal es, que los que hemos tenido oportunidad de leer las pocas cositas que se han publicado aquí de esta autora, entendemos cierta polémica. Esa que divide a los lectores. Unos que alaban, otros que no entienden el por qué de tanto. Ya pasó con la publicación de La Joven del Agua, de la misma autora pero en Editorial Valdemar. Y es que es así, sencillo, la forma de escribir de Caitlin R. Kiernan y sus obras, o te molan, o casi que no entiendes lo que quiere decir.

Pero tengo buenas noticias, pues Agentes de Dreamland es de los argumentos mejor llevados que le he leído a Cat. Aun así, una novela difícil de revisar, descubrir nuevos senderos y piezas de la historia. Incluso los personajes que conoces al principio de la narración no sabes como se llaman hasta el final. Además, los capítulos no están en orden cronológico, aunque dentro de ellos quedas atrapado. Grandes momentos con flashbacks, situaciones curiosas y recuerdos de conversaciones pasadas. Más que una colcha de retazos o un collage o un estilo de ficción alternativo, estamos ante una explosión desordenada en la que tienes que recoger las piezas e intentar unirlas. Y cuando lo consigues, sabes que tienes ante ti una obra magistral de la literatura fantástica actual.

Agentes de Dreamland está compuesta por teóricos de la conspiración, referencias a la cultura popular, cultos al fin del mundo y porciones de tema paranormal. Todo el asunto podría explicarse bien como un caso horrible de esquizofrenia y delirios. Quizás puedes llegar a creer que realmente estamos ante el fin del mundo. Las piezas de este puzzle que nos presenta Kiernan, diría que es un juego en el que no nos corresponde a nosotros decidir qué es importante y qué no. Solo vivirlo. A lo largo de la historia, se utiliza el tarot y se establecen conexiones entre los diversos personajes involucrados (tanto directos como indirectos). ¿Significa eso que están atados a este destino? ¿O estas conexiones se dibujan porque la gente desea verlas de verdad? Los personajes en sí mismos son también arquetipos como el tarot y creo que ese es el verdadero punto de la trama. Cada uno representa algo que esperamos y su papel parece casi predestinado, pero para nada hay que entender que son planos. Incluso vais a encontrar a un mismo personaje, actuando diferente en dos escenas curiosamente escogidas para destacar. Y ahora una advertencia y una nota: Agentes de Dreamland no es libro liviano y divertido. Es oscuro. Deprime de algún modo y gotea horror sobrenatural. La nota es que alega (no es un spoiler), que hay una conexión con Lovecraft aquí. Podría decirse que se basa eternamente en esos escritos profundos que el maestro de Providence supo crear.

No obstante, entiendo ciertas críticas. Es fácil perderse al principio, incluso desechar la historia antes de “la verdad”. Pero yo que siempre me encuentro atraído por el dominio del lenguaje casi encriptado de Kiernan, decidí seguir pacientemente. Centrándome en el tono y el estilo elegante, incluso cuando no tenía ni idea de lo que estaba pasando. Sinceramente, hasta la mitad de la novela no empecé a comprender. Pude sentir la trama de algún modo dentro de mí y como poco a poco la absorbía.

Agentes de Dreamland es una novela de poco más de cien páginas, curiosa, tremenda y original, cuando la terminas. Induce al dolor de cabeza, y pertenece a esa rama que demuestra que muchas buenas historias hay que disfrutarlas hasta al final. Reúne a teóricos de la conspiración, profetas y cultos del día del juicio final. Un apocalípsis lovecraftiano. Gran parte de la novela ocurre en conversaciones, reminiscencias y reflexiones sobre la corriente de la conciencia de un narrador muy poco fiable. Los personajes son todos bastante misteriosos. Parte de la diversión de la novela consiste en identificar las diversas referencias que la autora coloca a lo largo del argumento. Eso sí, el personaje de Immacolata Sexton es sencillamente brillante.

Reseña: La Saga de Hrolf Kaki, de Poul Anderson

la-saga-de-hrolf-krakiUno de los casos más extraños que me encuentro en este mundo de las publicaciones editoriales es el hecho de como una editorial que publica Ciencia Ficción, Fantasía o Terror, no mucho después, y pese a vender, termina cerrando. O abandonando el sello dedicado a los tres grandes géneros. Le sucedió a tal, le sucedió a cual…, tampoco es plan ahora de sacar nombres. Pero seguro que alguna se os viene a la cabeza.

Lo que digo es, que mientras el momento de gloria esté en alza, hay que aprovecharlo. Título que se publique, título extraño o que hace una eternidad que ve la luz; haz de pillarlo sí o sí, como entremes de caviar en un bufet. Desaparecen. En este tema, la Colección de Runas de Alianza Editorial es uno de los sellos a seguir en la actualidad. No me cabe duda. Véase publicaciones joyitas como La espada rota, de Poul Anderson (http://cronicasliterarias.com/2013/03/18/resena-la-espada-rota-de-poul-anderson/), El Kraken despierta, de John Wyndham (http://cronicasliterarias.com/2015/11/19/resena-el-kraken-despierta-de-john-wyndham/) o Los Héroes del tan de moda Abercrombie (http://cronicasliterarias.com/2012/09/20/resena-los-heroes-de-joe-abercrombie/). Saben elegir. Es obvio. Saben lo que se hacen eligiendo clásicos como Anderson y Wyndham como objetivo. Grandes autores prolíficos, magníficos títulos que curiosamente desde los 80s con la extinta Martínez Roca, se hace todo un acontecimiento encontrarlos en librerías. Así como suena. Y my friends, ¿a qué se resume esto? A que…

Por fin La Saga de Hrolf Kraki está disponible. Una novela de Fantasía del maestro fecundo Poul Anderson, que fuera publicada por primera vez en 1973. Un titulazo para los amantes de historias como La espada rota. Una obraza para los seguidores de las tramas Fantasy mezcladas con mitología nórdica. Una historia  de corte clásico, que se hace épica por momentos. En ella encontrarás leyendas fantásticas, maleficios y grandes héroes con dioses en disputa. No habla solamente del citado Hrolf Kaki, habla de su familia empezando por la historia de sus antepasados hasta llegar a su presente. Hasta él, el demacrado.

Comienza así la novela con un guerrero que debe averiguar la verdad sobre la muerte de su padre. Un guerrero llamado Helgi y su “dulce” encuentro con la hija de la reina, la bella Yrsa. Cuando Yrsa sufre la violación, ella abandona a su familia y Helgi la persigue, y el malvado pierde la vida en dicha persecución…

Pero Helgi se quedó con el niño. Tuvo un hijo llamado Hrolf y este se ha hecho un hombre de provecho. Hrolf desarrolla su propio reino y una hermandad de grandes guerreros. Hrolf tiene un gran éxito económico y suele ser siempre ganador en tiempos de guerra. Mas, un día Hrolf decide ir junto a sus hombres a visitar a su madre. Quiere saber más acerca de quién mató a su padre. El tipo que ahora hace las veces de marido de su madre, el tal Adhils, no le gusta nada, por cierto. Comienza con él un tejemaneje para poner a prueba sus fuerzas…, y en un arrebato, Yrsa le confiesa que su padre era un violador. Hrolf se enoja y se marcha con sus hombres. Pero los hombres de Hrolf antes de irse, roban el oro y las joyas más valiosas de Adhils… Un hecho perpetrado por adjuntos a Hrolf que ha molestado a los dioses y traerá duras consecuencias.

Una trama que se vuelve cada vez más interesante. Poul Anderson no se detiene en descripciones, baila y hace que te balancees en la hermosura de su prosa. En el melodrama de un cantar de gesta norteño. La situación y la tensión vigorizan cada capítulo. Facilita al lector el entendimiento del que no goza las típicas leyendas nórdicas en su origen. Poul Anderson noveliza la historia de forma maravillosa provocando que avances con ansia para su disfrute. Lo que realmente me gusta de esta historia es que un guerrero no nace, se hace, como siempre idealizan las leyendas nórdicas. Decide buscar la razón de esa espinita clavada, la muerte de su padre, lo que conlleva a un mal giro para con su eterna suerte. Un padre odioso, una mala persona, que parece perseguirle en sus genes.

La mejor escena es sin duda la batalla final entre Hrolf y…, un enemigo que está por salir. O mejor dicho, por forjarse. Un final intenso, épico, muy original para la década en la que fue escrita. Hombres, elfos, dioses, semielfos, vikingos en definitiva, en un mundo de hachazos, egoísmo, y constantes enfrentamientos en la tierra del hielo. Un libro que me consta será de agrado para todo amante de la Fantasía que decida dejarse llevar una vez más por lo que propone este autor tan consagrado en USA pero apenas conocido aquí.

Un título que fue nominado al British Fantasy en 1973, pero cuyo ganador fue The King of the Swords, de Michael Moorcock. Otra saga que desearíamos ver publicada aquí. Tristemente es así, a los españolitos de a pie nos queda tanto y tan bueno por leer…

Reseña: El Kraken Despierta, de John Wyndham

el-kraken-despiertaEl hecho más aterrador que puede perseguir a un escritor es que nadie le reconozca sus grandes obras. No hablo de “reconocer” en el sentido de dar mérito, más bien del caso de ser un autor prolífico, de ser el creativo responsable de enormes títulos de renombre que han transcendido gracias al boca a boca, o desde no hace mucho tiempo, a modo de películas chulas… Y-NO-SER-RECONOCIDO.

Esta y no otra, my friends, es la maldición que arrastra John Wyndham.

John Wyndham (1903-1969), fue un escritor de ciencia ficción, fantasía y terror cuya mayoría de obras se centraban en entornos apocalípticos. Wyndham nació en el pueblo de Dorridge, cerca de Knowle en las West Midlands de Inglaterra. Después de salir de la escuela, Wyndham intentó varias carreras, incluyendo Agricultura, Derecho, Arte Comercial y Publicidad, pero sobre todo se basó en una previsión de su familia. Con el tiempo volvió a escribir por dinero, vendía fácilmente relatos fantásticos para las famosas revistas de CF estadounidenses del momento. Aunque también escribía para publicaciones con temática de detectives.

Uno de los autores más prolíficos que ha dado el mundo anglosajón.

El Kraken Despierta es una apocalíptica novela de CF, la cual publicó Wyndham con el nombre de Michael Joseph para el Reino Unido en 1953. Se publicó en USA en el mismo año con el título De entre las profundidades. Una obra que hace singular referencia al soneto de Alfred Tennyson, El Kraken, que obviamente trata sobre el famoso monstruo marino del folclore escandinavo.

La novela describe la escalada de fases de lo que parece ser una invasión de la Tierra por alienígenas. Un hecho aterrador nunca visto, según lo dicho a través de los ojos de Mike Watson, que trabaja para la compañía de radiodifusión inglesa EBC, con su esposa y co-reportera Phyllis. Un papel importante en la historia también juega el profesor Alastair Bocker, un personaje vital, más claro de mente y con visión de futuro, ideal para este tipo de situaciones donde la desesperación y las crisis en desarrollo, puede hundir al más pintado.

Mike y Phyllis son testigos de varios acontecimientos importantes de la que parece ser una invasión extraterrestre. Un acontecimiento que se va desarrollando en varias fases, de hecho, lleva años llevándose a cabo y la mayor parte de la humanidad no se da de cuenta de que está siendo invadida. La primera fase, se centra en objetos caídos al océano desde el espacio exterior. Mike y Phyllis llegan a ver la caída de cinco extraños meteoros, desde el barco en el que están navegando en su Luna de Miel. La fase dos: destrucción de armamento terráqueo y la tres: destrucción de los casquetes polares; llevan a la desesperación, la tragedia y lo que ahora sí, parece ser el fin de la humanidad. Alienígenas que vienen de un gigante de gas, seres acostumbrados a situaciones extremas y ambientes hostiles que no dudan en aplastar sin miramientos a una persona.

Como dice en el libro el protagonista, el libro pretende demostrar que una invasión alienígena de la Tierra podría tomar una forma muy diferente a la mostrada en La guerra de los mundos, de H.G. Wells. Obra que consiguió una considerable atención del público cuando fue publicada.

El Kraken Despierta tiene una curiosidad como pocos libros tienen. Hay dos finales diferentes, dependiendo del origen impreso del libro: la versión inglesa o americana. Sólo os puedo decir que la edición del Reino Unido es la menos sombría. En vosotros está averiguar cual aporta esta nueva edición que lanza al mercado Alianza Editorial en un formato llevadero ideal para degustar en cualquier sitio.

Una obra genial, recomendable, del gran autor de El día de los trífidos, Las crisálidas, Los cuclillos de Midwich (que tuvo su film como El pueblo de los malditos), o la genial Chocky, centrada en los aterradores poderes de un niño súper inteligente.

Pido por favor, sigan publicando joyitas de John Wyndham, Wanderers of Time, por ejemplo, una colección de cinco historias publicadas originalmente en revistas de los años 30s. Una entre tantas obras que los lectores de este país aún no hemos podido disfrutar del poco-reconocido señor Wyndham. Sigamos manteniendo a un autor súper original en la mente lectora actual. No pido tanto.

Reseña: La espada rota, de Poul Anderson

Hay hechos que los nuevos adeptos a la Fantasy no saben y les puede encantar. A comienzos de los años cincuenta, dos poderosas obras vieron la luz. Una, El Señor de los Anillos, otra, La Espada Rota. Sé que muchos ni siquiera han reparado en la obra de Poul Anderson aún, y en realidad no saben lo que se están perdiendo. El libro de Anderson es totalmente opuesto a la obra de Tolkien, aunque los dos son libros cumbres para el verdadero experto en el género. Ambos autores se atrevieron a reutilizar las mitologías clásicas y convertirlas en sus escritos de modo soberbio. Quizás Anderson se aferró un poco más a la idea de héroe escandinavo y eso me gusta, pero no veo con muy buenos ojos que usara localizaciones reales para los reinos en los que La Espada Rota tiene lugar. Aún así, lo salva con una idea interesante y una aventura épica difícil de olvidar.

Basta de comparaciones. La Espada Rota hace indispensable para cualquier lector, sí o sí. Su argumento emula con gran maestría las grandes sagas nórdicas. La trama muestra de forma muy original un mundo localizado entre la zona conflictiva de Dinamarca e Inglaterra pero utilizando un plano invisible a los humanos llamado «plano faérico». Comienza relatando la vida de Orm el Fuerte, un vikingo contrario al cristianismo que empieza a surgir en el sur de Europa. Cuando por fin su mujer le da un varón, después de otras tantas muchachas, éste es robado de su cuna y sustituido por otro niño muy parecido pero que ha sido engendrado por una troll por medio de las artes mágicas de un poderoso comandante elfo. Busca criar a Skafloc (nombre que da al bebé) y dotarlo de todos los conocimientos de los elfos, y hacer de él uno de los mejores héroes del reino. Sin embargo, Valgard, el niño sustituido y dejado a merced de la familia de Orm El Fuerte, hijo natural de la troll, y creado a semejanza de Skafloc para que no haya dudas; llevará otro camino muy distinto. A partir de aquí comienzan dos tramas, héroes y antihéroes, que tendrán un destino final unido de forma inevitable. La guerra de elfos y trolls es inminente. Cada bando ha ido conquistando terreno. Ciertos enclaves siguen en disputa. Cada bando goza de un héroe tocado por los dioses. Seres imbatibles. Un conflicto que solo se puede resolver de una forma… ¿La deducís? Esperad, esperad, porque os falta lo más importante. Otro personaje en discordia: Tyrfing, la espada que da nombre al libro. La espada maldita que posee un solo fin: Debe matar al desenfundarse. ¿Es ella la protagonista? ¿Es ella la que va a cambiar el curso de la historia?

La Espada Rota hay que vivirla. Hasta no hace mucho era un libro muy buscado. La edición extinta de Anaya en su colección Última Thule era un ejemplar por el que pagaban gran cantidad de pasta. Pero tranquilos, el magnífico sello Runas de Alianza Editorial lo ha rescatado para nosotros y a un precio muy asequible. Ya está en vuestras librerías. Es fácil de encontrar.

Resulta extraño que Disney o algunas de las fuertes productoras de género fantástico del momento no hayan decidido sacar film de tan bello relato. En mi opinión, con buenos profesionales podría salir algo muy interesante. Poul Anderson fue un autor muy prolífico. Tuvo un talento increíble para manejarse en muy diversos géneros. Fue el suegro del conocido autor Greg Bear. Formó parte del círculo de escritores de John W. Campbell que configuraron la llamada Edad Dorada de la Ciencia Ficción. Ganó el premio Hugo y Nebula y en su haber hay grandes obras como Tau Zero, la serie de Rey de Ys o La nave de un millón de años. Es decir, calidad por los cuatro costados.

Reseña: La espada maldita, Jon Courtenay

Venecia, principios del siglo XV. No la clásica ciudad de los canales que todos conocemos, sino una Venecia distinta, gobernada por descendientes del legendario Marco Polo. Una urbe orgullosa y corrupta, cuyos designios están en las manos de personas ambiciosas dispuestas a cualquier cosa por mantener o conseguir el poder. Una ciudad que, por la noche, se convierte en un lugar muy peligroso, en el cual criaturas de pesadilla hacen su voluntad y matan con total impunidad.

Por tan sugerente escenario se pasean varios personajes cuyas vidas se entrelazan de diversas formas. Marco IV, un duque retrasado e incapaz de ejercer su cargo, cuya responsabilidad recae sobre el regente, su tío Alonzo. Algo con lo que su madre, la fascinante e intrigante Alexa, no está muy de acuerdo. La joven Giulietta, prima de Marco y obligada a contraer un matrimonio de conveniencia contra el que se opone con todas sus fuerzas. Atilo, el ya muy maduro jefe de los Assassini, en busca de un sucesor digno de su legado. Y, entre muchos otros, Tycho, el misterioso muchacho llegado de ultramar cuyas asombrosas habilidades le convierten en el perfecto heredero para Atilo.

El numero de novelas de fantasía “para adultos” disponibles en el mercado no deja de crecer. A los Martin, Rothfuss, Abercrombie y demás, se les unen cada año nuevos autores que enfocan sus novelas desde un punto de vista más serio del que cabía esperar en cualquier obra del género hace unos años. Jon Courtenay es un claro ejemplo de esa tendencia que da más peso en la narración a las intrigas políticas y al desarrollo de personajes interesantes que a los aspectos más tradicionalmente fantásticos.

Nos encontramos, una vez más, ante un trilogía (que se completa con ya la publicada The Outcast Blade y con The Exiled Blade, que verá la luz en abril de este año). Quizá sea por ello por lo que Grimwood opta por una narración pausada, que se toma su tiempo para presentar y desarrollar a los principales protagonistas de la trama, revelando poco a poco las relaciones que existen entre unos y otros, y desvelando con cuentagotas los numerosos secretos que todos parecen ocultar. Así, nos encontramos ante una novela que avanza a un ritmo sosegado, que intercala algunos momentos de acción en un intrincado tapiz de ambición, odios, intrigas y alianzas, al tiempo que da una visión muy particular de seres como los licántropos o los vampiros.

La espada maldita es, por lo tanto, un libro que recomiendo sobre todo a lectores que disfruten con narraciones que, si bien incluyen elementos fantásticos, no los convierten en el eje vertebrador de la historia. Una novela sólida y bien narrada, primera entrega de una saga cuya lectura estoy deseando poder continuar.

Reseña: Los Héroes, de Joe Abercrombie

Me encanta Joe Abercrombie. A las pocas páginas de La voz de las espadas, su primera novela, ya me di cuenta de que me encontraba ante un autor con un talento considerable, opinión que quedó confirmada tras leer las otras dos entregas de la trilogía La primera ley: Antes de que los cuelguen y El último argumento de los reyes. Su siguiente novela, La mejor venganza, representó para muchos un bajón en cuanto a calidad. Quizás dicha obra no estuviese a la altura de las precedentes, en efecto, pero si los seguidores de Abercrombie pensaban que el escritor británico ya no sería capaz de volver a alcanzar las altas cotas de excelencia logradas en sus primeras novelas, estoy convencido de que cambiarán de opinión cuando lean Los Héroes.

Volvemos al mundo en que transcurren todas las historias narradas por Abercrombie hasta la fecha. La poderosa Unión está en guerra con los duros hombres del Norte, comandados por el temible Dow el Negro. Ejércitos de ambos bandos se congregan alrededor de un antiguo círculo de piedras conocido como los Héroes, dispuestos a librar la batalla que decidirá quién se proclamará vencedor en la contienda. A lo largo de tres días, poderosos guerreros, líderes incompetentes, atemorizados reclutas, soldados sedientos de gloria y algún que otro mago se verán las caras en una serie de encarnizados combates al tiempo que intrigas de todo tipo se suceden tanto entre norteños como entre sureños.

En Los Héroes nos reencontramos con viejos conocidos como el intrigante Bayaz (el Primero de los Magos), el Coronel Bremer dan Gorst (caído en desgracia tras los acontecimientos narrados en La mejor venganza), el cobarde “príncipe” Calder (hijo de Bethod, primer Rey del Norte) o el despiadado Caul Escalofríos. Pero también conocemos a nuevos personajes como el Gran Guerrero norteño Curden Craw, verdadero hombre de honor,  o el cabo Tunny, un soldado veterano de mil y un combates que siempre se las arregla para no participar en la lucha y obtener beneficios merced a los más variados trapicheos (un personaje magnífico que bien podría haber surgido de la mente del gran Terry Pratchett).

La novela, como buen obra de Abercrombie, ofrece numerosas escenas de acción y combates sangrientos que satisfarán a todo lector amante de la épica. Pero hay mucho más que luchas en este libro: Los Héroes es una lúcida reflexión sobre la inutilidad de las guerras y, al mismo tiempo, un escenario por el que se pasean tanto hombres que sólo se sienten vivos cuando se encuentran combatiendo, como guerreros cansados que ansían pasar el resto de sus vidas alejados de unas luchas que cada vez tienen menos sentido para ellos. Y también veremos a algún joven aspirante a héroe que acaba abrumado por el peso de su cobardía, e incluso a alguien que descubre en su corazón una honorabilidad que ignoraba poseer.

Son tantos los personajes que encontramos en este libro (todos relevantes, fascinantes la mayoría), que la suerte de dramatis personae presente al principio del mismo resulta ciertamente útil cuando, en el fragor del combate o ante una intriga enmarañada, dudamos sobre quién es quién. No obstante, la habilidad de Abercrombie para dotar de personalidad a sus protagonistas hace que, al menos en mi caso, apenas haya tenido que recurrir al mencionado listado en un par de ocasiones.

Como comentaba al principio de la reseña, el inmenso talento de Joe Abercrombie brilla con tremenda intensidad en Los Héroes, una obra que ha recibido abundantes y merecidos elogios de crítica, lectores y, lo que es más importante, autores de Fantasía tan ilustres como George R. R. Martin o Patrick Rothfuss. Un libro extraordinario que recomiendo encarecidamente a todo lector deseoso de disfrutar de una fantasía adulta, de calidad incuestionable, narrada con pulso firme y protagonizada por personajes inolvidables.