Reseña: Catwoman. Imitadoras, de Joëlle Jones, Fernando Blanco y VVAA

Joëlle Jones es ilustradora y guionista de cómics. Su obra más reconocida es la serie Lady Killer (una vendedora de cosméticos pero también una dedicada asesina en serie con mucho que ocultar) publicada entre 2015 y 2017 por Dark Horse Comics, y que yo empecé a disfrutar en 2016. Además de eso, Jones es reconocida dentro del noveno arte por sus portadas para Marvel y por su trabajo escribiendo e ilustrando series de DC Comics donde destaca, sobre todo, Supergirl, algo de Batman y ahora esta chulada con la que he disfrutado mucho llamada Catwoman: Imitadoras; lanzada originariamente en abril de 2018, y que DC anunció que sería una obra directamente cedida por completo a lo que la autora quisiera crear.

Catwoman: Imitadoras quedaron así en una serie limitada de doce números de los cuales ECC Ediciones nos trae este primer TPB que comprende los seis primeros. Cuyo primer número fue lanzado el mismo día que el Batman #50, ese famoso en el que se cuenta la boda de Batman y Catwoman.

Y a partir de ahí cuenta Catwoman: Imitadoras. La noche de bodas apenas ha pasado y la ágil embaucadora vestida de negro ya está de vuelta en las calles. Y se topa con alguien que sigue sus pasos, haciendo atracos en la ciudad de Gotham. Pero mientras Selina suelta mamporros a golpe de látigo a todo aquel que usa sus trajes para vacilar, atrae la atención de uno de los grupos criminales más peligrosos que existen. ¿La mafia? No. Algo peor. Y como si la nueva Bat-Esposa no tuviera suficientes problemas, aparece un nuevo villano decidido a ver si es cierto que Selina goza de esas famosas nueve vidas.

Empieza una nueva etapa en la vida de Catwoman. Y sinceramente, Joëlle Jones parte la pana, sobre todo, con el dibujazo que aporta. También con un guión muy ritmico lleno de acción, suspense e intriga política, que va «in crescendo» de un modo soberbio con el paso de las páginas. Gotham es una caja de arena tóxica para Selina Kyle en los últimos tiempos, y así nos lo muestra. En su ciudad natal, Catwoman se enfrenta a un jefe criminal que también caza a impostores. Pero, ¿buscar una tregua para cazar a un enemigo mutuo, o Selina es el objetivo de algo más gordo? Catwoman se está quedando sin sus famosas múltiples vidas. Las cosas van de mal en peor en Villa Hermosa. Desde que esa farisea disfrazada de Catwoman haya ido asesinando en su nombre, todo se torna en desgracia. Además, esas imitadoras parecen estar ligadas de alguna manera a la familia del gobernador Creel…

Aquí hay algo gordo. Una nueva villana que ya os adelanto. La primera aparición de Raina Creel, Primera Dama de Villa Hermosa, que da para mucho -que digo mucho-, para bastante juego. Joëlle Jones haciendo un enorme trabajo, y el ilustrador de Batwoman, Fernando Blanco, que se le une para que visualicemos una genial serie más que recomendable para todos los públicos.

Reseña: El Discípulo del Diablo, de Shiro Hamao

Shiro Hamao es catalogado como el padre de la novela negra japonesa. En estos dos relatos construye un mundo fascinante de depravación y decadencia. Una historia de detectives que no retiene nada, no deja ninguna grieta inexplorada, donde la sexualidad y el deseo están satisfechos sin condiciones. Mientras que los personajes tratan de satisfacer sus apetitos, a menudo encuentran que la desviación no es la clave de la felicidad ni una garantía de un final feliz. Ellos sienten que deben seguir sus deseos al límite incluso hasta la muerte. Nada queda fuera, ya que los secretos y el crimen llevan a todos a un sórdido vórtice.

El primer relato se titula El Discípulo del Diablo. Eizo Shimaura, nuestro protagonista, escribe una carta desde la cárcel al fiscal Hachiro Tsuchida, quien fue alguien especial en su juventud. En la carta le cuenta la verdad sobre la muerte de su amante de la cual él ha sido declarado culpable. Leeremos una carta dura. Le reprocha al fiscal haber trasformado su dulce personalidad en la de un asesino tras su abandono. Reflexionaremos en qué momento el sentirse despechado puede despertar el ansia de matar. Pero sobre todo, lo más triste de leer, es el encuentro con la bondad y lo que aviva este noble sentimiento en una persona llena de odio.

El siguiente relato es ¿Fue él quien los mató?, narrado en primera persona por un abogado con tintes detectivescos ya que dudará de la escena del crimen. Sabremos del caso que le tocó llevar en la provincia de Kanagawa. Ichiro Ôdera, se declara culpable de asesinar de forma terrible a un matrimonio joven. El que el autor fuera licenciado en Derecho dará más veracidad a esta historia. Y aunque el crimen es ficticio, lo leeremos como si fuera auténtico con todos los entresijos de un juicio real.

Ambos relatos son dramas que vivieron los protagonistas. En el primero nos asombrarnos de lo fácil que es juzgar y declarar a alguien culpable sin conocer toda la verdad. El segundo temblaremos leyendo un final estremecedor, donde ver hasta dónde puede llegar la venganza cuando han jugado con tu corazón y tu honor. Tanto en uno como en otro el autor nos invita a comprender lo complicada que es la mente humana. Aunque el verdadero misterio a desentrañar son las mentes retorcidas de los personajes a medida que descienden a las profundidades más oscuras de la depravación.

Al final del libro se aporta las reglas para jugar al Mahjong. Un juego de mesa muy famoso en Japón, que por cierto tendrá mucho que ver en el segundo relato.

Dos historias increíbles.

Reseña: Marshal Bass. Asesinatos Familiares, de Darko Macan, Kordey y Vitkovic

Devorado el segundo álbum de la que puede ser la mejor serie western en cómic que he leído en mucho tiempo. Marshal Bass: Asesinatos Familiares, nuevas aventuras de este personaje histórico real, esclavo liberado, exsoldado, exvagabundo, granjero y padre de familia que se convirtió en el primer sheriff afroamericano. Un héroe solitario protagonista de un western revolucionario que mola cantidad. Un escenario que nos muestra a un personaje muy característico, sobre todo, en el hecho de conseguir su puesto de vigilante. Y por lo que he podido investigar, una adaptación de hechos históricos totalmente fiable, además de una buena introducción con Black & White y unos diálogos magistralmente labrados que os encantarán. Lejos de estereotipos, Marshall Bass aporta una dimensión humana al género muy chulo. Un western psicológico, en definitiva. Un mundo donde el asesinato es el negocio del día a día.

En Marshal Bass: Asesinatos Familiares, un asesino en serie es víctima de una familia de asesinos, nuestro héroe persigue a otro y llega a plantearse la pregunta de, ¿es viable enamorarse de la hija de una panda de asesinos? Todo ello en esos vastos campos del Viejo Oeste que no son precisamente el paraíso que uno esperaba. Me gusta que Darko Macan no nos pinta el típico negro actor actual guapetón protagonista que viene a embellecer la realidad. Lejos del mito de una América benevolente y conquistadora, este guionista croata crea un retrato Far West creíble y sin adornos. Sin duda, más realista que la mayoría de las producciones de Hollywood. Este escenario huele a sudor, exhala villanía, se traga polvo y nadie puede reclamar una onza por virginidad. El alcohol, el sol, y el oro llaman la atención, y empujan a los extremos a mujeres pobres que matarían a su padre y a su madre por un dólar. Ya percibí en el volumen anterior (pasados nueve meses, lo leí nuevamente para refrescar), que la marca registrada de Darko Macan es asegurarse de que todo esto encaja de forma natural en el curso de una historia donde lo sórdido es normal, la cobardía un arte, y la violencia, el sobrevivir día a día.

Genial este Marshal Bass: Asesinatos Familiares también. Una segunda investigación donde nuestro héroe se enfrenta a una familia que practica el asesinato… ¡Cómo familia! Marshal Bass se pone al frente de lo necesario para erradicar el crimen, pero lo que debería haber sido un caso bastante simple, irá mal. Muy mal. En una trama intransigente donde el ilustrador Igor Kordey abandona esta vez los grandes paisajes, (con la notable excepción de una excelente splash-page con la calle central del pueblo), para centrarse en viñetas cortas donde se magnifican los rostros demacrados de los personajes y la dureza de un decorado castigado por las altas temperaturas.

La mires por donde la mires, una magnifica serie.

Reseña: La Tierra Errante, de Cixin Liu

Siento decir que no he leído aún la aclamada novela El Problema de los Tres Cuerpos, del escritor chino Liu Cixin (creo que se puede escribir de las dos formas). Un libro que tan buena acogida ha tenido mundialmente entre los amantes de la Ciencia Ficción. Una de las novelas más populares publicadas en China del género que por cierto, además de su correspondiente Premio Hugo, tuvo nominación al Premio Nebula del año pasado. Traída a nuestra país por el potente y fantástico sello NOVA, de Ediciones B…, aún no me he puesto con ella. Y cuando iba a hacerlo, me entero que en breve traían La Tierra Errante. Una colección de relatos del autor con el que pensé, sería ideal para introducirme antes con un autor al que algo le temía, sinceramente. Aunque tampoco mucho, pues ya leí hace no mucho uno de estos relatos también aparecido en un volumen en inglés (Invisible Planets) editado en USA por su traductor por excelencia Ken Liu. Y tengo que decir que me encantó. He percibido que el estilo de Liu Cixin es inmediatamente reconocible. Como otros tantos autores con los que hay que tener cuidado si no eres lector asiduo de novelas de CF hard -hablo de esos que escriben términos extraños y lleva un tiempo acostumbrarse a su prosa-, me dijeron que ocurría eso mismo con El Problema de los Tres Cuerpos. De ahí mi precaución. Sin embargo, la prosa de Cixin engancha cosa mala. Combina muy bien sus fascinantes futuros y la manera consciente y autoritaria con que los lleva a la convicción.

La Tierra Errante es la primera historia. Momentos épicos, proyectos de ingeniería gigantescos… Con la amenaza de la desaparición del Sol, la humanidad se embarca en un ambicioso proyecto para sacar a la Tierra de la órbita solar y dirigirla a un nuevo hogar. Todo mezclado con impactos tecnológicos, geológicos y sociales junto a las experiencias personales del personaje principal. Convertida en film y estrenada hace poco, se vuelve muy interesante.

Pero hay más. Montañas es uno de esos relatos chulos donde la vida cotidiana del personaje principal se cruza con una visita extraterrestre. ¿Una oportunidad para conocer y aprender sobre una cultura alienígena? La fijación de Feng Fan en las montañas lo lleva a ser el único humano en interactuar con una especie de otro planeta con un origen profundamente diferente al nuestro. Me recordó a un relato de Greg Egan que leí hace bastantes años, y también a uno de Ted Chiang llamado Exhalación. Magníficos todos.

El Sol de China vuelve a llevarnos a otro proyecto de macro-ingeniería, pero con la historia personal del progreso de Shui Wah; un aldeano pobre, un hombre común, en lugar de un heroico astronauta.

En beneficio de la humanidad es original como pocos. Vemos la llegada de no una, sino dos razas extraterrestres a nuestros cielos. Cuyas naves en órbita iluminan el oscuro sendero marcado por el asesino profesional, el Dientes, mientras asume un contrato inusual en medio de un futuro incierto. Una vez más, una invasión que no es lo que parece.

En un giro inusual, Liu Cixin aparece como personaje en su propia historia en el cuento apocalíptico de virus informáticos llamado Maldición 5.0. El virus del mismo nombre se vuelve más y más destructivo a medida que pasan las páginas. Cixin, el personaje, se vuelve filosófico sobre cómo sus visiones de destrucción literaria no son tan terribles como experimentar la realidad.

Cinco relatos más se aportan: La Era Micro, El Gran Devorador, ¿Quién cuidará de los dioses?, Con sus ojos y El Gran Cañón de la Tierra. Historias que dejaré que descubráis por vosotros mismos. Una antología que se vuelve genial y valiosa con cada nueva historia. La Tierra devastada en la mayoría de ocasiones, exploradores interestelares solitarios que regresan cuando ya no queda nada, una raza de lagartos invasora que nos ataca, tramas vinculadas a valores tradicionales chinos como el respeto a los ancianos, la lealtad familiar y la hospitalidad. El impacto de dos mil millones de extraterrestres geriátricos que se establecen en la Tierra…, jajaj. Maravillosa y divertida idea.

La Tierra Errante es una colección de historias diferente. Maravillosa… Perdonad, pero este calificativo no se me iba nunca de la cabeza mientras leía. Ciencia Ficción dura en ocasiones, pero a la que te enganchas y deseas leer más y más. La originalidad, lo diferente, los pensamientos de un autor oriental sobre el género que tanto nos gusta. Liu Cixin llega pegando fuerte. El autor más en forma de China ya en mi objetivo.

Reseña: Maestros, de Steve Skroce, Dave Stewart y Fonografiks

Un buen porcentaje de los lectores de cómics se vuelven asiduos y amantes de lo visual. Sin ser gente que vaya a museos o amara esa asignatura del instituto llamada Historia del Arte, son capaces de (después de llevar años leyendo cómics) pararse -su mundo se detiene un momento-, al ver una preciosa ilustración. Después también hay quién ama todo lo ilustrativo desde siempre, sí. Y otra gran mayoría que incluso prueba a ir dibujando de propia mano sus cómics. Hay de todo. Pero un buen porcentaje de los lectores de cómics, siguen en este mundillo lector por lo visual.

En gran medida, por cómics que casi tiran de espaldas tan sólo con sus portadas. ¿Un ejemplo? Maestros. Una serie de fantasía oscura, diferente a lo que hayas leído antes, del polifacético Steve Skroce. Un autor que aterrizara en el noveno arte junto a Clive Barker, que trabajó en la serie de Cable, X-Man y The Amazing Spider-Man para Marvel, e incluso hizo sus pinitos en la serie Youngblood de Rob Liefeld. También es conocido por sacar adelante el arte gráfico de la trilogía The Matrix, de los hermanos Wachowski. Desde entonces, cantidad de títulos le avalan. Recuerdo haber disfrutado mucho con su serie We Stand On Guard, en la que nos lleva a un futuro no muy lejano en el que unos rebeldes canadienses intentan defenderse de la amenaza de un Estados Unidos agresivo e imperialista que invade Canadá para conseguir agua. Una chulada.

Poco después Skroce escribió y dibujó Maestros, una obra muy personal para Image Comics, que ahora nos trae Norma Editorial en un buen recopilatorio que reúne las siete grapas con las que contó la serie en su día. Me hace gracia la pregunta que aparece en la sinopsis editorial: ¿Un milenial nacido en Orlando será capaz de mantenerse en el poder a pesar de estar rodeado de enemigos en su nuevo reino mágico?

La serie cuenta como El Maestro y la familia real han sido asesinados. Ahora uno de sus hijos desterrado en su día, hereda el trono del Rey Mago junto con un hechizo que le convierte en lo que todos conocemos como Dios. Y así, a un tío tranquilote como pocos, le empiezan a salir enemigos de todas partes. Pero para William Little, ser el último en la línea sucesoria no otorga ninguna exención de la brutalidad con la que le gusta llevar las cosas. Ahora su familia está muerta y armado con el hechizo más poderoso de la creación, se dispone a dar algunas lecciones propias a esos magos locos que tanto por saco suelen dar en el nuevo reino mágico. ¿Qué puede salir mal?

A veces, es necesario hacer un trato con el diablo. Nominada a Premio Eisner en 2018 como Mejor Serie Nueva y al Mejor Colorista gracias al magnífico trabajo de Dave Stewart, Maestros es una de esas historias que uno no olvida fácilmente. El arte de Skroce es instantáneamente llamativo. El siempre confiable color de Dave Stewart contrasta perfectamente la dualidad de la existencia de Willy cuando pasa de lo terrenal a lo fantástico. En Maestros, Steve Skroce pincha las pretensiones florales del cliché de la Espada y Brujería, y otorga unos cuantos guiños sarcásticos al lector. Un cómic genuinamente divertido.

Reseña: 100% HC Marvel Halloween Horror, de VVAA

Octubre llegó. Mes de los monstruos, mes de Halloween, el frío, ese vientecillo fresco que se alza cuando la luz deja de protegernos de la oscuridad… Halloween es el 31 de octubre,sí, aún queda. La última noche del mes más frío y seco por excelencia. Pero ya llegó. De hecho, y por mis cuentas, es el mes en el que más titulos de Terror leo y en el que más tiendo a escribir y devorar Terror en formato película. Hoy tan solo es el segundo día de dicho mes. Correcto. Pero esto ya ha empezado… Y Panini Cómics tiene la culpa de que empiece tan pronto.

Marvel Halloween Horror es el último 100% Marvel HC publicado en nuestro país. Un volumen contenedor de historias espeluznanes, emociones terroríficas protagonizadas por nuestros personajes favoritos del Universo Marvel. Por supuesto, con un enorme equipo de guionistas y dibujantes detrás. Relatos cortos, algunos muy cortos, pero con esos finales que dejan a uno inquieto. Vamos a empezar la fiesta: Marvel Halloween Horror se lee como una mezcla de The Twilight Zone y los famosos What If? Alterna historias con giros espeluznantes. Cuentos de lo macabro que sorprenderán a los lectores subvirtiendo sus expectativas. Al ser historias tan cortas, con muy poco, spoilearía mucho, por lo que hablaré poco de ellas. El disfrute os lo sirvo en bandeja de plata.

Un primer relato angustiante donde Matt Murdock (Daredevil) es sometido a un trasplante de ojos que le llevará a una serie de horripilantes asesinatos. Seguido de una versión del Doctor Doom atrapado en una trama a lo La Invasión de los Ladrones de Cuerpos. Los 4F de por medio, por supuesto. Y la cosa se va volviendo más efectiva -nunca mejor dicho- con el paso de las páginas. La Cosa de otra época…, imaginaréis a que gran historia del fantaterror hace referencia. Aquí empiezan a brillar estos one-shots. Pero nada de esto debería minimizar las historias que siguen a continuación donde sonreír y estremeceros casi se vuelven una misma reacción. Tramas culpables son las contadas en El Castigador de la Ópera (un titulo horrible…jajaj) o en una casa embrujada de jóvenes súper dotados que completa un volumen especial que en USA se llamó Avenger´s Halloween.

Pero Panini Cómics aporta más en este Marvel Halloween Horror. Incluye otras tres grapas que tienen su aquel. Otra Mala Noche es donde Frankenstein (uno de los monstruos más incomprendidos), en su deambular se topa con Jack Russell (el famoso Hombre-Lobo de Marvel), un amigo que entiende la difícil situación de Frank…, es decir, hasta que sale la luna llena. Spiderman: El Breve Halloween habla de esta gloriosa época del año, aunque Spidey es noqueado durante el desfile de disfraces de Greenwich Village y un «intoxicado» toma su lugar con su traje.

En el espléndido one-shot Feliz Halloween del magnífico Francesco Francavilla (del que os recomiendo buscar/encontrar todo-todito-todo lo que toque este autor en CF y Terror), nos encontraremos un mundo zombie en el que una de las últimas personas vivas, Kitty Pryde, habla a su hijo Piotr Rasputin sobre lo que es Halloween. Justo después, cuando va a pedir chuches vestido de Lobezno, es atacado por versiones zombies de diversos villanos.

Panini Cómics gana puntos con la que es, sin duda, una de las publicaciones destacables del mes. Se preocupa por el aficionado, por publicar novedades ideales para la época, dar trocitos de cerebro al zombie ansioso de buenas historias. Una enorme variedad de guionistas y dibujantes, a cual más inspirado también. Una chulada.

Reseña: Cuentos de Hadas para Escritores, de Lawrence Schimel

Edición bilingüe inglés / castellano, Cuentos de Hadas para Escritores es una inteligente colección de fantasía clásica convertida a poesía. Los cuentos de hadas populares se vuelven a contar en verso desde el punto de vista de un escritor. Bellas palabras se unirán junto a una cruel realidad para que entendamos los esfuerzos, sufrimientos o alegrías que se mueven junto a un autor y su obra.

Al igual que esos cuentos ya conocidos, no siempre habrá en los poemas finales felices. No todos llegan a cumplir sus sueños, muchos se quedarán en el camino por diferentes motivos. A veces, incluso teniendo obras dignas de ser leídas.

Los comienzos nunca son fáciles la sombra del fracaso o del abandono vigilan desde la oscuridad. Esto lo sabe muy bien La Bella Durmiente, cuyas criticas acabaron arrinconándola. Quién sabe cómo hubiera acabado todo de haber sido más valiente si hubiera creído más en ella misma. Por que hay finales, que sí están en nuestras manos poder cambiarlos. En cambio, Cenicienta es una autora tímida y aspirante que recibe su gran oportunidad por parte de sus amigos en lugar de ratones. El Patito Feo se siente diferente; con este bello poema me identifiqué mucho, yo también era la única en mi familia que amaba los libros. ¿Conocéis esa sensación en la que un editor llama a la autora para pedirle leer el resto de su nuevo libro? En Rapunzel podréis saberlo.

Hay escritores cuyo deseo no es ver su nombre en una portada. Cantidad de libros se han escrito anónimamente o con seudónimo, y es que el amor por la escritura a veces supera toda vanidad. Esa necesidad de sacar lo que hay dentro de la cabeza y darle vida. No hay mayor poder, ni magia más hermosa, creada por un ser humano.

Historia tras historia se va desenrollando, como un carrete de hilo para atrapar el corazón de escritores y lectores, este Cuentos de Hadas para Escritores. Cada historia a su manera es mágica. Editada en bolsillo, no dejéis que os engañe el tamaño. Dentro hay auténticas vidas en poemas. En la web de la editorial se puede leer un poema para su promoción.

Leerlo y emocionarse es inevitable.

Reseña: Superman. Action Cómics. Sendero de Perdición, de Dan Jurgens y VVAA

Siempre me ha intrigado-alucinado la gente que lee demasiado. Quizás por ello desde pequeño quise convertirme en uno de ellos; con esa terrible voluntad, esa inquietud, ese deseo de vivir cientos de aventuras… Sobre todo, me llamaba mucho la atención, gente afín a una misma cosa. ¿De dónde parte tanto amor absoluto? Menuda afinidad. Cuando volví al instituto de mi nueva ciudad, me topé con antiguos amigos y a la vez con amigos de mis amigos. A casa de uno de ellos íbamos los findes a frikear (libros, cómics, juegos de mesa, rol…), siempre que íbamos a echar un rato, encontrábamos a un tipo (su hermano mayor) sentado en el sofá del salón leyendo cómics de Superman. En una época donde ya Marvel hacía estragos entre los jóvenes de nuestra edad y sus minipagas, este colega estaba SIEMPRE LEYENDO SUPERMAN…

Action Cómics: Sendero de Perdición puede ser uno de los arcos argumentales más largos que he leído del hijo de Krypton en toda mi vida. Seis números comprenden esta historia que a la vez que extensa se vuelve profunda. Dan Jurgens haciendo lo que mejor saber hacer, nos muestra al Hombre de Acero regresando a Metrópolis justo a tiempo para conocer al nuevo protector de la Ciudad del Mañana: Lex Luthor. Pero no pasa mucho tiempo antes de que estos titanes en duelo conozcan a un inesperado y… ¿Nuevo Clark Kent? Luthor y Superman deben dejar de lado sus diferencias y enfrentar una amenaza común: Juicio Final, vuelve a ser el enemigo a batir. Mientras tanto, Jimmy Olsen y el personal de Daily Planet intentan descubrir la verdad sobre ese que dice ser Clark Kent…

Lo dijeron en su día: «Superman es sinónimo de superhéroe». Lleva en su «S» esperanza pero también pasión por leer buenos cómics. Grandes escenas como Clark Kent quedando atrapado en el fuego cruzado cuando Juicio Final destroza en cuerpo y alma toda Metrópolis. Lois Lane luchando por mantener al margen al joven Jonathan. Fuera del sendero de la destrucción. Pero la pregunta es: ¿podrán detener al monstruo que una vez ya mató al Hombre de Acero? ¿Luthor tiene otros planes? Que sepáis que Wonder Woman se une a la lucha.

Este tomo de Action Cómics: Sendero de Perdición incluye dos arcos más. Dos minis historias de un par de números cada una. Superman, te presento a Clark Kent, donde la misteriosa figura que dice ser Clark Kent se convierte en el centro de atención al intentar limpiar su nombre y demostrar de una vez por todas que él no es Superman. Cierra el tomo Lois Lane vuelve al Planet, cuyo titulo es un spoiler en sí mismo. En definitiva, Action Cómics: Sendero de Perdición recopila los números del #957 al #966 de la serie original y reúne al legendario guionista Dan Jurgens con los dibujantes Patch Zircher, Tyler Kirkham, Stephen Segovia y Art Thibert.

Me molan las historias de Dan Jurgens, en general, cuando se pone costumbrista. Aquí continúa. Escribe y dibuja un reinicio que se está llevando a cabo desde el inicio de la colección de Renacimiento. Poner en modo incómodo a Superman, le gusta. El deseo de justicia, el amor por su familia y su deseo de llegar a casa, mantienen a tope al Hombre de Acero a la hora de enfrentarse a los villanos. Historias humanas que lo vuelven diferente y que son atractivas de leer. Fáciles de asimilar también para algún incauto que jamás haya leído nada del considerado primer superhéroe de nuestro tiempo.

Reseña: KillRaven. La Guerra de los Mundos, de Alan Davis y Mark Farmer

Los que lleváis años leyendo cómic americano sabéis de sobra que Alan Davis es uno de los grandes autores a seguir. Entre tantos buenos, como mínimo, a echarle un ojo a cualquier titulo con el que te topes en vuestra librería favorita, al que él le haya metido mano. En mi caso, siempre le recuerdo las maravillas que hizo con Hulk, con Thor, o sus inicios con el Capitán Britania… (Lo siento, nunca fui muy de los X-Men aunque sé que se le reconoce bastante por su trabajo en el reino mutante). Lo que en definitiva digo es, que te paras y miras si de pasada viste su nombre en una portada. Y KillRaven: La Guerra de los Mundos lo lleva.

KillRaven (Jonathan Raven) es un personaje que tuvo sus grandes momentos dentro de la revista setentera Amazing Adventures, pionera publicación para los cómics de Marvel, por entonces. Un héroe, un luchador por la libertad en futuros alternativos post-apocalípticos. Creado por los maestros consagrados Roy Thomas y Neal Adams, el guionista Gerry Conway y el dibujante Adams, le dieron vida en la edición de mayo de 1973. Ya sabéis como esto: la serie llega a tener fama, sobre todo, por presentar por primera vez en formato viñeta un “dramático” beso interracial… Bien, pues en 2002, llega Alan Davis, se junta con su entintador de toda la vida Mark Farmer, y ambos reconocidos amantes del clásico KillRaven, elaboran una miniserie de seis númeritos para enseñarnos, casi treinta años después, una variación alternativa y futura en el universo paralelo que Marvel Comics llama Tierra-2120.

No descubro nada si menciono que KillRaven: La Guerra de los Mundos obviamente hace referencia a la clásica obra de Ciencia Ficción de H.G.Wells, ¿no? ¿Pero qué pasaría si aquel deus ex machina del final no hubiera ocurrido y los marcianos sí hubieran terminado por invadir nuestro mundo y devastado nuestra civilización? Jonathan Raven, el gladiador conocido como KillRaven y su banda de los Hombres Libres, son los únicos que se interponen a la aniquilación total. Un mundo casi sin esperanza. La humanidad destruida o esclavizada. Algunas personas convertidos en traidores de su raza cazando a otros humanos, a voluntad de los marcianos. Otros, obligados a luchar por la diversión de sus captores en arenas de gladiadores. Ahí es donde destaca KillRaven, entrenado para la batalla desde que era niño, el cual se libera de sus cadenas y lidera una banda del retorcido y macabro escenario que ahora es la Tierra.

Desde el primer número conocemos la historia ordinaria de un niño y su madre que se han aventurado a salir de su búnker subterráneo para buscar comida en una Nueva York en ruinas. Solo para enfrentarse a los marcianos. KillRaven y su banda intervienen, y hay acción a cascoporro. Ahí es donde aprendemos el tremendo poder de los marcianos y el esfuerzo que hay que hacer en cada enfrentamiento contra ellos. Pero se prometen desarrollos más emocionantes cuando en el siguiente número se muestra el regreso de un antagonista de la serie clásica. Y como Davis sabe que ese guiño le gustará sobre todo a los amantes de lo añejo, se recrea en detalles que por muy simples que parezcan, hacen que te enganches a la historia. ¿Ejemplo? KillRaven y sus amigos ven a un anciano por primera vez (la esperanza de vida es notablemente baja, bajo el dominio marciano) y piensan que su piel arrugada es signo de una enfermedad horrible… Minitramas que abren un potencial, y que preparan para toda la historia de fondo que Davis mete después.

Sinceramente, no es sorprendente que el arte sea bueno. Si sabes a lo que vas, si compras jamón cinco jotas, rara vez tu garganta se resienta. Trípodes marcianos de alta calidad, KillRaven y sus camaradas M’Shulla, Carmilla, Old Skull y el resto, representados con aire heroico maravilloso, extraños mutantes en el cuartel general (¡un vagón de tren colgado en globo!), hombres enmascarados que se aprovechan del pueblo, trajes clásicos de los 70s en todo su esplendor (desde las botas acampanadas de KillRaven hasta la cola de caballo de M’Shulla Afro). Friends, agarrad un buen té helado, una bañera de palomitas, y preparaos para una aventura futuro-apocalíptca de las buenas.

Reseña: La Esperanza Pese a Todo, de Émile Bravo

En la variedad, y en la confianza de ceder un enorme y clásico personaje a nuevos autores para nuevas aventuras, reside el éxito del nuevo Spirou. Lanzada en 2006 en la cuna del cómic europeo actual y por Ediciones Dupuis, la colección Una Aventura de Spirou por… (Le Spirou de…) ha permitido a varios autores, publicar sus versiones del botones de hotel más intrépido que el mundo del cómic ha podido conocer. Fue en 2008 cuando Émile Bravo presentó su versión en Diario de un Ingenuo; un volumen que también trajo a nuestro país la recomendable editorial Dibbuks. Un álbum que entre los más entendidos del personaje tuvo un gran gran éxito. Tanto aquí, como al otro lado de los Pirineos. Además, ganó bastantes premios y eso provocó que de un pretendido one-shot, pasara a programarse cuatro álbumes más. El primero de ellos lo publica Dibbuks este mes. La Esperanza Pese a Todo es…, bah, lo digo ya: ¡Me encantó! Y pensar que con el paso de los años me estoy enamorando de los grandes personajes que ha dado el noveno arte… Representante distinguido de la línea clara, Émile Bravo domina perfectamente dicho “modus operandi”, tan propuesto anteriormente por Hergé en Tintín, Tillieux con su Gil Jourdan o Edgard P. Jacobs en su Black & Mortimer.

Confirmado que vais a quedar encantados, los amantes del buen cómic, con la trama, la calidad de los dibujos y los hermosos colores que aporta Fanny Benoit aquí. Que llevan la historia de Bravo a un trabajo gráfico de alto nivel. «Pero los hermosos dibujos no son suficientes para hacer un buen álbum», diría mi tito americano, gran entendido en cómic europeo como sabréis los que seguís Desde New York – Crónicas Literarias asiduamente. «El escenario, el guión (sobrinito mío), también es de gran importancia». Pues no problem, Émile Bravo golpea con fuerza por ese lado también.

La Esperanza Pese a Todo nos sumerge en la Bélgica de 1940. Este pequeño país está a punto de ser invadido por el ejército alemán y nuestro valiente Spirou actúa como botones en el Hotel Moustic, mientras Fantasio dedica cuerpo y alma al ejército belga. Este incongruente dúo vuelve a funcionar perfectamente: por un lado, Spirou es amable, sincero y valiente; fiel en la amistad, siempre está dispuesto a ayudar a los menos privilegiados. Por otro lado, Fantasio es terco y muy lanzado. Pero tiene un buen corazón, a pesar de sus decisiones dudosas. Pero si este famoso y amigable dueto pueden sugerir que el álbum es una alegoría a la amabilidad y la broma, para nada es el caso. Émile Bravo pudo evitar en esta historia las evocaciones a lo terrible del Holocausto, el derecho de expresión o la participación del clero en la barbarie. Sin embargo, nos presenta una historia adulta en tiempos de guerra, donde nuestros dos cómplices van a tener que vivir momentos difíciles, un tremendo invierno helado azotando Bruselas y lo duro de unas restricciones alimentarias que empezaron a machacar aún más al personal. Donde después de ciertos encuentros y desencuentros, y la destrucción del Hotel Moustic, Spirou se unirá a una compañía de exploradores por consejo del padre André; y Fantasio encontrará trabajo como periodista y desertor de las tropas belgas, en el diario Le Soir. Sin sospechar en un principio que la línea editorial está controlada por el opresor alemán.

A pesar de ser una historia con un enorme contexto bélico, la comedia no deja de estar presente en La Esperanza Pese a Todo. En particular, en las tribulaciones de Fantasio y lo que le rodea pero también, la inspiración y los guiños a Tintín. De hecho, el propio Spirou lo llega a nombrar.

Una lectura fluida, gustosa y disfrutable, como sólo el mejor cómic europeo suele aportar. Y con un final ingenioso.