Archive for Terror

Reseña: Nightflyers, de George R.R. Martin

Hay una versión de escritor diferente en George R.R. Martin que no todos conocen. Una enorme minoría que lleva toda la vida leyenda Ciencia Ficción sí que sabe…, pero cierto sector me consta que no. Quizás sean los mismos que se sorprenden cuando ven en las novedades libros de Martin, No-De-Juego-de-Tronos, y se preguntan: ¿es el mismo autor? Y si lo es, ¿George R.R. Martin sí tiene tiempo para escribir otras temáticas pero no para acabar de una vez la saga de Canción de Hielo y Fuego? Para los lectores que se hayan podido hacer alguna de estas preguntas aclararé, que hubo un antes prolífico a Juego de Tronos. Un antes maravilloso en mi opinión de un autor que ganó lo más gloriosos premios de género. A pares.

Hubo un antes. Uno se siente raro cuando lleva aconsejando tanto tiempo a un autor, y resulta que hasta que no se hace mundialmente conocido (¡por una serie de TV!), no empiezan a reparar en sus obras. A George R.R. Martin lo descubrí hace unos veinte años. Lo recomendé y lo recomendé. Sus cuentos molaban cantidad. Para mí fue un enorme descubrimiento encontrarle en un ejemplar de la extinta colección de Martínez Roca, en la colección Gran Súper Ficción. Una antología que trataba los Premios Hugo (el premio más importante a nivel mundial que se otorga a la literatura de Ciencia Ficción), y que se llevan dando desde casi principios del Siglo XX. En fin, di con un tomo que contenía dos relatos suyos. ¡El tío había ganado el Hugo al Mejor Relato con dos cuentos de su propiedad! Uno era El Camino de la Cruz y el Dragón y el otro Los Reyes de la Arena. Dos joyas de la CF que recomiendo que leáis cuanto antes. Era entonces un joven George R. R. Martin, que ya había ganado anteriormente un Hugo con una novela corta, pero que a partir de aquí empezaba a dar que hablar bastante dentro de la literatura fantástica. Hasta que dio el pelotazo con sus novelas de Fantasía de Canción de Hielo y Fuego, o como lo conoceréis muchos por la serie de TV: Juego de Tronos.

Por ello, os gustará saber que Nightflyers, la nueva novela que edita Ediciones Gigamesh (una editorial que no deberéis perderos como amantes de la Fantasía y CF), decía que dicho título se publicó por primera vez en 1980 y ganó el Premio Locus a la Mejor Novela y fue nominado al Hugo de ese año. Aunque ahora resuene tanto por la inminente serie de Netflix, también os gustará saber que tuvo un film fallido en 1987, estuvo un tiempo en los radares del Canal SyFy, tuvo una edición ilustrada (ésta misma que hoy os reseño) e incluso una versión narrada en audio por la actriz Adenrele Ojo.

Nightflyers cuenta como nueve excéntricos académicos viajan en una nave espacial con dicho nombre, cuyo destino es estudiar a una antigua raza alienígena. El capitán de la nave es aún más extraño que sus pasajeros y se presenta en forma holográfica en lugar de física. Espía a sus pasajeros, observándolos en sus literas por la noche, personas promiscuas y bastante activas por la noche, cambiando de pareja con frecuencia… Las cosas comienzan a cambiar, a volverse tenebrosas, cuando los pasajeros comienzan a morir, uno por uno, de forma muy similar a lo que cuenta en Diez Negritos, de Agatha Christie. No obstante, aquí algunas de las muertes son bastante espantosas y el terror psicológico de estar atrapado en una pequeña nave espacial con un asesino se hace palpable de forma abrumadora casi en cada página. Martin demostrando lo que mejor sabe hacer.

Pues sí friends, quizás no lo esperabais después de todo lo explicado, pero en efecto, Nightflyers es una historia de Misterio, Ciencia Ficción y Terror. Una trama convincente, especialmente después de que comiencen los asesinatos. Ya sabéis el gusto de nuestro autor por esto, ¿no? Así que sabemos que ninguno de sus personajes, por muy importantes que sean, están a salvo. Afortunadamente (o desafortunadamente, dependiendo de cómo lo mires), os confesaré que no me hizo especial tilín ninguno de ellos por lo que en esta ocasión poco me importó si sus cabezas explotaron, las cortó un láser por la mitad, se aplastaron al salir por una escotilla, etc, etc. Es lo que nos caracteriza a los fans de Martin. Nos mola la sangre. Aunque me gustó bastante la reunión y opinión de personajes académicos debatiendo, con toque desinhibido, drama y pasión.

Nightflyers, esa interesante mezcla de géneros que os demostrará el “buen antes” del maestro George R.R. Martin.

Reseña: Sombras en la Tumba, de Richard Corben

Quien nos lea asiduamente sabrá de nuestro afán por el género de Terror en films, novelas y cómics. De nuestro gusto por lo mejor de lo mejor. De nuestro seguimiento a grandes autores, a grandes maestros ilustradores, y de querer compartir con vosotros nuestra opinión sobre ello, intentando teneros informados con títulos que cada mes salen a la palestra. ¡Para que no se os escapen! Y si habéis leído hasta aquí, puede ser por varias razones: estáis interesados en el título que reseño y no os decidís aún, sois un verdadero/a seguidor/a del maestro Corben o simplemente leéis todo tipo de reseñas y lo pasáis bien sabiendo más. Adquiriendo conocimiento. Bien, por cada una de ellas me alegra que lleguéis a este punto. Si sois más de cómic, también sabréis de nuestro afán por todo lo que sacan en especial dos grandes autores: Mike Mignola y Richard Corben.

Y qué decir que no hayamos dicho ya. Algo habrá, ¿no? En especial, si Planeta Cómic vuelve a poner su ojito derecho en una obra que muchos necesitábamos en español. Sí, «necesitábamos» es la palabra. Porque es con esta serie de historias con lo que Richard Corben da seguimiento al tomo Los Espíritus de los Muertos (publicado por Planeta Cómic también), también una buena antología de historias cortas de Terror inspiradas en lo mejor de lo mejor. ¿El qué? Pues aquellos grandes cómics de Terror de los 50s, 60s o 70s, grandísimos cuentos de Terror de la editorial EC que fueron perseguidos por la sociedad ilusa del momento y que vemos, al igual que muchos, como Corben ama e idolatra aquí. Sombras en la Tumba no es otra cosa que un buen tomo, indispensable para amantes del autor pero también del mejor género de todos (el único que activa tu sistema nervioso); una buena recopilación de macabras historias narradas por un personaje viejo, excéntrico, de extraña procedencia.

Cuentos de final inesperado, algunos quizás demasiado precipitados pese a su bastante potencial. Quizás bocetos o historias guardadas en un cajón que tenían prisa por salir y asustar al mundo mientras se interese por ello. Es curioso como en USA, en sus principios, Corben solía ser conocido como un autor gore en sus primeras historias clandestinas. También fue conocido por sus innovadores y pioneros usos del color (donde gana mogollón aunque Sombras en la Tumba no lleva). Sin embargo, también parece tener un don para la combinación en ciertos elementos del blanco y negro. Especialización que adquirió en su paso por las revistas Warren de los 70s.

Cuatro décadas después, con Sombras en la Tumba vuelve a causar pesadillas a nuevas generaciones. Algunas de las más de veinte historias de esta colección proveniente de la editorial Dark Horse y que ahora Planeta Cómic suma a su genial colección de joyitas: véanse Creepy presenta a Richard Corben, El Dios Rata, Creepy presenta a Bernie Wrightson o toda la colección de Eerie, Creepy… En la introducción Mike Shields nos informa que Corben, el maestro del color, ha planeado deliberadamente estas historias para blanco y negro y entonces ahí entendemos bastantes cosas. Es su homenaje, su visión de aquellos juegos y giros de guión que series de televisión de Terror de principios de la década de los 60s como Way Out!, Thriller o Alfred Hitchcock Presents, tenían. Donde el blanco y negro jugaban un papel indispensable.

Por eso, en Sombras en la Tumba encontraréis tanto monstruos humanos como inhumanos, aunque también encontrarás un puñado de cadáveres ambulantes, seres sobrenaturales y maldiciones antiguas. Como vemos con demasiada frecuencia en la vida real, las cosas que los humanos son capaces de hacerse a sí mismos, tal vez sea más aterrador que cualquier monstruo ficticio que la mente pueda imaginar. Si es que son ilusiones, claro.«Perturbadora», quizás sea la palabra que mejor define esta antología. Casi cincuenta años preceden a este magnífico autor que como mínimo os debería sonar.

Sombras en la Tumba es definitivamente inquietante. Es ese lugar donde algunas tramas deben ser leidas en lugares bien iluminados. El ejemplar que si tienes un momento puedes abrir y vivir un par de “sufrimientos” o bien sentarte a degustar un tomo que se lee perfectamente de un tirón. Aunque ya sabéis que el mejor manjar hay que degustarlo a intervalos. Si eres un fanático del horror, apenas necesitas consejo, ¿no? La madera cobra vida.

Reseña: Varsovia, de Carlos Sísi

¿Quién no ama dormir y tener hermosos sueños? No hay nada malo en ello…, a menos que los sueños reemplacen la vida. Ese es el peligro en esta historia. La gente comienza a abandonarse a sueños maravillosos, eufóricos, no hacen nada para permanecer despiertos y poco a poco, el mundo se va vaciando de personas. Ya que el sueño en sí es una trampa, pues a medida que el mundo duerme, un pequeño grupo se mantiene despierto… La historia nos sitúa en París en el siglo actúal. Allí llegarán unos enfermos después de abandonar el psiquiátrico de las afueras de la capital francesa. Se les unirán a ellos otros no durmientes que tampoco entienden qué está ocurriendo. Pero lo que en verdad traerá el Terror será cuando una realidad extraña involucre a soldados nazis desfilando y luchando por las calles de París. Pronto entenderán que todo lo que ven es real, que hay saltos en el tiempo, tratarán de desentrañar el misterio y encontrar las respuestas que parecen encontrarse ocultas en el pasado de la Segunda Guerra Mundial y los guetos de Varsovia.

Dicen que nada malo puede florecer de la verdad. Se hacen cosas horribles tras las cortinas de la ignorancia. La mejor manera de que el Mal sobreviva es permitiéndole crecer sin control porque pasa inadvertido. Carlos Sísi lo entendió escribiéndonos una maravillosa historia donde nos recuerda que también se puede dominar a ese Mal. Con unos personajes increíblemente vivos, maravillosamente descritos con una precisión que asusta. Es capaz de adentrarnos en el amor por los libros gracias a Marie y sabe cómo llevarnos al trastorno bipolar o darle vida a un terrorífico monstruo que crece alimentándose de odio y miserias humanas.

En esos saltos de tiempo, Sísi nos lleva a la invasión de Polonia junto a otros lugares y escenarios de guerra. Datos históricos y otros de ficción se juntarán creando una trama tan bella como de horror ilimitado. No, tranquilos, no vais a leer ninguna lección histórica tipo Wikipedia, y eso es lo más sorprendente de todo: la manera en que cuenta una nueva historia en el gueto judío donde vive Józef y su sobrina Wislawa, una niña muy especial. El autor nos muestra bien lo que fue ese infierno, ese horror, contándolo como una prolongación de lo que ya hay narrado. En verdad, lo ha dejado tan bien escrito que hasta yo misma me quedé sorprendida del lenguaje que utilizó, tan puro, capaz de lograr llevarnos a un París apocalíptico, a aquellos interrogatorios de la Gestapo cuando llenaban el aire de gritos, llantos desgarradores que nunca cesaban. Sentiremos el sonido de esas botas alemanas aplastando el suelo, moliendo la esperanza de las personas. La clave se encuentra en el pasado, pero para descubrirla Carlos Sísi nos dejará un dolor en el alma, llevándonos de nuevo a esa época. Himmler y el ocultismo nazi, experimentos, un terror más allá del odio, saltos temporales buscando la respuesta para sanar el mundo.

Me gustó, disfruté el libro, tenía muchas ganas de escribir una opinión de una novela de Carlos Sísi. Estaba segura de que era cuestión de tiempo que su novela, sería un día también mi novela.

Reseña: La Máscara de la Muerte y Otras Historias, de H.D. Everett

La Máscara de la Muerte y otras historias es una pequeña antología publicada por primera vez en 1920 por Philip Allan & Co. Uno de los pocos libros en los que la señora Everett no aparece con el sobrenombre de Theo Douglas. También es la última novedad de La Biblioteca de Carfax, la siempre recomendable editorial de estas chicas tan amantes del mejor género de Terror. Os lo confieso: un libro extremadamente raro que ahora se encuentra disponible. Y lo llamo así por identidad; no recuerdo haber visto nunca en nuestro idioma a alguien apostando por esta autora de la que se sabe muy poco. En su país al menos, Philip Allan editó en 1932 dos relatos de los que se encuentran aquí; el que da titulo al libro y La Cortina Carmesí. Por mis datos, ambos se incluyeron en Creeps Omnibus, una antología donde los recuperaba en 1935. Y es que la mayoría de los cuentos de señora Everett quedaron descatalogados de una forma u otra hasta que en 1995 apareció un enorme tomo publicado por Ghost Story Press, que es lo más reciente donde se podían encontrar… Hasta ahora.

Sobre la autora: Henrietta Dorothy Everett (1851-1923), comenzó a despuntar a la edad de cuarenta y cuatro años. Durante los siguientes veinticinco -entre 1896 a 1920-, aparecieron veintidós libros de un tal Theo Douglas, publicados por diecisiete editoriales diferentes, los cuales hasta que no fue un “buen momento”, no fue revelada su verdadera identidad. Trece años antes de su muerte, H.D. Everett empezó a ser reconocida.

Relatos aquí que dan muy mal rollo. Así catalogo dicha antología. En La Máscara de la Muerte, la moribunda Gloriana, le pide a su esposo que le haga una promesa: una vez que muera, él deberá cubrirle el rostro con un pañuelo en particular. Unos días después de su muerte, justo antes de que el enterrador cierre el ataúd, el caballero cumple los deseos de su esposa. A partir de ahí: sobresaltos. Uff. El otro relato que destaca por encima de todos es La Cortina Carmesí. Coincido totalmente con Philip Allan en que son las dos puntas de lanza de la autora en la narración breve. Aunque tampoco están mal los otros que aquí se aportan. En La Cortina Carmesí, Ronald McEwan, de dieciséis años, va a pasar unos días con su tío el reverendo Sylvanus Applegarth. Sus dos primos, burlándose de su procedencia en las Highlands donde se cree fervientemente en fantasmas, lo llevan a visitar una casa abandonada que se dice embrujada. Exactamente, un gran ventanal de un primer piso, con vistas al jardín, protegido con una enorme cortina roja y descolorida, ahí dicen que se aparece. Regresan pasada la medianoche, y los tres niños obtienen más de lo que esperaban. Un relato que te puede marcar o asustar bastante, dependiendo de cuándo y dónde lo leas.

De los nueve relatos recogidos aquí, me gustaron mucho también Los Dedos de una Mano, donde dos tías solteronas, Sara y Grace, se hacen cargo de sus sobrinos Dick y Nancy, durante unas vacaciones mientras su padre viaje a la India. Es en una casita de retiro junto al mar, donde vivirán una intrigante historia con una garra que se dedica a dejarles mensajes en clave: «PELIGRO», «MARCHAOS», «SALID DE AQUÍ»… Uff, no digo nada y os lo digo todo.

Y La Bruja del Agua que cuenta como las hermanas de Robert Larcomb se sienten decepcionadas cuando “el niño” se casa con Freda, una mujer de poca fortuna, que da a luz a un bebé que no sobrevive, y que sufre una enfermedad grave. Mary, la narradora, acepta a regañadientes quedarse con Freda, mientras Robert se va de caza. En su ausencia, vivirá los momentos más terroríficos de su vida: extraños goteos, noticias de una vaca recientemente ahogada, un médico demasiado cariñoso o una leyenda local sobre una mujer blanca que fue enterrada en una encrucijada cercana… Una variada cantidad de ingredientes que la autora aúna de forma magnífica al final.

Aunque ambientadas predominantemente a principios del Siglo XX, las historias de H.D. Everett tienen un estilo cercano a las grandes escritoras de época victoriana como Amelia B. Edwards, J. H. Riddell o Mary Elizabeth Braddon. En mi opinión, una autora a sumar entre las indispensables escritoras que siempre deben estar disponibles en la mejor Biblioteca de Terror que se precie. Calentando el sitio estáis, si aún no tenéis esta antología.

Reseña: Ángulo Muerto. Antología de Cómic de Terror, de VVAA

De un tiempo a esta parte, ha habido un importante cambio para los que amamos todo tipo de historias de Terror. Se están publicando en nuestro país bastante más de las que siempre hubo. Podemos encontrar títulos ya en varias editoriales, y dentro de ellas, grandes autores manga y de este género que lo pegan bastante fuerte en la tierra del Sol Naciente. Hideshi Hino (un maestro de antaño), Kanako Inuki (un autor al que le pone situar a chicas en problemas sobrenaturales), Yousuke Takahashi (un mangaka referente de los 70s) y por supuesto, el gran Junji Ito (denominado ya el maestro del Terror japonés actual), que por fin empieza a ser conocido aquí. Y algunos más. Mucha culpa de todo esto la tiene ECC Ediciones que apostó por traerlos hace algún tiempo, y ha continuado colocándonos maravillas muy locas (algunos sabéis de lo que hablo), desde entonces. Muy locas digo, por que muchos sabréis ya que es un Terror diferente a lo que estamos acostumbrados. Tanto que por fin volvemos a asustarnos con tramas originales y curiosas. En especial, a los que estábamos inmunizados ya.

Ahora imaginad una cosa: ¿Y si reuniéramos a los mejores mangakas en una sola antología de horror? ¿Cómo quedaría si…? Bueno, ya basta. Ángulo Muerto: Antología de Cómic de Terror es de lo que hablo. Y lo que estáis buscando ya (o debéis) probablemente. Un pequeño volumen que fue toda una sorpresa para muchos aficionados al género. La posibilidad de ver por fin reunidos en un solo tomo a toda una selección de autores con “gustos” muy variados. Publicada por ECC hace algún tiempo pero aún disponible, una oportunidad y un título que no íbamos a pasar inadvertidos por aquí. En Ángulo Muerto…, en poco más de doscientas páginas, encontramos guiones, narraciones y arte muy dispar. Diría que una buena muestra entre culto clásico y modernidad con el Terror como referente. Nueve relatos diferentes entre sí, antología que abre con un cuento famoso convertido al Terror. La versión de Blancanieves, de la mano de Junji Ito. Y bueno, imaginad que hace el tipo con este cuento… Uff, inolvidable. Estilo oscuro y saturado para darnos miedo con una Blancanieves muriendo y resucitando como espectro.

Un cuento que finaliza en el prólogo es una genialidad donde Takahashi muestra su verdadero poder de inventiva. Un muchacho que recibe sin quererlo el poder de ver a los muertos por parte de una desconocida muchacha. Medicina espiritual es el primero de dos relatos que aporta Kanako Inuki al tomo. Un médico que tiene que pasar consulta a pacientes que no son realmente lo que parecen. Y Mujeres en la oscuridad, un trío de breves historias con un hilo conductor que ya os imagináis.

Le sigue El ratón de biblioteca, de Amagappa Shoujogun. Otro inolvidable. Un fantástico relato de Terror del que prefiero no contaros nada. Pero…, NADA. Entonces llegamos al abuelo Hideshi Hino y su historia Una leyenda del circo. Bizarros y llamativos diseños como acostumbra y una tenebrosa historia de amor entre madre e hijo. Y después Un libro de ilustraciones repulsivas, de Michiru Noroi, que nos habla de un joven escritor frustrado y su pareja, los cuales se obsesionan con un horrible libro de ilustraciones encontrado.

El pájaro enjaulado, de Nooto Osada y He empezado El tejón (Takahashi, de nuevo) cierran este genial tomito. Costumbrismo japonés en estado puro. Casas, paredes y muertos intranquilos. Ángulo Muerto: Antología de Cómic de Terror, un volumen que no debiera pasar inadvertido para los que gustan de pasarlo mal, mientras disfrutan.

Geniales historias que contar a alguien, disfrutar para sí mismo, esas mismas también que todo amante al cómic de horror debería leer… Si es capaz de soportarlo.

Reseña: La Máscara de la Muerte y Otras Historias, de H.D. Everett

Henrietta Dorothy Everett es una autora casi desconocida que escribió entre el final de la época victoriana y principios del Siglo XX. En esencia, desde aquellos principios literarios hasta ahora, ha cambiado muy poco la manera de escribir por eso vais a encontrar una forma de narrar moderna con un ambiente de fondo que os sonará familiar. Muchos de sus relatos están ambientados en Escocia y otros hablan del trauma causado por la I Guerra Mundial. Esta antología conecta lo mundano con la clásica historia de fantasmas.

Empezaréis leyendo el relato que da título al libro La Máscara de la Muerte. No es casualidad que sea el primero, la editorial apostó por el relato más inquietante. El viudo Tom Enderby le cuenta a su amigo al calor del hogar una espantosa historia de la última voluntad de su mujer antes de morir. Debía cubrir su rostro con un misterioso pañuelo. Un pañuelo que se acoplaba a su cara como una máscara. Pronto descubrirá de lo terrible que puede ser su difunta esposa… El libro consta de nueve relatos. En cada uno de ellos el Terror se vivirá de forma diferente. No siempre se buscará una venganza, en Los Dedos de una Mano sabremos de aparecidos que se materializan con cierta forma de garra, para trasmitir una advertencia escrita. Algunas veces no traerán el miedo, o más bien dejarán a su paso la tristeza y la desesperanza de como ocurrió, como por ejemplo el cuento titulado El Teléfono. Ernest Carrigton un capitán de permiso de la I guerra Mundial en Inglaterra, pondrá todo su empeño en buscar a su novia. En su desespero gritará su nombre Isabeau: ¿Dónde estás? Y ese teléfono sonará.

Los fantasmas pueden ser el deseo inconsciente de aquello que se perdió. El Pequeño Fantasma de Anne cuenta como un matrimonio pasa las vacaciones en lo que parece ser una casa encantada. Una niña de seis años se les aparecerá sin que haya una explicación para ello. Pero es que cuando amamos demasiado la muerte puede ésta no ser el final. La Cortina Carmesí narra la historia de otra casa embrujada. Tres adolescentes vivirán la peor experiencia de su vida. Veinte años más tarde uno de ellos se hospedará en la misma vivienda sin saber que es la misma de la que en su día vieron salir lo antinatural. ¿Qué más? Apariciones que ayudan a caminantes solitarios. No faltará tampoco el folclore escocés de la famosa Dama Blanca. Casi terminando nos deleitaremos con una leyenda de gaiteros que recuerda a lo que aquí conocemos como La Santa Compaña. Finaliza el libro con el relato La Pared Susurrante. Una especie de susurro tendrá que ver con un dicho el cual cuenta que si alguien del clan de los Lovell ve al niño pues…

El espiritismo y el estudio de las paraciencias se había popularizado mucho en la época en la que se escribieron estos relatos. Nuestra autora nos dejará ante diferentes tipos de apariciones que leeremos con el corazón encogido ya que sentiremos la mortalidad marchitando a los personajes. Los fantasmas nos recuerdan que esta pérdida es inevitable para todos. La mayoría de los relatos están escritos en primera persona dándole con eso mucha más fuerza a las historias. Es curioso, pero al terminar de leer y cerrar el libro, cuando me puse a pensar en todo lo que había leído, fue entonces cuando un escalofrio recorrió todo mi cuerpo. Una nueva joya de libro a tener en cuenta de la ya indispensable editorial La Biblioteca de Carfax.

Reseña: Hellboy Krampusnacht, de Mike Mignola y Adam Hughes

Hoy una reseña ligerita debido al trato de un cómic raudo y veloz, pero de los que se quedan clavados en la sien. De los que con muy poco aportan una intensidad y un desasosiego dignos del mejor Terror de los grandes clásicos góticos. Un encuentro, una conversación, una situación desesperada donde Hellboy se enfrenta a uno de los monstruos más perturbados, más tenebrosos, uno de los grandes pilares del folklore del noreste europeo. El terrible Krampus. Ser que adoro desde que supe de su historia y del que amo cualquier historia donde esta aberración sea protagonista. (Pese a las broncas de mi hija, gran amante de la Navidad y sus bondades).

Mas, antes aprovecho para hacer una breve aclaración, ya que he sido testigo en varias ocasiones de que la mayoría de la gente tiene una idea equivocada sobre su leyenda. En el cuento más difundido, el Krampus es una criatura de demoníaca apariencia que castiga a los niños durante la época de Navidad. Es el contraste. El lado oscuro. Todo lo contrario a Santa Klaus-Papá Noel-San Nicolás. Mientras uno premia con regalos a los niños que han sido buenos durante el año, el otro los castiga por haber sido malos. Es su némesis. Uno saca regalos del saco y los deja junto a la chimenea mientras que el otro captura con su sangriento saco a los traviesos y se los lleva a las profundidades del Infierno para devorarlos. NO es el Grinch; ese ser verde multimedia que odia la Navidad porque sí.

Bien, aclarado esto, vamos con Hellboy Krampusnacht, este one-shot que gracias a Norma Editorial podemos leer por fin en español. Avisando que no estamos ante un numerito cualquiera en la obra de Mignola o el mencionado monstruo navideño. Estamos nada más y nada menos que ante el último Premio Eisner (2018) al Mejor Número Único. Una historia, un detalle, una anécdota, un enfrentamiento inesperado con nuestro Chico Demonio dándolo todo. Por que nos vamos a finales de diciembre en Austria. Año 1975. Hellboy se encuentra acosado por el fantasma de una mujer que le pide que ayude a su hijo. Pisando nieve llega a una casa habitada por un solitario anciano. El mismo que convoca a nuestro rojo héroe pues tiene una petición que hacerle. Una “ayudita” que impacta a Hellboy. Pero nada es lo ue parece. Hellboy contra el Krampus de la mitología de la Europa del Este. Y el enfrentamiento es rápido, certero y con frases delirantes. No tan épico como uno podría esperar. Aunque el Krampus por alguna oscura razón, pide una y otra vez a Hellboy que lo mate y que… No diré más. Disfrutad vosotros mismos de esta historia tensa, macabra, súper recomendable para los amantes de Hellboy y/o el Mignolaverso en general. También para amantes del género de Terror y del folklore más tradicional. Brillante además el arte de Adam Hughes. Krampusnacht es visualmente impresionante se mire por donde se mire. Una buena pesadilla que se devora en nada.

Cuentan que el demonio aparece la noche del 5 al 6 de diciembre,

merodeando las calles durante el Krampusnacht

(La noche del Krampus, en alemán),

haciendo sonar cencerros y cadenas oxidadas para asustar con su presencia de íncubo fétido y maloliente.

Un rostro diabólico de largos cuernos, lengua larga y roja y greñas negras, te está mirando…

Reseña: Biblioteca de Cómics de Terror de los Años 50. Frankenstein, de Dick Briefer

frankenstein_brieferFijaos si somos amantes del buen género de Terror en Desde New York – Crónicas Literarias que el mismo día de Navidad os ofrecemos una reseña sobre el personaje de Frankenstein. Pero no un Frankenstein cualquiera, pues hay muchos, de diferentes autores y colores. Tras el primordial y magnifico personaje de Mary Shelley y todo lo que hubo detrás, con el paso de los años y todo el trasfondo subjetivo que dicha obra representa: Frankenstein es mucho más que un mito de la literatura gótica o lo que cualquier película intente representar. Frankenstein es un reflejo del hombre, de su maldad, de su anhelo de extender su vida sobre la Tierra pero por encima de todo, de la locura que es jugar a ser Dios o dicho de otro modo, como desautorizar a la madre naturaleza y salir mal parado.No obstante, fue Dick Briefer quien pensó que también podría ser un alma divertida, frecuentes frankenstein_briefer01risas, un símbolo de la amistad y otras muchas virtudes que os mencionaré a continuación.

Richard “Dick” Briefer (1915-1980) fue un ilustrador y guionista que trabajó en el mundo del cómic durante la década de los 30, 40 y 50 del pasado siglo. Ingresó en el negocio en 1936 como miembro del estudio de Jerry Iger. Su primer trabajo fue en Wow, uno de los primeros cómics con material original. El estudio Iger produjo títulos como El Jorobado de Notre Dame o Flint Baker, en el que Briefer participó. Además, Briefer dibujó Pinky Rankin, un conocido luchador nazi, para el periódico The Daily Worker. Bajo el seudónimo de Dick Hamilton también estuvo metido en el mundo de los primeros superhéroes que venían al mundo (Daredevil, Capitán Marvel). Sin embargo, fue en 1940, cuando la obra de Dick fue reconocida con premios y fue cuando trajo al mundo…, cuando plasmó en el mundo del noveno arte, su visión sobre el Frankenstein, de Mary Shelley.

Y es ahora, setenta y cinco años después, cuando Diábolo Ediciones lo peta y nos brinda esta joyita en nuestro idioma. Una obra maestra inédita hasta ahora en nuestro país que además cuenta con tres historias que no aparecen en la edición original. Además, lo engloba en lo que sería el segundo frankenstein_briefer06volumen de su Biblioteca de Cómics de Terror, ediciones que ahondan en las disfrutables viñetas que surgieron en los años 50. Una serie de tomos que sin duda, están dando que hablar después de su gran número inicial como fue Haunted Love (http://cronicasliterarias.com/2018/07/13/resena-haunted-love-de-vvaa/), una colección que sobra decir, indispensable para todo buen amante del cómic.

Estoy de acuerdo con lo que la editorial dice sobre ella: «Una serie innovadora, rompedora y tremendamente original que a lo largo de sus quince años de historia pasó del terror al humor y de nuevo al terror». Pues el Frankenstein de Dick Briefer es eso en definitiva: coger dos de los sentimientos más primitivos del ser humano -miedo y humor-, y entremezclarlos a modo de viñeta. La colección abarcó desde 1940 hasta 1954, época en la que fue condenada, como muchos otros cómics, por el estúpido Cómic Code, que pretendía quitar del mercado bastantes cómics de Terror alegando que eran un producto nocivo. Ineptos, ha habido en todas las épocas.

El Frankenstein de Briefer es un monstruo que se desliza entre historias de ira y venganza, ya que comienza causando estragos por el mundo en su intento de castigar al científico loco que lo creó. Y aquí frankenstein_briefer03comenzamos con su etapa de Terror: golpea la cara de un hombre que le dispara, machaca a gente con un elefante, aterroriza a los turistas que transitan la Estatua de la Libertad, crea un espectáculo freak en Coney Island con el apoyo de personas muertas y aplasta a un criminal psicótico con sus enormes manos. El científico creador (con una novia dolorosamente rubia) termina recibiendo todo el castigo que merece, especialmente cuando deduce que la mejor manera de luchar contra su abominación es crear un Croco-Hombre (humano con cabeza y patas de cocodrilo gigante). Pero años después la cosa cambia. Briefer crea una serie propia y en ese momento, la criatura cambia sus nefastas formas por flores y forma de tierno corderito. Se casa y se divorcia, aprende a volar, se convierte en héroe vikingo incluso, dentro de lo feo, tiene una apariencia adorable. Hasta que en el número #20, Briefer se cansa y deja de dibujarlo con su adorable nariz de botón y lo devuelve a su estado vicioso original. Permaneciendo así hasta que la censura finalmente cierra la serie.

frankenstein_briefer04Casi como le ocurre al personaje de cómic, el Frankenstein de Briefer, es sometido a una crueldad infundada. No va creando Terror por que sí, no mata porque sí. Solo ataca cuando es atacado, de hecho, se lleva muy bien con un par de muchachos adolescentes que intentan enseñarle a jugar a béisbol. Pero cuando aparecen un grupo de adultos con un martillo…, ¿quién no se defendería? Violencia justificada, por su apariencia y la ineptitud de los demás. En definitiva, una colección fantástica para cualquier entusiasta del cómic, especialmente aquellos obsesionados con la Edad de Oro. Y si crees que sabes de cómics pero no conoces a Briefer ni a su monstruo, necesitas obtener ya este regalo a los ojos con todo lo que necesitas saber sobre cómics alternativamente divertidos, raros, oscuros y profundamente inquietantes; como lo son muchas de las mejores cosas de este mundo.

Reseña: La Caja de Botones de Gwendy, de Stephen King y Richard Chizmar

lacajdebotonesdegwendySobre el gran maestro Stephen King se ha dicho casi todo. Denostada su literatura, alabada, premiada… es el buen ejemplo de que la constancia da la razón. Especialmente eso, la constancia pues si hay un escritor constante (aunque él nos llame así a nosotros: lectores constantes); si hay un escritor tenaz, ese mismo que después de cuarenta años sigue con una producción increíble de historias, es el Tito King. Y me resulta algo duro tener que defender a un grande después de los años, de los títulos y de lo que ha aportado a la literatura, no de género, a la literatura en general. A ver, es fácil, todo aquel que tenga una enorme producción tendrá altibajos. Pero lo grande de este hombre es que aun así, en su peor momento, es mejor que muchos. Caso cerrado.

Stephen King está de vuelta a sus setenta y un años, vuelve a escribir historias de esas que se graban, que te dejan un buen mal sabor de boca. De las que montadas en el costumbrismo, te ponen la piel de gallina. Historias como La Caja de Botones de Gwendy. Obrita, novela corta, que recién acaba de publicar en nuestro país la editorial Suma de Letras en una edición muy llevadera y basada en un mantra:

«Un chocolate al día realmente mantiene alejado al médico».

Así es como el maestro nos lleva de vuelta a su pueblo favorito, Castle Rock, donde cantidad de historias hemos vivido. Ese mismo lugar de sufrimiento, con cantidad de referencias a sus obras, donde se dan cantidad de historias interesantes en la obra del genio de Maine. La Caja de Botones de Gwendy es esencia, más que una lectura corta, una que se hace demasiado corta. Casi doscientas páginas de trama con algunas ilustraciones de Richard Chizmar. Una obra con cierta intencionalidad de literatura juvenil y sin duda, lo parece. Aunque como adulto quizás disfrutes más de ella, cuando veas/sepas todo lo que acontece.

La Caja de Botones de Gwendy es lo suficientemente entretenida, ideal para la época en la que estamos: tardes, noches de mantita y lectura. Entretenida muy mucho, trama en la que viajamos a 1974 y toda la nostalgia que eso conlleva. Coches, vida de pueblo, la píldora, el amor joven, la escuela secundaria, el primer automóvil, el primer beso… Y por supuesto, lo sobrenatural. Una mezcla de las que gustan y que no veía desde Joyland.

Gwendy es una chica gordita y tímida que quiere perder peso antes de comenzar la Escuela Secundaria, por lo que diariamente sube corriendo unas escaleras empinadas que llevan a un mirador. Un lugar llamado las Escaleras del Suicidio. Una mañana, conoce allí a un hombre extraño llamado Richard Farris que le da una caja con botones. Sabe que no debe tomarla, pero Farris, sin embargo, la convence. La caja es como un joyero pero cada uno de esos botones, al ser pulsados, gozan de propiedades poco razonables. Poco normales y que de forma increíble ayudan a su portador. Pero hay una palanca a la que se puede acceder diariamente y que es un pequeño gozo que todas las personas merecen. De ella brota un chocolatito espléndido con diferentes formas cada vez… Otro botón le aporta a Gwendy (y esto no cambia) un valioso dólar de plata de 1891. Pero hay otros botones por probar y que son totalmente siniestros.

A través de la caja y del paso de los años junto a Gwendy, veremos como la vida de la chica cambia y toma un rumbo inesperado con una serie de sucesos oscuros que se dan mientras inicia la preparatoria para la Universidad. Me da que La Caja de Botones de Gwendy era en principio una idea para novela aún más larga. De al menos trescientas páginas. Una obra que deseas que se extienda pero que quizás King usa para callar bocas (aunque a estas alturas no lo necesita) a todos aquellos que le acusan de meter paja en sus libros.

Un final de los buenos, genial precio y formato. Un verdadero regalo.

Reseña: AIDP Integral Vol.6, de Mike Mignola, John Arcudi, Guy Davis y Tyler Crook

AIDP_InfiernoTierraNo sé vosotros, pero yo de vez en cuando me pregunto cuanto de indispensable se hace un titulo para mí y por qué unos sí vienen a la cómicteca para quedarse y otros no. Una opción válida es, el hype que uno tiene por saber como sigue y esperar y esperar al próximo tomo. Otra, lo que amamos a ese autor y como la mayoría de sus obras nos ponen los pelos de punta. Otra, la nostalgia, el no poder haber llevado esa serie en su momento, y ahora (por que probablemente uno ya es mayor) puede obtenerla sin problemas. La opción más inútil (en la que entro yo, pese a todo), lo bonita que queda esa colección en nuestra cómicteca. Diversas razones. ¿Y se se cumplen todas? Hype. Buen autor. Pelos de punta. Nostalgia. Asequible. Bonito a los ojos. Sin embargo, hay más demonios. Seré más especifico al final de la reseña.

AIDP_InfiernoTierra05Junto a Hellboy, los integrales de A.I.D.P lideran la lista de más vendidos de tomos recopilatorios. Cada vez que uno se publica, el ansia viva de muchos intenta hacerse con él a toda costa. Placeres de la vida comiquera. Llega por fin A.I.D.P Integral Vol.6, dos años de espera, aunque es medio normal; son integrales de la serie en TPB a la que hay que esperar; publicar, vender, fin de arco y a la carga de nuevo. Historias que uno disfruta y por las que se declara fan de este spin-off de Hellboy. A.I.D.P (Agencia de Investigación y Defensa de lo Paranormal), organización encargada de proteger a USA y al mundo, de lo oculto, lo paranormal y lo sobrenatural. En fin, si habéis leído hasta aquí, qué os voy a contar que no sepáis ya.

¿Qué tal el argumento extenso que comprende este Nuevo Ciclo? Primera parte de El Infierno en la Tierra…, pero no creáis que contiene una sola colección. Uff, que va, estamos hablando de todo lo que AIDP_InfiernoTierra01sucede tras la guerra contra las ranas, que no es poco. Mike Mignola, John Arcudi, Guy Davis y Tyler Crook abriendo de nuevo una etapa en un mundo lleno de caos y terror. Y aunque se indique Primera Parte no os preocupéis, Infierno en la Tierra es en realidad una buena colección de miniseries con un tema principal. En este Volumen 6 se aporta B.P.R.D Hell on Earth: New World, B.P.R.D Hell on Earth: Seattle Ashcan, B.P.R.D Hell on Earth: Gods, B.P.R.D Hell on Earth: Monsters y B.P.R.D Hell on Earth: Rusia e incluso un numerito llamado B.P.R.D An Unmarked Grave que por temática también entraría en la colección.

Abre con Un Nuevo Mundo, donde después de tanto caos global, la A.I.D.P ahora opera bajo la estricta supervisión del gobierno estadounidense. Pero sucede algo. La gente está desapareciendo en AIDP_InfiernoTierra02pequeñas ciudades, los monstruos vagan por el bosque y una extraña criatura llega para impregnar la tierra de infiernos malditos. Paranoia. Miedo. La A.I.D.P un poco disgregada no centra sus fuerzas y Abe huye del equipo para investigar los horrores de ese bosque del noroeste. Buen comienzo.

Dioses y Monstruos son dos miniseries de tres y dos numeritos, que nos llevan a diversas partes del mundo, saltando en el tiempo e introduciendo nuevos personajes. Donde Texas se va al infierno con un grupo de marginados, encabezado por una joven con extraños poderes como controlar erupciones volcánicas, la histeria en masa y monstruos que devoran seres humanos. Monstruos invadiendo el suroeste USA, un volcán en Houston ardiendo en la madrugada, el origen del chamán hiperbóreo, gigantescas bestias de orejas de murciélago y Liz Sherman atrapada en un extraño parque de caravanas lleno de fanáticos del culto a las AIDP_InfiernoTierra04colinas. Gloriosa.

En Infierno en la Tierra: Rusia nos trasladamos a un cementerio de horror encontrado en las profundidades de una mina rusa. Con Liz desaparecida y Abe Sapien en su lecho de muerte, la recientemente creada internacional A.I.D.P envía a Kate y Johann a reunirse con el equivalente ruso (que conocimos en A.I.D.P: 1946), donde se enfrentan a una aberración de hongos que hace explosión en el Kremlin y propone un terrible contagio de expansión. Terrible momento donde la oficina rusa deberá formar una alianza si no quiere verse abocada a la destrucción total.

Magnífica etapa. Después de seis integrales, ¿tan buena es la colección de integrales de A.I.D.P que está sacando Norma Editorial como para hype, buenos autores, pelos de punta…, ¡después de seis tomos!? Dios, eso debe ser imp… De imposible nada. Recomendable, es poco decir. No llega pronto AIDP_InfiernoTierra06pero tampoco tarde. Ni tampoco es necesario haber leído tomos anteriores, aunque si aconsejable. Buenos arcos argumentales, bien recopilados, para darte un buen atracón y… ¿quedarte satisfecho? A ver, ¿después de ir al Burguer King ya nunca quieres volver? Diría que al poco apetece de nuevo. Misma sensación.