Archive for Reseñas

Reseña: 1936. Euskadi en Llamas/Gorka Gudari, de Antonio Hernández Palacios

Buenas y considerables obras dedicó Antonio Hernández Palacios a este país. Nació en 1921 y nos dejó en el 2000, es obvio que vivió durante los años político-económicos más convulsos que hemos tenido. Para con este dibujante y guionista español, creador o participante de grandes series como Manos Kelly, Mac Coy, Doc Savage, Roncesvalles, Los Cantos de Maldoror, o la gloriosa joya que es El Cid (también editada por Ponent Mon); tenemos una lectura pendiente…, diría que todos. Sus obras creadas para cualquier entendido en el noveno arte, os dirá que siempre-siempre son súper recomendables de leer. Un gran autor como fue Hernández Palacios que gozaba de una mente absorbedora de momentos, de instantes, de años y vivencias; era de esperar que de este gran autor brotara nuevamente algún titulo suyo entre las novedades de cada mes. Por el buen momento comiquero que estamos viviendo, por supuesto, algún título tenía que surgir.

Ponent Mon, una de las editoriales de cómic europeo más al quite, nos trae ahora 1936: Euskadi en Llamas/Gorka Gudari, para cerrar lo que comprendería el segundo tomo de un trabajo patrio como fue la intencionada colección Imágenes de la Historia (iniciada en plena Transición) una serie sobre la Guerra Civil Española que había pensado desarrollar en unos veinte volúmenes, pero de la que sólo vieron la luz cuatro títulos: Eloy, uno entre muchos y Río Manzanares (ubicada en el tomo anterior) y 1936: Euskadi en Llamas/Gorka Gudari, l cómic que os reseño hoy.

En las historias de este volumen, el protagonista no es el soldado Eloy sino Gorka, un chico de Ataun que sin comerlo ni beberlo se ve de pronto inmerso en el destructor conflicto. Estamos en pleno año 1936, con el General Mola alzándose en Pamplona contra el Gobierno Republicano. Gorka está en la capital Navarra haciendo una mudanza cuando de pronto empieza la debacle civil y las hostilidades entre supuestos hermanos o paisanos de toda la vida. Él y su amigo pierden el camión para el trabajo. Se lo requisan los nacionales. En la huida junto a su compañero Chipi, éste es abatido y Gorka es arrastrado por el destino hasta San Sebastián donde vivirá en primer persona horribles enfrentamientos y donde tendrá que huir finalmente hasta Irún; lugar en las montañas perfecto para escaramuzas. Allí se someterá a uno de los combates más terribles entre los dos bandos que lucharon en una guerra que jamás debió haber sucedido.

Llamas. Llamas y fuego. Dolor, sangre, amigos y familiares perdidos. Palacios te hace sentir eso y más con estos cuatro álbumes recogidos en dos. Dejando a un lado que estamos hablando de recuperar la obra de un gran autor y siendo conscientes que sobre la Guerra Civil Española ya han corrido ríos de tinta, diría que no se encuentran hoy en día, así como así, cómics que traten dicho conflicto. Es por ello que se agradece la recuperación de grandes obras como esta. A lo que suma el dibujazo del maestro Hernández Palacios, por supuesto. La edición de Ponent Mon acompaña en este volumen además, un dossier histórico de Michael Matly; investigador francés asociado al laboratorio CELIS de la Universidad Blaise Pascal de Clermont-Ferrand y doctor en Estudios Hispánicos. Además de autor de una conocida tesis llamada Cómic y Guerra Civil Española. Representaciones y Claves de Análisis.

Como ya comenté en una reseña anterior, estamos ante una obra donde se trata la idea de modo general, sin inclinaciones, desde la óptica de uno de los dos bandos, pero alejándose de aspectos ideológicos. Un contexto tan especial como fue la Guerra Civil Española magníficamente restaurado, el ambiente está aquí, se siente y uno tiene la impresión de estar realmente en medio de la refriega junto a los combatientes. Cada día más enamorado de la obra de este señor.

Recomendarlo es para mí un honor pero también un deber.

Reseña: Un Lugar Mejor, de Michael Wehunt

Esta obra fue nominada a los Premios Shirley Jackson, a los Premios Crawford, y candidata a los Stoker. También y recomendada por los Premios Locus. Diez relatos que analizan y exploran personajes, navegando entre el horror y lo sobrenatural. Su forma de describirnos cualquier mínimo detalle nos hace observadores, su don (pues no sé qué otra palabra puedo utilizar), es tan poderoso que nos saca de ser simples lectores para llegar acariciar esos mundos. Esa sensibilidad suya es extraordinaria, pocas veces he visto una forma de narrar tan perfecta. No es uno más de tantos escritores, su nombre debería encontrarse ya entre los mejores.

Sin exponer nada sobre una moral personal, Wehunt se las arregla para sacar a relucir la naturaleza frágil e imperfecta de la existencia. A veces no podemos ser salvados de nosotros mismos. A veces las decisiones que tomamos se quedan con nosotros hasta la muerte. A veces no hay finales felices. Aceptar algo, negar o superarse no es la preocupación de nuestro autor. Él se limitó a presentarnos historias en toda su dolorosa cruda realidad. No encontraréis finales satisfactorios. Michael Wehunt elaboró unos relatos extraños, casi bizarros, que dejará a los lectores con ansia de resolución, con hambre de saber más. Ahondad en estas historias sabiendo que algo cambiará luego en vosotros. Es como si sus palabras se quedaran atascadas en su materia gris, al igual que un grano de arena en una ostra. De sus pensamientos nacerá una escritura inusual, un universo retorcido, pero maravilloso. Estamos ante un artista capaz de hacernos ver la belleza del dolor.

Te hará tener más cuidado con lo que deseas. No deberíamos dar todo por sentado. Con una rica narración, un tapiz de detalles y, conexiones emocionales profundas, va tejiendo sus cuentos para atraparnos, al igual que él fue en su día capturado por el entorno de los Apalaches que le aportarían ese estado de ánimo oscuro con que dejará este libro escrito. Insectos, ángeles y personas que se rinden ante la vida; será lo que vais a encontrar.

Junto a mí, cantando en las tierras salvajes es el primer relato. El regreso a una cabaña de madera entre árboles. Recuerdos de un pasado huyendo sobre nieve manchada de sangre. Sangre que también cae de una catarata. Un susurro se escucha en el interior de una cueva. Un terror que evoca cánticos de lo más profundo del cosmos.

En Onanon, Adam Storen es un escritor intentando escribir una obra inolvidable. Con el vaho de su aliento escribió la palabra MADRE y sobre el cristal REINA. Desde entonces ella ya no volvió a ocupar más su corazón. Un niño que en la cuna fue abrazado por una masa oscura.

Un lugar mejor es el relato que da nombre a la antología. Cuando un camionero regresa a su casa para asistir al cumpleaños de su hija se detiene en un apartado restaurante. Allí le hablará otro camionero sobre espacios vacíos entre carreteras interestatales. Voces y presencias. Una historia de terror puro.

Seguiremos con más terror original, fascinante donde hay una perturbadora transformación de un humano. Cuatro hombres seguirán los pasos de una película de culto de terror para concluirla. Un suicidio frustrado nos llevará a entender el poso que queda después de una pérdida. Una mujer que desea ser madre… Y aquí me detengo, deseo dejaros alguno para que vosotros mismos lleguéis a ellos. No olvidéis que, en nuestro miedo, ansiamos etiquetar cosas. Es lo desconocido lo que nos asusta, no el monstruo en sí. Necesitamos etiquetar para entender. Pero la realidad puede ser cualquier cosa. Michael Wehunt, lo sabe, en cierta forma jugará con ellos y con nosotros, no llegando a saber nunca de que se trata, simplemente sentiremos el horror que nos deja su presencia. Porque este hombre es un genio de la escritura que ha sabido abrir las puertas que llevan hacia la oscuridad más aterradora sin explicarnos qué puede salir de allí. Una joya de libro, una joya de encuadernación con láminas. Unos relatos que nos advierten qué haríamos para mejorar nuestra suerte en la vida y a qué precio. Sí no leéis a este autor no entenderéis la verdadera evolución del terror y el motivo que muchos sigamos leyendo, esperando que de vez en cuando aparezca un escritor de esta categoría. Muy recomendado.

Reseña: Rosko, de Zidrou y Alexei Kispredilov

Zidrou es uno de los grandes autores del momento. Un autor además que se dedica a la diversidad de géneros con un éxito que no debe nada al azar. Norma Editorial sabe muy bien donde y con quien se mete, y suele traernos los mejores títulos de este considerable autor del noveno arte. Así que recién publica Rosko, una nueva producción, donde el autor abandona Venecia o las tramas thriller de Oriente Medio para aportar algo diferente. Lo que antaño llamábamos una historia de anticipación y hoy denominamos Ciencia Ficción mixta con género negro.

Zidrou transforma en Rosko, un tema social en un thriller efectivo. En apenas cuatro secuencias característica de novela negra establece el marco, introduce los protagonistas, todo sin convicciones inútiles. Por un lado, un ángel negro que, lejos del corazón de una niña, esconde una perversidad inusitada. Y por otro un viejo asesino que busca exorcizar sus demonios tras un pasado sangriento.

Asesino, vicioso, desilusionado con la policía, la confrontación no es original, pero sin duda es un guión atractivo cual film de Sam Peckinpah. Ciudades gobernadas por los medios de comunicación y el ultraliberalismo, un alivio particular que libera la incomodidad oculta del ser humano. Es decir: que las filigranas contadas en los noticiarios no se las creen ni ellos y que la sociedad, es obviamente culpable y creadora de estos criminales que brotan de cada esquina.

Esa es la idea.

Con una premisa terriblemente interesante: Rosko Timber, un antiguo capo alega no haber terminado aún con Per Svenson, el asesino en serie y enemigo público número uno, empecinado en matar a la pequeña Epiphany Kendricks. Lo intentó la primera vez hace siete años y ahora ha escapado de la prisión de alta seguridad donde se encontraba dispuesto a reanudar su caza…

Un escenario que puede recordar a ochenteras y recomendables pelis como El Precio del Peligro o Persegido (Running Man). Pero Zidrou, autor con muchos registros, es capaz de llevarnos con Rosko aún más lejos en términos de violencia y cinismo. Ofreciendo una historia cruda, cruel, como raras veces vemos en el mundo del cómic europeo.

Acompañado de un joven dibujante como es Alexei Kispredilov -unos trazos que quizás pueden no gustar a los exquisitos del dibujo-, sin duda, cuenta con un dibujo que es totalmente relacionable a las obras del guionista belga.

Rosko es lo nuevo de Zidrou en nuestro país.

No pensaba perdérmelo.

Satisfecho me hallo.

Reseña: Pestilence, de Frank Tieri, Marshall Dillon, Oleg Okunev y Rob Schwager

Siempre es una buena noticia que las editoriales españolas de cómics se hagan con los derechos de nuevos sellos. Eso representa nuevas ideas, originalidad y frescura para el mundo del cómic traído a nuestras tierras. Fue en el pasado marzo cuando Planeta Cómic desembarcó con nuevos títulos en su catálogo procedentes de la aclamada al otro lado del charco, Aftershock. Ejemplares en formato tomo, tapa dura, de unas cien páginas aproximadamente, que recogen títulos de grandes autores. La nueva sensación del cómic independiente norteamericano, que ocupa un espacio necesario y desalojado en los últimos años por sellos como Vertigo (que acaba de cerrar) o editoriales que de vez en cuando destacan con algo como Dark Horse, IDW, Boom o Image.

Sin duda, una de las miniseries que más me atraían y esperaba su aparición aquí es Pestilence. Decidle a un amante de la Historia, a un amante del género de Terror (especialmente del subgénero zombie, al que dediqué mi última novela) si una trama que entremezcla Edad Media con muertos vivientes no resulta altamente atractiva. Por que Pestilence es eso, en definitiva: elucubrar sobre la posibilidad de que aquella Muerte Negra que asoló el continente europeo en el siglo XIV no fuera solamente una enfermedad que dejara más de veinte millones de cadáveres a su paso, sino una infestación zombie.

Corre el año 1347 y una dura plaga está devastando el Viejo Continente. Dicen que pulgas y ratas y una tremenda suciedad son las culpables de la propagación. Nos situamos entorno a unos duros soldados de la Fiat Lux (asesinos mercenarios de la Iglesia), que regresan de una misión. Al volver se topan con un mensajero que les indica una nueva asignación…, aunque parece infectado…, y aparenta ser uno de los “devastadores” (un zombie). Los soldados sí saben que esta plaga de no muertos se está propagando rápidamente y la nueva misión está clara: rescatar al Papa y llevarlo a París. Que se cree un lugar seguro. Un duro camino se planta por delante entonces, a través de hordas de muertos vivientes, en el que sin duda aprenderán qué hacer mientras conocen la verdad sobre lo sucedido. Encontrar una manera de detener esta prueba impía que les ha impuesto Dios.

Frank Tieri (Marvel vs. Capcom, Lobezno, Deadpool) nos trae un guión semi-histórico que podría salir perfectamente de un episodio clásico de Twilight Zone. La profundidad y la conspiración que aporta este titulo son súper entretenidas. Y aunque sorprenda, es lo suficientemente creíble como para ser un relato a escuchar una madrugada en la radio. Ahora, dejando de lado las teorías conspiranóicas, y si te gusta el Terror sobre todo y las ideas originales, Pestilence es un cómic que querrás leer.

Este volumen incluye los seis números de la serie, uno de los éxitos de AfterShock. Con un muy equipo creativo, donde el trabajo de Marshall Dillon destaca sobremanera; lo siento, es que me hubiera sentido negligente si no hubiera mencionado el trabajo exquisito con el que parece haber sido trabajado este cómic. El artista Oleg Okunev y el colorista Rob Schwager completan un equipo que hizo un trabajo que me ha encandilado a la hora de dar vida a esta época antigua y para con el carácter de la historia. Repito: Pestilence funciona a la perfección como pieza de ficción histórica. Edad Media, zombies, belicismo y una Iglesia empeñada en conservar su poder a toda costa. ¿Clima político actual? A un virus estamos de ello.

Reseña: La Mirada Perversa, de Edogawa Rampo

Edogawa Rampo escribió: «El mundo real es un sueño. Sólo el sueño nocturno es la realidad». Retorcimiento japonés en su máxima expresión. Seis cuentos de perversión y decadencia repletos de elementos del subgénero gore. Extraños, eróticos, locos, preocupantes, atractivos y grotescos. Estas historias son un ejemplo brillante de ese género. Al autor le gusta jugar con imágenes, muñecos, espejos, con el lado más oscuro porque son el símbolo de una versión distorsionada de la existencia. Él tiene una fascinación por aquéllos que viven en los márgenes de la sociedad. El mutilado, el deforme…, los que resisten aplastados por la bota del mundo y la forma en que lo sobreviven. La Mirada Perversa es un universo de estos personajes, ricos, extraños y retorcidos. Sueños que se destruyen, lo lóbrego de la naturaleza humana; la forma de narrar de Rampo pausada, rayando la obsesión, nos va introduciendo en unos relatos en los cuales sus personajes se comportan rozando la locura.

El que pasea por el revés del techo.  Una historia detectivesca donde un hombre inquieto y acomodado se cuestiona si es posible cometer un asesinato tan inteligente que nunca llegue a ser descubierto el asesino. La cosa de llegar al asesinato es de lo más original, si no fuera porque el detective Kogoro Akechi, tiene sus sospechas. Un detective que os encantará así muy a lo Colombo que parece que no sabe nada, pero lo sabe todo. Y un poco tocapelotas. Hay una escena en el armario buenísima. Una primera lectura que nos hará cuestionarnos si alguien puede convertirse en asesino sólo por puro aburrimiento con su vida.

Pulgarcito baila. Roku es un enano al que sus compañeros de circo acosan rozando lo inhumano, hasta que un día decide vengarse de la forma más cruel. Lo que su mente es capaz de crear: sangre, espadas y un terrorífico baile a la luz de la luna.

Ahora seguiremos en otros relatos más perversos. Una mezcla de géneros macabros leyendo comportamientos tan obsesivos como enfermizos:

El infierno de los espejos. Unos amigos se reúnen para contar historias sobrenaturales. Uno de ellos narra unos hechos que jamás pudieron demostrarse que salieran de la imaginación de su narrador. La pasión de un hombre por las lentes y los espejos le lleva a pedir que le fabriquen una esfera hueca de cristal para introducirse en su interior. Lo que allí verá es imposible de alcanzar por la imaginación humana. Un amor inhumano narra el verdadero amor entre personas. Pero cuando una muñeca está involucrada con un hombre, se convierte en otra emoción menos admirable. Su esposa lo descubrirá. ¿Hay una intervención fantasmal o estamos ante las fantasías enfermas del marido? La oruga nos muestra cuán fácilmente puede ser mutado el amor. Un veterano de guerra desfigurado hasta el punto de ser poco más que un torso con cicatrices, su esposa es devota y lo cuida, pero su impotencia inspira algo cruel en ella y atormentarlo se convierte en su entretenimiento. Leer este relato íntegro es un gran lujo. Fue censurado varias veces por tener un protagonista un militar; infame, la espantosa criatura en que se ha convertido se encuentra increíblemente bien detallado. Terminaremos con El hombre que viaja con un cuadro en relieve, donde en un viaje en tren sabremos de un cuadro que guarda un secreto. La historia de terror que se relatará, narrará perversos detalles sexuales a la vez que magia.

En La Mirada Perversa, al final, tendremos la sensación de que el autor nos llevó a esos depravados mundos que creó su mente, por lo inquietos que quedamos al cerrar el libro. En algún relato veremos pinceladas de la narrativa de Edgar Allan Poe, autor al que admiraba. A mí personalmente sus extravagancias me recordaron a la película La Parada de los Monstruos; esos fenómenos con deformaciones físicas de los cuales intentamos compadecernos. En fin, una joya de libro que no sólo recomiendo, os pido que lo leáis, es simplemente fascinante, yo buscaré otros del mismo autor porque en verdad me he quedado con ansia de más historias suyas. Un libro que cierra con un imprescindible apéndice. Lo recomiendo muchísimo.

Reseña: Las Puertas del Ayer y del Mañana, de Álvaro Escudero e ilustraciones de Begoña Fumero

Un narrador del que no sabemos nada de él nos relata la leyenda de la pirata Escarlata; capitana del navío Fénix del Alba que navega más allá del umbral del horizonte, en los mares más lejanos, donde las tormentas hunden barcos y ponen a prueba la bravura de los grandes marinos. Allí sabremos que va a la deriva. Pero, ¿qué tiene de especial nuestra protagonista? Para empezar en vez del típico loro, la acompaña un hurón. Su parche en el ojo esconde un secreto muy peculiar. Acobarda a sus enemigos diciéndoles insultos tan enrevesados que no los soportan acabando ellos mismos tirándose por la borda. Y ya sé lo que os estáis pensando, ¿busca un gran tesoro como todo buen pirata que se precie? Pues sí, lo busca. Pero su tesoro es especial, diferente a esos famosos cofres llenos de joyas y monedas de los que tanto hemos leído. Ella pide un tesoro que pueda hacerla feliz el resto de su vida. Casi nada ¿eh?

Será una adivina la que la guíe hasta un paraje de ensueño lleno de misterio donde se encuentran: Las Puertas del Ayer y del Mañana. En el bosque de ese increíble lugar conocerá a un chico mago que sigue llorando y buscando respuestas a la muerte prematura de su madre. Juntos se adentrarán en la mayor aventura conocida por ser humano desde las noches de los tiempos. Descubrirán las respuestas que toda la humanidad se ha estado haciendo. Creemos que nuestra vida es como llegar a un destino, pensamos que estamos en un viaje teniendo que conseguir un lugar, pero ¿ahí acaba todo? ¿Lo dejamos? No, no nos movemos para llegar a un destino en sí siempre, hay una nueva estación que alcanzar. Desearíamos quedarnos en un determinado momento. Es lo que llamamos obtener una meta o un sueño. Y no es posible por que apenas has llegado. Prosigue el camino. Una nueva estación nos espera. El ayer y el mañana nunca terminan debido a que todo lo presente es un espejismo. Tan pronto como llegamos, ya es todo pasado. Tan pronto como lo hemos alcanzado es el futuro. Las estaciones no nos conducen a un destino, ellas son nuestro destino. La dama Lluvia les explicará que el dolor es el gran limpiador de la vida. En una mansión surrealista, una valquiria viaja a la tierra de los sueños acompañando a las almas de los que duermen. Conocerán al Sr. Tiempo, que nunca se detiene. Junto al Árbol de la Vida entenderán.

¿Por qué culpamos a la guerra de la destrucción cuando la guerra la provoca el hombre? Aquí leeréis una digna narración de las verdades que más duelen. La guerra les hará llegar hasta la señora Muerte que camina en silencio sobre el agua. Ella es el equilibrio, lo contrario de la vida del contrapeso. Uno no puede existir sin el otro. Sigue el ruido y el caos de la guerra, una sombra silenciosa que pasa entre las llamas. Nuestro mago la necesitaráa para hallar su paz. Pero no es quién tiene sus respuestas. Todavía hay que viajar al otro lado del río donde descubrirán a tres mujeres con madejas de hilo entre sus manos. ¿Encontrará la pirata Escarlata su tesoro? ¿Encontrará el mago las respuestas?

Escrita con una prosa suave, siguiendo la estela de un cuento, seremos incapaces de detener la lectura hasta su final. Aunque una cosa es cierta: un Tesoro no se localiza si antes no se busca. Las aventuras no las vive quien no sale a por aventuras. El destino no llega por casualidad. La mayoría de veces hay que pasar por adversidades y dejar muchas lágrimas en el camino. Álvaro Escudero nos dejó una gran historia de magia y fantasía que se hizo todavía más poderosa con las maravillosas ilustraciones de Begoña Fumero. En verdad, una pequeña joya de palabras e imágenes, digna de estar en vuestra biblioteca personal.

Sí, sí, lo recomiendo.

Reseña: Batman e Hijo, de Grant Morrison, Andy Kubert, John Ostrander, J.H. Williams III y Paul Dini

Muchos sabíamos que Grant Morrison lo podría hacer bien casi con cualquier superhéroe con el que se pusiera, aunque en estos también sabemos que los fans intransigentes de toda la vida serían reacios a los cambios. No obstante, DC como compañía necesita reinventarse constantemente y bueno, la frescura es buen contendiente para las mentes calientes y cerradas. Este sinuoso camino de pensamientos subjetivos me lleva a un tomo recién publicado por ECC Ediciones que nadie debería perderse. Obvio además, si estás siguiendo la colección de franja amarilla en tapa dura que ECC lanza denominada Batman Saga (donde centrar una idea, un todo, en el que el Caballero Oscuro celebra sus ochenta años de existencia). Pero más obvio si de verdad quieres leer algo diferente sobre el orejas picudas con un maestro como Morrison a los guiones, y otro genio a los dibujos como Andy Kubert.

«Con el arco argumental Batman e Hijo asistimos a la llegada de Grant Morrison a la colección americana, que implicaría múltiples hitos de indiscutible repercusión para la trayectoria del principal héroe de Gotham: el descubrimiento de su paternidad, la ofensiva orquestada por Talia al Ghul… Y todo esto y más, solamente en el primer volumen». Ya la sinopsis editorial deja una buena semilla en nosotros para querer catarlo. Pero siempre se puede contar más. Estamos ante el inicio de una etapa duradera y emocionante que desde sus comienzos es temeraria y se identifica pronto con un Morrison que venía con la idea trastocar un legado casi impenetrable. En resumidas cuentas, la etapa de Morrison coincidió con una intención de cambio para el personaje tras Crisis Infinitas (DC pretendía rebajar un poco esa faceta oscura que había puesto de moda Frank Miller en los 80s) y como iremos viendo a continuación, Morrison comienza con un Batman diferente; entretenido, con elemento novedosos, aunque poco a poco, la cosa se iría complicando…

Un comienzo trepidante: Bruce Wayne asiste a una gala benéfica en Londres donde todo deparará en un enorme enfrentamiento contra un ejército de Manbats con el resultado de que Talia Al Ghul reaparezca para presentarle a su hijo, un tal Damian Wayne… El dolor de barriga está servido. Damian llega para exigir ser Robin, y si para ello tiene que arrebatárselo a Tim Drake, no dudará en hacerlo. Batman, siendo consciente que estamos ante un niño que no ha tenido una correcta educación (ha sido criado entre un enjambre de asesinos), interviene. Aunque los demás empiecen a ver en él una permisividad que antes no tuvo con sus otros pupilos. Pero hay más. La trama abre con un ataque del Joker que Batman frustra. ¿Una vez más? No. Es sólo la presentación de algo que está por venir. Involucrado con un relato (sí, relato en prosa) que se aporta en el siguiente número aunque con ilustraciones de John Van Fleet. Dejándonos un todo, una historia de Batman, Joker y Harley Quinn que profundiza muy bien en la psicología de los personajes.

Se abre una nueva era para el Hombre Murciélago que empezó a fraguarse en Los New 52, la célebre etapa que afectó a todo el Universo DC. Con dos episodios soberbios que se recopilan aquí como un prólogo. Saltos al futuro, tramas intrincadas de género negro, acción y escenas inéditas donde ver una faceta inusitada del Caballero Oscuro. Toda una declaración de intenciones que Morrison va plantando y que provocan en el lector un terrible curiosidad. Como esos Archivos Negros. Un concepto muy interesante que se mencionan aquí y que probablemente conoceremos del todo en el siguiente volumen.

Batman e Hijo deja con ganas de más. Y de hecho, hay más. Con la vuelta del Bruce Wayne al entorno público, el creador del maravilloso Animal Man dándolo todo y Andy Kubert (X-Men), John Ostrander (Escuadrón Suicida), J.H. Williams III (Promethea) y Paul Dini (Batman: Amor Loco) a los lápices; si has leído hasta aquí, sin duda, querrás más.

Y LO SABES.

Reseña: Head Lopper. El Cortacabezas y La Isla o Una Plaga de Bestias, de Andrew MacLean

Si estáis puestos, deberíais saber que uno de los cómics que más lo petó hace un par de años en USA fue Head Lopper. Una de esas genialidades que brotan muy de vez en cuando y que el boca a boca, dibujo a dibujo, critica a critica, provocaba que te acercaras a él tan encantado que terminabas uniéndote a la comunidad y sus alabanzas. Ese mismo que te preguntabas una y otra vez como dicha joyita de Image no cruzaba el charco para ser disfrutado aquí. Acción. Aventuras. Fantasía. ¡Decapitación! Yo que siempre me quejo sobre que apenas salen a la luz buenos cómics de Fantasía va y me encuentro que Norma Editorial trae por fin este pedrusco de mithril traducido a nuestro país y en un primer volumen llamado El Cortacabezas y la Isla o Una Plaga de Bestias, que recopila los primeros cuatros números de esta maravillosa serie que en USA llegó hasta el doce. Así que haced los cálculos, por que por el momento os aseguro que estos tres volúmenes son tan indispensables que os parecerán pocos.

Como una buena novela Fantasy, Head Lopper cuenta con todos los detalles: mapa ilustrado para situar la acción, monstruos a cascoporro, puños, espadones y épica. Y todo con un trazo minimalista, tan sencillo pero gustoso a la vista, que te fustigas pensando como se hace tanto, con tan poco. Ambientado en un mundo fantástico, el cómic trata la vida de un maestro de la espada apodado Head Lopper, el cual lleva la cabeza de una bruja en un bolsón y llega a una ciudad para un trabajo: asesinato por contrato. Pero las cosas se enturbian a partir de ahí y en un giro sorprendente de los acontecimientos, este mercenario del espadón termina enfrentándose a todo tipo de monstruos horribles.

Sinceramente, hay dos temas que hacen que Head Lopper sea realmente bueno y es que guión y dibujo vengan del mismo autor. Andrew MacLean está brillante y al ser uno solo, la compenetración y el deseo con cada detalle es máximo. Es muy Hellboy en ciertos aspectos; lleno de misterios arcanos y un ingenio humorístico que si te cala, lo amarás siempre. Además, es un cómic que no aporta una épica de fantasía exagerada, los paisajes y ciertos personajes con muy poco dicen mucho, como os decía. Y no tiene tramas intrincadas en las que perderte. Con unas viñetas bien presentadas y con una visual muy cercana, estás «presente» en primera instancia. Deseando desde el primer momento que Head Lopper salga indemne del próximo atasco, y ríes mientras él ríe. También es maravillosamente dinámico. Las escenas de lucha a menudo pueden ser un poco complicadas en un cómic, pero vale la pena encuadrar como posters casi cada viñeta encontrada en Head Lopper. Me he enamorado de este arte, os lo digo muy en serio.

Las interacciones entre Norgal y esta cabeza de bruja que lleva consigo son entretenidas y estoy intrigado por saber la forma en que los dos se encontraron por primera vez. Además, hay un montón de conspiración en esta cómic y los villanos que crea Maclean tienen sus momentos geniales también. Me encanta cómo el Rey es un niño pequeño y cuando las personas se acercan a su Señor, la madre del rey les pide repetidamente que se dirijan a su rey de forma directa, aunque no tenga ni idea de qué diablos está pasando…

Y no cuento más por que deseo profundamente que me hagáis caso y os pongáis con esta genialidad. Norgal es un personaje principal maravilloso, de esos que deseas que no muera nunca, a cinco minutos de haberlo conocido. Andrew Maclean ha escrito e ilustrado un cuento épico que todos (y digo todos) deberían leer y disfrutar. Es igual de divertido, tonto, lleno de acción y cautivador debido a ese maravilloso mundo cargado de criaturas geniales que vais a encontrar. ¿Mencioné que rebosa acción? A tope de power.

Cuatro números me han parecido un recorrido corto aunque divertido a través de una historia que involucra a un barba que lleva una espada (más grande que yo), cortando muchas cabezas de manera creativa y atractiva. Si sólo saber esto te parece insuficiente para que os recomiende este cómic, entonces mira, no sé qué hacéis realmente en este mundo…

Puro mithril.

Reseña: El Veterano (Integral), de Frank Giroud y Gilles Mezzomo

El Veterano es un thriller histórico ubicado en la época de la Restauración cuya acción tiene lugar en Ruan (Francia). Su trama muestra a un héroe que ha perdido su identidad, oscilando entre la sospecha de usurpación y la patología psiquiátrica. Maxime Danjou, herido en la cabeza durante la batalla de Waterloo y antiguo capitán del 7º de Húsares, sufre en prisión, a la que llegó tras una trifulca con unos realistas. Una trama que poco a poco nos lleva a ver un tema poco transitado como fue la usurpación de identidades en los campos de batalla durante las conquistas de Napoleón I.

Ponent Mon trae entre sus novedades el integral de este buen díptico histórico del cómic francés. Con sus secretos familiares, sus esposas seductoras, sus peleas recurrentes y sus personajes entrañables, El Veterano (El Vétéran) es un volumen que comienza y desarrolla una historia emocionante. Arcos que se abren y se cierran, las hipótesis se formulan y se desvanecen, la teatralidad compite con los eventos y mantiene el guión de partida. Teniendo en cuenta que contamos con una historia del reputado guionista Frank Giroud (Adelante, El Decálogo), en El Veterano nos muestra una trama a la altura de su fama. Todos los elementos narrativos se configuran con precisión y los diálogos se proporcionan de manera muy hábil para enganchar al lector.

No obstante, y es cosa extraña que ocurra en la BD, El Veterano es de esos cómics que la historia supera con creces al dibujo. Aunque nada se le puede reprochar al dibujo de Gilles Mezzomo (Mexicana, Nuevo Mundo) pues cumple aunque no está súper cuajado como suele ocurrir con los títulos que nos llegan desde el otro lado de los Pirineos. En definitiva, todo queda en el hecho de querer estar en la estela de Jean Giraud asimilando características de su héroe para crear una fusión de Blueberry y Largo Winch, sobre todo, en los rostros. De todos modos, sí que se encuentran virtudes en estos diseños: caras muy expresivas, conjuntos y accesorios de época y vestimenta de principios del XIX muy logrados… Todo conforma al buen coloreado de Céline Labriet, que ofrece profundidad y ambiente a los gráficos, promoviendo la inmersión.

El Veterano nos lleva a la historia de un hombre que ha vuelto de entre los muertos y ahora se encuentra perdido entre los vivos. Un tema que ha sido tratado en el cine en diferentes versiones, pero muy poco en el mundo del cómic. Una crónica de la historia que nos muestra el regreso de los soldados desubicados después de la caída de Napoleón. Llevándonos a momentos tan impactantes como el despertar del protagonista y ver con asombro el cuerpo sin vida de su esposa Mathilde y todos los demás acusándole de asesinato y él mismo sin estar seguro de la verdad. ¿Asesino? En pánico, decide huir antes de que la policía llegue a la escena. Esta es la potente trama que dará comienzo a una doble búsqueda en la que Maxime Danjou y Théodore Brunoy, será perseguido por su presente, en pos de su pasado.

Lo dicho: Frank Giroud desdibujando la realidad y tejiendo los hilos de una trama inteligentemente construida. Un verdadero placer encontrar un final como el que cuenta esta historia. Incluso llegándome a gustar de algún modo el dibujo de Gilles Mezzomo que con sus diferentes trazos me llegó a engatusar al final.

Un buen título, digno de su huequito en una buena colección de cómic europeo que se precie.

Reseña: Principito Debe Morir, de Carmen Moreno

En el planeta Núcleo vive el Principito con su madre Sara Connor. Una madre que no le cuenta toda la verdad. El día que ella desaparezca en una misión y la Rosa Ventae sea robada, él emprenderá un viaje a la Tierra para proteger a la rosa.

Carmen Moreno regresa al origen para dar respuestas a la obra de El Principito de Saint-Exupéry. Su estilo es la poesía pura que prescinde del mensaje centrándose en la musicalidad y armonía de la palabra, lo cual se refleja en la presente narración. Sin ninguna duda, debo destacar su escritura imaginativa, poética, con un punto burlón que hace que no caigas en el aburrimiento mientras vas pasando páginas. La autora presenta de una manera fresca lo que ya conocemos al tiempo que conserva la esencia del niño que vino a la Tierra.

Parece una historia sencilla, pero nada más lejos de la realidad. Mezclando distopía, con aventuras, ternura, acción con trozos crueles, nos lleva de regreso a los capítulos originales de El Principito, pero transformando a sus personajes. ¿Por qué es tan importante la Rosa? Es fascinante el mundo que creó la autora, dando la sensación que estamos leyendo un posible futuro donde existen unos monos cibernéticos perversos creados genéticamente, aunque tu cabeza ve un mundo real y eso rompe todos los esquemas que tenías en mente.

Esperemos que en nuestro futuro hayamos evolucionado como un pueblo más allá del racismo o la opresión. En esta historia, esto no ha sucedido. El futuro se lee como nuestro presente, con señales de advertencias. La autora explora la injusticia social y la opresión del gobierno sin repercusión. Un gobierno arbitrario, que no se sujeta a la ley. Sin control, insta a los lectores a despertar a esta realidad y por defecto el lector se dará cuenta de las discrepancias en nuestra propia historia actual. No hay ningún futuro, estamos en el mundo que ya conocemos.

Ciencia Ficción con armas desconocidas, pero sin naves espaciales. Entonces, ¿cómo logra El Principito llegar a la Tierra? Carmen Moreno con una narración vertiginosa nos va metiendo en otras sub-tramas llenas de saltos en el tiempo, necesarios para entender las lagunas de la historia. Aun así, nos quedaremos con la sensación de querer más respuestas. No es una novela en su sentido más estricto, usa otros estilos, mezclando referencias literarias y cinematográficas con personajes tan reales como León Werth. Además, no faltarán malvados perversos a los que odiar, amigos inolvidables y lo que más duele, la traición.

Me ha gustado, en ningún momento he sentido que necesitaba recordar algún detalle de la obra auténtica. Se lee por sí sola, es divertida, original con momentos de puro terror y una gran crítica social. He disfrutado de todo lo que iba descubriendo dentro de un entramado que esconde la creación de otra raza. No esperéis una historia de avanzar pasando capítulos, este libro se escribió para que seáis cómplices de lo que vayáis leyendo. ¿De dónde vienen los Walkers? ¿Morirá de nuevo El Principito? Os animo a leerlo, porque aparte de encontraros con una historia fascinante en la cual nuestro protagonista descubrirá que no es quién cree ser, cerraréis el libro despacio con esa angustia que da leer entre líneas y comprender lo que nos dejó escrito.