Archive for Reseñas

Reseña: El Aspecto del Diablo, de Craig Russell

“Su dolor y su miedo eran como el buen vino… aniquilar su última esperanza, fue lo que más saboreé.”

Da igual cuántas reseñas haga, siempre que me toca escribir sobre un buen libro me da miedo contar más de lo que debería o demasiado poco. Mi meta siempre será decir lo suficiente para que os sintáis atraídos hacia lo que yo disfruté. El Aspecto del Diablo es una historia aterradora que se va metiendo en la piel, no hay ni una sola página que no contenga un trozo digno de ser leído, no es esa clase de libros que puedes permitirte dejar algo por leer y avanzar. Aquí todo, absolutamente todo, debe ser procesado por vuestra cabeza. Profundo, oscuro, capaz de manteneros despiertos, aunque sepáis que toca descansar para el trabajo del día siguiente. Aconsejo que la empecéis un fin de semana para que podáis permitiros ver salir el sol con este libro entre las manos.

Un thriller de terror psicológico donde dos historias paralelas trabajan en conjunto para crear una única visceralmente satisfactoria. Un castillo gótico medieval en la cima de una montaña a las afueras de Praga. Año 1935. Allí llegará Viktor Kosárek, un joven psiquiatra de veintinueve años que se formó junto al maestro Carl Jung. En las noches de los tiempos contaban los lugareños que su verdadero nombre era El Castillo de las Brujas. Un lugar que se construyó para mantener algo dentro, prisionero… Ahora es un asilo con los seis asesinos más peligrosos de centroeuropa conocidos. Sus alias: el leñador, el coleccionista de vidrio, el payaso, el nigromante, el vegetariano y el demonio. Viktor, usando la psicología junguiana, espera demostrar que todos los pacientes comparten un modelo común del mal conocido como El Aspecto del Diablo. Al mismo tiempo, en la niebla de Praga alguien sale de entre las sombras para cometer horribles asesinatos. Lukas Smolák, capitán de policía, debe hacer frente a un asesino llamado Delantal, que sigue casi las mismas pautas que el famoso Jack el Destripador.

Una pasada de historia. La he disfrutado a rabiar. Pasaréis de un asesino a otro, pero siempre estaréis en la misma historia porque todos comparten el mismo secreto tenebroso. El autor nos adentrará en el folklore de la Europa del Este, mitología y leyendas que se van perdiendo de la memoria de los hombres. Recordaremos Checoslovaquia casi antes de la Segunda Guerra Mundial con todas las tensiones étnicas que se vivían entonces. Con la sombra del nazismo acercándose a la frontera. La atmósfera creada por Craig Rusell es tan autentica que será un nuevo terror añadido ya dentro de un libro de Terror. Traerá más maldad donde ya el Mal existe, y juntando los dos escenarios sentiréis la misma sensación de cuando se despierta de una pesadilla para adentrarte en otra. Saber los secretos de los seis asesinos contados por ellos mismos en cada sesión nos irá acercando a una verdad difícil de asimilar. En el paisaje, todo lo de alrededor del castillo, el bosque, Praga, deja ahí tanta fuerza narrativa que se siente como parte viva de la historia. Seguiréis con fascinación todas las teorías médicas bajo una sesión de narcoanálisis. Escrito en tercera persona prácticamente todo el libro, salvo algunos personajes, entre ellos destaca Judita, una judía que trabaja en el sanatorio. Capítulos cortos de apenas tres o cuatro páginas con descripciones minuciosas que dejarán más tensión en todo lo leído.

Un enfoque polifacético que combina artísticamente una gran cantidad de géneros: historia, thriller, crímenes, fanatismo, psicología, incluso una historia de amor y terror en tiempo real. Para crear un viaje salvaje y atractivo desde la primera página hasta el desgarrador e impactante final. Todo eso y más os espera en el interior de El Aspecto del Diablo, donde vais a desesperar intentando anticiparos a un desenlace magistral.

Alguien dijo: el Bien y el Mal son uno mismo. El tirano y el revolucionario son uno. Si nadie vive eternamente ¿por qué iba a morir eternamente? Más que recomendarlo, exijo leerlo.

Reseña: Flash. El Relámpago Cae Dos Veces, de Joshua Williamson y Carmine Di Giandomenico

No queda otra, tras la última quinta temporada de la serie de TV, uno quiere más. Retomar estas historias donde disfrutar con el Velocista Escarlata. Lo cuento, no hay problema, en casa somos muy fans de la serie The Flash. Con my family veo entusiasmado cada capítulo pues es una serie que si entras en ella, y con cierto background de fan como tengo, se convierte en todo un disfrute. Aunque ya sabéis, siempre con algo de miedo por si se inventan algo que no corresponde, se sale demasiado de la raya y hace que deje de gustar. Pero se huele que los guionistas de la serie están muy al tanto del Universo DC en el que se mueve-desliza-flota-vuela el Velocista, y mola ver como reimplementan eso. Uno siempre queda con ganas de más. Y recurre al mundo del cómic para seguir disfrutando del superhéroe DC que tanto amó de pequeño.

Tal y como bien nos insinúa ECC Ediciones, con Flash: El Relámpago Cae Dos Veces empieza la carrera. Una serie que comienza gracias al guionista Joshua Williamson (Deathstroke) y el dibujante Carmine Di Giandomenico (All New X-Factor), línea de salida de una nueva era para el velocista surgida del evento Renacimiento. Un inicio espectacular, en mi opinión. Como sabéis (y si no os lo digo yo), tras los grandes momentos que vivimos en algunas series de Los Nuevos 52, en Renacimiento también se encuentran arcos argumentales interesantes como este que precisamente os propongo hoy. Una historia perfecta para que se inicien nuevos lectores además de un muy buen relato de acción y suspense. Un mini volumen que ECC Ediciones publica como primer tomo dentro de su nueva colección de “franja amarilla” al igual que está haciendo con Batman o Detective Cómics. Pero esta vez con Flash, donde al parecer se editarán estos arcos argumentales recientes que tanto han gustado al público actual.

Un tomo que recopila The Flash: Rebirth #1 y The Flash del #1 al #8. Exactamente, un tomo que recopila al completo el arco argumental denominado El Relámpago Cae Dos Veces (Lightning Strikes Twice). Donde una nueva tormenta se avecina sobre Central City y refuta el viejo refrán tantas veces comprobado por nuestras abuelas. Justo cuando Barry comienza a sentirse abrumado por la lucha contra el crimen, se presenta un nuevo debutante. ¿De dónde viene este asombroso nuevo amigo? The Flash entrena a August Heart (compañero detective de Barry Allen) para ayudar a proteger a la gente de Central City del Black Hole, una nueva clase de terroristas que parecen seguir una agenda continua de atentados. Pero maravilloso es el momento cuando en el número tres, de pronto, docenas de personas inocentes obtienen misteriosamente la súper velocidad. Obviamente, no todos seguirán el camino recto al obtener el súper poder. Y nadie supone de donde procede tal acontecimiento. Así que Flash y August tienen que aprovechar el tiempo y sus habilidades para cercar cuanto antes a los vil acechantes del Black Hole. Es entonces cuando el líder del grupo científico-terrorista arma y pone planes delante de la mesa para la Speed Force, lo que lleva a una confrontación final con The Flash y su nueva liga de velocistas ciudadanos.

Apoteósicos números, historia, trama donde se demuestra que no todo el mundo vale para llevar un pijama tan poderoso, o mejor dicho, unos genes mutados tan potentes. Hecho que hay que tener muy en cuenta, ¿no? Así como tener siempre muy presente que nadie es tan blanco o negro; los seres humanos que nos rodean suelen ser bastante grises en general. El que menos esperes, te puede traicionar en el momento más inesperado.

Flash: El Relámpago Cae Dos Veces se ha recopilado en 2019 en este llevadero tomo, pero dicho argumento vio la luz por primera vez en grapa en 2016. Año en el que se cumplía el 60 Aniversario desde que Barry Allen (el mejor de todos) se convertía en The Flash. Joshua Williamson comentó en diversos medios que estaba eufórico: «Considero todo un privilegio formar parte de él», dijo el guionista, el cual alegó convertirse en fan total del personaje después de leer en su día el Flash #79 (El Retorno de Barry Allen, 1993), por cierto, uno de mis cómics favoritos de todos los tiempos.

Reseña: Terry y los Piratas. La Mina del Tesoro (1934-1936), de Milton Caniff

Abre este primer tomo de Terry y los Piratas un articulo de Rafael Marín (escritor y guionista de cómics gaditano y responsable de dicha línea editorial en Dolmen) adentrándonos en una serie que califica como «puntera» en aquellos tiempos en los que las tiras cómicas eran el divertimento de muchos. Potente, potente, lo que cuenta. Dolmen Editorial nos vuelve a traer a los aficionados, dentro de su formidable colección (para todo amante del cómic clásico) Sin Fronteras, una de las mejores series que abrieron paso al mundo de las historietas. Terry y los Piratas, una serie, un cómic, esperado por muchos durante años. Tiras de acción y aventura, un cruce entre Indiana Jones y Tintín que, debutando en 1929, parece tener una influencia inequívoca sobre ellos. Una nueva edición integral destacable, ediciones completas de tiras de periódico clásicas, nada más y nada menos que bajo la pluma del prolífico Milton Caniff.

Terry y los Piratas: La Mina del Tesoro comprende todo lo publicado de dicha serie entre 1934 y 1936. Tiras que se estiman (según los ejemplares vendidos de diarios) fueron leídas en su día por más de un millón de “Terry Pirates”; como se les llamó a los primeros fans de la serie. De hecho, de todos es conocido que Howard Chaykin siempre la consideró «La Mejor Tira Cómica de Aventuras Hecha Nunca».

Este primer volumen nos presenta a Terry Lee, un joven estadounidense que llega a China junto a un periodista implacable llamado Pat Ryan. También un guía chino llamado George Webster Confucio, o «Connie», nombre corto para conocidos. Inicialmente, Terry está buscando un tesoro escondido que ocultó uno de sus parientes, y así es como el trío se enreda en todo tipo de aventuras en las que nos toparemos con piratas, mujeres fatales y villanos poco agradables. Pero el cómic, las tiras, las viñetas y personajes evolucionan de forma sorprendente. Terry, probablemente un niño de doce o trece años cuanto todo comienza, es un chico estadounidense, de raza blanca y amante de las aventuras. Considera a Ryan como un modelo a seguir. Le pide consejo, protección y ayuda. Ryan se presenta como todo un caballero cuando se presenta la oportunidad. Un hombre normal, independiente, que no teme usar en ningún momento su mente, puños o ambos para lograr sus objetivos (y los de Terry). Connie -con su graciosa forma de hacerse entender-, proporciona no solo alivio cómico, sino también un sentido de lealtad sincera hacia Terry y Ryan.

Las historias en sí son divertidas. La narración y el ritmo de Caniff son extraordinarios en algunos momentos. Y así es como Terry y los Piratas brilla con luz propia y hace que valores lo que tienes entre manos. Comienza guay, avanza rauda y parece haber soportado bien el paso del tiempo. Insisto, siendo conscientes siempre y desde un principio del tipo de cómic que tenemos entre manos y lo que supone leerlo hoy en día. Así que sobran las comparaciones a los títulos que se editan actualmente. Estamos hablando de una obra con más de ochenta años, friends. Sepamos valorar eso.

Me comentó mi tito americano (del que os he dicho en más de una ocasión que es terriblemente experto en cómic europeo y clásicos de este tipo), que si Terry y los Piratas: La Mina del Tesoro es muy buen inicio, parece ser que en historias venideras se establece una calidad absolutamente mayor. En especial, me dijo que en el próximo Volumen 2 (1937-1938): «Los volúmenes restantes te sorprenderán». Por lo visto, Caniff toma el mando al cien por cien respecto al arte de dichas viñetas y crea detallitos mucho mejores de los que en el Volumen 1 podemos encontrar. Lo comprobaré. No os quepa duda.

Si nunca habéis leído series de tiras cómicas, os diré que producirlas en su formato original es un arte en sí mismo. La primera de cada una de las tiras diarias (de tres o cuatro paneles) debe resumir rápidamente lo que sucedió antes. Y la tira final normalmente presenta algún tipo de suspense para que te lances rápidamente a “comprar el periódico” del día siguiente. Caniff no solo fue un maestro en crear ritmos de este estilo. También ideó y fue maestro en mantener dos tramas al mismo tiempo. Estadounidenses de los años 30 sólo leían el periódico del domingo, lo que significaba que los fans se perdían la mayor parte de la historia. Para resolver dicho problema, Caniff escribía una historia para la edición del domingo (que se presentan al inicio de este volumen) y un guión aparte para la edición diaria. Dos tramas igualmente atractivas.

Un maestro.

Reseña: El Nombre del Viento (Edición 10º Aniversario), de Patrick Rothfuss

Antes de internet, ya en el mundo literario los buenos títulos se asimilaban rápido y el boca a boca funcionaba como un rayo: los libros de Dickens pioneros de esto se esperaban por los fans en los puertos de distintos países… Mucho antes de la velocidad de propagación de un video viral, el mundo literario ya gozaba de este poder. Aún hoy en día funciona. Pero esta vez mamá internet ayuda quizás demasiado a salir adelante a sus «niños». Metáforas aparte, si algo es bueno y maravilloso y si una novela está genialmente bien labrada y gusta (exampli gratia: 50 Sombras de Grey), al César lo que es del César. Como mínimo, consigue hechizar al lector y eso es satisfactorio para todo aquel que ama los libros tanto como yo.

Cuando Patrick Rothfuss lanzó El Nombre del Viento en 2007, el primer libro de la trilogía planeada y denominada como Crónica del Asesino de Reyes, al momento se convirtió en un clásico de la Fantasía moderna. Ahora, una década más tarde, con el lanzamiento de la Edición 10º Aniversario que Plaza y Janés acaba de traer recientemente a nuestro país, podemos decir que estamos ante la edición ideal para leer este clásico moderno. Ese que todo el mundo debería haber leído ya. Una edición que se ve mejor que nunca, fantasía épica en formato eterno que sobrevivirá a muchos para hacer disfrutar a generaciones futuras. Se la plantaré delante a mi heredero más pequeño cuando sepa leer, de eso no os quepa duda.

Y ahora os diré por qué deberían considerar comprar esta magnífica nueva edición, aquellos que no saben nada de nada de Crónica del Asesino de Reyes. En primer lugar, por que todo lo publicado hasta el momento está aquí. Desde sus dos primeros libros (El Nombre del Viento y El Temor de un Hombre Sabio) hasta su novela corta, el spin-off La Música del Silencio; una historia que Rothfuss comenzó a escribir inicialmente como una presentación para Rogues, antología de diversos autores donde se encontraban historias de sus más famosos mundos fantásticos. Pero hay más. El Nombre del Viento Edición 10º Aniversario contiene notas del autor, del editor y de la reconocida escritora Jo Walton. También veintiuna magníficas ilustraciones a página completa de Dan Dos Santos, mapas de Nate Taylor y apéndices ilustrados sobre la historia, las monedas y el calendario de los cuatro rincones de la civilización. Una joya. Y sí, quizás todos tus amigos frikis, o más bien gente buena y lectora y lista, ya te hayan recomendado este libro. Y si no les hiciste caso aún, ahora es el momento perfecto para sumergirse en este rico mundo de fantasía.

Te cuento: El Nombre del Viento es el Primer Día de la serie Crónica del Asesino de Reyes y cuenta la historia del músico y mago Kvothe. Un mundo en el que nuestro misterioso protagonista vive de incógnito como posadero de un pueblo. Cuando comienza nuestra historia, los tiempos no son buenos y un peligro acechante empieza a afectar a dicha aldea. En este primer libro vemos como Kvothe comienza a contarle su historia a Cronista, un viajante y coleccionista de historias. Kvothe le dice a su receptor que su historia tardará tres días en contarse… (De ahí la supuesta trilogía planeada). Aquí es donde entra en juego la segunda trama. Narrado por el antiguo Kvothe a Cronista, nos enteramos de la trágica infancia de Kvothe como huérfano, mendigo y ladrón después del asesinato de su familia. Años atrás, Kvothe se las arregla para asegurarse una plaza para universidad mágica, sede de todo el conocimiento acumulado y un lugar donde poder encontrar más información sobre Los Chandrian, el misterioso grupo de seres que mató a su familia…

El Nombre del Viento es una parte de El Señor de los Anillos, una parte de Juego de Tronos, Harry Potter, las Crónicas de Narnia, y todos esos fantásticos mundos en los que debemos perdernos al menos una vez en la vida. Obras eternas que sobre todo son experiencias de lectura que jamás se olvidan. Patrick Rothfuss pasó más de una década elaborando esta historia, y se percibe en multitud de ricos detalles de dicho mundo y personajes. Desde el primer momento, te sientes enganchado a la lectura. Te inquieta no seguir leyendo más cuando tienes que dejarlo, y amas el acto de leer por historias como estas. ¿Por qué ahora es el momento perfecto para sumergirse en Crónica del Asesino de Reyes? Adquirir esta magnífica edición donde tenerlo todo-todito-todo en un solo volumen y en una calidad sin precedentes, hace que sea el momento. Eso sí, no me queda otra que advertir a esos lectores ultra-rápidos y completistas que dicha saga está a un paso de sufrir la maldición que hace sombra a Canción de Hielo y Fuego, del maestro George R. R. Martin. Es decir, pasan los años y la última parte de la historia parece nunca llegar. Este caso es algo diferente porque hace menos tiempo y según lo indicado sólo quedaría por contar El Tercer Día. Pero aun así, la espera se sufre. Sobre todo, por que se prevé una última entrega con factor decisivo a todo lo narrado.

Con esta maravilla por leer, aún estás a tiempo de ingresar en nuestra comunidad de fans de la forma de escribir de Patrick Rothfuss. Formar parte del proceso. Ser parte de los que bebemos vida de las mejores historias fantásticas jamás creadas.

Reseña: Criaturas en la Red, de Tara Isabella Burton

Dicen que si no triunfas en Nueva York antes de los treinta, nunca lo harás. En un principio, la historia parece trivial, sobre dos chicas de diferentes clases sociales que terminan siendo amigas. Louise, veintinueve años, malvive trabajando de camarera o dando clases de acceso a la universidad. Lavinia, veintitrés, millonaria, su vida es un entrar y salir de las mejores fiestas de la ciudad de Nueva York. Tiene como consigna seguir los poemas de Tennyson. Pero un día contrata a Louise para que cuide de su hermana pequeña, y ahí empezará una amistad fatal cuando desee vivir la vida de Lavinia o incluso, ¿por qué no ser ella? Estamos ante una novela de suspense, donde el lector parece instalarse en una narrativa predecible, pero nada más lejos de la realidad. Poco a poco se adentrará en una oscura sátira social que continuará durante todo el libro. De festiva con copas de champán a aterradora.

Escrita de forma sencilla, directa a la esencia de la trama, con ironía y algo de sarcasmo, toca el mundo del alcohol y las drogas mientras nos narra una relación de amistad claustrofóbica de dos chicas, una de ellas con psicosis homicidas. Contada por un narrador principal, seguiremos este espeluznante thriller en el cual ya en las primeras páginas nos advierte con mensajes directos de lo que se le espera a una de las protagonistas. Aun así, seguiremos esperando que todo dé un giro inesperado.

Criaturas en la Red nos introduce en nuestros sistemas de clases y cómo las redes sociales son parte de la actual forma de vida que llevamos. La historia no deja de tratar nuestras propias ambiciones para llegar al éxito. Unos personajes que se vuelven reales para el lector, trabajando el odio y el narcisismo hasta una escala que asusta. Intercambios de identidad, fiestas, las calles de Nueva York, sílfides de Facebook e Instagram. ¿Somos verdaderamente felices cuando colgamos esas fotos sonriendo? Louise sabe la verdad, hay dos tipos de personas en el mundo: las personas que se dejan engañar y las que son demasiado inteligentes para caer en la trampa. Historia moderna, de ahora, de psicópatas cuya autora captura de forma magistral lo que es ver la riqueza al alcance de tu mano y no tenerla. Un thriller psicológico que engancha, donde seremos conscientes de un drama que se va acercando con cada página que leemos. Aunque nos vemos incapaces de detenerlo.

Una novela perturbadora en una era digital en la que dejamos demasiada información sin ser conscientes de lo fácil que es que nos la secuestren. A veces no podemos confiar en nuestros propios sentidos, ojos y oídos y como pueden engañarnos. Entonces, ¿cómo fiarnos de los que están al otro lado de la Red? Nos guiamos en una confianza ciega esperando no ir hacia el abismo. Y Tara Isabella Burton, nos advierte: entrar en la vida de la persona equivocada, envidias, sueños rotos y querer encontrarse a sí mismos en una red llena de mentiras… Un final que no os dejara indiferentes.

Reseña: Long John Silver (Integral), de Xavier Dorison y Mathieu Lauffray

Oportunidades que no se pueden dejar pasar. Por fin Norma Editorial ofrece a sus lectores en formato integral una de las series más celebradas de los últimos años dentro del cómic europeo. Una lujosa pero bien asequible edición que además incluye un dossier de casi cincuenta páginas con arte inédito de Mathieu Lauffray e ilustraciones de homenaje de artistas tan ilustres como Alex Alice, Juanjo Guarnido o Ralph Meyer. Como bien dicen, un homenaje en tinta y pluma a la figura más destacada del clásico literario universal como es La Isla del Tesoro, de R. L. Stevenson. Una serie que vio la luz en cuatro geniales álbumes y que ahora llega en una edición única e inmejorable.

Xavier Dorison y Matthieu Lauffray imaginaron la continuación de las aventuras de Long John Silver, el famoso pirata de la famosa novela de Stevenson. Lady Vivian Hastings es el primer álbum. Partiendo de un muy buen diseño: aprendemos algo más de cómo se las gasta Silver. A cambio de un puñado de oro, servirá como guía a Lady Vivian Hastings, una mujer decidida a embarcarse rumbo al Amazonas siguiendo los pasos de su esposo. Una historia de inicio nada épica pero totalmente degustable como introducción a la serie que posteriormente vamos a disfrutar en muchos aspectos. Aunque el dibujo no es por el momento trascendente, en evolución, al tantear visiones bastante impresionantes ya, uno se asusta pensando en lo maravilloso que puede llegar a ser, visualizar este integral al completo.

Neptune es donde de verdad la magia empieza a relucir. Mientras nos dirigimos a la aventura en jungla y mar, Vivian Hastings, su cuñado el capitán Hastings, el Dr. Livesey y Long John Silver, navegan tras la estela de Lord Byron Hastings, con la esperanza de obtener acceso al fabuloso botín que parece haber descubierto el desaparecido en cuestión. Una asociación, o más bien vínculos de mutuo acuerdo, para alcanzar el objetivo. Aunque con pocos vínculos solidarios entre ellos. Las costas amazónica y estadounidense todavía muy lejos, dan paso a ese componente que ponen a los personajes en debate. Silver reconoce que Vivian le ha dado la oportunidad de volver a una búsqueda de esas que tanto ama en su corazón. Independientemente de sus maneras y trucos, ella juega siniestras cartas a favor y en contra. No le importa aprender a derrotarlo. Por otro lado, su cuñado el Capitán, pertenece a esa categoría de aristócratas que desprecian al mundo entero, especialmente a los hombres bajo su rango a los que no duda en maltratar. Por ello, calibra a Silver constantemente, lo prueba, e intenta hacerle cometer un error. Aquí es donde Long John Silver muestra sus habilidades de navegador, esas que parece no tener nadie a bordo. El más débil, el más débil, corre el riesgo de perderlo todo… Neptune es, por lo tanto, el escenario de una presentación de estrategias donde la narrativa de la serie se vuelve terriblemente atractiva.

El Laberinto de Esmeralda es seguramente el mejor de los cuatro volúmenes. Realmente te hace querer saber más y más. Long John Silver y los interesados encuentran por fin el camino a Guyanacapac y se hunden inexorablemente en una selva sofocante reinona de innumerables trampas. El ambiente es magistral: pesado, soporífero y sofocante (como realmente debe ser, ¿no?); donde se llega a un final grandioso, con toque fantástico perfectamente traído, que se agradece. Dibujos, splash-pages y viñetas algunos visualmente impresionantes. Donde en mi opinión esta obra se convierte en indispensable a tener.

Guyanacapac es la obra culmen de Long John Silver Integral. Título donde llega el apoteósico final y donde este emblemático bucanero forja su leyenda nada más y nada menos que desafiando a un dios en su propia guarida. Una confrontación final, oportunidad para que Mathieu Lauffray se rinda a la plenitud de su arte. Una tragedia, una aventura con un final dramático in crescendo, una emoción muy particular recordatoria de sensaciones a cuando uno lee por primera vez una obra universal que le marca para siempre. Os aseguro que, la lucha que libran Moxtechica y Long John, difícilmente se os borrará de la mente.

Xavier Dorison y Mathieu Lauffray firman aquí una obra eterna. El mejor cómic europeo mostrando las virtudes por las que será perseguido siempre. Guión terriblemente atractivo y dibujos que bien pudieran ser lienzos de grandes pintores de otros tiempos.

Absolutamente recomendable.

Reseña: Batman. El Príncipe Oscuro, de Enrico Marini

No podía demorarlo más. Hincar el diente al Batman de Marini, ese del que tanto se ha hablado, era cuestión de tiempo. Llegó una época en la que los superhéroes más reconocidos pasaron a ser propiedad del autor. A nivel oral, quiero decir: el Flash de…, el Superman de… ¿has leído el Batman de Marini? Quizás esta última pregunta es la que llevaba atosigándome un tiempo. Pintaza tenía. Batman: El Príncipe Oscuro del aclamado maestro del cómic europeo Enrico Marini (El Escorpión, Rapaces, Las Águilas de Roma); una historia, un cómic donde hace debut el maestro en el noveno arte norteamericano con una novela gráfica protagonizada por tres iconos principales como son Batman, el Joker y Catwoman.

Con una máxima propuesta: ¿qué conexión secreta comparten tanto Batman como el Joker con una extraña y misteriosa joven? Después de ser secuestrada por el más maquiavélico villano, el Caballero Oscuro se sumerge profundamente en el inframundo de Gotham City. Toca correr a contrarreloj para encontrarla. Nos enteramos con el paso de las páginas que para el orejas picudas, en realidad, estamos ante un tema bastante personal. Esta edición íntegra de Batman: El Príncipe Oscuro recopila las dos suntuosas entregas de la serie original e incluye una introducción del autor, así como una nueva sección de bocetos. Una colección que combina historia decente con ilustraciones maravillosas donde el dibujante de cómics italiano muestra su don.

¿Vale la pena? Y tanto. Es de esas tramas donde la tensión es mantenida por Batman y su némesis. El enfoque se centra en darle a cada personaje su momento, ofreciendo algunas páginas épicas en cada caso. Y aunque la historia no es mucho más original que otras medianamente buenas del Caballero Oscuro, el arte compensa ese disfrute que falta, ofreciendo una experiencia de lectura agradable. ¿Algo más de la historia? Venga va. La historia principal sigue un enfrentamiento directo entre Batman y su archienemigo de toda la vida. Batman tiene la oportunidad de mostrar su dedicación a la justicia y su gran cantidad de artilugios geniales en este cómic como en otros tantos. Por otro lado, el Joker va llenando cada escena en la que participa con su humor macabro y con algunas interacciones impresionantes donde dicho bravucón acaba de cometer un secuestro. Nada nuevo o diferente, pero representaciones clásicas y entretenidas de ambos personajes que gustan y con una historia respaldada por el misterio potencial que empieza a cernirse sobre el hijo de Bruce Wayne. Un punto de la trama que aparece al principio del volumen y se resuelve al final, dando a los lectores un interés inmediato por saber. Lo que muestra también que este guión fue diseñado para ser degustado como un todo.

La distracción significativa de esta historia es obviamente la inclusión de Catwoman. Selina Kyle aparece dentro y fuera de varias escenas, en múltiples puntos y te vas preguntando el por qué de tanta intervención… Bellamente dibujada como os decía antes, el inconfundible estilo de Marini hace que te enamores rápidamente de él, si no lo conocías ya. Una historia que retrata de todas-todas al Caballero Oscuro, a sus mejores enemigos y a la propia Ciudad de Gotham en una reimaginación radical de su mitología. Un tomo bastante atractivo en cuanto a lo que supone; cada página está detallada y bien distribuida de una manera que ayuda a asimilar la historia que se cuenta. Los diseños de personajes son el aspecto más singular de Batman: El Príncipe Oscuro. Una resolución para el misterio que además os dejará con las patas colgando pues todo parece indicar que Joker es el verdadero padre del niño…

Para los que buscan siempre esa combinación de guión entretenido y arte maravilloso, con algunos momentos divertidos entre Batman y el Joker; podrás encontrarlo, sin duda, en Batman: El Príncipe Oscuro.

Reseña: El Tercer Deseo, de Jessica Khoury

¿Os habéis parado a pensar alguna vez qué debió sentir el Genio de la lámpara después de quinientos años de encierro al notar la presencia de Aladdin? Sí, nuestro protagonista masculino principal es Aladdin, caminando por ese jardín de hojas de jade, ciruelas de amatista, manzanas de rubíes, sorteando un riachuelo donde centellean pepitas de oro, acercándose hacia la lámpara mágica… Eso lo recordaréis. Formaba parte del cuento original. Ahora estamos ahí de nuevo leyendo como frota la lámpara expandiéndose hacia el exterior un espeso humo, pero no sale ningún genio. Ante su sorpresa aparece una chica, una Yinn.

Este libro de Fantasía sigue la estela del cuento del ladrón Aladdin en Las Mil y Una Noches. Pero el Genio es una chica que adopta la forma de una joven hermosa; narran de ella muchas leyendas. Su actual nombre es Zahra, pero los humanos la conocen como la bella traidora. Lleva tantos siglos encerrada que no sabe que ahora la magia está prohibida. Narduja, el Rey de los Genios, sabe que ha sido liberada así que le ofrecerá un trato. A cambio, si logra ese objetivo, será libre para siempre y no volverá a estar atada nunca más a una lámpara. Aladdin también tiene sus propios problemas, pues quiere vengarse del visir que mató a sus padres y casarse con Cáspida, una autentica princesa, para llegar a convertirse en príncipe. Cuentan que no hay nada más peligroso que conseguir aquello que tú corazón ansía.

Vais a leer una increíble y nueva construcción de Aladino y la Lámpara Maravillosa. El Tercer Deseo es una historia de magia, aventura y romance que satisface a los lectores del mundo de la Fantasía. Tenemos un héroe gallardo y una princesa luchadora para derrotar a un malvado villano a través de una historia que tendrá a los lectores conteniendo la respiración. Una Yinn que tiene prohibido enamorarse de un humano, no son buenos tiempos para la magia. Mujeres valientes rodeadas de lealtad y traición. Un pueblo que lleva años esperando una señal para salir de la tiranía con alguien luchando en las sombras. Todo traerá consecuencias, aires de guerra avanzaran para teñir de sangre inocente unos reinos de leyenda.

La historia es rica en textura y aunque es una vieja historia, la autora pule hasta el más mínimo detalle sin olvidar esas noches estrelladas de Oriente. Muy diferente del cuento original, vais a encontrar muchas similitudes. Sé que disfrutaréis regresando de nuevo a aquellas tierras mágicas de Arabia. Una construcción de mundos mágicos, giros inesperados todo ello envuelto en una telaraña de intriga. Jessica Khoury, dejó tanta belleza en su narrativa que logra darle otra dimensión a lo que ya recordábamos. Una reinterpretación con una versión femenina del genio como protagonista extendiendo ese mundo ya leído dejándonos un Aladdin que nunca habíamos imaginado. Frotará de nuevo la lámpara, le quitara el polvo y le dará un nuevo giro al cuento. Amor y libertad, ninguna de las dos cosas son fáciles de conseguir, pero igual, si hay una oportunidad, recordad que Aladdin tiene tres deseos para elegir.

Dicen que a veces hay que inyectarse Fantasía para no morir de realidad. Aquí tenéis un buen libro para descubrir si eso es verdad.

Reseña: Rasputín. La Voz del Dragón, de Mike Mignola, Chris Roberson y Christopher Mitten

Por si no lo sabíais ya, el Mignolaverso es uno de los más ricos que existen en el mundo del cómic a la hora de explorar. Un lugar tan lleno de buenas historias, como macabro y abarrotado de monstruos. Una de las historias más recientes que he disfrutado la traía este mes como novedad Norma Editorial, la encargada en nuestro país de hacernos disfrutar con todo lo que el maestro Mike Mignola crea (véase Hellboy, AIDP, Bogavante Johnson, Abe Sapien, Baltimore…, etc), un universo en formato recopilado bien en TPBs que recogen miniseries completas como este Rasputín: La Voz del Dragón que os reseño hoy; o en tapa dura o ediciones especiales maravillosas e indispensables como las de Hellboy y/o AIDP.

En esta ocasión los tiros van hacía el brujo, consejero y conspirador histórico, pero también villano en el mundo de Hellboy, el maquiavélico Rasputín. Si queréis situaros, Rasputín: La Voz del Dragón es otra de esas series alternativas que crea el maestro Mignola, precuelas donde amplía “su mundo”, el trasfondo y desarrolla personajes importantes ya participantes en otras tramas con normalmente un escenario de la Segunda Guerra Mundial tras las paredes. ¿De qué va? Expresaba la publicidad norteamericana: ¡Un cómic dónde se enfrentan los dos responsables de traer a Hellboy a nuestro mundo! Norma Editorial es más consecuente y alega: ¡Por fin revelada la historia del místico ruso que trajo a Hellboy a la Tierra!

Bastante mejor.

Rasputín: La Voz del Dragón narra los primeros días de Bruttenholm en aquellos años en los que intentaba desvelar al mundo cómo Rasputín intentaba ganar nuevamete poder para hacer sus fechorías. El Bien contra el Mal en los primeros días de la Segunda Guerra Mundial. Una conspiración que involucra al Tercer Reich y a un miembro (supuestamente muerto) de una siniestra sociedad secreta que lleva al profesor Bruttenholm a su primera misión. ¿Aún no? Esa misma que pretende encontrar al único hombre que puede traer al Chico Infierno a la Tierra. Y no es un cualquiera. Un tipo conocido por todos. El loco hechicero ruso Rasputín que aún siendo considerado muerto desde 1916, cuando un grupo de nobles intentando acabar con su influencia sobre el zar acabaron con él; no fue tanto así y resulta que Rasputín sigue vivo, trabajando con los más retorcidos miembros del círculo íntimo de Hitler. Y ahora, tras una serie de sospechas, mientras sigue la pista a un extraño culto llamado La Hermandad Heliópica de Ra, y tras una sesión de espiritismo a la que el profesor Bruttenholm acude; dicho encuentro revela que el malévolo brujo está vivo y con más poder que nunca. La misión de Bruttenholm y Sandhu de descubrir dicha verdad al mundo, comienza. Después de una serie de encuentros y desencuentros, Bruttenholm y Sandhu llegan al lugar donde los nazis llevan acabo sus actividades sobrenaturales para descubrir al sombrío «Maestro» en plena faena…

Mike Mignola y Chris Roberson al guión, con el oscuro arte de Christopher Mitten, ahondan en el pasado de Trevor Bruttenholm para descubrir los diabólicos planes de Rasputín. Genial trabajo de colaboración entre guión, dibujo y color. Sabemos que Mignola sabe rodearse de gente de bien. Un mundo de cadáveres animados, místicos mortales y ejércitos nazis donde dichos autores hacen lo que mejor saben hacer. Una miniserie de cinco números que equilibra la interesante historia de fondo de unos personajes que muchos conocemos ya. Aunque aplicada a ritmo de thriller y ahondando en detalles geniales que muchos deseábamos concretar. Ramificaciones a eventos que conocemos los amantes del Mignolaverso que gustan y completan. Quedando así una rica historia indispensable para los que amamos todo lo que hace Mike Mignola.

Reseña: La Desaparición de Annie Thorne, de C. J. Tudor

Comienza fuerte ya en el Prólogo con un asesinato y unas letras grandes garabateadas en la pared: NO ES MI HIJO. Arhill es un pueblo inhóspito y siniestro al que regresará nuestro protagonista Joseph Thorne, veinticinco años después de haberse marchado. Siempre en primera persona nos relatará el pasado cuando su hermana pequeña de ocho años desapareció. Aunque cuarenta y ocho horas después volvió, ya no era la misma; cantaba una extraña canción:

Bajará por la montaña y vendrá,

bajará por la montaña y vendrá.

Joseph recibirá un correo: «Sé lo que le pasó a tu hermana. Está volviendo a pasar». Pero en sí el correo es lo de menos, Joseph siempre supo que volvería, tenía un asunto pendiente que resolver. A partir de entonces, una siniestra tensión envuelve todo el libro. Una vieja mina que esconde una leyenda, los sucesos sobrenaturales y la atmósfera opresiva de esta historia irán creando inquietud en el lector. Mezclando el mundo real y el mundo del misterio, la autora dejará muchas cosas para que nosotros las reconstruyamos. Como tal, nos convertirá en una especie de socio juzgándolo todo según nuestras propias creencias o escepticismos. Un tema a lo largo de toda la historia es el karma y eventos del pasado que vuelven a castigar a los que deambulan tras cada página. Entre el presente y el pasado Joseph no es un narrador muy fiable, primero relatará lo que va recordando, para luego decirnos: Bueno, igual no fue así como ocurrió… Pronto entenderemos que juzgar e idealizar a algunas personas puede cambiar muchas circunstancias que teníamos por ciertas. Por eso nunca estaremos seguros de ir controlando la historia, deberemos esperar a que en verdad quiera sincerarse.

Un protagonista increíble de esos que dejan marca: profesor de literatura, alcohólico y ex jugador de cartas. No tiene suficiente con resolver lo que cree que ocurrió, encima debe hacer frente a un problema de acoso escolar y a una tal Gloria, una torturadora contratada para que pague sus deudas de juego. Los diálogos son maravillosos, nunca unos diálogos llenaron tanto una historia. Nos miente inconscientemente, pero lo hace. No son mentiras piadosas, simplemente se niega a recordar la verdad. Su personalidad se parece a la del doctor ese de la serie House, en su cojera tomando codeína para el dolor con el mismo sarcasmo. Pero hay algo más que me recordó este libro y es a Stephen King . Sí, se parece mucho a uno de sus primeros libros, es inevitable no pensar en ello cuando llegas al punto clave. Hay trozos de otro conocido libro de Terror, pero eso ya os lo dejo para que lo encontréis vosotros, amigos lectores. ¿Pero sabéis qué? No me importó, cuando me di cuenta ya estaba rendida ante la calidad narrativa de esta escritora. Creó tantos momentos de esos que te ponen el vello como escarpias, que no podremos evitar escuchar si hay algo que rompe el silencio de nuestro alrededor mientras leemos. No deberíamos temer a los muertos si no a los vivos, pero es en la oscuridad donde acechan los monstruos, y C.J. Tudor lo sabe. Ese cementerio antiguo donde no hay ni un solo niño enterrado… un viaje atrás en el tiempo junto a una investigación actual de su antigua pandilla de amigos, ellos sí saben la verdad… La parte del interior de la mina tiene una de las mejores escenas de Terror que he leído en mucho tiempo. Es de esa clase de libros que deben leerse de noche. Espeluznante, no hay otra forma de catalogar esta narración, sabiendo fusionar lo inexplicable con la realidad.

Qué decir del final, cuyo protagonista nos ha estado escondiendo la verdad en todo momento… Pues magistral. A veces lo que regresa no es lo mismo que se ha ido. «Si te gustan mis cosas, te gustará esto», dijo Stephen King. No puedo más que darle la razón. Los amantes del Terror nos merecemos libros como este. Creo que con esta frase mía ya lo he dicho todo.