Archive for Minotauro

Reseña: Bienvenido a la tormenta, de Daniel Múgica

Bienvenido-a-la-tormenta-PortadaLa sinopsis de este libro invita a pensar en la investigación de un asesinato, el del pastún Mustafa Sharif, secretario general de la ONU, y en cómo esa investigación tendrá ciertas conexiones sobrenaturales que invitan a pensar en una guerra definitiva entre el bien y el mal, una batalla entre el cielo y el infierno.

Bien. Luego abres el libro y empiezas a leer. Y solo en las dos primeras páginas te hablan del Vaticano, de sectas satánicas, de la Sábana Santa y de cómo en esta se encuentra la clave para encontrar Camelot, y de cómo la ciudad artúrica es la clave para abrir puertas a otros mundos. Dos páginas y yo ya estaba con los ojos abiertos de par en par y cara de, gracias internet por estas expresiones, what the fuck.

Sigo. En las siguientes páginas, a una velocidad de vértigo, me hablan de un grupo secretos de investigadores de lo sobrenatural, de hombres lobo, vampiros, fantasmas, ángeles, posesiones diabólicas… todo un compendio de criaturas y sucesos que no tienen freno…

A ver, es cierto que tanta información choca súbitamente contra el lector, que de repente se ve inundado de datos y seres a los que vigilar y tener en cuenta, pero resulta muy (y me gustaría escribirlo en mayúsculas: MUY) fácil entrar en este libro. ¿Por qué? Porque Bienvenido a la tormenta no da un minuto de tregua. Todo el tiempo pasan cosas, tantas y con tantas vertientes que da vértigo en ocasiones, pero es que cuando lo que te está contando es que un personaje va de un sitio a otro y recuerda algo, ese recuerdo vuelve a ser un paso más en la trama. Cuando llevas veinte páginas ya estás atrapado.

Pero ojo, es una novela en la que se te habla de cientos de personajes. Hay un protagonista claro, Allegra Herzog Farnesio, pero a su alrededor revolotean muchos secundarios. En ocasiones esto te hace pararte a pensar “¿Quién era este?”, aunque por lo general no suele ser un problema.

La novela sigue a Allegra y al grupo que ella dirige, La Banda, en la investigación del asesinato del pastún. En medio de un clima de tensión mundial creciente, con Irán y Venezuela amenazando a Estados Unidos y el resto del mundo pendiente del estallido de una guerra, amenazas de bomba en Nueva York de manos de un terrorista… y todo con una clara relación con los Euquitas, un grupo de seguidores de Satán, ángeles que han dejado de lado a Dios, demonios que parecen tener su propia agenda… Dios mío… es una trama con tantas vertientes que me volvería loco intentando resumirla.

No puedo dejar pasar la oportunidad de hablar sobre la manera que tiene Daniel Múgica de describir y profundizar en los personajes. En un primer encuentro, el autor dibuja un rápido esbozo de los personajes con rasgos físicos, psicológicos y sexuales (sí, tal cual, siempre te dirá si es rubio o moreno, si es inteligente o valiente o lo que sea, y si sus músculos son viriles y disfruta del sexo duro o le gustan más las caricias). Esos matices sexuales en muchos casos están metidos perfectamete aunque tengo que reconocer que en otros se me hacían bastante superficiales. Claro que la novela tiene sexo, muchos personajes hablan y piensan en el sexo (sobre todo Allegra), y me ha ocurrido lo mismo: en ocasiones me parecía muy bien metido y en otras era como “¿otra vez?”.

Que me desvío del tema: La forma de profundizar en los personajes que muestra Múgica me ha parecido sublime. Así, tal cual. Es fácil entender sus motivaciones, sus acciones, sus deseos y anhelos, porque Daniel se toma el tiempo de crear todo el universo de cada uno de ellos. Especialmente remarcable me parece el caso de Allegra. En un solo capítulo te la presenta, te habla de ella, te hace entenderla, te la destroza, la arrastra por el suelo y la rompe en pedazos, y deja que el trabajo de unir esos pedazos sea tan tuyo como suyo. Una maravilla. Y el resto de los personajes también están bien descritos y dibujados, que conste, pero el caso de Allegra… pues eso, sublime.

Reseña: Cuentos de Terramar, de Ursula K. Le Guin

cuentos-de-terramarCon Cuentos de Terramar, Ursula K. Le Guin regresa a su archipiélago encantado – un mundo poblado de dragones, magos y brujas, así como de gente común – y nos da una luminosa y variada colección que abarca varios siglos de historia en el mundo mágico de Terramar.

Cuentos de Terramar contiene dos novelas cortas y tres relatos largos, una elegante presentación y un extenso epílogo que describe los “hechos de ficción ” detrás de una de las creaciones más duraderas de la fantasía moderna.

Las historias avanzan cronológicamente, comenzando con la historia más larga, El descubridor. Una historia que habla de la Edad Oscura de Terramar y de la fundación de la escuela para magos en la Isla de Roke. Una novela corta, fijada unos pocos cientos de años antes de que un mago de Terramar, presentara el archipiélago y revelara cuanta maldad albergaba la escuela de Roke.

Rosaoscura y Diamante es otro encantador relato sobre el joven cortejo, que demuestra que a veces los magos pueden seguir carreras alternativas.

Los huesos de la Tierra, cuenta como los magos se enseñan el oficio unos a otros. Desde la perspectiva del mago que enseñó primero a Ged, se demuestra cómo la humildad, si es grande, puede frenar hasta un terremoto.

En el Gran Pantano, cuenta los momentos intensos en los que Ged como Archimago de Terramar, habla sobre el amor, el poder, y de la fuerza que los une. Un retrato de los últimos días de Ogion.

La última historia, Dragonvolador, muestra cómo una mujer, lo suficientemente decidida, es capaz de romper el techo de cristal del templo masculino. Es un relato que tiene lugar poco después de la última novela de Terramar. Y proporciona un puente – un puente del dragón – a la nueva novela, El Otro Viento.

Como colofón se añade al libro un ensayo genial sobre la historia de Terramar, la gente, los idiomas, la literatura y la magia, y ofrece dos nuevos mapas.

En Cuentos de Terramar, cada historia se cuenta con una prosa elegante por la que (como escritor) casi llegas a odiar a la autora por lo bien que escribe. Usa la pluma con una sofisticación moral y psicológica pocas veces vista. Sus personajes son complejos e inquietantes, atrayentes, y su escritura es notable y resplandece. Le Guin regresa al mundo de fantasía de Terramar, al que más fama le dio, con la mejor colección de relatos basado en un mundo de Fantasía, en mi opinión, el mejor después de los Cuentos Inconclusos de Tolkien.

Los cinco cuentos reunidos en este libro fueron ganadores de los Premios Locus y Endeavour en 2002. Entre los muchos puntos fuertes de Le Guin está su habilidad para escribir Fantasía elocuente que, si bien está repleta de dragones, magos, brujas y todo un mito del otro mundo, está directamente relacionada con personajes dignos de hoy en día.

“Nadie puede explicar un dragón”, dijo alguien una vez. Pues os aseguro que Ursula K. Le Guin te hace verlo.

Reseña: Redshirts, de John Scalzi

redshirtsLas primeras historias publicadas de John Scalzi fueron sus novelas de Ciencia Ficción de La Vieja Guardia. Historias donde se reclutan a ciudadanos de setenta años o más de la Tierra para unirse a las fuerzas de defensa de colonias humanas en el espacio. Mucha gente observó en dichos libros similitudes intencionadas sobre el gran clásico Starship Troopers, de Robert A. Heinlein. Aunque todos de acuerdo que nada de plagio, sino más bien homenaje. Y qué homenaje porque dichas novelas son indispensables para todo aficionado a la buena CF.

John Scalzi nació en 1969 y es un escritor estadounidense, escritor online y expresidente de la Asociación de Escritores de Ciencia Ficción y Fantasía de América. Es sobre todo conocido, por las novelas que os comentaba antes: La Vieja Guardia, una trilogía, cuyos títulos de forma independiente han sido todas nominadas a los Premios Hugo. El autor ya había ganado el Hugo al Mejor Fanwriter en 2008 basado predominantemente en su blog. Como colofón Redshirts, su último libro, éste que os traigo, se ha llevado el Premio Hugo 2013 a mejor novela del año.

En Redshirts, el alférez Andrew Dahl acaba de ser destinado a la Intrepid, un buque insignia de la Unión Universal en 2456. El destino no es otra cosa que un prestigioso ascenso que explota en aplausos para él cuando es asignado al laboratorio de Xenobiología de la nave. La vida no podría ser mejor…, hasta que Andrew empieza a caer en el hecho de que en cada misión, cada visitante se implica en algún tipo de enfrentamiento letal con fuerzas extranjeras. El capitán del buque, su director científico, y el apuesto teniente Kerensky (curiosamente) siempre sobrevive a esos enfrentamientos. Y tres, al menos un miembro de bajo rango de la tripulación es, por desgracia, muerto en el asalto. Es entonces cuando “la mosca” empieza a rondarle tras la oreja a Andrew. Para colmo se topa con información que transforma su entendimiento, tirando por tierra todo lo que él y sus colegas pensaban que la nave Intrepid era. ¿Una encerrona? Sí. ¿Quieren eliminarlos? Está claro. ¿El por qué? Habrá que averiguarlo. ¿Nos dejamos ya de preguntas tontas? Sí, mi alférez.

Una novela divertida con la que te reirás a saco. Una historia que parodia la Ciencia Ficción pero siempre tratando el género desde un modo serio. Personajes de ingenio rápido, que caen bien y por los que sufres ante un final cuesta abajo, con un foso a unos metros, con un montoncito enorme de estacas que esperan para desmembrar.

Una docena de momentos que captan la inspiración, y cuyas bromas te sitúan en un mundo seductor para todo aquel que quiera alistarse en los Camisas Rojas. Momentos hilarantes con Dahl, Duvall, Hanson y sus colegas de menor rango metiendo más datos en su tasa de mortalidad desproporcionada…

La parte más inteligente de la nueva novela de John Scalzi se produce aproximadamente a mitad de la novela. Los personajes van mostrándote poco a poco una revelación, una intriga que sabes que no te va a gustar pero que se abre a expectativas al final. Redshirts está escrito para frikis de cierta edad. Usa la lengua de forma moderna y hace algunas referencias sexuales que así lo testifican. Pero nada más ofensivo que lo que se pueda escuchar hoy en día en cualquier instituto.

Redshirts es una carta de amor y humor. Un homenaje especial a la franquicia Star Trek, y a todos aquellos amantes de universos profundos por descubrir. Empuja a los límites de las situaciones estrambóticas. Deleita y está llena de buenos momentos. Un libro brillantemente divertido que no quieres terminar.

Reseña: Los hijos de Húrin, de J.R.R. Tolkien

hijos-de-hurin-tolkienEstoy convencido de que si pensamos en autores de Fantasía el primer nombre que se nos viene a la memoria a la mayoría de los lectores es J. R. R. Tolkien.

El creador de la Tierra Media ha dejado una huella que perdurará por toda la eternidad, de eso no hay duda. Aún hoy, en el presente, y en mi opinión con desacierto, hay quienes siguen pensando que este escritor solo publicó dos libros muy buenos: El Hobbit y El señor de los anillos y otro bueno, aunque algunos aún tienen sus dudas: El Silmarillion, y siguen afirmando que el resto de sus obras son aceptables, incluso algunas un verdadero bodrio. Además de las citadas, he leído varias obras del inglés y tengo que decir que ninguna, hasta la fecha, me ha decepcionado, todas, y digo absolutamente todas, me han aportado plácidas aventuras con la genial prosa con la que solía deleitar el maestro indiscutible del género.

Ningún autor ha sabido describir paisajes, personajes, etc, con tanta elegancia como Tolkien, al menos en cuanto a fantasía se refiere. Recién acabo de terminar la lectura de Los hijos de Húrin, y he elegido la edición que publicó Minotauro, (muy recomendada, pues contiene unas  ilustraciones espectaculares a cargo de Alan Lee) y se ha convertido, en el acto, en una novela que quiero recomendar a todos aquellos que disfruten no solo del género de fantasía o deseen leer un libro de aventuras, sino a quienes gozan con la Literatura en general.

Me atrevería a afirmar que las novelas de Tolkien han sido de las que más referencias se le han hecho en el arte de la música. Multitud de bandas han elegido el nombre de la misma con algunos de los personajes o lugares citados en la Tierra Media, el fascinante mundo creado por Tolkien, y han sido muchas las canciones cuyas letras se han basado en algunas de las obras del autor. Sírvase, y por poner un ejemplo, la banda alemana de heavy metal llamada Blind Guardian incluso publicó un CD conceptual basado en El Silmarillion y titulado Nightfall in Middle Earth.

En Los hijos de Húrin, todo sucede en la Primera Edad. El protagonista es un hombre llamado Túrin, el cual emprende un peligroso camino en búsqueda de su padre, que ha sido capturado por Morgoth, conocido como el Rey Mayor, Melkor, el primero y el más poderoso de los Valar. Por un error en su infancia, Túrin ha sido desterrado de su hogar por orden del rey y encuentra refugio en el bosque, donde entabala amistad con los proscritos del lugar. Además, Túrin conocerá el amor, un amor imposible…

Como no podía ser de otra manera, a lo largo del viaje nos cruzaremos con enanos, elfos, orcos, dragones y otros seres, esos que tan bien sabe describir Su Majestad Tolkien, los mismos con los que tantos millones de lectores nos hemos rendido a sus pies. Sí, El Hobbit está teniendo un gran éxito en las taquillas de todos los cines de todo el mundo, al igual que lo hizo hace no muchos años El Señor de los Anillos, espero, (y deseo), que Peter Jackson haya leído esta novela y que por su mente se haya cruzado el pensamiento de una posible y muy merecida adaptación fílmica.

¡¡¡Oro puro!!!

Reseña: El mensajero de las sombras, de David Zurdo y Ángel Gutiérrez

el-mensajero-de-las-sombrasAún siento escalofríos cuando pienso en esta novela. Hacía tiempo que no leía una obra que me causara esta sensación. Esto es horror puro y duro. Si te gusta pasar miedo, no lo dudes, El mensajero de las sombras (Minotauro, 2013) tiene un ritmo trepidante y situaciones en las que se te erizarán los pelos de la nuca. Durante los cuarenta y un capítulos de los que consta el libro serás partícipe de un profundo aroma a terror.

Esta historia se sucede en dos épocas distintas, pero que a la vez están ligadas entre sí. La primera, a mí la que me más me ha gustado, sucede en el siglo XIII, en el convento de un pueblo de León llamado Lesmes. En este sagrado lugar ha caído una especie de meteorito con forma cúbica, profanando el lugar sagrado y sembrando el pánico entre la población. Todos los indicios apuntan a que los asesinatos han sido perpetrados por una persona: Miriam, a quien acusan de usar magia negra y no dudan en intentar darle caza para lapidarla o quemarla en la hoguera. Pero para fray Gabriel y para el joven soldado, José, las pruebas no son tan concluyentes como para los asustadizos habitantes de Lesmes… No sé porqué razón esta primera época me recuerda un poco a El nombre de la rosa, de Umberto Eco. Quizás tenga que ver con la llegada de fray Gabriel a investigar las muertes que se están sucediendo en la localidad leonesa, emulando de alguna manera a Guillermo de Baskerville en la conocida obra del autor italiano.

Durante siglos, ese abominable ser ha estado oculto en una mina de la localidad, pero ahora ha despertado. Y lo ha hecho, si cabe, con más sed de sangre que cuando se marchó, cuando estuvo dormido todos esos años. En esta segunda época es Raquel quien acude a Lesmes. Después de recibir una llamada del comisario, Óscar Loriente, y de tener unas horribles pesadillas, Raquel está dispuesta a reconocer el cadáver de su padre Alejandro, a quien apenas ha tenido tiempo de conocer, pues le abandonó junto a su madre siendo apenas una cría.

Lo que tienen en común ambas historias es su atmósfera: terror, amor y, en ocasiones, fraternidad, así como el enfrentamiento entre las fuerzas del bien contra el mal. Una misteriosa marca con forma de estrella en el hombro es otra de las similitudes, la más importante. Y ahí lo dejo…

Por otro lado, lo que las diferencian es que en la primera época fray Gabriel intuye desde un primer momento estar ante un caso cuya naturaleza no es de este mundo, mientras que en la segunda, el policía no tiene duda de que un loco anda suelto en Lesmes y es capaza de cometer los crímenes más horribles que puedan imaginarse. No son muchos los personajes que te vas a encontrar en El mensajero de las sombras. En mi opinión, al menos en esta novela, esto hace que los secundarios tomen una relevancia importante en la trama.

Este es mi género favorito: el Terror. Esta obra la he disfrutado mucho, me ha recordado a esos monstruosos seres que en su día creaba H. P. Lovecraft y que aún hoy siguen atormentando a muchos lectores, entre los que me incluyo. La novela, no me cabe duda, de que va a ser un éxito innegable. David Zurdo y Ángel Gutiérrez me han regalado momentos de tensión, de emociones, de enfrentamientos. Me han otorgado planos inimaginables y cuyos resultados espero ver adaptados algún día… y volver a sentir el mismo miedo que me han ofrecido sus páginas.

Reseña: El vampiro de Silesia, de Lorenzo Fernández Bueno

el-vampiro-de-silesiaCuando me propuse iniciar la lectura de El vampiro de Silesia (Minotauro, 2013), me sentí atraído por el título. Adoro el mito de los vampiros y, tras leer la sinopsis y percatarme de que varios pasajes sucedían en el siglo XVI y el siglo XVIII, no me lo pensé y me hice con ella. Pensaba que esta obra, por el tiempo en el que transcurren algunos fragmentos (y por el título), iba a tener un poco que ver, en cuanto a trama se refiere, con Drácula, de Bram Stoker, la cual acababa de hacer una relectura hacía apena unos días. Me equivoqué, El vampiro de Silesia apenas tiene que ver con el mito, al menos no de la forma en la que yo me esperaba que fuera: vampiros atacando a una asustada y desalentada población. ¿Decepcionado? En absoluto, más bien todo lo contrario. Me bastó con iniciar el primer capítulo para darme cuenta que tenía ante mis manos a un autor con un futuro muy prometedor. Su prosa es fascinante, un tanto oscura, como a mi me gusta. La capacidad que Lorenzo Fernández Bueno (anoten este nombre) tiene para desgranar la historia es maravillosa, crea una atmósfera de suspense tal que no parece que estemos ante la primera novela publicada por el autor. Aunque está catalogada como novela de terror, El vampiro de Silesia se apoya en un profundo estudio de investigación llevado a cabo por Maurizio Roncalli, su protagonista, algo parecido a lo que ya hiciera Katherine Neville con su novela, El ocho, pero sería injusto que no entrara en este género, pues ¿no es cierto que no hay nada más terrorífico que el miedo a morir?

Un secreto oculto a lo largo de los siglos… Un antropólogo dispuesto a llegar hasta el final de la investigación… Una novela de terror, misterio y conspiraciones con una trama creíble… Una cita con la historia en la Europa del siglo XVI y XVIII… Un argumento inolvidable…

En esta novela el lector va a viajar a tres etapas diferentes, tres siglos son necesarios para conseguir descifrar el misterioso encubrimiento que hay tras la aparición de una fosa común donde se halla una cripta donde se hallan enterrados los cuerpos de las personas fallecidas por la peste y el cadáver de una misteriosa mujer.

Durante una excavación arqueológica cercana a Venecia aparece el cuerpo de una mujer del siglo XVI. Con la traquea fracturada a causa de un ladrillo que le fue introducido en su boca, se cree que la torturada mujer murió de asfixia. Según los expertos fue considerada como una vampira y por eso ordenaron matarla y enterrarla con los apestosos. En aquella época eran tantos los fallecidos a causa de la peste que no daba tiempo a quemarlos a todos para purificar sus almas y acabar con el mal que se adueñaba del lugar.

Ante tales revelaciones, Adriano Toscanelli, el profesor encargado de la excavación, solicita la ayuda de Maurizio Roncalli, un antropólogo cuya fascinación por el caso le llevará por la delgada línea de la locura hasta llegar a un final impredecible…

Esta novela será filmada, no me cabe duda alguna. Desde luego, méritos tiene.

No quiero entrar en más detalles, lo dejamos aquí, pero antes de despedirme, hay una parte que me gustaría destacar: los diarios escritos por Johann Friedrich Glaser y Johannes Flückinger en el siglo XVIII y que a lo largo de la narración consigue Maurizio. ¡Una joya!

Lorenzo Fernández Bueno ha sido locutor y guionista de las series “América mítica” e “Indonesia mítica”. En la actualidad  es miembro de “La zona cero”, tertulia incluida en el programa “La rosa de los vientos”, de Onda Cero. Ha sido presentador de programas de televisión como “Rastreadores de misterios”, dirige la revista “ENIGMAS del hombre y del Universo”, autor de ensayos y participante en varias antologías de relatos como 20 historias inquietantes, también publicada por Minotauro.

Reseña: El mensajero de las sombras, de David Zurdo y Ángel Gutierrez

El mensajero de las sombrasEl mensajero de las sombras, la nueva novela del tándem formado por David Zurdo y Ángel Gutierrez, es una novela de aventuras con un corte fantástico y algunos pasajes que podrían pasar el filtro de género y ser encuadrados en terror, aunque desde un punto de vista lúdico. Quiero decir con esto que quien busque pasar un mal rato, sentir que se le erizan los pelos de todo el cuerpo y que empieza a escuchar ruidos en la oscuridad, probablemente se equivoque. Pero quien busque pasar un buen rato con una novela entretenida y bien contada, aquí tiene una buena opción.

Está claro, desde hace años, que David y Ángel son narradores eficaces. Tienen un estilo directo que va al grano y que busca avanzar en la trama más que entretenerse en describir detalles, paisajes y lugares. Cuando uno lee una novela de estos dos escritores siente rápidamente que podría ser una película. Es innegable que El mensajero de las sombras podría serlo, sin mayores problemas que los que se le achaquen al presupuesto, claro.

Metiéndonos en faena, os diré que la novela está dividida en dos tramas que avanzan de forma paralela y que jamás llegan a cruzarse, al menos no de forma evidente. Transcurren en distinta época aunque en la misma zona de las montañas leonesas, una de ellas en el presente y la otra en el pasado. Una de ellas protagonizada por una mujer cuyos sueños se vuelven trágicamente reales (o eso es lo que cree) y el policía que la acompaña; la otra, protagonizada por un fraile algo escéptico, un soldado que actúa antes de pensar y una mujer acusada de brujería.

Ambas tramas tienen sus puntos fuertes y sus puntos menos fuertes. De la ambientada en el pasado destaco al fraile por encima de todo (de hecho, es el personaje que más me ha gustado de toda la novela aunque por razones lógicas vaya perdiendo importancia en la trama) y toda su investigación de los crímenes en la abadía. De la ambientada en el presente, todo lo que tiene que ver con la misteriosa criatura o entidad que parece amenazar a todo nuestro planeta.

En cuanto a los puntos menos fuertes, diría que en la trama del pasado el peligro nunca llega a verse como realmente amenazante (es lo que tiene saber que más allá de esa trama sigue habiendo cosas porque hay otra trama posterior), y eso a pesar de que la recta final en la abadía es… espectacular; de la trama del presente hay un par de detalles que me han llamado la atención, respecto a algunas revelaciones que no sé de dónde sacan los personajes.

Y he dicho antes que las tramas no se cruzan de forma evidente, lo cual es cierto, pero entre ellas hay suficientes puntos comunes como para notar una conexión constante. Es un libro hilado, bien contado, con unos personajes creíbles e interesantes y un villano a la altura con todo lo que uno puede esperar de un buen villano (ya sabéis: cuando un villano quiere acabar con el mundo, entonces gana tres puntos en villanía) y que deja buen sabor de boca.

Reseña: El Yermo, de Sergi Llauguer

El YermoCuando Sergi Llauger anunció su novela El yermo, supe que era público objetivo al instante. Desde que tenía diez u once años siempre me han gustado las historias post—apocalípticas de futuros devastados por guerras nucleares o cambios climáticos; siempre me han entusiasmado las sociedades distópicas que se reflejan en esas historias. Películas como Mad Max, Nueva York año 2012 (The ultimate warrior), The warriors, Doomsday, El planeta de los simios… son historias que se me meten en la cabeza y me hacen soñar. Juegos como Fallout, cómics como Y, el último hombre

Así que sí, tenía ganas de leer El yermo, y por otro lado lo cogía con cuidado, no fuera a ser que me entusiasmara demasiado y luego me diera de bruces contra algo que no era lo que esperaba. Lo era. Lo que esperaba y mucho más.

La novela está ambientada en una Inglaterra post—nuclear donde el paisaje ha quedado reducido a desiertos inhóspitos y superficies inhabitables; donde los escasos supervivientes tienen que luchar cada día contra las inclemencias de ese nuevo mundo para poder seguir sobreviviendo, y donde uno no se puede fiar ni de su sombra. A fin de cuentas, cuando es el instinto de supervivencia el que toma el control del ser humano, salen muchos monstruos a la superficie.

Y hablando de eso, están los Nocturnos. Unos seres que han evolucionado paralelamente y que acechan a los supervivientes durante las horas en que el sol se oculta. Peligros y más peligros para los protagonistas en un ambiente que Llauger describe con precisión y maestría. Apenas lleva uno cien páginas y ya entiende cómo viven los personajes, dónde, a qué y a quiénes hay que temer y cómo funciona la sociedad.

Estamos ante una novela que presenta a los personajes al mismo tiempo que empieza a arrancar la trama. Lo hace de una forma curiosa, puesto que al principio uno no tiene la sensación de estar leyendo trama sino ambientación y personajes, pero Sergi Llauger es de los que se ponen en marcha al instante. Va situando las fichas que darán comienzo al increíble viaje del protagonista mucho más allá de los límites conocidos, un viaje a través del Yermo en busca de… no, esa parte debe descubrirla cada uno de vosotros abriendo el libro.

Os espera un viaje épico. Uno que a momentos me recordaba a La torre oscura de King pero también a El señor de los anillos; en general, a cualquiera de esas historias que conocemos sobre un grupo de héroes (o de personajes, porque muchas veces no tienen por qué ser héroes… o no en el sentido positivista de la palabra) que avanza a través de miles de obstáculos y dificultades en pos de algo que cambiará el mundo.

En El yermo os vais a encontrar personajes fantásticamente dibujados, una trama exquisita (donde cada detalle, hasta el más pequeño de ellos, acaba cuadrando) y una narración fluida. Y yo, sin temor a equivocarme, habiendo leído muchos libros en lo que va de año, os aseguro que a día de hoy es la mejor novela que he leído en 2013. Una en la que he avanzado lo más despacio que podía, enfrentándome a mi propia ansiedad, para que durara lo más posible; una de esas que te dejan una sensación de vacío cuando dejas atrás la última página.

A fin de cuentas, Adam no es el único que ha emprendido ese viaje. Yo estaba con él, a su lado.

Mi recomendación, sin duda alguna, es que no os perdáis esta novela. Ni dejéis que os la cuenten. Enhorabuena, Sergi.

Reseña: Espejismo, de Hugh Howey

EspejismoParece que las obras apocalípticas están causando mucha alegría entre los lectores de este país. Solo hay que mirar la cantidad de escritores que han elegido el tema del fin del mundo como temática para su novela, especialmente autores del llamado género Z y la buena acogida que están teniendo.

Pero hay otras muchas formas de tratar el Apocalipsis y Minotauro, el sello dedicado a lo fantástico de la editorial Planeta, ha apostado por una novela llamada Espejismo, del estadounidense Hugh Howey. Y ha sido todo un acierto, pues Espejismo lleva vendidos más de 800.000 ejemplares en todo el mundo y se convirtió rápidamente en un bestseller  en el prestigioso The New York Times. El autor decidió autopublicar su novela a través del portal de Amazon, donde llegó a estar entre los libros más vendidos de dicha plataforma en el 2011. Dos años después llega a España  uno de los fenómenos literarios en cuanto a novela distópica se refiere. Son pocos los casos que se conocen de autores que pasan del anonimato a la fama gracias a la autopublicación y Hugh Howey es uno de ellos. Su éxito ha llegado a tal extremo que su novela será publicada hasta en dieciocho países y los derechos para convertirla en película han sido adquiridos por el director Ridley Scott (Blade Runner o Alien, el octavo pasajero) y de cuyo guión se hará cargo Steve Zaillian (Gans of New York, Hannibal o la ganadora de un Oscar, La lista de Schindler).

“El exterior se ha convertido en una atmósfera irrespirable. Los supervivientes de varias generaciones atrás decidieron construir unos silos donde pasarían el resto de sus vidas y, de este modo, huir de los gases tóxicos. Pero para que la claridad entre en estas edificaciones subterráneas, es necesario hacer una limpieza en la única ventana de la que dispone, aunque para ello han de utilizar como cebos a los habitantes del silo que quebranten la Orden, la ley que se ha establecido en este, su nuevo lugar de residencia. Para proteger la vida y el legado del silo es necesario hacer sacrificios… Hace tres años que el sheriff Holston perdió a su mujer, Allison, quien fue encomendada en la tarea de limpieza. Ahora le ha llegado su turno, deberá salir allí fuera y ocuparse de la misión que acabó con la vida de su esposa y se dará cuenta, demasiado tarde, de que las mentiras son una constante en el interior del silo… Juliette, la protagonista de esta novela, es una mujer de treinta y cuatro años, soltera y ambiciosa. Una disputa la hizo alejarse de su padre. Investigar una serie de acontecimientos la ponen en entredicho por quienes manejan el cotarro en el silo. Es perseguida y no tiene más remedio que abandonar ese macabro lugar lleno de mentiras y salir al exterior, donde los gases tóxicos pueden acabar con su vida. Pero Juliette descubre un secreto que lleva oculto mucho tiempo…”

El silo consta de diez niveles, les aconsejo que hagan un especial seguimiento en www.cronicasdelsilo.com y hagan un recorrido para no perder detalle alguno durante la lectura. Aunque cada habitante del silo tiene su función, a los que más conoceremos serán a aquellos que trabajan en Mecánica, Informática y Suministros. A mi especialmente me ha encantado un personaje llamado Solo, un hombre con mentalidad de niño que por alguna extraña razón me recordó a Gollum: solitario, triste y abandonado.

El año que viene, en el mes de marzo, será publicada su continuación. Llevará por título Desolación y en octubre  saldrá a la venta Vestigios, la tercera y última parte de una historia que me ha enganchado. Y si a usted, lector, le gusta el género apocalíptico o la novela distópica, también lo hará.

Reseña: El fin de los días, de Adam Nevill

Si buscas, encuentras. Actualmente, se hace Terror del bueno pero hay que saber donde buscar, cual buscador de setas en el monte se tratara. Si no te sientes con ganas de patear por las montañas puedes recurrir a las reseñas publicadas en internet, las cuales, si todas coinciden… el río suena, agua lleva. Sinceramente, no creo que encontréis a nadie hablando mal de las novelas de Adam Nevill, me refiero a las novelas publicadas en nuestro país por la editorial Minotauro. Las novelas de Nevill son temas recurrentes, a la orden del día, pero en los que navega sin rumbo, El Mal, en una barcaza grotesca de madera labrada. Este autor inglés sigue demostrando título a título que es uno de los grandes del momento. Sabe crear atmósferas nocivas para el lector y te cuenta detalle a detalle lo que viven sus protagonistas hasta que estás tan metido en la historia, que tu entorno se asemeja a un pozo estrecho del que solo puedes salir si eres capaz de trepar hacia la luz.

El fin de los días comienza tremendamente bien con una entrevista de trabajo para un tipo que las está pasando canutas porque jamás consigue despegar del mundo audiovisual. Kyle Freeman es un director de documentales que debe dinero a su casero. Malas rachas una detrás de otra que hacen que empiece a plantearse ciertas cosas. Pero una entrevista de trabajo surgida la nada, a la que acude medio asustado porque nada tan bueno puede ser verdad, le cambia la vida. En principio, debe realizar un documental sobre el misterio que engloba a una fatídica noche de 1975 en la que una secta sucumbió ante el delirio común y en la que todo acabó con muertos, heridos y suicidios por doquier. La secta del Templo de los Últimos Días. Caso olvidado. Caso abierto. Caso que se rumorea que no se contó toda la verdad. Hubo comentarios –que intentaron ocultarse en los medios de información-, y que hablaban sobre experiencias paranormales, perversiones sexuales y seres acosados por una serie de presencias unos años antes… Kyle va de vivencia en vivencia y su cordura empieza a dañarse cuando al comienzo del rodaje ya empiezan a darse una serie de hechos inexplicables como visitas nocturnas, objetos espantosos en la habitación de su hotel, los testigos que entrevista mueren de forma repentina… Ya nada será como antes para Kyle después de este viaje.

La inevitable comparación con Stephen King ya se ha dado. Pero nada más lejos de la realidad, el escritor británico es de otro estilo, os lo aseguro. Nevill domina el suspense narrativo con sugerencias sobre todo, y nos adentra en sus historias lentamente pero con mano experta, sabiendo y haciéndonos saber. Adam Nevill ha conseguido encandilarme con lo primero que he leído de él. Sus novelas anteriores, también sendos éxitos de la editorial Minotauro, como Apartamento 16 y El Ritual me esperan en la librería, y ya ando calentando el sitio en hacerme con ellas.

Este autor trata los temas en los que más me gusta adentrarme con una forma de narrar fascinante que engancha y da pie a ideas. Son temas asfixiantes, escenas sobrenaturales que no se muestran al completo sino que se enseñan de pasada para mantener la intriga hasta el apoteósico final.

Si lo tuyo es pasar miedo y leer libros con los que te sientes bien dentro de lo malo; y te fijas sobre todo, en cómo de bien lo hace el autor con su forma de narrar y el suspense mantenido… El fin de los días es tu libro. Dicen que por el momento ésta es la obra más densa de Adam Nevill. Pues amigos, cómo de soberbias serán las otras. El fin de los días se me ha pasado en un suspiro.