Archive for Libro Ilustrado

Reseña: Nuestra señora de París, de Víctor Hugo. Ilustrado por Benjamín Lacombe

nuestra_señora_de_parisLas ilustraciones de Benjamín Lacombe atraen poderosamente la atención. Edelvives sigue publicando obras de gran maestría, de grandes autores del fantástico, unidos a ilustradores de importante renombre internacional.

Auténticas obras de arte como las que ilustran este francés que en poco tiempo ha mostrado que es un iluminado con el pincel. Benjamín Lacombe sabe perfectamente dar magia a un texto. Las ilustraciones que crea, brotan de su pincel y tienen mucha culpa del éxito de la historia que te están contando. ¿Por qué? Por que te lo da todo hecho y visualiza por ti esa imagen aún borrosa en tu cabeza. En una frase: la llena de color. Con muy poco, ya estás dentro de la historia y observas la belleza del mundo en el que te sumergirás en breve.

nuestra_señora_de_paris2Casi de una sentada he tenido el gusto de devorar esta bella historia de Víctor Hugo. Es un auténtico deleite para los sentidos sumergirse en tan y tan maravillosas imágenes como las que vas encontrando página tras página. Nuestra señora de París posee un argumento grotesco, duro, romántico, y porqué no: algo gótico y exquisito. Un tomo maravilloso en todos los sentidos que goza de una excelente traducción a cargo de Carlos R. De Dampierre, galardonado en 1980 con el Premio Nacional de Traducción Fray Luis de León. Ya al final, la edición cuenta con multitud de notas aclaratorias, anexos, biografía de sus autores y te informa de los personajes históricos a los que se ha alusión en la historia.

nuestra_señora_de_paris4El argumento de Nuestra señora de París es conocido hoy en día, sobre todo, por aquel film que Disney hizo en su día. Sin embargo, como siempre digo, hay que recurrir a las fuentes. Allí es donde encontraréis el agua más pura. En Nuestra señora de París se cuenta la historia de Quasimodo, un jorobado sordo, Esmeralda, una bailarina gitana, Claude Frollo, el archidiácono y padre adoptivo del campanero; y lo que para mí es el personaje más importante de la historia, la catedral de Notre Dame. La novela ilustrada se inicia con unas celebraciones populares con motivo de la Epifanía de 1482 en el Palacio de Justicia. El archidiácono Frollo se siente atraído por la bailarina gitana y pide a Quasimodo que la rapte. Pero durante el acto, la intervención del capitán Febo de Châteaupers impide el secuestro y lleva a Quasimodo a la condena del suplicio público. Es azotado en la plaza, todos gritan, quieren que maten a ese monstruo. Quasimodo empieza a recibir todo el odio y los insultos del pueblo. Quasimodo pide agua y la gitana Esmeralda sube al patíbulo para calmar su sed. Quasimodo siente un gran afecto por ella, por su piedad hacia él, se arrepiente de lo que ha intentado hacer, no está acostumbrado a ser bien tratado. Pero Frollo se siente frustrado por el secuestro fallido y celoso del capitán Febo, ya que sabe que Esmeralda está enamorada de él. Frollo actuará entonces para que esta relación no siga adelante y… Quasimodo va a presenciarlo todo.

nuestra_señora_de_paris5Este libro contiene la primera parte (volumen 1 de 2) de la novela más famosa de Víctor Hugo, verdadero icono del romanticismo, presentada en una magnífica edición ilustrada. Tener ambos, es decir, Nuestra señora de París en una edición de tanta calidad, es todo un lujo para el amante de la buena literatura.

Benjamín Lacombe parece tocado por el cielo para explorar con sus lápices la época medieval. Benjamín Lacombe ya es un grande, un Andersen de nuestros días. Y ha creado una edición que nadie se debería perder.

Reseña: 1280 Almas, de Jim Thompson

1280 Almas, de Jim Thompson: Una obra magnífica sin parangón. Ya os he recomendado varias obras de Jim Thompson, y el que me haya seguido supongo que estará disfrutando como un cosaco, como un poseso, pues eso, el maestro del género más negro, que curiosamente, ha pasado desapercibido en este país para la mayoría de la gente, o los cuales, no suelen indagar mucho en la vida de los autores. En mi opinión, estamos ante una de las obras cumbre de la literatura.

Descubrí 1280 Almas casi por casualidad hace años y veréis a lo que yo llamo “casi por casualidad”. Me refiero a la penetrante insistencia de un amigo mío, el cual insistía en que supiera de este tipo llamado Jim Thompson. Mientras la devoraba, disfrute como un borracho con una botella de alta graduación en la mano. Poseías tantas virtudes que me encantó. Para empezar, mejoré mi estilo literario al leerla, que eso para mí es ya un sesenta y nueve por ciento de lo que le pido a un libro. La historia te reclamaba cuando no estabas con ella. Querías saber todo y cuanto antes, de Nick Corey, el sheriff protagonista, más cabrón que bonito. Me había encontrado con una novela labrada con maestría. Con golpes de efecto, giros de tuerca, o como queráis llamarlo, que a más de uno dejarán con el culo torcido.

Nick Corey es el sheriff del pequeño pueblo de Pottsville, un pueblo del salvaje Oeste americano. 1280 Almas alude a la población del mismo, aunque en la misma historia hay una discusión entre el protagonista y el sheriff del pueblo vecino, sobre si en esas 1280 almas están contabilizados los negros o no, ya que para Ken Lacey, el otro sheriff, estos no tiene alma… Una serie de historias, una serie de apuros, de los que Nick Corey va a tener muchos. Llegan las nuevas votaciones para elegir al nuevo sheriff del lugar. Nick Corey da la sensación de ser un tipo vago, tonto y cobarde que gana elección tras elección a base de no meterse en la vida de nadie. O eso es lo que parece. Porque en realidad el tío es cabrón a más no poder. Y hará lo que sea por interpretar demasiado bien ese papel, que si por mi fuera (y existiera) sería digno de un Óscar literario al mejor personaje de novela.

La editorial Libros del Zorro Rojo sabe valorar las buenas obras y de ellas está sacando gran partido ilustrándolas y relanzándolas de de un modo soberbio. ¿Cómo podrían olvidarse de 1280 Almas? Esta edición, es para mí «La Edición» a conseguir. La genial historia va acompañada de las ilustraciones de Jordi Bernet y son sublimes. Entintadas e inspiradas como si de un cómic de los años 30 se tratara, traza cada imagen con detalles de lo más sutiles. Asistimos a ilustraciones que recuerdan a aquellas primeras revistas que iniciaron el denominado género negro.

Escenas impactantes, inesperadas (os lo aseguro), de las que nunca mejor dicho dañan el alma. Cuando accedí a la historia, me preguntaba por qué el libro era considerado tan bueno en mi querida USA; ahora lo sé: es más que bueno y encima, breve. 1280 Almas fue una de las primeras historias que potenciaron nuevamente la novela negra del tipo hard-boiled, o novela del mundo profesional del crimen, como la llamara el consagrado Raymond Chandler. Argumento violento, real, nadie es bueno-bueno ni malo-malo; sino reales. La gente va a lo suyo, a lo que le es más fácil, sin importarles ser depredadores con los de su especie.

Una edición preciosa e imprescindible. Puro arte de matar ilustrado.

Reseña: Ondina, de Benjamin Lacombe

De una sentada he tenido el gusto de devorar esta bella historia de amor y fantasía. Benjamin Lacombe se está convirtiendo en un grande, un Andersen de nuestros días. Además, el mérito de su obra es doble en muchas ocasiones porque aparte de ilustrar como un iluminado, también guioniza.

Ondina no es sino otra joya para leer y poseer en una estantería donde brille la fantasía en todo su esplendor. Lacombe convierte en lienzo cada imagen y Editorial Edelvives nos lo sirve en bandeja para que no nos perdamos lo que este francés, de no muy avanzada edad, está aportando al mundo.

Ondina cuenta la historia del perdido caballero Herr Hans de Ringstetten. El cual ha decidido partir hacia el bosque maldito como parte de un desafío que la ha impuesto una joven que ofrece su mano a cambio. Debe traerle alguna ofrenda de ese sitio oscuro y lleno de tinieblas. Pero Hans termina cobijado en una cabaña con unos ancianos que se acompañan de una preciosidad llamada Ondina. Una joven de pelo escarlata que acababa enamorándose perdidamente de Hans. Y viceversa. Hans pasa unos días en la cabaña y termina por casarse con ella. Ambos deciden regresar al castillo donde presentará a todos su nuevo amor. Pero Ondina no es una joven normal. Es un espíritu del agua, a la cual reclaman cada poco los seres del bosque. Pese a todo, Ondina accede a todo lo que le pide Hans pero no deben “hacer mucho ruido”, pues las criaturas del bosque buscarán alguna entrada de agua para reclamarla a la más mínima oportunidad. Cuando algo va mal, todo va a peor. Los problemas se acentúan. En el castillo espera Úrsula, la chica que sigue enamorada de Hans. La morena de ojos castaños no ve con muy buenos ojos la felicidad que se aleja de ella por culpa de esa demonio del bosque llamado Ondina…

Benjamin Lacombe sabe perfectamente cómo crear una historia llena de magia. Las ilustraciones que brotan de su pincel tienen mucha culpa de su éxito. Con muy poco, ya estás dentro de la historia observando la belleza del mundo en el que te sumerge.

El resultado de la obra de Lacombe es muy regular. Consigue álbumes maravillosos para que el lector se deleite e incluso tema estropearlos con el roce de sus dedos. Perdonad que insista, pero es cierto. Cuando lees obras de este tipo, muchas veces tienes la sensación de estar manoseando una obra de arte. Ideal. Un álbum exquisito que bebe de la mejor fantasía de la que algunos no nos cansamos de beber.

Reseña: Pincel de zorro, de Sergio A. Sierra y Meritxell Ribas

Pincel de Zorro es de esos pocas historias ilustradas que despiertan nuestra aletargada imaginación y nos hacen mirar hacia delante. Dibujo y guión se complementan al cien por cien, ambos autores parecen dotados de cierta gran maestría. Da miedo que esta sea una de sus primeras obras.

Pincel de Zorro nos cuenta la historia de Shiori, una pequeña que vive con sus padres en la época del Japón feudal, donde la pobreza y la muerte parece están tan cerca de las personas que el dinero se hace muy pero que muy indispensable para salir adelante. Shiori vive junto a su madre y su padrastro y tiene un gatito negro al cual adora. Pero un día lo encuentra muerto y su madre se da cuenta de que ha sido envenenado por unos vecinos. Después de la reprimenda, Shiori y su madre vuelven a su casa tristes. No obstante, su padre ha salido de caza y ha vuelto con una extraña sonrisa en su boca. Ha conseguido matar a un zorro. Su madre salta de alegría. Shiori se pone más triste aún al ver al animal muerto. La piel del zorro está muy cotizada en estos días y puede sacar a la familia adelante durante una larga temporada. Todo depende de cuanto saquen por ella, claro está. Pero esa misma noche llaman a la puerta. Una mujer de pelo rojizo les pide que le devuelvan el animal muerto. Los padres de Shiori se niegan, si quiere llevárselo tendrá que pagar una buena suma de dinero para seguir adelante. La fortuna no se irá tan rápidamente de esta casa, piensa el padre. Qué horror de padres tengo, piensa Shiori, la cual ve algo en esa mujer, algo que le llama poderosamente la atención. Es como si fuera… Parece una…

Así empieza una historia que encandilará al lector. Pincel de Zorro ha sido una grata sorpresa para mí porque esperaba una historia más infantil dentro de un libro que lo parece, a primera instancia. En cambio, es una historia oscura, con un final netamente de terror japonés y que sorprende con un final que deja una lastimosa idea y que herirá a más de un corazón sensible.

Sergio A. Sierra ya está en mi cartera de autores a seguir. Meritxell Ribas ya estaba. Sus ilustraciones son maravillosas, acordes en todo momento al texto para el que actúan, marcando la diferencia. Ambos autores parecen dotados de cierto poder de narración y visualización de una idea en conjunto.

Si os fijáis, en la reseña se repite bastantes veces la palabra «adelante» o «delante». Pincel de Zorro trata sobre eso. La ferviente inspiración y sueños que impulsa a los niños a mirar hacia delante, sin importar lo que piensen los demás. Quieren ser felices por siempre. Shiori quiere serlo. Y nadie le arrebatará esa idea.