Archive for Integrales

Reseña: Apocalipsis (Vol.1), de Stephen King, Roberto Aguirre-Sacasa, Mike Perkins y Laura Martin

Siempre quise leer una posible continuación de una maravillosa historia de Terror como fue/es Apocalípsis (The Stand), de Stephen King. Uno no pierde la esperanza en cosas así aunque rechinen a primera vista, sobre todo, si se cambia el formato y los autores son otros. Y ahora me dices: ¿por qué no desistir y pasar página? Fácil. Este que os habla a través de sus casi cuatro décadas de lecturas ha vivido/leído/degustado historias de franquicias muy buenas donde las secuelas no brindaban por lo mejor de lo mejor en un principio, aunque no obstante, se me viene a la mente casos espectacularmente buenos como Razas de Noche, de Clive Barker en la extinguida editorial Épic Cómics. Una colección que después del cuarto número (que abarcaba película y novela), siguieron publicándola como una serie de cómics, con una calidad tremendamente alta, que en mi opinión superaba todo lo demás y que por cierto, nadie ha vuelto a reeditar. Fue entonces que mis ojos hicieron chiribitas cuando me asomé a Panini Cómics comprobando que recopilaban en un primer tomo, nada más y nada menos que los dos primeros arcos argumentales de la novela. Qué queréis que os diga, me atrae saber más.

El Capitán Trotamundos es la primera miniserie de cinco que abre el ejemplar, y también el nombre del virus. Con un comienzo tremendamente adictivo nos adentramos en una base secreta del ejército en el desierto de California donde todo se torna en desgracia. Charlie Campion, esposa e hija huyen en medio de la noche, llevando encima un terrible virus para horror de sus semejantes. Una carga mortal: un virus que se propagará de persona a persona como un incendio forestal, provocando una ola masiva de enfermedades y muertes. Probablemente, la última batalla de la humanidad, como dice la sinopsis editorial. Una epopeya nacida de la mente del Rey del Terror como es Stephen King. Que continúa y se complica a cada paso con personajes estridentes como el asesino invisible, el virus súper expansivo, llevándonos entre otros muchos lugares a Atlanta, al Centro para el Control de Enfermedades, donde el gobierno USA curiosamente ha mostrado un gran interés en Stuart Redman, que parece ser la única persona inmune a la infección. Decididos a descubrir por qué, con o sin la cooperación de Stu… Pero… ¿qué significan las pesadillas recurrentes de Stu, sobre un hombre oscuro con ojos rojos parados en un campo de maíz?

A medida que la súper gripe continúa extendiéndose por todo el país, las vidas de las almas pobres como Larry Underwood y Frannie Goldsmith no pueden ayudar, pero pueden verse afectadas por ello. Y a medida que los medios comienzan a expandir la noticia de una guerra química y/o la nueva peste bubónica, las acciones del gobierno estadounidense comienzan a evolucionar, los sistemas legales locales y mundiales comienzan a deteriorarse, y dos forajidos locos y salvajes, Lloyd Henreid y Poke Freeman a aprovecharse de la situación. Asesinato y caos al más puro estilo King. Con unas ilustraciones para rememorar “momentos geniales”. Muy buen inicio de adaptación. Un hombre oscuro, un Randall Flagg, maravilloso.

Pesadillas Americanas es el segundo arco argumental. Aquí la contagiosa enfermedad ya ha devastado el país y ahora los pocos sobrevivientes deben recoger las pocas cosas que le quedan y continuar. Larry Underwood busca escapar de Nueva York, Lloyd contempla una opción de cena extremadamente desagradable en la cárcel…, y Stu Redman hace un desesperado intento por liberarse de sus interrogadores. Lo más siniestro de todo, el extraño ser llamado Randall Flagg que continúa su terrible viaje, sin volver a crecer la hierba por donde pasa. Donde aparece por primera vez el Basuras, un seguidor insensato del Mal con un deseo innato de quemar cosas…

¡Mi vida por ti!

A los conocedores de la historia: ¿Recordáis aquel hombre oscuro que te puso los pelos de punta y te hizo sentir incómodo en tu sillón de lectura en tu primer contacto? Ha vuelto. Vuelve a estar en movimiento y siente que ésta es su noche de suerte. En formato ilustrado, nada menos. Un primer volumen de tres que recopilará todo-todito-todo de este titulo en formato cómic. Por mi parte, esperando desde ya ese “más” que tanto deseo saber donde al parecer veremos destellos en el siguiente volumen.

Integrales indispensables para amantes del Tito King.

Reseña: Harbinger. Edición de Lujo 1, de Joshua Dysart, Khari Evans, Trevor Hairsine y VVAA

No sé como Valiant pueden hoy en día generar ciertas dudas entre los aficionados al cómic de nuestro país. Quizás sea por el desconocimiento, pues si no, no me explico como muchos de vosotros no le dais una oportunidad a una editorial, a un mundo, donde se están publicando los mejores guiones de cómics del momento. Exempli Gratia: Harbinger, una vibrante trama que se recoge en este primer y nuevo integral que publica Medusa Cómics este mes, que además contiene dos primeros arcos argumentales a cual más impactante. Una edición de lujo a un precio genial, como ideal es el tomo para descubrir el inicio de Harbinger dentro del Universo Valiant. Es decir, como se inicia una de las mejores series de acción que he leído en mucho tiempo.

Esta edición reúne las diez primeras grapas que contienen en sí dos arcos, como os comentaba antes. Además viene acompañado de más de veinte páginas de ilustraciones y extras jamás antes visto por estos lares; sacados directamente de los Archivos Valiant. Los cinco primeros números narran El Nacimiento de Omega. Conocemos al adolescente Peter Stenchek que se ha quedado sin trabajo, aunque sin saberlo contiene un potencial de poder psiónico capaz de cambiar el curso de la historia. Por otro lado, nos topamos con Toyo Harada, un rico magnate de los negocios, un respetado filántropo y otro ser con el poder premonitorio… Quizás el más poderoso de todos y por ello es fundador de los Harbingers. Tendrán que forjar una alianza incómoda, pues Harada le ofrece a Peter una oportunidad de redención, o intentará inducirlo a una red secreta de conspiración, subversión y control. Es cuando Peter descubre que no está solo en dicho mundo idílico: la generación que no tiene nada se enfrentará al hombre que lo tiene todo. Batallas épicas entre telequinéticos, poderes desatados al aire libre, decisiones desesperadas… Tal vez, las más dificiles tomadas en vida. Peter se enfrenta a: continuar poniendo a sus amigos en peligro, o abandonarlos por la seguridad de la Fundación Harbinger, del tal Toyo Harada. Llegar a un momento que siempre supo en su interior que llegaría. A lo largo de toda su vida, Peter Stanchek ha sido confundido por sus extraños poderes y sus efectos en los más cercanos a él. Ahora, después de haber abandonado todo lo que sabe, Peter ha escapado (o eso cree) de los confines de la Fundación Harbinger. Y su nuevo entrenamiento le hará aprender a “contenerse”. Aunque para ello torturará su mente y despertará los horrores de su pasado. Maestro y aprendiz. Creador y destructor. Alfa y Omega. Un maravilloso inicio.

El Nacimiento de los Renegados es el segundo arco del volumen. Donde contar algo, sería spoilear mucho. Aun así, no me iré sin deciros que me encantó, que después de una aplastante derrota a manos de su futuro mentor, Peter Stancheck se encuentra gravemente herido y la única persona que puede salvarlo es la persona que más le odia. Su amor de la infancia Kris Hathaway. Es entonces cuando la fuerza de ataque de Harada se acerca, y un indefenso Peter se pregunta si va a encontrar el perdón en el corazón de Kris o una venganza desenfrenada. Un encuentro tenso versado en un juego que cambiará para siempre a todos los involucrados. Pero hay más. Conocemos a Charlene Dupre, la cual siente las llamas en su interior desde el día en que nació. Demasiado caliente, ha recurrido a una vida en el lado más sórdido de las calles de Nueva Orleans. Hasta que Peter y una extraña banda de adolescentes con poderes maravillosos entran en el club de striptease donde trabaja dispuestos a cambiar su vida. Venganza, aceptación y fuego. Los Renegados reclutando a nuevos miembros…

Orígenes y descubrimientos. Qué mejor manera de empezar una serie y enganchar al aficionado. Empezando desde el principio, valga la redundancia. Descubrir a su vez más secretos sin tener que esperar demasiado. El Universo Valiant me ha hecho creer de nuevo. Y no debo ser el único. Añadir que Sony tiene contrato para llevar a la gran pantalla cinco películas ambientadas en el Universo Valiant, siendo Bloodshot la primera película que llegará en 2020. Vin Diesel interpretará al héroe del cómic en esta adaptación ya confirmada. Y tras ella, llegará Harbinger. Justin Tipping será el director y Dylan O’Brien será Peter Stanchek. Una historia versada en este tomo recopilatorio que acaba de lanzar Medusa Cómics y que no puedo esperar a ver.

Reseña: El Quinto Evangelio (Integral), de Istin, Montaigne, Viacava, Dellac y Jacquemoire

Hoy, una de esas obras con las que pruebas (aunque oí de su buena calidad) y quedas prendado por historia, dibujo y por supuesto, edición. El Quinto Evangelio (Integral) viene de la mano de Ponent Mon. Y bueno, una cosilla, ¿sabéis cuál es y de qué habla el Quinto Evangelio? ¿No? ¿Nada? Esperad, esperad: esta inquietante historia nos traslada a Tierra Santa, año 1174. Donde viviremos toda una serie de acontecimientos misteriosos con unas cuantas muertes de por medio. Milon de Plancy, regente del reino cristiano de Jerusalén, es asesinado salvajemente por tres hombres enmascarados. Guillermo, el archidiácono de Tiro, y su protegido Balduino, el futuro rey, lideran la investigación. Al joven soberano también le preocupa la desaparición de trece niñas, huérfanas y tatuadas con una mano de Fátima en el antebrazo. De actos de barbarie, unos pocos se están dando en la ciudadela, y uno tras otro parecen ocultar secretos más duros de revelar. Capaces de hacer dudar a más de uno sobre el tan nombrado cristianismo.

El Quinto Evangelio se convirtió en una obra que llegó a comprender cuatro álbumes, todos y cada uno de los cuales se aporta en este integral. Ya el primero (La Mano de Fátima) se muestra como un excelente cómic basado en la historia del reino de Jerusalén. Un escenario clásico pero inteligente que juega con los asesinatos en serie de mujeres jóvenes y los misterios de un pergamino secreto. Pero lo más destacado de este álbum es el dibujo de Montaigne. Encontramos páginas basadas en una ideal paleta de colores con grandes diseñadores detrás como Springer o Lauffray. Algunas páginas tremendamente impresionantes.

El Cubil de Cerbero (así como el álbum anterior), lleva la acción a ese “momento” de los templarios, entre la segunda y tercera cruzada. Cierta ficción esotérica que se ve reforzada por un contexto histórico rico en conflictos, habiendo existido personajes y lugares reales barridos por varias corrientes religiosas. Mediante conspiraciones, luchas de poder, secuestros, maniobras políticas, sociedades secretas y asesinatos, entramos fácilmente en una serie de la que con cada página, nos intrigamos aún más. En este segundo álbum ya se levanta el velo del evangelio apócrifo en el que se centra el título de la obra.

En Herodión nos adentramos en el verdadero evangelio de las revelaciones que fue escrito por Judas. No Judas Iscariote, el traidor, sino Judas, hijo de Jesús de Nazaret. Eso es lo que cuenta el regente Saladino. Un evangelio en manos de una niña llamada Akila, quien habría estado desaparecida durante siete años. Y donde un rabino llamado Ephraim, un rey leproso, Balduino y un arzobispo la buscan sin cesar. No obstante, un maestro templario oscuro también codicia el evangelio y su fiel Cerbero da caza a los fugitivos en Jerusalén.

Balduino, rey cristiano de Jerusalén, leproso y tan solo 15 años de edad. Guillermo de Tiro, soberbio y valeroso hombre de la Iglesia. Templarios a sueldo de Roma. Lorenzo, el fiel maestro de armas del rey, detrás del cual se esconde Cerbero, asesino sangriento, jefe de guerra de Saladino y hombre de honor. Estos son los héroes de esta impresionante serie servida por un dibujo y hermosos colores que finalizan con el álbum Revelación. Una acción que nos llevará a preciosos paisajes históricos, pero también a los rincones más oscuros del ser humano. Siempre egocéntrico desde que tiene uso de razón.

Con unos buenos autores mostrando sus dotes, escritos y diseños, y mostrando en definitiva un solo desarrollo psicológico: la investigación de Guillermo de Tiro hasta su claro razonamiento y el de un joven rey atrevido torturado por una enfermedad. Dibujante, guionista y director de tres colecciones en Éditions Soleil, la famosa editorial francesa, Jean-Luc Istin combina su talento con el de Thimothée Montaigne, quien firma su primer álbum aquí. A pesar de una vena esotérica al borde del agotamiento, Jean-Luc Istin se las arregla para entregar un thriller bien dominado. En cuanto al dibujo ya lo he dicho. Me encantó, sobre todo, los escenarios y paisajes. El entorno es maravilla pura bien recreada.

Un códice que, de caer en malas manos, significaría el final de la presencia franca en Jerusalén, seriamente amenazada por Saladino y su deseo de reconquistarla. Una búsqueda, una lucha que le mantuvo con vida mucho tiempo.

Reseña: Hellboy en el Infierno. Integral Vol.4, de Mike Mignola, Richard Corben, Nowlan, Hampton y VVAA

Lo queramos o no, hay diferencias incluso en lo mejor de lo mejor. Dentro del mejor formato en cómic…, también hay distinciones. Y si hay un integral, una recopilación que siempre se espera con creces, con cierta ansia pues vamos viendo como cada poco Norma Editorial nos edita joyitas en formato TPB; esos son los integrales de Hellboy. Con la idea en mente, con el miedo sobre qué traerá o no dentro del próximo volumen negro aterciopelado…, supuestamente va todo. Pero siempre te queda ese miedo de que una colección tan maravillosa, en un formato tan genial, no quede completa.

Aunque esto casi puede ser una blasfemia a estas alturas, no me queda otra que explicar quién es Hellboy. Pues me consta que estamos recibiendo muchas nuevas visitas y de gente nuevo en esto. ¡Ahí voy! Como un profesor que vuelve a explicar su asignatura favorita una y otra vez. Hellboy fue un personaje creado por Mike Mignola en 1994 para el sello Legends de la editorial de cómic estadounidense Dark Horse. Como un demonio y con el nombre de Anung-Un-Rama, Hellboy fue traído a la Tierra siendo bebé por nazis ocultistas. Rescatado por las fuerzas aliadas y criado por la AIDP (Agencia de Investigación y Defensa Paranormal… Y otra recomendable serie en cómic), Hellboy se crió para ser un gran demonio de piel roja, con cola, cuernos y una gran mano derecha de piedra escarlata. Un personaje claramente influenciado por clásicos de aventuras y terror góticos y/o lovecraftianos. Según su creador, el gran Mike Mignola.

Hellboy en el Infierno es el nuevo integral recopilatorio recién editado por Norma Editorial. El cuarto volumen en esta preciosa edición en tapa dura y negra que tanta majestuosidad desprende. Y por qué no, tan bien queda en nuestra cómicteca. Hellboy en el Infierno -aparte del titulo del tomo- es una miniserie donde Hellboy acaba de morir en tramas anteriores y recorre el Infierno. Una oda a la Divina Comedia. Lo que aquí brilla es la idea de que el personaje va encontrándose con personajes muertos de sus anteriores aventuras. Casos algunos nunca resueltos, o personaje que jamás volvimos a saber de ellos por exigencias del guión. Una miniserie de diez números para abrir boca por que hay más, mucho más.

Le sigue El Mago y la Serpiente, una colaboración ganadora del premio Eisner entre el creador de Hellboy, Mike Mignola, y su hija Katie de siete años (por entonces). Donde el Mago le revela a su mejor amigo, la Serpiente, el poder de crear objetos sólidos con tan solo gesticular formas geométricas… Terror infantil y cercano. El Exorcista de Vorsk es una historia bastante destacable que llegó a ser definida como “un relato de marionetas” escrito en el infierno. No digo más. Hellboy contra la Momia Azteca nos lleva a México, donde el Chico Infierno después de ciertos eventos llega a una perdida iglesia en el desierto y se bate con cadáveres reanimados mientras intenta a la famosa momia y brujería del lugar. Y dos numeritos más (el Dark Horse Presents #31 y #32) donde el titulo lo dice todo: Hellboy se casa.

El Hombre del Ataúd es un guión (de los mejores para mí) que también nos lleva al set de México pero en 1956, una de las dos nuevas historias creadas para la muestra del XX Aniversario de Hellboy en lo que se llamó el “Día de Hellboy” (22 de marzo). Y también se aporta aquí otra maravilla como es La Mansión de los Muertos Vivientes, genial historia en colaboración con el gran Richard Corben. Otra historia de años atrás (1952) donde Hellboy se dedica a la lucha libre mientras lamenta la muerte de un buen amigo. Aunque tendrá que enfrentarse a un jorobado, un monstruo resucitado como el de Frankenstein, un hombre lobo y un grupo de vampiresas. ¡Toma ya! El Circo de Medianoche es la mar de curiosa. Muy bien descrita en su sinopsis como: “Una terrorífica historia de la infancia de Hellboy”. Tiempo atrás, los miembros de la AIDP dudan del pequeño demonio: ¿amigo o amenaza? Pero el Chico Infierno encontrará un extraño circo habitado por seres extraños, donde vivirá la primera de sus muchas aventuras paranormales. Y cierra el volumen En Aquel Mar Silencioso, donde Hellboy viaja a alta mar para encontrarse con un navío fantasma, tras ser capturado para ser vendido como monstruo de feria. Un maravilloso relato que recuerda a los geniales cuentos de Terror de William Hope Hodgson.

Hellboy es algo así como un fenómeno cultural. Cuando entras, te atrapa y querrás leer todas sus historias. En especial, si amas el género de Terror. Mike Mignola se asegura tu enganche a su Mignolaverso. Donde he podido leer ya decenas de historias chulísimas e inolvidables. Y ahora integrales maravillosos que son pura delicia diabólica.

Reseña: Flash. Relámpago Expansivo, de Mark Waid, Augustyn, Pelletier, Rouleau y Kolins

Mark Waid tomó las riendas del tercer Velocista Escarlata en 1992. Su etapa, cuya recuperación sigue adelante en el presente volumen, es la continuación de Nacido para Correr, El Regreso de Barry Allen, Impulso, Velocidad Terminal, Punto Muerto y Deudas Infernales. Es hoy una de las más recordadas etapas del personaje. Una gloriosa época del héroe que devoro con hambre, como el niño que fui, que llevo dentro y que jamás hasta ahora, había conseguido leer todos estos sucesos en continuidad.

Lo cuento, no hay problema, en casa somos fans de la serie de TV de Flash. My family ve entusiasmada cada capítulo. En mi caso, la veo de reojo a la espera de que no puedan estropear nada de lo que leo, pues si algo tiene de bueno tiene esa serie (que ya va por su 5ª Temporada), es que desprende comiqueo y mucho del Flash de Mark Waid. Se huele que los guionistas de la serie tienen muy al tanto el Universo DC en el que se mueve-desliza-flota-vuela dicho Velocista Escarlata. En ocasiones, mola ver como introducen y lo bien que están representados algunos villanos. Actualizados sus trajes y bien hechos dentro del presupuesto…, un pijama así como así desmerece y eso hay que tenerlo muy en cuenta. ¿De ahí su éxito? No. Pero si se ha tenido como referencia la serie regular de Waid, donde os aseguro, estoy encontrando cantidad de paralelismos; entonces, es bien.

Flash: Relámpago Expansivo contiene del #142 al #162 de la serie original, números publicados entre 1998 y el 2000. Época en la que Mark Waid (Kingdom Come, entre otras muchas) se asoció con el escritor Brian Augustyn (Gotham a luz de gas) y el dibujante Paul Pelletier (Aquaman) para poner punto final a su relación con el Velocista Escarlata. Un vertiginoso final que despeinará y hará saltar lágrimas al más pintado, debido a la carrera contrarreloj en la que está inmiscuido Flash en estos momentos.

Relámpago Expansivo comienza con un intrépido número donde Wally West “vuela” en dirección a la vicaria a casarse con Linda Park, cuando de pronto su línea temporal se desvanece y su novia se esfuma del altar ante los ojos de todos. Corre por detrás una trama, o mejor dicho un tipo con muy malas intenciones: destruir la vida de Wally West y atacar a todas las personas importantes para él, es su misión. Es alguien de color azul cobalto… un villano que tendrá un impacto duradero y devastador en la vida del futuro Flash. Además de ser un tipo que tiene relación con el gran Barry Allen, por lo que Wally West recluta a Max Mercury, Jay Garrick, Jesse Quick y también lo intenta con Barry “Impulso” Allen. Necesita ayuda para recuperar al amor de su vida, viajar en el tiempo e investigar no es fácil para alguien que jamás tuvo tal problema. Complicándose todo, pues tiene que evitar además que dos Flash futuros sucumban ante la gema mística de Cobalto Azul.

Después de dichos eventos viene en este súper tomo uno de los arcos argumentales largos que más he disfrutado de Mark Waid. Por que es dicho autor en estado puro. Y es el mismo que da nombre al volumen. Relámpago Expansivo (Chain Lightning) es una trama de seis números que descubre un enorme secreto que nadie espera y… Y QUE NO DIRÉ AQUÍ. Pero os adelanto ya que ni siquiera Wally West lo espera, y tiene mucho que ver con mi amado Barry Allen. Malcolm Thawne (Cobalto Azúl) sigue en el centro de la idea y Wally también descubre que entre ahora y el Siglo XXX, dos destellos caerán, que el Mal gobernará a pasos agigantados si no se dedica a avisar a a los Destellos de cada generación. Y de salto en salto, va reclutando a los mejores.

Aventuras de viajes en el tiempo por doquier, con conexiones lógicas y tramas que cierran bien. Estrellas invitadas e inesperadas como Robin o alguien que no veía hacía tiempo como Aqualad. Evitar la invasión del país por parte de una desatada Gorilla City. Kid Flash descubriendo que Gorilla Montague no es enemigo. Un nuevo logotipo, un nuevo traje y un nuevo e inspirador villano. Deseos de luna de miel en Venecia…, pero no tan relajante como uno puede esperar.

Mark Waid diciendo adiós por todo lo alto.

Reseña: Marshal Blueberry (Integral), de Jean Giraud, William Vance y Michel Rouge

El tríptico Marshal Blueberry acaba de ser recopilado por Norma Editorial en formato integral; mismo tamaño, misma edición, que los geniales recopilatorios de la serie original en formato integral que están llevando a cabo. La esperada edición de una de las sagas míticas de Blueberry que muchos esperábamos. Marshal Blueberry nace del encuentro entre dos leyendas de la historieta. Escrito por Jean Giraud, permite a William Vance mostrar su amor por el western en sus dos primeros volúmenes. Un lugar donde Michel Rouge, brillante estudiante del maestro Moebius, completa con éxito una aventura épica, la quintaesencia del crepúsculo occidental. Pero contaré algo más:

Estados Unidos. Zona de frontera con México. Noviembre/Diciembre de 1868. Un pueblo llamado Heaven. El mismo donde un tipejo y unos treinta apaches esparcen el terror en la región. En Fort Navajo, el coronel Tom Clarke espera el regreso de su oficial, el teniente Blueberry, cuya misión era negociar con los apaches para entregarle a ese tipejo. El tiempo límite expira. De lo contrario, la otra solución es enviar al teniente Garret con su tropa al ataque de los renegados. Sin embargo, Blueberry ha tenido éxito en su misión. Trae a Chato de vuelta, aunque en el camino él y sus hombres encuentran una diligencia que ha sido atacada. Blueberry desea seguir el rastro, las señales dicen que quedan sobrevivientes… Aunque para eso tendrá que separarse de su principal misión.

Un primer álbum que empieza a tope. Una buena oportunidad para reencontrarse con el más famoso teniente del mundo del cómic. No obstante, dos años más tarde, por orden de George Washington, descubrimos que Blueberry se convierte en mariscal. Una manera diferente y curiosa de ver al personaje. Una historia que trae otro tono a la serie. Donde encontramos influencias del cine estadounidense mezclado con el género occidental en este escenario: un taberna poco conocida, trampas en el póker, linchamientos, peleas. Giraud también muestra su poder para el humor en este guión. Y luego, Blueberry usa a uno de sus viejos amigos. Red Neck, un personaje que habíamos conocido ya en el ciclo de Yellow Head. Lo dicho: una versión diferente a lo que estamos acostumbrados. Pero entretenimiento, acción y tiros por doquier no faltan. Y eso buscamos, ¿no?

El tercer álbum de Marshal Blueberry por fin yace juntito a sus dos hermanos mayores. Siete años. Siete años tuvieron que esperar los lectores fanáticos de Blueberry esperando la continuación de dicha trama. En su día, esta enorme expectativa dañó a ciertos fans. Hubo problemas con la serie. Principalmente, el hecho de que William Vance no volvía a los lápices. Así que al final se optó por otro especialista del cómic western. Michel Rouge es quién se puso sin perjuicio alguno a los dibujos. Y las expectativas volvieron a crecer. Rouge estuvo en la serie Comanche después de la partida de Hermann y había ayudado a Giraud en el álbum Blueberry: The Long March. Fue entonces que los resultados gustaron. Y entonces, ¿se nota la diferencia en el dibujo? Apostaría un dedo a que si no llego a decir nada, muchos ni lo notarían. Un trazado muy cercano a su antecesor, aunque me atrevería a decir que Rouge destaca algo más. Su diseño, a diferencia de Vance, halla más espacio, da más sensación de profundidad y crea bonitos planos casi con cualquier viñeta. Y dibuja caballos magníficamente bien.

Una última historia que se vuelve más sangrienta con el paso de las páginas. Que termina con un giro argumental que no esperas. Volviendo a subir al podio a un Giraud que por momentos pensábamos ido. Un resultado a la altura. Una trama clásica que se complica con el paso de las páginas donde en principio empezamos con un Blueberry contratado para desmantelar una red de traficantes de armas, pero que toma un rumbo inesperado. ¿Evitar una guerra india? Entre otras muchas cosas.

Una espectacular edición.

Reseña: Tokyo Ghost (Integral), de Sean Murphy, Rick Remender y Matt Hollingsworth

Somos así: cuando una obra es buena, nos gusta, amamos su dibujo y lo que propone; la queremos tener en la mejor de las ediciones. Por supuesto que hablo del tomo integral pero si además la editorial tiene en cuenta la calidad del titulo y decide presentarla en una Edición de Lujo y que en todos los aspectos (económico, sobre todo) merezca la pena; como se dice ahora: COMPRO. Norma Editorial ha hecho todo esto con Tokyo Ghost. Un cómic del que no me asusta decir que probablemente contiene uno de los mejores tándem de autores de los últimos años del noveno arte. Ambos dos llevando una serie de Ciencia Ficción hacia lo más alto, un equipo de súper estrellas formado por Rick Remender (Low, Clase Letal, entre otras) y Sean Murphy (Crononautas, Punk Rock Jesus, entre otras obras independientes de calidad). Y no lo digo por decir, Rick Remender es uno de los guionistas que más vende del momento, y si a ello le sumas el que es para mí el mejor dibujante actual para crear diseños futuristas como es Sean Murphy, la pregunta es: ¿estamos ante un cómic indispensable de CF, uno de esos que se volverá un clásico con los años? Estoy asintiendo con la cabeza. En Tokyo Ghost encontraréis una clara critica y concisa sobre la adicción, los medios de comunicación, y sobre todo, el poder del corazón humano.

Ya en los primeros cinco números (que en su día comprendieran el primer TPB), percibes que estás ante una maravilla futurista de esas que apuntan a convertirse en todo un clásico del cómic de CF. Con ambientación digna de la mejor película, de la mejor novela, del mejor videojuego o incluso de un gran juego de rol con ambientación mangaka vanguardista y/o steampunk. Una ambientación que se consigue, o mejor dicho de la que tienen mucha culpa, el estilo deslumbrante e inspirador del dibujo de Murphy y el brillante uso del color de Matt Hollingsworth (Wytches, Ojo de Halcón) .

Unos setenta años en el futuro. Año 2089. Los Ángeles. El consumo excesivo de tecnología se dispara en las calles, consumiendo por completo las vidas de las personas. Estamos casi al cien por cien de una población sometida al enganche, a la droga de moda. Excepto la condesa Debbie Decay y su compañero y bruto motero Led Mella. Juntos se dedican a limpiar la escoria de la ciudad con una fuerza mortal y explosiva. No obstante, la gente de este mundo parece existir solo por una razón: obtener y meterse la sustancia más alucinógena posible. El éxtasis definitivo y virtual. Ya sea de sistemas televisivos transmitidos directamente a sus mentes o modificaciones del cuerpo capaces de convertir a un cualquiera en un súper hombre. Parece que solo merece la pena vivir para encontrar ese subidón megatecnológico. Es entonces cuando una nueva misión se escribe en el horizonte. Eliminar del mapa el último país libre de tecnología drogadicta. La pareja tiene un nuevo trabajo, una nueva ilusión, abandonar la miseria familiar de Los Ángeles y aplastar a todo aquel que pueda escapar al último santuario libre de drogadicción del planeta… Tokyo, ese edén para los que desean una vida normal.

Así comienza una obra que se vuelve toda una delicia con el paso de las páginas. Tokyo Ghost se hace en cierto modo diferente por mezclar una temática ya conocida (la búsqueda del edén, la libertad, la vuelta al estado del bienestar), con una intensa violencia a través de las páginas. Sumando a todo ello ese tono de las novelas de William Gibson (Neuromante, Johny Mnemonic) que introdujeran en nuestras vida la tecnología como algo a lo que temer en breve.

Tokyo Ghost tiene esa fuerza, ese poder, ese “sin miramientos” del manga que Akira trajo al noveno arte. Una bomba radiactiva de sangre y tripas, arrojando balas, bazookas en mano, cientos de flechas clavadas en la espalda y miembros del cuerpo separados con cierta finura. Acción. Y un ambiente, un mundo creado de la nada para desarrollar una historia que se hace maravillosamente fácil de leer. Aunque sí es cierto, en mi opinión, que cualquier artista menor habría matado el impacto de la historia, la cual con el avance de la trama se vuelve profunda y emocional. Por eso lo brillante de la conjunción, de la perfecta unión de estos autores para con el titulo. Tokyo Ghost puede parecer sólo un espectáculo violento, pero a medida que avanza encuentras una trama que trasciende, con un trasfondo interesante germinado, el cual solo tienes que esperar a que florezca. Y florece. Wow! Si lo hace…

Tokyo Ghost, una metáfora clara de nuestra adicción a lo digital, a los medios de comunicación y al exceso de nuestro tiempo. Que se contrarresta con un paraíso a los ojos, una belleza natural ubicada en un lugar de la Tierra concreto. Unos detalles soberbios. Una de las novedades más interesantes, uno de los tomos más completos que podéis encontrar actualmente en vuestra de cómic habitual.

Reseña: El Sheriff de Babilonia (Integral), de Tom King, David Gerads y John Paul Leon

Uno de los más punteros cómics que salieron el año pasado en nuestro país fue El Sheriff de Babilonia. El sello Vértigo durante un tiempo fue y en ocasiones sigue siendo, un sello donde encontrar historias, fuera de los superhéroes, bastante conseguidas. Entre otras muchas que debo haber leído en los últimos años, me atrajo y satisfizo en demasía El Sheriff de Babilonia por lo que supone para mí, que estuve desarrollando labores del estilo por un tiempo… Pero especialmente por lo bien escrita que está y lo geniales detalles de guión que aporta el tan de moda Tom King (The Punisher, la genial última obra de La Visión, Mr. Miracle y actualmente la serie de Batman); que inspirándose en sus experiencias reales como agente de operaciones de la CIA en Irak, se unió al ilustrador Mitch Gerads para crear un thriller policíaco y bélico que es toda una delicia comiquera.

Un título que fue viendo la luz en TPBs de unos seis números pero que como muchos sabemos, era carne de integral. Y llegó el cofre del tesoro de la mano de ECC Ediciones. Quedando así un integral de tapa dura la mar de gustoso de leer por peso y tamaño. Una buena novela gráfica si se lee de un tirón. Pues El Sheriff de Babilonia, en su fuero interno, es una historia de detectives que tiene como escenario la post-invasión de Irak en 2004 cuando el país comenzaba su descenso al infierno. King recurre a sus antecedentes en la CIA para escribir una historia convincente llena de tonos de grises, donde muestra como las instituciones tienen más valor o mejor dicho, parecen ser más importantes que las vidas humanas. Además, el arte de Gerads tiene ese tono desértico, polvoriento, que captura varios momentos específicos muy reales poniendo en el candelero como el ejército estadounidense intentaba superponerse al complicado panorama cultural que existía (y sigue existiendo) en Irak.

La historia comienza diez meses después del desembarco, cuando el cuerpo de un policía en prácticas es asesinado en la denominada Zona Verde. Su instructor es un ex-policía del Departamento de Policía de Los Ángeles que se convirtió en contratista militar en Bagdad por vicisitudes del destino. Christopher es un emblema para muchos contratistas y soldados que están desplegados en Irak. Es un tío con criterio y vive ajeno a las realidades sobre el terreno como alguien que no entiende el idioma o la cultura. No obstante, al sentirse responsable, Christopher se embarca en una misión personal para llevar ante la justicia al asesino de su aprendiz.

Encontrándonos por el camino con personajes tan interesantes como Sofía, un miembro del cuerpo gobernante interino de Irak, cuyo abuelo fue miembro fundador del Partido Ba’ath que fue expulsado por el régimen anterior. Sofía es, en muchos aspectos, una desertora que se acercó en su momento a los estadounidenses y ayudó a dirigir el ejército USA contra Saddam Hussein. Maravilloso personaje. Os enamoraréis. Con la ayuda de Sofía, Christopher recluta la ayuda de Nassir, un policía chií de los duros. Con sus tres hijas asesinadas durante la invasión, Nassir tiene mucha razón para moler/demoler todo lo que se ponga delante. Nassir es el típico cínico árabe iraquí. Ha visto mucha mierda y ha hecho mucha mierda. No le queda mucho por lo que vivir, así que hace tratos con varios “demonios” para mantenerse vivo. Otro personaje maravilloso.

Con estos tres personajes que se superponen, King y Gerads crean un relato que no es un estudio trivial de la condición humana, sino más bien una tesis certera de su comportamiento inepto. En su conjunto, una novela gráfica sobre la causa y el efecto en un mundo donde varios jugadores lidian con la oscuridad. Esa oscuridad que el mismo hombre ha creado en un mundo precioso como el que vivimos y apenas consideramos. Para que veáis lo deleznable y egoísta del ser humano, cuentan que en una entrevista reciente en un podcast, y “gracias a” su participación en El Sheriff de Babilonia, Gerads comentó que a veces recibe mensajes de odio que le dicen que él y su obra apesta. A lo que contesta que Ok, pero sus cómics siguen saliendo cada cuatro semanas. De hecho, lo verán de nuevo el próximo mes. Después de leer El Sheriff de Babilonia, veréis que King y Gerads para nada apestan, de hecho, pueden ser los norteamericanos más sinceros que hayáis leido en mucho tiempo.

Reseña: Marvel Héroes. Los Nuevos Guerreros, de Eric Fein, Mark Bagley, Fabian Nicieza y David Michelinie

nuevosguerrerosAllá en mi niñez tenía mérito el empezar una colección desde el número uno. Si no eras el chico de familia pudiente, claro, que en mi entorno estaban casi extintos… A lo que iba, tenía mérito por que en los kioscos (donde normalmente se compraban los cómics), solo se encontraban números alternos; y con suerte y amistad del kiosquero podrías seguir una colección unos cuantos números más. Os llevo a aquellos maravillosos años de dulce sufrimiento por que recuerdo bastante bien que la serie de Los Nuevos Guerreros fue la primera que conseguí mantener desde el #1 hasta el #30, aproximadamente. Gustándome, recurriendo a ella cada mes religiosamente y encontrando que el tesorito estaba donde marcaba la X en el mapa de mi barrio. Por eso recuerdo Los Nuevos Guerreros con una sonrisa, lugares donde los leía, un cómic lleno de aventuras con el que disfrutaba…, pero no recuerdo como desaparecieron de mi vida. Entre nuevosguerreros01años de instituto, amigos nuevos y chicas guapas, entrar y salir, fútbol; esa colección salió de mi vida. Los que vivisteis algo parecido, sabéis que las madres tiene mucha culpa de las cosas que desaparecen para no volver. Jeje, pero lo que ellas (algunas) no saben es que el Universo se expande y se contrae. Que lo que se aleja, vuelve. Y que quizás (solo quizás) ya no vivas con tus padres cuando unos cómics tan maravillosos vuelven a estar disponibles.

Panini Cómics nos vuelve a dar una alegría más con la publicación del primer Marvel Héroes: Nuevos Guerreros. El nacimiento de un grupo de superhéroes jóvenes que Marvel decidió unir dado su carisma y su poco hueco en otras colecciones. ¡The New Warriors! La llegada de los 90. Innovar. Que mejor idear que un inicio con sabor clásico provocado por talentos del momento como fueron los autores Fabian Nicieza y Mark Bagley. Un regalo de más de quinientas páginas que contiene los trece primeros números, más el primer Annual del grupo, además de The New Mutants Annual #7, The Uncanny X-Men Annual #15 y X-Factor Annual #6 nuevosguerreros05USA. Una serie con una máxima: jóvenes héroes que intentan labrarse un futuro, con un posible objetivo, llegar algún día a entrar en Los Vengadores. Una ambiciosa serie que a muchos nos enamoró con esa idea, sus edades, ese deseo común. Un grupo de chicos con el anhelo de ser tomados en serio. Y así nos encontramos con una serie de personajes secundarios (o casi de reparto) en otras series como lo eran Estrella de Fuego, Marvel Boy, Namorita, Kid Nova y Speedball y poco después, Night Thrasher. Unos inadaptados, un casi reflejo de muchos de nosotros en aquellos años. Pero vais a ver que todos y cada uno tienen motivos para luchar y que el nuevo proyecto salga adelante.

Marvel Boy adora ser un Vengador más que nada, idolatra al Capitán América, un héroe de corazón puro, incluso después de haber sido condenado a prisión. Kid Nova, se encuentra en un lugar extraño en la apertura de la serie: está en la Tierra después de la caída de los Nova Corps, sin poderes y trabajando en un restaurante de comida rápida. Ahora acaba de recuperar sus poderes. Mi amada Estrella de Fuego es una mutante, pero bien adaptada. Es una chica normal que quiere hacer el bien y será uno de los líderes del nuevo grupo. Namorita (primer clon de Namor), aunque en apariencia no es mucho mayor que los demás, entiende el mundo mejor que ninguno y ha desarrollado una visión sabia de sus nuevosguerreros02largos años vividos. Aun así, Namorita es valiente en batalla pero tiene un lado juguetón, divertido y tierno que enamora. Night Thrasher (Destructor Nocturno) es el fundador y líder principal de Los Nuevos Guerreros. Una especie de Batman adolescente se llegó a decir, ya que Dwayne Taylor es muy rico, no acepta bromas y le impulsa la muerte de sus padres. La verdad es que tiene mucho del murciélago, excepto que desea tener un grupo de amigos como familia. Speedball es el comodín, el payasete, aunque en la vida real está pasando por el divorcio de sus padres. Sin embargo, nada le atosiga, es un chico que cuando está con sus amigos, se olvida de todo. Más tarde, como en muchos grupos de superhéroes hay quien sale y quien entra, pero estos son los principales con los que me encontré.

The New Warriors fueron un buen contrapunto a Los Vengadores. La primera aparición fue un cameo en 1989 en el #411 de The Mighty Thor. Debido a su éxito, en el número siguiente volvieron a escena. Y es hora de que lo diga: siempre me encantaron Los Nuevos Guerreros y el no tenerlos era una espinita clavada en mi cómicteca actual. No sé si fue por el momento en que me llegaron, cómo me encontré nuevosguerreros04con aquel reluciente número #1 cuando acababa de cambiar de ciudad y de escuela o quizás pudiera ser que yo no era uno de esos agraciados que disfrutaban de los famosos Teen Titans, de Marv Wolfman, tan famosos por entonces. Cómic de adolescentes, cuando lo eres, es clave. Pero, ¿y ahora? Mi corazón sigue siendo joven y mi gusto también, pero es que ademas The New Warriors son personajes desarrollados de tal manera que un adulto podría relacionarse bien con ellos. Jóvenes que no se abruman a la hora de reaccionar. Un plan, vivir una buena vida, estudios, la familia, la lucha contra el crimen; ¿qué de todo esto desaparece con la edad?

Reseña: ELOY Integral, de Antonio Hernández Palacios

eloy integralTuvimos a gente que amaba este país. Hecho que no sé por qué casi siempre se asocia al tema político. Gente, grandes maestros cada uno en su rama del árbol, que a través de sus obras…, mejor dicho, que decidieron dedicar sus obras a este país, sus hechos históricos y sobre todo (en el mundo del cómic es necesario), a héroes que en una época u otra nacieron, vivieron y murieron en la tierra de conejos, bien nombrado por los romanos.

Antonio Hernández Palacios (1921·2000) fue uno de ellos. Dibujante y guionista español, creador o participante de grandes series como Manos Kelly, Mac Coy, Doc Savage, Roncesvalles, Los Cantos de Maldoror, o la gloriosa joya que es El Cid; dio clases con el maestro Vázquez Díaz y junto a afortunados del pincel como eloy integral03Jorge Oteiza, Pedro Mozos o Francisco Cossio, sufrieron el parón de esa tan nuestra guerra civil que no benefició a nadie.

No obstante, los grandes autores gozan de una mente absorbedora de momentos, de instantes, de año,s de vivencias y era de esperar que de este gran autor brotara una obra como la que os traigo hoy. Cuando decidió por fin dedicarse al mundo de la historieta, después de haber tratado diversos temas como el policíaco (Nuri Eva), el histórico (El Cid) y el western (Manos Kelly), presentados para la revista Trinca, se le abrieron puertas en el mercado europeo después de que el mundo descubriera su dibujo espectacular y sus obras llenas de detalles. Por lo que en 1974 comenzó a dibujar otra serie del Oeste, la obra Mac Coy para la editorial magna francesa Dargaud. Trabajo que alternó con algo patrio como la colección Imágenes de la Historia donde inicia (en plena Transición) una eloy integral01serie sobre la Guerra Civil Española que había pensado desarrollar en unos veinte volúmenes, de los que sólo vieron la luz finalmente cuatro: Eloy, uno entre muchos (1979), Río Manzanares (1979), 1936, Euskadi en llamas (1981) y Gorka Gudari (1987).

Ponent Mon, en su fantástico quehacer para con el mundo del cómic europeo y en especial, los títulos que cada poco nos va trayendo del gran Antonio Hernández Palacios; tiene este mes entre sus novedades este integral que abarca la dos primeras historias completas de la obra bélica del madrileño. Dejando a un lado que estamos hablando de recuperar la obra de un gran autor y siendo conscientes que sobre la Guerra Civil Española ya han corrido ríos de tinta y un sin fin de películas, diría que no se encuentran hoy en día, así como así, cómics que traten eloy integral02dicho conflicto. Es por ello que si además de lo que se cuenta, sumamos el dibujazo del maestro, esta obra se hace más que indispensable.

Donde como bien dice la sinopsis editorial, se percibe por encima de todo como el autor quiso dar a conocer lo que vivieron nuestros antepasados y reforzar la determinación de que una guerra así nunca debiera volver a repetirse.

Eloy, uno entre muchos y Río Manzanares son los dos primeros álbumes que se publicaron de la colección en editorial Ikusager. Donde Eloy es solo uno entre muchos de los jóvenes que defendiendo a la República de la sublevación franquista dejaron su piel entre las alambradas en el Madrid de 1936. Un excelente álbum tanto por los gráficos, como por la puesta en escena cuasi cinematográfica. Frío, pero muy vivo, realista y veraz, imprescindible.

La edición de Ponent Mon acompaña además al inicio, un extenso artículo del historiador militar José Manuel Guerrero Acosta. Una gaceta que ayuda a poner en contexto y valor una obra que, desde el eloy integral04punto de vista visual y narrativo, es totalmente original y será del máximo interés para el aficionado, tanto al cómic, como a la historia militar.

Una obra donde se trata la idea de modo general, sin inclinaciones, desde la óptica de uno de los dos bandos, pero alejándose de aspectos ideológicos. El contexto tan especial como fue la Guerra Civil Española magníficamente restaurado, el ambiente está aquí, se siente y uno tiene la impresión de estar realmente en medio de la refriega, junto a los combatientes.

Cada día más enamorado de la obra de este señor.