Archive for fjarcos

Reseña: Battlechasers Anthology, de Munier Sharrief y Joe Madureia

¡Sigue a la joven Gully en la búsqueda de su padre junto al espadachín Garrison, el mago Knolan, el golem Calibretto y la mercenaria Red Monika!

Con esta frase de promoción por parte de Planeta DeAgostini Cómics, uno se percata de lo que podemos encontrar en el interior de este volumen que recopila de forma íntegra todo el material aparecido de BattleChasers… y no es otra cosa que pura aventura, en los cuales se combinan elementos de ciencia ficción y fantasía, en una ambientación muy bien resuelta, dando lugar a uno de los cómics plásticamente más impresionantes y espectaculares que se recuerden de los años 90.

Su dibujante, Joe Madureira, destaca por su dibujo que aglutina lo mejor de la escudería americana y cómic japonés, que se puso tan de moda en la época citada; hay que decir también que la serie no llegó a concluirse jamás, por la excesiva lentitud de su dibujante, por lo que estamos hablando de una serie incompleta, hecho que no desvirtúa la alta calidad de esta serie. La serie comienza con un primer número de infarto, que sirve además como presentación de personajes (tanto principlaes como secundarios), desencadenándose una serie de acontecimientos que tocan muy de cerca a todos los que aparecen por sus páginas; el guión de un tal Munier Sharrief (totalmente desconocido por un servidor) está lleno de guiños y aciertos de otras obras, y que junto a su dibujante, Joe Madureira, hacen de todas estas influencias un producto final que hará las delicias de todo buen aficionado al buen género de aventuras.

Dejando a un lado el contenido del cómic, tengo que decir que los extras incluídos en esta edición ya merecen la pena por sí mismos la adquisición del tomo: páginas y bocetos nunca vistos que profundizan y potencian ese sentido de la aventura que impregna cada página. La edición de lujo, con una excelente calidad del papel que reproduce muy bien los excelentes colores por parte de Liquid!, coronan una de las compras imprescindibles de este pasado Salón del Cómic.

Reseña: Influencia, de Ramsey Campbell

La tía abuela de la pequeña Rowan ha fallecido… ¿o no? La vieja Queenie se niega a desaparecer en el olvido, y hace todo lo que está en su fría mano para volver de la tumba. Persigue a la niña en sus pesadillas nocturnas, codicia su alma, trata de empujarla hacia una eternidad oscura, hacia la nada. Rowan se aferra a la normalidad con todas sus fuerzas, pero tal vez la voluntad de una niña pequeña no sea suficiente para resistir la terrible influencia de la maléfica Queenie…

La Factoría de Ideas rescata del olvido esta novela de Ramsey Campbell, publicada originalmente en 1988 y galardonada con el Premio British Fantasy un año más tarde; en Influencia nos encontramos una historia de terror muy solvente y muy trabajada en la que el escritor nos pone los pelos de punta narrándonos el intento de posesión de una niña por parte de su tía abuela ya fallecida.

Ramsey Campbell se caracteriza en su prosa por zambullirnos de entrada en la trama, sin florituras, lo que es de agradecer, y así consigue que el lector no pueda despegar la vista del libro, resultando de todo ello una lectura adictiva y empática. Sí, empática, porque el lector sufre con la pequeña Rowan y esa oscuridad maligna que rodea su vida, temblando como ella lo hace, intentando deshacerse de la «influencia».

Otro de los grandes hallazgos del estilo del escritor británico es la excelente caracterización de personajes: muy bien definidos y reales que ayudan a que la trama fluya sin recovecos inverosímiles, impregnados también todos ellos en una atmósfera muy bien conseguida.

Este título que hoy me trae por aquí es una cita ineludible para todos los buenos amantes del terror sobrenatural la cual contiene parajes espeluznantes que harán dudar al lector si el Mal está más cerca de lo que parece…

Reseña: No soy un serial killer, de Dan Wells

De la mano de la editorial Booket desembarca en España No soy un serial killer, primera parte de la trilogía John Wayne Cleaver, escrita por Dan Wells. Hay que decir de entrada que ha sido todo un éxito en USA y Europa, con lo que la adaptación cinematográfica está al caer; y no es para menos, porque mientras que la leía, me estaba imaginando en mi cabeza algunas de sus escenas como secuencias en la pantalla grande, debido a su ritmo endiablado.

¿Qué nos encontramos en esta novela? Pues el caso de John Wayne Cleaver, que a sus 15 años de edad está totalmente obsesionado con los asesinos en serie y todo lo que rodea a los mismos; todo ello es potenciado por la funeraria como negocio familiar y que él regenta con mucha asiduidad, deleitándose con la vista a los cadáveres que les hacen llegar para poder embalsamarlos. Todo se complica cuando en su pueblo comienzan unos macabros asesinatos, con lo que el interés de su protagonista llega a cotas impensables, intentando desentrañar quien anda detrás de esa matanza. Este niño de 15 años, sociópata diagnosticado por un psicólogo, se pone normas para no acabar como uno de los asesinos en serie con los cuales está obsesionado, y ahí está parte de la gracia del libro: ver como intenta controlar sus impulsos y no ser tan antisocial como parece, porque, en el fondo, no quiere acabar con la psique destrozada. Durante las primeras cien páginas, se basa en la presentación de personajes y hace una pequeña radiografía del pueblo donde vive John Wayne y su madre, en un pueblo que me ha recordado mucho al Maine de los libros de Stephen King.

A partir del momento en el que hace su aparición el psicópata que está atemorizando al pueblo (el cual contiene un spoiler bastante decisivo) el libro cambia de registro y se torna más sobrenatural y oscuro, si cabe…..Y hasta aquí puedo contar, porque no quiero estropear ninguna sorpresa.

Sólo decir que el éxito que está obteniendo este título es muy justificado, y que está indicado tanto como para lectores de todo tipo como para los amantes de un buen thriller psicológico, ya que auna varios temas en uno: la lucha interna de un adolescente para no ceder a los instintos más oscuros de su ser y una trama sobrenatural escrita con mucho oficio (aunque sea la primera novela del autor).

Reseña: La torre prohibida, de Ángel Gutiérrez y David Zurdo

Hoy vengo a presentaros el libro ganador del Premio Minotauro 2012, La torre prohibida, de Ángel Gutiérrez y David Zurdo, ambos ingenieros técnicos, han escrito juntos otras cinco novelas, traducidas a diez idiomas y editadas en diecisiete países: El legado de Jesús. Diario secreto de Da Vinci, Hada de Noche, 616. Todo es Infierno, El Sótano y 97 Segundos.

En La torre prohibida, tras sufrir un accidente que casi acaba con su vida y que le ha provocado una pérdida total de la memoria, Jack Winger ingresa en una clínica de reposo para recuperarse de las graves secuelas. Allí le explicarán que era periodista de sucesos, que nadie le ha visitado en el hospital y que todos los internos padecen amnesia. Lo que nadie le contará es que todos los enfermos sufren pesadillas recurrentes, sueños terribles que se repiten cada noche. Ni que a veces el enfermero jefe se lleva a un interno al bosque pero vuelve solo, ni que existe una torre cuya entrada permanece oculta y a la que no les está permitido entrar… Con la ayuda de Julia, una joven paciente cuya pesadilla es, si cabe, más terrible que la suya, Jack descubrirá que hay lugares en los que es mejor no internarse, y que algunos secretos deberían permanecer ocultos para siempre.

De las cosas que más me han gustado del libro es la atmósfera de extrañeza constante que recorre casi la totalidad del mismo, llena de giros inesperados. La historia se articula en dos realidades temporales bien diferenciadas, las cuales se unifican en un desenlace muy original que hará las delicias de cualquier lector ávido de sorpresas. Esta estructura clásica permite avanzar de manera simultánea en ambas tramas, con lo que se consigue que pequeños detalles de una historia repercuta de manera natural en la otra, sin forzar situaciones ni nada similar.

Una de las frases más acertadas que se pueden decir de esta historia que mezcla elementos de thriller de terror con elementos sobrenaturales, es que nada es lo que parece, y hasta aquí puedo hablar de La torre prohibida, por miedo a contar algún detalle que arruine las contínuas sorpresas y sensaciones tan buenas que me ha dejado su lectura.

El Premio Minotauro sigue siendo un ejemplo de garantía de calidad, y en este caso, vuelve a constatarse la misma. Enhorabuena de nuevo, a ambos autores y también a la editorial por darnos a conocer libros tan imprescindibles como el que hoy nos ocupa.

Reseña: La guerra por el norte, de Guillem López

Un continente con dos estados: Misinia y Aukana. Un continente donde un rey quiere ser recordado como el rey más grande de la historia de su reino y donde el otro quiere ser aceptado, querido y aclamado por su pueblo. Un continente donde un ducado presenta signos de rebeldía. Donde una orden religiosa ha cobrado demasiado protagonismo y amenaza en poder a las monarquías. Un continente donde se persigue a aquello que tienen poderes mágicos. Donde la antigua raza de los Navegantes Kudaw permanece apartada. Todos juegan sus bazas, pero algo nuevo y poderoso se acerca.

La guerra por el Norte ha comenzado.

Guillem López es un crack. No se puede empezar a reseñar ésta grandísima novela sin empezar por ahí. Es un joven escritor de Castellón, que ha escrito, sin lugar a dudas, una primera parte sobresaliente de una de las mejores sagas épicas fantásticas que pueden llegar a tus manos, querido lector. Aparte de ser un grandísimo narrador, diseña todos los mapas conceptuales de sus libros, y compone su música.

Volviendo a la novela, Guillem escribe con ese estilo que muy pocos logran abrazar en una obra primeriza de tales dimensiones. Es su primera novela, aunque no lo parezca. Se nota que es conocedor del género y aprovecha al máximo todas las posibilidades que le brinda el mismo. Sin miedo a decirlo, Guillem ha sentado las bases de lo que a partir de ahora se empezará a llamar ‘La nueva narrativa fantástica española’. Otro de los puntos álgidos es la construcción de personajes y la gran variedad de ellos, que son los que se implican de forma magistral en la red de microhistorias que tejen el fondo del libro lleno de magia, traición y política, que no dará respiro al ávido lector. En ese aspecto, sí se acerca al estilo de George R.R.Martin, focalizando la atención en cada capítulo a un personaje diferente, y sus relaciones con los demás, lo que te hace querer saber más de ellos, lo que implica seguir leyendo y devorar sus páginas de novela río sin parar. Todo ello acompañado por unas descripciones muy cuidadas del mundo medieval que quitan el hipo, sinceramente.

Es un aperitivo de lo que está por venir, pero hay tanta riqueza de diálogos y personajes que te acompañan durante días después de haber cerrado el libro, que, por una parte, deseas que no acabe, pero, por otra, estás esperando ansiosamente cómo contínuará en el próximo volúmen. Hay que decir que este mismo mes ha salido su 2ª edición, constatando lo que muchos ya sabíamos: este tipo de sagas se venden muy bien en España, y no hay que írnos a autores extranjeros para leernos una novela de género que guste. Está claro que los jóvenes autores españoles cada vez tienen más popularidad entre los aficionados, y su calidad está más que comprobada. Durante el 2010, ha sido la novela más vendida de la editorial AJEC y en la FNAC ha sido todo un éxito igualmente, situándose entre las 50 novelas más vendidas, dentro del género fantástico. Hay mucho que agradecer a las editoriales como la que hoy nos ocupa, que publica libros de autores con muchísimo talento, y, si no fuera por Raúl, el máximo responsable de ésta editorial y su buen hacer, no tendríamos tales maravillas entre las manos.

También me gustaría destacar que esta 2ª edición cuenta con una corrección de erratas, un mapa nuevo que mejora la impresión de la anterior, y un generoso avance de Dueños del destino, de inminente publicación por parte de AJEC igualmente.

Ya está a la venta su esperada continuación Dueños del Destino. Ni que decir tiene, que iremos a por ella lo antes posible.