Reseña: Las Historias Jamás Contadas de la Patrulla X, de Chris Claremont, John Bolton y VVAA

Uno de los omnibus más esperados dentro de la colección Marvel Gold con la que nos deleita Panini Cómics cada mes, era sin duda Las Historias Jamás Contadas de La Patrulla-X. Que contiene los diecinueve primeros números (¡Sí, 19!) de la gran serie Classic X-Men que viera la luz en el glorioso año 1986. La denominada Segunda Génesis que nos enganchó a tantos, una serie que añadía nuevo material, alucinantes ilustraciones de Arthur Adams y guiones de Chris Claremont y John Bolton. Una colección que con este primer gran volumen pretende recuperar todo el material de Classic X-Men, la que es para muchos, la joya corona del tema mutante.

Y ha llegado. Por fin, disponible en tapa dura, Las Historias Jamás Contadas Volumen 1. Tomo ideal para ingresar a esas mentes nuevas, abiertas pero también nostálgicas con ganas de buen cómic de pijameo. Un serial indispensable que desde ya recomiendo a todo aquel que me pregunta, aprovechando que vuelve a estar en el candelero. Además, de contar con un formato ideal para meterse entre pecho y espalda horas de diversión lectora.

Como se anunciaba en su día, una trama estupenda para ingresar en una Patrulla X completamente diferente (dejando claro que los inicios de los X-Men fueron duros); aquí te meten de lleno en un grupo potente, en plena acción, y con guiones adictivos desde la primera página. Se detecta un ente mutante en Krakoa, la Patrulla X sale a investigar y cuando regresan… ¡el Profesor X reúne un nuevo equipo de X-Men! La historia, escrita por Chris Claremont e ilustrada por John Bolton, vislumbra épica en casi cada página. Si nos molaba leer un inicio de serie donde el superhéroe nos mostraba quién era y cómo/dónde/porqué tenia súper poderes; aquí estos maravillosos autores nos involucran en una especie de casting y nos muestran virtudes y desasosiegos de cada uno.

Tras el rescate del nuevo equipo tras enfrentarse a toda una isla, ya en la mansión, Xavier observa mentalmente a todos desde su estudio. Havok y Polaris hablan de abandonar el grupo y volver ahora que parece que hay otros “titulares” y ellos realmente nunca quisieron ser héroes. (Cuando empiezan a besarse, el profesor deja de ver). Por otro lado, Cíclope revisa la última misión. Piensa en los errores mientras Jean intenta animarlo en vano. Entonces Jean piensa en él y como se amaban antes, pero Cíclope apenas repara ya en ella… Xavier tampoco puede hacer nada. Banshee está en la sala tocando el piano mientras Coloso dibuja. Rondador Nocturno aparece desde las sombras, asustando a Coloso. El Hombre de Hielo también entra en la habitación largando impropedios sobre ellos dos (¡un demonio y un rojo!). No quiere más mutantes en la Patrulla X. Ave de Trueno está en otra habitación pensando en cómo el nuevo equipo tiene que aprender mucho aún de los viejos. Y aunque el Hombre de Hielo le grita y lo congela alegando que hay que echar a unos cuantos, Ave de Trueno se libera y grita que nada debe cambiar.

Así empieza un maremágnum de tramas, discusiones y alegatos que en cada número nos llevarán a un nuevo desafío. Siempre sin desgranarse del todo, de todas estas historias costumbristas de vida en común. Obviamente, el objetivo era mostrarnos, que aunque mutados, seguían siendo humanos. Aventuras de grupo, independientes o con algunos tandem, una enorme variabilidad de historias hasta la llegada de un poderoso e irritado Magneto que provocará unión, ante una amenaza mayor. Que por cierto es el número final de este tomo. Desde los albores de Marvel Age of Comics, la compañía contaba con una gran virtud. Ofrecer reimpresiones de historias, de personajes anteriores, con la idea de mantener a nuevos lectores informados. Pero en 1986, la Casa de las Ideas ofreció algo audaz y diferente. Creó una serie que además aportaba material nuevo, esencial, para que incluso los viejos lectores tuvieran que comprarlo. Classic X-Men (Las Historias Jamás Contadas de la Patrulla X) presentaba nuevas tramas y por qué no decirlo, nuevos puntos de vista de casi cada uno de los personajes. Y todo bajo las maravillosas portadas de Art Adams (y más tarde, Steve Lightle).

Guiones súper atractivos a cada ejemplar con un Chris Claremont on fire! y un John Bolton enfatizando, presagiando o profundizando lo que sucedía con sus magníficas viñetas. Todo un material entrelazado e incluido en este prime tochaco, indispensable para cualquier amante del mundo mutante que se precie.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.