Reseña: Íncubos, de Michele Penco

Ahora que ya ha pasado la tormenta, os hablaré sobre una de las lecturas terroríficas que devoré la noche de Halloween. Normalmente, retomo algún libro o cómic que me maravilla y alguna que otra novedad de Terror (difíciles de encontrar hoy en día) que me guardo para dicha noche de brujas. Muy pocos días antes, la siempre recomendable editorial Ponent Mon, entre sus muchos títulos de cómic europeo, lanzaba como novedad Íncubos, de Michele Penco. Como bien se dice en una de las introducciones: «… en su insistencia por traernos los mejores artistas del fumetto». El mejor cómic italiano que se precie.

El horror desconocido, cósmico y siempre atractivo de la obra de H.P. Lovecraft junto al estilo meticuloso y evocador del señor Penco. Íncubos es una obra que aprovecha al máximo el legado dejado por el de Providence. Se desliza de forma cercana por el terror lovecraftiano que todos conocemos y logra inquietar incluso a los lectores de siempre que ya sabemos de los conceptos y la dinámica con los que trabajaba el recluido H.P. Pero sin duda, una de las ventajas de Íncubos es el componente gráfico. Los lápices de Michele Penco son un plus de alto nivel, capaz de aumentar aún más la efectividad de la historia. Aprovechando al máximo en ciertas escenas la “sugerencia” del gran terror cósmico.

En Íncubos encontraremos un artista víctima de una pesadilla interminable. Un pueblo gobernado por monstruosas criaturas y una verdad macabra que se esconde tras la realización de una pintura. Pero también un hombre perdido, obsesionado por una figura que se le aparece en sueños. Cuatro historias originales inspiradas en la obra de Lovecraft. Un viaje a los confines misteriosos del sueño; esa dimensión oscura e indefinible, a la que todos accedemos cada noche, en lugares y situaciones de las que nos resulta imposible salir…

Michele Penco nació en Pisa en 1982. Un autor prometedor que ya mete cabeza en el mejor cómic europeo. En 2009 con la Asociación Cultural Double Shot, publicó Íncubos, su obra debut. Una colección de cuentos de ese mundo onírico y terrible que inventó el de Providence, que trae a nuesto país Ponent Mon.

El mundo de horror construido por las historias de H.P. Lovecraft sigue siendo uno de los más queridos por millones de lectores, pero al mismo tiempo sigue siendo uno de los estilos más difíciles de imitar. Michele Penco intenta seguir sus huellas, ilustrando macabras y misteriosas escenas, en un homenaje que funciona. Si amas este tipo de Terror, este álbum te puede aportar grandes momentos de horror entre claroscuros y cierto tono cubista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.