Warning: include_once(/homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-content/plugins/active-campaign-wpforms/active-campaign-wpforms.php): failed to open stream: Permission denied in /homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-settings.php on line 362

Warning: include_once(): Failed opening '/homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-content/plugins/active-campaign-wpforms/active-campaign-wpforms.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php7.3') in /homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-settings.php on line 362
Reseña: Prodigy. El Mal en la Tierra, de Mark Millar y Rafael Albuquerque | Crónicas Literarias

Reseña: Prodigy. El Mal en la Tierra, de Mark Millar y Rafael Albuquerque

La fiabilidad respecto al gusto que proporciona Mark Millar con cada nueva obra empieza a ser molesta. El tío se jacta de forma sin vergüenza de sus nuevos proyectos, su inminente éxito y es asomarse por los medios para promocionarlo; y le sale bien. Demasiado bien. Por que encima tiene razón. Forma dueto con el dibujante que más le conviene a su historia y como si de un alocado joven Stan Lee se tratara, crea una irónica parodia de sí mismo durante la publicidad. Millar exagera su éxito tan claramente que puede parecer arrogancia, pero repito, el tío lo clava.

Como era de esperar Panini Cómics nos trae Prodigy. La nueva serie de Mark Millar y Rafael Albuquerque, cómic que llevo siguiendo sus pasos en redes sociales desde hace meses. Sobre todo, en Twitter, donde Albuquerque es muy activo con sus trabajos y muestra bocetos cada no mucho. Como a muchos que estáis leyendo esta reseña, la portada de Prodigy me cautivó. Incluso antes de saber qué tratataba. Se podría decir que estaba deseando leerlo gracias al dibujante y no al guionista. ¡Chúpate esa, Millar!

Prodigy: El Mal en la Tierra nos habla de Edison Crane, el hombre más inteligente del mundo, científico ganador de un Premio Nobel, genio compositor, atleta olímpico, experto en ocultismo… ¿El Hombre del Mañana? Se ha convertido en un polímata que usa su brillantez para el bien de la humanidad. Los gobiernos de la Tierra solicitan su ayuda constantemente. Y como su mente brillante necesita ser desafiada constantemente pues a: evitar la destrucción planetaria, resolver extraños misterios, realizar las acrobacias más desafiantes… La historia comienza con dos episodios de la juventud de Crane. Básicamente travesuras de una edad temprana que sirven para presentarnos sus habilidades y su carácter. No spoilearé nada más, pero diré que si bien el primer escenario es bastante predecible, encontré el segundo la mar de inteligente y original. Además, me provocó risas, cosa que hacía tiempo (¿años?) que no me sucedía con un cómic. Después de estos flashbacks, la serie salta de sopetón a extraños sucesos en Australia que indican la amenaza de una realidad paralela. Una curiosa agente de la CIA (la protagonista femenina de la serie) hace su aparición para burlarse de alguna manera sobre relacionar estos hechos con conspiraciones sin sentido.

Prodigy: El Mal en la Tierra contiene los primeros seis números de una serie palomitera, de lectura rápida, gracias al enganche que siempre consigue Millar con un argumento diferente, fresco y hecho para -ya normal en él-, su conversión a contexto cinematográfico. Sabemos que Millar siempre tiende a que esto se tenga en cuenta. Pero aquí este detalle esplende. Y se sabe que Netflix anda de por medio.

En mi caso, soy fan total del trabajo de Albuquerque desde que leí su gran Blue Beetle. Albuquerque hace que me deleite con sus coloridas ilustraciones, esas mismas que engrandecen muy mucho la historia que tocan. Pero Mark Millar tiene el don. Nos da títulos originales que uno siempre desea probar y no se puede negar el talento de este hombre. Crea conceptos dinámicos y los explota con economía y estilo. Bastante impresionantes en su simplicidad: presenta a los personajes, el trasfondo y luego los configura para dejar al lector sentado frente a las viñetas un buen rato. Muy pocos tienen ese poder.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.