Warning: include_once(/homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-content/plugins/active-campaign-wpforms/active-campaign-wpforms.php): failed to open stream: Permission denied in /homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-settings.php on line 362

Warning: include_once(): Failed opening '/homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-content/plugins/active-campaign-wpforms/active-campaign-wpforms.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php7.3') in /homepages/18/d225649791/htdocs/cronicas/wp-settings.php on line 362
Reseña: Dragon Head. Volumen 1, de Minetaro Mochizuki | Crónicas Literarias

Reseña: Dragon Head. Volumen 1, de Minetaro Mochizuki

Fueron cuatro. Detonante 1: si hay un título que lleva años recomendándome leer mi colega el otaku, ese es Dragon Head. Detonane 2: el manga es ese amplio campo de títulos en el que un autor oriental es capaz de crear un guión, por encima de todo, original. Detonante 3: Dragon Head es una de las series puntas de lanza de Planeta Cómic para el inminente Salón del Manga de Barcelona. Si sois capaces de pensar raro, o asustaros solo un poquito con lo que un mangaka es capaz de idear a la hora de escribir un guión, tenéis que echarle un ojo a Dragon Head, de Minetaro Mochizuki. Aparte de la constante recomendación de mi colega, encontré hace no mucho un articulo en internet llamado Manga para el Resto de Nosotros. Logró despertar en mí, un total interés sobre el trabajo de Mochizuki. Ese fue el cuarto detonante.

Planeta Cómic publica este primer tomo (de cinco) de uno de los clásicos Seinen con mayor éxito en Japón en los últimos años. Con una frase alentadora: «Para los amantes del terror psicológico». Con muy poco, la portada muestra lo que encontraréis en la trama. Sufrimiento. Un plano cercano del protagonista Teru Aoki que parece desesperado mientras el sudor brota de su cara. Ese sudor tan recurrente visual en el manga. Este adolescente es uno de los tres sobrevivientes de un desastre ferroviario que ocurre dentro de un túnel de montaña. Por razones que aún no están claras (¿Terremoto? ¿Ese destello de luz que notó justo antes de que el tren entrara en el agujero?), el túnel se cierra con derrumbe y el tren descarrila matando a la mayoría de sus pasajeros. Y atrapando a todos bajo toneladas de tierra. Entonces Teru, despertando para ver un vagón oscuro e inclinado, lleno de cadáveres. Luego, explorando y buscando luz. Un adolescente que no posee conocimientos o habilidades especiales para manejar la crisis, aparentemente desesperada. Pues le lleva tiempo el pensar que el alcohol que hay en el Club de Servicios del tren vale para hacerse una buena antorcha…

Los otros supervivientes resultan ser un chaval llamado Nobuo, quien inmediatamente roba la luz a Teru y se niega a devolverla. Y una joven llamada Seto, que pasa gran parte de este primer volumen inconsciente. Teru lucha por mantener la calma (lo vemos de vez en cuando retirándose a deseos de volver con su familia), pero Nobuo va encaminado a ese sendero siniestro de la locura. Un ejemplo es que disfruta de la muerte de sus antiguos compañeros de clase de los que una vez fue víctima. Y en un momento dado regresa de una de sus escapadas con todo su cuerpo cubierto de sangre. El tormento acaba de abrir sus puertas.

El mangaka Minetaro Mochizuki traslada de forma perfecta al lector, el estrés y la conmoción de un accidente de esta magnitud. Adolescentes en situación desesperada. Ya en este primer volumen, Dragon Head parece ser un trabajo realista de horror de supervivencia, aunque hay indicios (o esa percepción tengo) de subtrama apocalíptica. El autor nos engancha con un fuerte control visual de la dura situación en todo momento. La oscuridad y la sombra siempre amenazan a los protagonistas. Aparte, el arte de Mochizuki hace un buen uso de los primeros planos empapados de sudor y expresiones ansiosas. Capta todos los ángulos de ese tren descarrilado con una atención obsesiva por los detalles. Y la lectura se vuelve netamente atmosférica. Quedas enganchado y ansioso por saber más. Y así las páginas vuelan.

Puede ser cierto que sea un Manga para el Resto de Nosotros. No se rehuyen los detalles de un tren lleno de adolescentes muertos, el trío se mueve sobre la hilera de vagones entre descomposiciones aceleradas… Es decir, terror psicológico puro. Veremos en qué depara.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.