Reseña: La Tierra Errante, de Cixin Liu

Siento decir que no he leído aún la aclamada novela El Problema de los Tres Cuerpos, del escritor chino Liu Cixin (creo que se puede escribir de las dos formas). Un libro que tan buena acogida ha tenido mundialmente entre los amantes de la Ciencia Ficción. Una de las novelas más populares publicadas en China del género que por cierto, además de su correspondiente Premio Hugo, tuvo nominación al Premio Nebula del año pasado. Traída a nuestra país por el potente y fantástico sello NOVA, de Ediciones B…, aún no me he puesto con ella. Y cuando iba a hacerlo, me entero que en breve traían La Tierra Errante. Una colección de relatos del autor con el que pensé, sería ideal para introducirme antes con un autor al que algo le temía, sinceramente. Aunque tampoco mucho, pues ya leí hace no mucho uno de estos relatos también aparecido en un volumen en inglés (Invisible Planets) editado en USA por su traductor por excelencia Ken Liu. Y tengo que decir que me encantó. He percibido que el estilo de Liu Cixin es inmediatamente reconocible. Como otros tantos autores con los que hay que tener cuidado si no eres lector asiduo de novelas de CF hard -hablo de esos que escriben términos extraños y lleva un tiempo acostumbrarse a su prosa-, me dijeron que ocurría eso mismo con El Problema de los Tres Cuerpos. De ahí mi precaución. Sin embargo, la prosa de Cixin engancha cosa mala. Combina muy bien sus fascinantes futuros y la manera consciente y autoritaria con que los lleva a la convicción.

La Tierra Errante es la primera historia. Momentos épicos, proyectos de ingeniería gigantescos… Con la amenaza de la desaparición del Sol, la humanidad se embarca en un ambicioso proyecto para sacar a la Tierra de la órbita solar y dirigirla a un nuevo hogar. Todo mezclado con impactos tecnológicos, geológicos y sociales junto a las experiencias personales del personaje principal. Convertida en film y estrenada hace poco, se vuelve muy interesante.

Pero hay más. Montañas es uno de esos relatos chulos donde la vida cotidiana del personaje principal se cruza con una visita extraterrestre. ¿Una oportunidad para conocer y aprender sobre una cultura alienígena? La fijación de Feng Fan en las montañas lo lleva a ser el único humano en interactuar con una especie de otro planeta con un origen profundamente diferente al nuestro. Me recordó a un relato de Greg Egan que leí hace bastantes años, y también a uno de Ted Chiang llamado Exhalación. Magníficos todos.

El Sol de China vuelve a llevarnos a otro proyecto de macro-ingeniería, pero con la historia personal del progreso de Shui Wah; un aldeano pobre, un hombre común, en lugar de un heroico astronauta.

En beneficio de la humanidad es original como pocos. Vemos la llegada de no una, sino dos razas extraterrestres a nuestros cielos. Cuyas naves en órbita iluminan el oscuro sendero marcado por el asesino profesional, el Dientes, mientras asume un contrato inusual en medio de un futuro incierto. Una vez más, una invasión que no es lo que parece.

En un giro inusual, Liu Cixin aparece como personaje en su propia historia en el cuento apocalíptico de virus informáticos llamado Maldición 5.0. El virus del mismo nombre se vuelve más y más destructivo a medida que pasan las páginas. Cixin, el personaje, se vuelve filosófico sobre cómo sus visiones de destrucción literaria no son tan terribles como experimentar la realidad.

Cinco relatos más se aportan: La Era Micro, El Gran Devorador, ¿Quién cuidará de los dioses?, Con sus ojos y El Gran Cañón de la Tierra. Historias que dejaré que descubráis por vosotros mismos. Una antología que se vuelve genial y valiosa con cada nueva historia. La Tierra devastada en la mayoría de ocasiones, exploradores interestelares solitarios que regresan cuando ya no queda nada, una raza de lagartos invasora que nos ataca, tramas vinculadas a valores tradicionales chinos como el respeto a los ancianos, la lealtad familiar y la hospitalidad. El impacto de dos mil millones de extraterrestres geriátricos que se establecen en la Tierra…, jajaj. Maravillosa y divertida idea.

La Tierra Errante es una colección de historias diferente. Maravillosa… Perdonad, pero este calificativo no se me iba nunca de la cabeza mientras leía. Ciencia Ficción dura en ocasiones, pero a la que te enganchas y deseas leer más y más. La originalidad, lo diferente, los pensamientos de un autor oriental sobre el género que tanto nos gusta. Liu Cixin llega pegando fuerte. El autor más en forma de China ya en mi objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *