Reseña: El Club de los Supervivientes, de Lauren Beukes, Halverson, Ryan Kelly y Eva De La Cruz

Somos así de ineptos. Tras el anuncio este verano sobre la desaparición de la línea Vertigo, la firma de DC Comics, que sin duda siempre ha tenido una gran relevancia por ser un sello que nos dejara obrazas como Watchmen, Predicador, Sandman, V for Vendetta, Swamp Thing, Doom Patrol, Hellblazer, etc…; y ahora que el cuerpito lo sabe, quiere leer todo-todito-todo lo que se haya editado en esta línea. Cómics que como sabréis, tocan temáticas un poco fuertes y que no son para todos los públicos. Bien, pues recuerdo que uno de mis contactos USA (de esa gente afortunada que puede ir a las Comic-Con y demás) me recomendó en su día un título de Terror, mi género favorito y tan dificil de encontrar algo de calidad. Hará unos tres años que me habló sobre El Club de los Supervivientes (Survivor’s Club). Una miniserie de nueve números que gustó mucho en la tierra de las burguers y los hot-dogs. Se había anunciado en la Comic-Con de ese año con un anuncio la mar de llamativo. Pero por circunstancias del momento, la dejé pasar. Y mira como es ese destino incauto y rencoroso que con el paso de los años vuelve a mí. Me entero que ECC Ediciones edita toda la serie en un integral en tapa dura la mar de dichoso, y tardo entre cero y nada, en hacerme con él.

Una premisa atractiva como pocas: treinta años después de que una ola de eventos paranormales azotaran al mundo en 1987, seis niños que vivieron ese infierno, se reencuentran en internet. Vuelve a haber indicios de que algo parecido podría estar sucediendo nuevamente. Con esta premisa excelente, que nos transporta a tramas dignas de las mejores pelis de los 80s, en El Club de los Supervivientes se viven hechos inexplicables, terror del bueno y se sufre con un grupo de viejóvenes que discuten sobre el origen de tanto mal. Decenas de preguntas flotan en el ambiente: ¿Cuál es la conexión entre todos ellos? ¿Por qué dicho trauma vuelve a resurgir? ¿Es posible que ellos no sean solo supervivientes, sino que hayan sido elegidos para dicho destino?

Lauren Beukes y Dave Halverson arman correctamente una historia que avanza endiabladamente bien. Por supuesto, recuerda a grandes tramas de terror con niños como IT, Un Verano Tenebroso o la más reciente serie de televisión Strangers Things. Una intriga que no deja que la historia se detenga ni por un segundo. Proporcionando mucha información rápidamente. A veces pasando por alto ciertos aspectos (¿queriendo o sin querer?) y saltando a otro punto sin ser desarrollado. Pero Beukes y Halverson no dejan respirar. Un tipo de terror que recuerda bastante a la mejor década friki de la historia. No obstante, estamos ante un cómic que no es realmente aterrador o desconcertante debido a lo apresurado que pasa todo. Pero deja poso. Un poso espeluznante que hace que tu cerebro cavile en momentos fuera de lectura sobre ciertos hechos ocurridos/leídos. Lo que provocó que quisiera leerla nuevamente para comprobar que ciertamente El Club de los Supervivientes tiene gloriosos detalles que se disfrutan mucho más cuando los descubres por ti mismo/a.

Lo mejor de lo mejor en esta serie son los dibujazos de Ryan Kelly, quien trabajara en un cómic genial, también de Vértigo, llamado Saucer Country (uno de mis favoritos), que publicara aquí en su día ECC Ediciones en dos TPBs. A la que animo por Dios, a ser recopilada en un integral para deleite del personal. Pues con Kelly las imágenes pueden llegar a ser bastante espeluznantes, desconcertantes en ciertas viñetas. Ayudado muy bien por los colores de Eva De La Cruz, que aportan una atmósfera claustrofóbica dignas del mejor Terror.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *