Reseña: Verano Indio, de Hugo Pratt y Milo Manara

Se para el mundo para los lectores de cómics, justo en esos momentos en que dos grandes maestros del noveno arte deciden juntarse para colaborar en una obra. Hugo Pratt y Milo Manara…, buah, ¿he dicho algo? Magnífico narrador y magnífico ilustrador juntos en Verano Indio, esa misma obra que Norma Editorial acaba de rescatar en una nueva y portentosa edición.

Verano Indio fue el primer trabajo conjunto del maestro Manara con el creador de Corto Maltés. Fue en 1983 cuando la editorial italiana Milano Libri estrenó una revista llamada Corto Maltese que incluía en el sumario el primer capítulo de Verano Indio; que se convertiría en una de las dos únicas colaboraciones que se daría entre estos dioses del noveno arte. Y qué decir… Pues que me duró nada. Lo devoré y tras leerlo, supe que volvería a leerlo una y otra vez. Aquella misma noche cayó otra vez, por ejemplo. Virtudes varias. Variados los elementos a destacar en este álbum. Pero lo principal es que uno goza admirando unos dibujos excepcionales y una trama que te mantiene activo durante casi ciento cincuenta páginas. Si no lo sabíais ya, Manara es sobre todo un dibujante de personajes, es maestro en la interpretación de actitudes y expresiones humanas y en Verano Indio (creado inmediatamente después de su famoso El Clic), vuelve a tocar techo con su don. Además, en esta obra agrega un cuidado particular a los detalles, decoraciones, plantas, ropa o esos extras que le dan una riqueza gráfica diferente a un álbum de época. Hace una cosa maravillosa: toma la decisión de colocar al lector en postura de “voyeur” para su posterior disfrute.

Verano Indio narra una historia de pasiones y enfrentamiento racial ambientado en esa conflictiva América del siglo XVII, años de colonialismo. Como no podía ser otra, encontramos un relato cargado de libertinaje, poderoso erotismo pero también lleno de acción en lo que fue un verano teñido de sangre, venganza y muerte. Con personajes conseguidos y dominantes que se muestran a través del dibujo y sus llamativos diálogos. Véase el reverendo Black, tan oscuro como su nombre, Abner, sombrío y violento, Jeremy, el imbécil perfecto, Eliah, lúcido y valiente, Phillis el sulfuroso y su madre Abigail, víctima de la apasionada locura de los hombres. Indios y colonos que lucharán hasta la muerte. Choque de culturas, coraje, amistad y pasión, con esos momentos que todo ser humano necesita vivir.

Pratt, que parecía conocer a Manara de memoria, inventó un guión hecho a medida para que el maestro italiano desarrollara su poder ilustrativo centrado en fuertes interacciones entre personajes. Ofreciendo variadas escenas sensuales, eróticas, que suben el libido de forma transgresiva y que además, esa transgresión, es positiva con el tema de la emancipación de la mujer y negativa con la bajeza del padre y el hijo del reverendo Black, bastante omnipresente en la historia. Pratt cuestionando con deleite la religiosidad de algunos, las costumbres de otros, la interacción de todos, reflexiones en casi cada una de páginas…

Verano Indio es esta maravillosa colaboración entre dos leyendas del cómic italiano. Premio al Mejor Álbum Extranjero en el Festival Internacional de Angoulême 1987. Una obra cautivadora, que ofrece momentos de lectura inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *