Reseña: Batman. R.I.P., de Grant Morrison, Tony S. Daniel y VVAA

Hace unas semanas os decía que El Guante Negro era el preámbulo a esa época donde Grant Morrison ponía rumbo firme a su definitiva etapa con el Caballero Oscuro. Bien, pues el punto central llega con Batman R.I.P; todo lo que el escocés propuso en su día para el orejas picudas. Un tomo que ya ha contado con varias ediciones en nuestro país y de las que por lo que sé, todas han ido súper bien en ventas. Algo querrá decir. Así que era obvio que tuviera su lugar en la colección vigente Batman Saga; estos nuevos tomos de franja frontal amarilla que centran una idea, un todo, una colección de buen ver con la que El Caballero Oscuro celebra este mismo 2019 sus ochenta años de existencia. Recopilaciones en tapa dura de sus mejores arcos argumentales con las que DC Cómics (y ECC Ediciones en nuestro país) dan la oportunidad a nuevos lectores de descubrir o redescubrir sus mejores arcos. Las mejores aventuras del que es sin duda, el superhéroe más molón.

Para comenzar, diré que el arte en general, es bastante bueno. Cantidad de detalles y buen color. Viéndolo con otros ojos, Batman R.I.P. es exactamente lo que uno esperaría de un cómic moderno, actual y no creado hace diez años. Dicho esto, que no tiene porqué ser malo, uno se centra particularmente en la trama que es lo que aquí brilla especialmente. El tomo abre y vemos a Batman y Robin en plena acción sobre Gotham City. En una oscura y premonitoria noche de declaraciones, Batman exclama que ambos nunca morirán. Lo que deja a uno estupefacto. Declaración espeluznante que puede sorprender y pone en tensión, pues tras muchos años en esto, es obvio que lo peor va a llegar en breve. Y así es. Pasamos entonces a un Bruce Wayne sobre Jezebel Jet, ambos besándose a medio traje. Algo que alarma a todos. Jet sabe todo sobre Batman y parece que Bruce confía mucho en ella. Incluso ha estado en la Baticueva y sabe una proporción considerable de todo lo que está aconteciendo (el Club de Héroes fue invitado a pasar un fin de semana de relax, un visitante inesperado cae sobre ellos, el cuartel general de la policía de Gotham intranquilo por “ese Batman” que mata polis, la reciente resurrección de Ra’s al Ghul…), y la introducción de Damien en toda esta locura, ejerce una fuerte presión sobre algunas relaciones. Sabiendo cómo va el universo de Batman, sabes que nada va a terminar bien. Y no toma mucho tiempo verlo. Jezebel Jet comienza a… Y entonces, Bruce cayendo en espiral. Diálogos tensos. Es todo bastante extraño. ¿No es sorpredente que ella esté con los malos todo el tiempo? Vencer a Alfred. Romper lo poco que queda firme en la psique de Bruce.

Una historia devastadora que pondrá a los lectores al límite. La enfermedad mental de la que todos huímos. A la que todos tememos. Tim Drake obligado a desempeñar un papel independiente. Batman, que no recuerda quién es. Los favoritos de los fans, Dick Grayson y Damien, en peligro. Sufriremos por saber qué les deparará el destino. Morrison provoca muy bien que la máxima R.I.P no se nos vaya de la cabeza. ¿Cuáles son los siguientes? ¿Serán asesinados también?

Uno de los puntos fuertes de Batman como personaje (para mí el que más), son esa gran colección de villanos que le secundan. Lo que supone además, una buena cantidad de aventuras para la Batfamilia. Grant Morrison debió fijarse en ello por que en Batman R.I.P. esto esplende. Especialmente, una tremenda Jezebel Jet en el ojo del huracán. Que además convierte en una de las partes más notables de la obra. Habréis notado entonces que comento poco de la historia principal. ¿Es ovio que que Batman R.I.P. es un cómic para disfrutar por vosotros mismos, no? La crítica en general se quejó de un mal final tras las expectativas que el cómic llega a alcanzar. Sinceramente, yo también esperaba más. Pero que duda cabe que Batman R.I.P. es una historia a disfrutar en el “durante”.

Un tomo decisivo, una dramática historia. Una nueva y completa edición que no solo incluye el relato principal (Batman #676-#681 USA), sino también varios episodios relacionados directamente con la trama como los dos de Extremaunción (#682 y #683), la primera parte de R.I.P.: El Capítulo Perdido (#701) e incluso un par de entregas de la serie de Robin (#175 y #176).

Indispensable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *