Reseña: Sky Doll (Integral), de Alessandro Barbucci y Barbara Canepa

En la maravillosa época de los integrales, el cómic europeo también sube a la nave. O mejor dicho, las editoriales se conjuntan de grandes series en sendos tomos ideales para que el lector pueda degustar grandes historias de un tirón. Editoriales a las que agradecer el rescatar preciosas ediciones y traducirlas a nuestro idioma para un disfrute completo. Y bueno, no descubro nada si digo que Norma Editorial es toda una potencia en ello. Tanto de cómic americano, como por supuestísimo, el tan bien llevado cómic europeo que suelen traer.

Bien, todo esto para aclararos que una nueva joyita cuenta en su haber. Nada más y nada menos que un flipante integral de la enorme serie Sky Doll. Una serie de cuatro álbumes que dio el pelotazo desde su primera aparición en 2002. Una idea súper original que dos autores como Alessandro Barbucci y Barbara Canepa sacaron adelante, una obra innovadora e influenciada gráficamente por las tendencias internacionales más importantes del cómic, el anime, manga y por que no, la cultura pop como se alega. Los propios autores declararon en su día influencias de El Incal, Barbarella, pero también de las obras de Enki Bilal, Masamune Shirow, Katsuhiro Otomo, el cine de Ciencia Ficción y la siempre maravillosa literatura de Isaac Asimov.

En Sky Doll conocemos la vida de la robot Noa. Una muñeca sintética deseosa de escapar de una teocracia impuesta en la galaxia, aunque ella luchará por conquistar un alma humana como la de las personas que la rodean. Y algo más allá, si es posible. Con unos dibujos y colores notables como poco, la historia avanza a buen ritmo con el descubrimiento de universo y personajes maravilloso, en un viaje con el que quedarás encandilado. Viendo a Noa descubrir, saber cada vez más sobre sí misma en el planeta Aqua, por ejemplo. Uno de los objetivos a aniquilar por herejía. La misma Frida Decibel lo anuncia así: «Como saben, ayer nuestros valientes misioneros estaban en el planeta Aqua, el corazón sacrílego de una herejía que amenazaba con contaminar todo el cosmos. Pero nuestros héroes, fuertes en su fe y guiados por la luz del divino, han logrado erradicar el Mal, eliminando a los alienígenas heréticos y estableciendo la supremacía de la Santa Iglesia de Ludovico… ¡Aleluya!». Se espera que Roy y Jahu, los «héroes» que han completado dicha misión de aniquilación, participen en el espectáculo del evento en honor al Papa, presentado por Frida Decibel. Al mismo tiempo, la Guerra Santa entre los seguidores de Ludovico y los de Agape estalla en Johanna, la Ciudad Amarilla. Pero, ¿y Noa? Está en el centro de todo y comienza a darse cuenta. Tras ciertos encuentros y desencuentros, Noa, Roy, Jahu, Cleopatra e Yhala se establecerán en Sudra, un planeta pacífico donde se promulga la libertad religiosa. Después de ver tanta maldad y egocentrismo acaban… Pero, ¿se toparon con el Paraíso? Un lugar donde descubrir sorprendentes revelaciones sobre su pasado y orígenes, un lugar para nacer, para morir; Noa lo supo desde hace tiempo.

Desde que vio la luz, Sky Doll o el destino de Noa, la muñeca sintética, no ha cesado nunca de ser objeto de culto. Cierto es que me hablaron de esta historia hace tiempo y la tenía en mente una y otra vez hasta que pude leer los dos primeros álbumes. Quedé encantado. Pero uno que con los años aprende, que ya lo se ve venir, sabía que Sky Doll era sin duda, futura flor de bonito integral de calidad. Y el tiempo y Norma Editorial me han hecho feliz al ver que no me equivocaba. Dura fue la espera.

Una excepcional edición integral que reagrupa los cuatro álbumes de este icónica y súper recomendable serie que ya brilla en mi cómicteca. Una historia que como bien dice la editorial ha cautivado a lectores y creadores de todo el mundo y… ¡qué me encanta! Imaginativa, conmovedora, intrigante, rítmica, dibujazos y hermosos colores…, ¿qué mejores apelativos se pueden decir de un cómic? Todo está en Sky Doll. Una trama que no te puedes perder por su genialidad y reflexión a la que conlleva. Una muy buena sorpresa, destinada a un público adulto a priori, aunque en mi opinión, totalmente libre y concienzuda para todo aquel que se quiera sentar frente a ella.

Dibujo súper elegante, un escenario bien construido. Un cómic para el deleite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *