Reseña: Batman. Las 10 Noches de la Bestia, de Jim Starlin, Jim Aparo y Mike DeCarlo

El equipo creativo de Batman de finales de los 80s, Jim Starlin, Jim Aparo y Mike DeCarlo, son conocidos, sobre todo, por matar a Jason Todd tras la solicitud de la mayoría de lectores en el inconmensurable arco La Muerte de la Familia. Pero además de esa historia fundamental, también dirigieron algunos de los mejores y más memorables relatos de los cruzados con capa de esa época. Uno de esos arcos más destacados fue Las 10 Noches de la Bestia, una trama que fue publicada por primera vez en la serie regular de Batman entre los números #417 y #420. Ideal y especial por introducir un nuevo enemigo mortal que reflejaba los acontecimientos políticos de la vida real que tuvieron lugar a finales de los ochenta. Y si esto te puede parecer un tema anticuado, espérate a saber y verás como destaca incluso a día de hoy (como buena historia inmortal) mezclando esa efectiva y emocionante interrelación de géneros.

El principal antagonista de Las 10 Noches de la Bestia es un asesino soviético físicamente mejorado llamado Anatoli Knyazev, apodado la KGBestia. Este «terminator» llega a la ciudad de Gotham con la tarea de ejecutar a varios agentes del gobierno estadounidense debido a la Iniciativa de Defensa Estratégica (Strategic Defense Initiative, SDI ), el sistema denominado como «La Guerra de las Galaxias». Jim Gordon y el Departamento de Policía de Gotham se enteran de esto por un embajador soviético que les asegura que Knyazev viene con muy malas intenciones, y tanto el FBI como la CIA tienen la tarea de ayudarlos a proteger a los agentes que va a atacar la KGBestia. El “dúo dinámico” ofrece rápidamente sus servicios para ayudar a detener el plan de asesinato ruso, a pesar de las protestas del agente principal del FBI a cargo del caso. Pero el número de víctimas sigue ascendiendo, por lo que el Caballero Oscuro comienza a sospechar que hay un topo entregando información a la KGBestia. Knyazev demuestra ser un formidable camarada para Batman, tanto física como mentalmente, así que el mejor detective del mundo se ve obligado a impulsar sus habilidades deductivas y de lucha para obtener una ventaja sobre su enemigo mortal.

Las 10 Noches de la Bestia se debe leer como algo muy alternativo a las epopeyas cósmicas por las que es súper famoso Jim Starlin. En asuntos así, es como muestra su notable versatilidad como narrador. Contando además en este completo volumen que publica ECC Ediciones con el arte icónico de Jim Aparo y Mike DeCarlo. Los cuales crean visualmente un vibrante y emocionante entorno de oscurantismo respecto al guión ideado. Ambos nos brindan una serie de escenas de acción representativas del mejor Batman de los 80s. Mas, un arco que al igual que muchas de las mejores historias del orejas picudas, emplea por igual las habilidades del cruzado de la capa tanto como detective, como de experto luchador. Y como luchador experto, se ve obligado a usar tanto su intelecto como su físico para frustrar los planes de la KGBestia; un ruso potente, como los de antes, un tipo con el que sin duda hay que evitar el enfrentamiento directo (muy al estilo del malo-maluto de la 3T de Strangers Things, sí).

La historia es definitivamente un producto de su tiempo, y aunque a día de hoy el tema no es tan profético como lo era en 1987, cuando se publicó por primera vez, fue más que atemorizador para los lectores y paisanos que por momentos temían una invasión rusa o una cabeza nuclear sobrevolando en dirección a ellos. Un guion muy del momento y realista. Más aceptable para un lector moderno, que ver al Joker apareciendo con un atuendo iraní en una historia que vendría años más tarde, por ejemplo. Como medio estadounidense que soy, os aseguro que el miedo a los cosacos siberianos, a su dureza, presteza e inteligencia, nunca se fue del todo.

Las 10 Noches de la Bestia cuenta con héroes disfrazados, villanos indestructibles, un paso por delante a los cómics en general de la época. Uno de los mejores Bat-relatos más importantes también. A tan solo un paso de La Broma Asesina y El Regreso del Caballero Oscuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *