Reseña: La Séptima Lápida, de Igor De Amicis

Hacía mucho que no leía un thriller tan bueno sobre la camorra italiana. No tengo ninguna duda tampoco pues, toda calidad narrativa se basa en que su autor es Comisario Jefe de la policía penitenciaria y Subdirector de una cárcel de máxima seguridad en Italia. Si eso no es conocer a fondo el tema que relata en La Séptima Lápida, que Dios nos asista. A las pocas páginas escritas ya advierte: «La cárcel no es un lugar de descanso ni de paso, si piensas así es que nunca has estado allí».

Cementerio en las afueras de Nápoles, siete hoyos excavados en el suelo. Cada uno, contiene su propia placa con nombres y apellidos. Solo el primero se encuentra «ocupado», con el cuerpo de uno de los jefes de la camorra y su garganta está cortada. Los otros vacíos. Quedan ahí expuestos más como una promesa de lo que les espera. Más que una advertencia. Todos saben que la mafia es una guerra donde matas o te matan, pero nada cuadra entre tanto nombre donde se juntan: jefes de clanes, asesinos, narcotraficantes y delincuentes de escasa importancia. Para el inspector Carmine Lopresti, esto no tiene sentido. Michele Vigilante, un legendario asesino conocido por el alias de «El Impasible», una leyenda en ese mundo de sangre que llama a sangre, acaba de salir de la cárcel después de veinte años. Su nombre es uno de los que están en una de esas siete lápidas. Entonces, ¿qué hay detrás de todo esto? Michele no tiene ni idea, bastante tiene solucionando sus propios asuntos. Pero si algo le enseñó ese mundo criminal, es que el tiempo puede mover montañas o desplazar océanos. No puede cambiar lo que se ha hecho. El pasado está escrito en piedra, y ni siquiera el tiempo tiene el poder de remodelarlo.

Igor de Amicis nos presenta una historia que suena verdadera. Las palabras oscuras y viciosas paralizarán al lector. Un thriller bien escrito con una trama intensa, hermosa, lleno de un dolor que no conoce el perdón. Un libro increíble del cual esperamos torturas, muertes lo más violentas posible, al fin y al cabo, estamos en el corazón de la auténtica mafia italiana y creedme en eso no defrauda. Asesinatos tan misteriosos como la sombra de aquel que los ejecuta ¿o acaso sea más de uno? Hasta el final del libro eso quedará en suspense. Crímenes difíciles de resolver. La policía se las ve y se las desea. Mientras nosotros mantengamos los ojos bien abiertos intentando no perdernos nada, amigo lector seamos sinceros, si vas a leer este título es por lo mismo que yo me interese por él. Los detalles. Cada muerte será diferente. Como si cada uno de ellos mereciera su propia tortura.

Igor De Amicis logra despistarnos, ¿a quién señalar si no se sigue un «modus operandi»? Los napolitanos felices, sus calles están siendo limpiadas de escoria. ¿Tengo que regalarle unos zapatos nuevos? Tampoco faltarán sus códigos y amenazas. Descripciones inmejorables de la realidad en las cárceles, las jerarquías de las organizaciones criminales, matar no es ningún problema, total nadie ve nunca nada. Muertes en nombre del poder de las drogas, venganzas sellando la paz con un beso. Todo ello y más entre giros inesperados harán que no podáis detener la lectura. Una novela violenta que nos lleva al inframundo criminal. Con un final que conmueve hasta el alma. Si fuera una película seria de esos finales que quedan en la memoria para siempre. Para mí ya es una de las mejores lecturas de lo que llevo de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *