Reseña: Sombras en la Caverna, de Manuel Amaro Parrado

Un libro imposible de olvidar digno de ser recordado cuando toque premiar lo mejor escrito en español. Lleno de frases sublimes, mimado y trabajado más allá de la calidad que suelo encontrar. Soy reseñadora de libros, pero ante todo lectora. Sé lo importante que son los principios, es lo primero que procesamos, de ello muchas veces depende el seguir leyendo. Apenas llevaba unas pocas páginas leídas, entendí que la historia en sí iba a ser más importante que todo el contexto. Cuando lo terminé supe que debía estar en las listas de libros más recomendados. Por que nuestro autor aparte de escritor es un buen conocedor de la cultura clásica y su obra no contiene los errores de otras ni sus faltas de lógica argumentales. Pero si algo me maravilló, y aplaudí a rabiar, fue el momento en que comprendí cómo nos va narrando los hechos sólo para nosotros, sin tomar él partido en nada, simplemente escribe descubriéndonos ese mundo creado para los lectores.

Sí, amo los libros que se escriben para ser leídos.

Manuel Amaro Parrado nos sitúa en una isla que se apartó del mundo hace ya doscientos años. Se sostiene dentro de un sistema esclavista formando parte de un engranaje donde se le asigna a cada persona una posición. Sin ninguna libertad, van reduciendo al individuo. Un rayo de esperanza comienza a anidar en sus habitantes más desfavorecidos cuando un «terrorista» conocido por el alias de Madre se rebela ante el sistema impuesto. Fauno Rohen deberá descubrir quién se esconde detrás de esa rebeldía y mantener el equilibrio que hasta ahora les ha funcionado. Pero su pasado vuelve a él para colorear el presente, tras conocer a un niño llamado Lander que despertará recuerdos duros que creía olvidados.

Los personajes de este libro se sienten reales, gracias a la cuidadosa elaboración del autor. Fauno, Hermes y Lander son los tres protagonistas principales, aportando su forma de vida, sueños y miedos. Las fuerzas de sus personalidades llevarán el peso de la historia. Que un escritor sepa crear personas que viven y respiran en la mente del lector, es acercarse a un tipo de divinidad. Fauno, un ser solitario, sin ninguna duda es el más trabajado con todo lo bueno y lo malo. Por otro lado, profundo, sensible, no es un libro de acción ni sus giros son sorpresivos. Tampoco llega a tocar ninguna polémica, aunque siempre os perseguirá un régimen que en ningún momento se nombra. Su forma de narrar me recordó a la de antaño, cuando se escribía para dejar un escrito perdurable en el tiempo. Tenemos así, una doctrina utópica que nos recuerda a ciertos comportamientos de campos de concentración donde unos explotaban a otros y éstos a la vez por supervivencia robaban al que estaba igual o peor que ellos. «Homo homini lupus». El hombre es un lobo para el hombre, es el mensaje que nos deja Manuel Amaro.

No estáis ante una novela única, toda ella se construyó de pequeños mundos que van engrandeciendo la historia principal. Magnifica portada de Miguel Ángel Cáceres que supo encarnar lo que el autor quiso contar. «El trabajo os hará libres», es el cartel metálico que recibía a los judíos en el campo de exterminio de Auschwitz. A su vez, años más tarde, una paráfrasis del mismo la usaría el Che Guevara para su campo de trabajo para homosexuales. Podéis haceros una idea de la tremenda frase que Manuel usó. Y no es para menos, él no desea que simplemente leáis, quiere que penséis, dudéis, desea remover conciencias. ¿Quién es el terrorista conocido como Madre? Todo será desvelado. Palabras escritas llenas de esperanza que nos empujan a valorar la vida y a luchar por ella. Porque da igual lo que nos digan, no estamos mejor bajo el amparo de nadie, aunque fracasemos, aunque muramos de hambre, hagámoslo siempre libres. Un libro es un portal donde pasando páginas somos transportados a otros mundos. No tocamos los mundos por los que pasamos, pero dejan su marca en nuestra alma y nos convierten en personas más sabias.

Os puedo asegurar que Sombras en la caverna consigue eso con su lectura. Sí, sí y sí, lo recomiendo. Otro libro que ya forma parte de lo mejor que he leído este año. Que sea superado, lo veo muy difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *