Reseña: The Evil Within, de Ian Edginton, Álex Sánchez y Ed Anderson

Escapándome totalmente de mi nicho lector, hoy la reseña de un cómic cuya idea parte de la franquicia de un videojuego. Uno multiconocido que lo petó en todas las plataformas -y no es que no juegue a videojuegos-, pero cierto es que no me suelo atrever con este tipo de cómics a no ser que alguien fiable me lo haya recomendado, que se entremezcle con la trama o simplemente me gustara tanto su lore que deseara volver de algún modo a dicha ambientación. Esto último es en gran parte la sentencia, el porqué deseaba leer The Evil Within, el TPB publicado por ECC Ediciones que recoge la miniserie de cuatro numeritos de la mano del guionista Ian Edginton (Scarlet Traces, Victorian Undead) y los artistas Álex Sánchez (Katana) y Ed Anderson. Una precuela surgida del aclamado videojuego de terror y supervivencia de Shinji Mikami y Bethesda Softworks, conocido en Japón como Psycho Break (Saikobureiku – La Maldad Interior).

The Evil Within nace como juego perteneciente al género conocido como Horror Supervivencia en tercer persona. Si lo primero que se os viene a la mente cuando pensáis en esto es Resident Evil, estáis en lo cierto. El juego es una idea original del creativo Shinji Mikami, culpable de la saga Resident Evil que tantos éxitos ha cosechado. Un poquito más de historia… The Evil Within se lanzó al mundo en octubre de 2014 para las consolas Playstation 3, Playstation 4 (el que he jugado), Xbox 360. Xbox One y para PC. La trama del videojuego se centra en Sebastian Castellanos y su sufrimiento al ser llevado a un mundo distorsionado lleno de lugares de pesadilla y criaturas horribles. En mi opinión, los elementos de terror y la atmósfera, terriblemente brillantes junto con sus gráficos.

Ahora vamos al cómic. The Evil Within es una precuela al inicio del videojuego. Un ejemplar que invita a los lectores a experimentar el desquiciado mundo creado por Shinji Mikami y que presenta a una protagonista, una joven estudiante llamada Dana, cuya búsqueda de un ser querido desaparecido conduce directamente a un mundo cargado de horrores inimaginables; llegando a una casa encantada donde cada puerta esconde horrores desgarradores y escalofríos de todo tipo. Buscando desesperadamente a su amiga desaparecida, la caza lleva a la prota a un sendero que no parece de este mundo: devastación, oscuros secretos y criaturas mortales que surgen de las profundidades del averno. Sin embargo, Dana Robinson parece tener la clave o conocer de antemano los horrores con los que se va topando…, hasta darse de bruces con el voraz caníbal Hombre Motosierra (Chainsaw Man).

Un cómic con un dibujo que me encanta, pese a tanto cambio de ilustrador entre cada número. No le viene bien a una serie tan corta. Pero un cómic totalmente indispensable para fans de la franquicia o amantes de una buena historia de Terror bien contada. Si vuestra pregunta es, ¿qué es mejor devorar antes? Aconsejaría (curiosamente) leer antes el cómic que ponerse con el videojuego. Se desvelan aquí cositas demasiado esclarecedoras.

Con muchas ganas de que llegue a nuestro país el segundo cómic The Evil Within: The Interlude, centrado al parecer en lo que le ocurre a Sebastian Castellanos entre el primer juego y el segundo. El ansia queda aparcado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *