Reseña: Flash. El Relámpago Cae Dos Veces, de Joshua Williamson y Carmine Di Giandomenico

No queda otra, tras la última quinta temporada de la serie de TV, uno quiere más. Retomar estas historias donde disfrutar con el Velocista Escarlata. Lo cuento, no hay problema, en casa somos muy fans de la serie The Flash. Con my family veo entusiasmado cada capítulo pues es una serie que si entras en ella, y con cierto background de fan como tengo, se convierte en todo un disfrute. Aunque ya sabéis, siempre con algo de miedo por si se inventan algo que no corresponde, se sale demasiado de la raya y hace que deje de gustar. Pero se huele que los guionistas de la serie están muy al tanto del Universo DC en el que se mueve-desliza-flota-vuela el Velocista, y mola ver como reimplementan eso. Uno siempre queda con ganas de más. Y recurre al mundo del cómic para seguir disfrutando del superhéroe DC que tanto amó de pequeño.

Tal y como bien nos insinúa ECC Ediciones, con Flash: El Relámpago Cae Dos Veces empieza la carrera. Una serie que comienza gracias al guionista Joshua Williamson (Deathstroke) y el dibujante Carmine Di Giandomenico (All New X-Factor), línea de salida de una nueva era para el velocista surgida del evento Renacimiento. Un inicio espectacular, en mi opinión. Como sabéis (y si no os lo digo yo), tras los grandes momentos que vivimos en algunas series de Los Nuevos 52, en Renacimiento también se encuentran arcos argumentales interesantes como este que precisamente os propongo hoy. Una historia perfecta para que se inicien nuevos lectores además de un muy buen relato de acción y suspense. Un mini volumen que ECC Ediciones publica como primer tomo dentro de su nueva colección de “franja amarilla” al igual que está haciendo con Batman o Detective Cómics. Pero esta vez con Flash, donde al parecer se editarán estos arcos argumentales recientes que tanto han gustado al público actual.

Un tomo que recopila The Flash: Rebirth #1 y The Flash del #1 al #8. Exactamente, un tomo que recopila al completo el arco argumental denominado El Relámpago Cae Dos Veces (Lightning Strikes Twice). Donde una nueva tormenta se avecina sobre Central City y refuta el viejo refrán tantas veces comprobado por nuestras abuelas. Justo cuando Barry comienza a sentirse abrumado por la lucha contra el crimen, se presenta un nuevo debutante. ¿De dónde viene este asombroso nuevo amigo? The Flash entrena a August Heart (compañero detective de Barry Allen) para ayudar a proteger a la gente de Central City del Black Hole, una nueva clase de terroristas que parecen seguir una agenda continua de atentados. Pero maravilloso es el momento cuando en el número tres, de pronto, docenas de personas inocentes obtienen misteriosamente la súper velocidad. Obviamente, no todos seguirán el camino recto al obtener el súper poder. Y nadie supone de donde procede tal acontecimiento. Así que Flash y August tienen que aprovechar el tiempo y sus habilidades para cercar cuanto antes a los vil acechantes del Black Hole. Es entonces cuando el líder del grupo científico-terrorista arma y pone planes delante de la mesa para la Speed Force, lo que lleva a una confrontación final con The Flash y su nueva liga de velocistas ciudadanos.

Apoteósicos números, historia, trama donde se demuestra que no todo el mundo vale para llevar un pijama tan poderoso, o mejor dicho, unos genes mutados tan potentes. Hecho que hay que tener muy en cuenta, ¿no? Así como tener siempre muy presente que nadie es tan blanco o negro; los seres humanos que nos rodean suelen ser bastante grises en general. El que menos esperes, te puede traicionar en el momento más inesperado.

Flash: El Relámpago Cae Dos Veces se ha recopilado en 2019 en este llevadero tomo, pero dicho argumento vio la luz por primera vez en grapa en 2016. Año en el que se cumplía el 60 Aniversario desde que Barry Allen (el mejor de todos) se convertía en The Flash. Joshua Williamson comentó en diversos medios que estaba eufórico: «Considero todo un privilegio formar parte de él», dijo el guionista, el cual alegó convertirse en fan total del personaje después de leer en su día el Flash #79 (El Retorno de Barry Allen, 1993), por cierto, uno de mis cómics favoritos de todos los tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *